Log Horizon — Volumen 3, Capítulo 2: Parte 2


¡Finalmente, mis niños! ¡Log a vuelto! … ¡o eso parece!

Traductor: Aoisorabluesky
Editor: Fixer-san


Bosque Ragranda (2)

 

A la mañana siguiente, el grupo de Minori se dirigió hacia la región montañosa central de la península Hoja de Arena.

No había montañas traicioneras en la península. Por el contrario, estaba llena con colinas de varios tamaños, algunas pequeñas como un estanque, otras tan grandes como un lago. Había agua fluyendo por doquier, los claros arroyos convergían en el río Hoja de Arena, o directamente en el mar.

Comparado al viejo mundo, estaba a menos de cien kilómetros de Tokio, pero en Elder Tales, la atmosfera era como un reino de la naturaleza.

En su camino hacia aquí habían visto orioles[1], golondrinas de cara blanca, martínes pescadores moteados, aves que podías ver en el mundo viejo. También vieron algunos venados. En las zonas del servidor japonés, la vida salvaje como esta podía verse en todas partes.

Los árboles también se estaban reproduciendo viralmente, aunque aquí no había misteriosos árboles antiguos como los de Akiba, muchos tenían troncos que ni Tohya y Minori podían abrazar aunque lo hicieran juntos. Y había miles, todos apuntando derecho hacia el cielo. Todos estaban conmovidos por este escenario.

Los gemelos crecieron en Tokyo.

Nunca habían sido tan impresionados y atónitos por el poder de la naturaleza.

Minori estaba sin palabras, mientras que Tohya seguía repitiendo la misma palabra “¡Increíble!”.

(El vocabulario de mi hermano es tan limitado, como su hermana me siento avergonzada.)

Esto era parte de los verdaderos sentimientos de Minori, pero la otra parte era que estaba feliz de ver la pura demostración de sorpresa y alegría de su hermano.

 

Después de una larga caminata por la colina, el grupo llegó a una plaza hecha al cortar los árboles. Barriendo las hojas decadentes con sus pies, podían ver placas de piedra cubriendo el suelo. Había un Torii[2] descolorido por los muchos años de ser expuesto a los elementos.

Este lugar parecía ser un santuario.

Las 14 personas del grupo desmontaron y se reunieron en la plaza, habían estado viajando desde la escuela desde el amanecer y ya era mediodía cuando llegaron.

Aunque descansaron algunas veces en el camino, Minori no esperaba que hiciera falta tanto tiempo para viajar por las colinas.

En el centro del grupo estaba Naotsugu, Nyanta y un Clérigo enviado por los Caballeros de la Espada Negra, Rezarick.

Nyanta apuntó a una gran entrada de una caverna que todos podían ver.

—Ese es Bosque Ragranda nya, pero el interior es muy espacioso… Para ponerlo simple, si coges a la derecha en el primer cruce en T la ruta será más fácil. Ir a la izquierda te llevará a un área más desafiante nya.

Los principiantes miraron a la gigante cueva y tragaron.

Incluso sin que Nyanta lo señalara, al llegar a la plaza, sus miradas se enfocaron en la entrada que estaba hecha de grandes piedras.

Las enredaderas envolvían los bordes de la entrada, había cuerdas viejas y desmoronadas de paja usadas para exorcizar espíritus colgando de la entrada, pero no había aquí ninguna sensación de algo sagrado para nada. Solo había un olor a podrido y el aire solo podía describirse como miasma.

—Ah, podrían haber pequeñas bestias demonio adentro pero los demás deberían ser del tipo no muerto.

Naotsugu advirtió a los campistas.

 

Tipo No Muerto.

No estaban completamente muertos por varias razones o todavía deambulaban este mundo por razones malvadas como maldiciones. Se movían usando el poder de los espíritus, esos eran los monstruos de tipo no muerto.

Los monstruos más comunes de este tipo serían los esqueletos y los zombis, pero también incluía a monstruos que no tenían cuerpos físicos como las banshees[3].

—Este es un campamento para entrenar vuestros poderes de batalla nya, “conocer tus propios límites” también es parte de vuestro poder de batalla nya, tenéis que considerar la ruta de escape en todo momento y practicar vuestro juicio sobre cuando salir nya.

—Así es, deben atesorar sus vidas.

Nyanta y Naotsugu les recordaron esto.

—Estaré acomodando el campamento aquí junto a Naotsugu-san y Nyanta-san y esperaré por vuestro regreso. Estaremos acampando en la plaza y desafiaremos la mazmorra todos los días. No necesitan completarla en un día. Pueden recuperar sus fuerzas una vez que regresan al campamento y relajarse aquí.

Rezarick aparentaba ser estricto, pero parecía ser una persona afectuosa. Sus palabras dieron seguridad a los campistas.

—¿Eh, maestro no viene?

Gritó Tohya y Naotsugu asintió con una sonrisa.

—Por supuesto que no, este entrenamiento es para principiantes. Si jugadores experimentados se juntan entonces no sería entrenamiento ¿Cierto? Tú también eres de la vanguardia, así debes entender esto ¿no es así? Si yo soy el tanque, no podrás aprender nada.

Cuando lo puso de esa forma, tenía sentido. Pero Minori seguía preocupada. Minori confiaba en Tohya, ella incluso escuchó que era un excelente tanque (para ser un principiante). De lo que ella estaba preocupada era de sus habilidades sanadoras.

Al ser Tohya una posición clave, si no tenía el apoyo de los sanadores, no podría soportar por mucho tiempo los ataques.

Pero ya que sus instructores Naotsugu y Nyanta lo dijeron así, Minori no tuvo objeciones. Ellos les asignaron esta tarea porque creían en sus habilidades, así que los gemelos deberían responder al cumplir con sus expectativas.

Los otros principiantes también tenían expresiones de preocupación, pero todos ellos asintieron con sus cabezas con pensamientos similares a los de Minori.

 

Lo siguiente era la asignación de los grupos.

La mazmorra tenía dos mitades y los principiantes fueron separados de acuerdo a su fuerza. Los mellizos estaban en el equipo más débil, al separarse el grupo en dos mientras el Clérigo leía sus nombres.

El grupo más débil tenía 5 personas.

El número máximo en un grupo era de 6, así que este no era una situación óptima. Pero ya que eran 11 principiantes, esto no podía evitarse.

 

La posición clave de vanguardia con el deber de atraer e interceptar los ataques enemigos fue ocupada por Tohya, el hermano gemelo de Minori. Era un Samurái de nivel 29.

En la posición central estaba Isuzu, una delgada y alta Barda. Ella había sido amiga de Minori desde sus tiempos en Hámelin y ahora estaba en la Alianza de La Luna Creciente. Ella era una chica chispeante y con pecas, que usaba una lanza de dos manos lo que era raro para un bardo. Era 3 años mayor que Minori, una muchacha de preparatoria en el mundo real, nivel 24.

Había tres personas en la retaguardia.

El primero era un joven Hechicero, Rundelhous. Usaba una túnica llamativa y era muy prominente con su comportamiento de arrogante, un jugador solitario que no estaba en ningún gremio, nivel 23.

Después estaba la Druida Serara. Cuando Minori escapó de Hámelin, Serara cuidó de ella. Descubrieron que sus niveles estaban cercanos después de hablar y se hicieron amigas.

Serara también estaba en preparatoria así que su edad era más cercana a la de Isuzu. Ella parecía estar enamorada de Nyanta, siempre estaba pegada a él en el camino hasta aquí, nivel 25.

Minori misma era una Kannagi de la clase sanadora, nivel 21, la más débil del grupo. Shiroe les enseñó que “la batalla no tiene nada que ver con los niveles”, pero aun así era una causa de ansiedad para ella.

Lo único que la aliviaba era que Serara la Druida estaba en el mismo grupo, si la sanación de Minori no era suficiente, Serara podía ayudarle bien.

(Jefe Nyanta debe haber considerado esto cuando nos asignó a los grupos.)

 

—Bueno entonces, comencemos la sesión estratégica de 15 minutos.

Nyanta dijo “Comiencen” y aplaudió con sus manos, terminando sus instrucciones para el grupo.

El grupo de Minori se reunió en confusión.

Si miraban al otro lado, el grupo que era 5 niveles más alto que ellos en promedio también estaban teniendo una discusión en un círculo.

 

—Eh…¿De qué deberíamos hablar?

Tohya le preguntó al grupo.

—Aunque digas eso…

Isuzu miró a los demás con el ceño fruncido.

—¿Hmmm, o sea, todos, esforcémonos?

Rundelhous dijo con confianza sosteniendo su bastón de a dos manos. Este joven tenía cabello rubio y ojos verdes, parecido a un príncipe de los cuentos de hadas. En los ojos de Minori, su aura de “joven amo y rico” era demasiado fuerte.

—Eso es…

—¡Correcto! ¡Tienes razón! ¿Lo siguiente será el campo de batalla, es una mazmorra cierto? ¡Mazmorra! ¡El espíritu combativo es lo más importante!

Tohya cortó las palabras de Minori y sacudió fuertemente las dos manos de Rundelhous.

—¡Así es! ¡Lo entiendes! ¡El espíritu es lo más importante, aunque ser elegante y agraciado es importante, pero la esencia de un hombre es el espíritu y la pasión!

Rundelhous parecía feliz de tener el apoyo de Tohya y de la nada se convirtieron rápidamente en amigos.

(Pero, yo pienso que deberíamos discutir cosas como la formación y el archivo de patrullas…)

 

—¡Eso es, esforcémonos juntos! ¡Después de todo somos camaradas que estaremos grindeando en la mazmorra por una semana entera!

Isuzu tenía una sonrisa sobre su rostro lleno de pecas.

(No puedo quedarme en esta atmosfera…)

Minori miró a su lado, Serara también tenía una expresión contrariada. Sonría para darle seguridad y ella le devolvió la sonrisa, la cual tranquilizó a Minori.

Mientras el grupo de Minori seguía interactuando, el grupo más fuerte comenzó a moverse hacia el interior de Bosque Ragranda. Minori notó esto cuando Nyanta gritó: “¡Esfuércense en sus batallas nya!”.

Minori apretó fuerte sus puños.

Después de dejar Hámelin por dos meses, Minori no era completamente inútil. Hamelin la forzó a tomar la subclase de sastre, con la cual ella no estaba familiarizada. Ella abandonó el entrenamiento de su subclase y trabajó en subir de nivel junto a Tohya bajo la guía del grupo de Shiroe.

Después de mucho trabajo duro, Minori subió de nivel 12 al 21, pero Shiroe les advirtió las desventajas de solo grindear los niveles, así que el entrenamiento general estaba progresando lentamente.

Todas sus batallas hasta ahora habían sido bajo la supervisión de un miembro de nivel alto del gremio.

Pero aunque hicieran un campamento afuera para apoyarlos, tenían que hacer un grupo por ellos mismos y explorar la mazmorra y derrotar a sus enemigos, así que era normal que estuvieran nerviosos.

 

Minori no tenía miedo de perder.

Ella tenía miedo de hacer alguna acción embarazosa en frente del grupo.

Cuando pensó que podría desperdiciar todas las enseñanzas y esfuerzos del grupo de Shiroe, sus rodillas se sentían como si fueran gelatina, y no podía caminar apropiadamente.

—¿Minori-cchi, estás bien nya?

Alguien le habló de repente, haciendo que Minori levantara su cabeza en shock. Nyanta estaba frente a ella con sus usuales ojos de gato y un rostro amable. Este rostro con una pizca de duda, hizo que Minori sacudiera su cabeza y dijera:

—¡No es nada!

—Minori se preocupa demasiado. –Comentó Naotsugu al mirar esta escena y se rió suavemente.

—Escuchen, si encuentra algún problema, recuerden moverse hacia adelante. No sus piernas, sino sus corazones ¿Pueden prometerme eso?

Naotsugu acarició la cabeza de Minori, se acercó a los demás miembros del grupo y le habló.

Minori miró a su espalda.

Naotsugu y Nyanta estaban animando y dando instrucciones a sus compañeros de equipo, Serara parecía tan agradecida que podría atacarle en un abrazo. La arrogancia de Rundelhous era obvia, Tohya prometió traer un souvenir, Isuzu se inclinó en gratitud.

—¡Muy bien, se están quedando muy atrás del otro equipo, hora de irse! ¡Esfuércense!

Y así, el grupo de Minori desafió una mazmorra por primera vez.

 

 

Notas:

[1] NC: Oriol, nombre vulgar de las aves: oropéndola europea, propio de las regiones templadas en el hemisferio norte, aunque la familia Oriolidae tiene sus representantes en zonas tropicales
[2] NC: Torii: Arco tradicional japonés que suele encontrarse a la entrada de los santuarios sintoístas, marca la barrera entre el lugar sagrado y el mundo común o profano.
[3] NC: Creo que esqueleto y zombi no llevan explicación pero bueno, las banshees son espíritus femeninos que según el mito se aparecen gritando para advertir la muerte de alguien cercano, también se dice que con su voz trae el desastre, no se sabe bien si el mito original es que ellas eran mensajeras o causantes de los problemas.


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s