MonRabu — Volumen 1, Capítulo 2


Bueno, lamento la demora. Sé que dije que duraría una o dos semanas para traducir esto, pero me tomó como tres semanas (por la falta de tiempo). Por cierto, este será el primer capítulo mío que tenga más de 8 notas. Nunca había llegado a las 9 notas (esas que pongo al final). Espero que no les moleste
En fin, iré a corregir WAF.

Feliz lectura.


ch.2 (clean)

Hace mucho, mucho tiempo, había una diosa.

Como deidad, la diosa poseía un poder extraño. Ella creó humanos, construyó civilizaciones y llenó la superficie del planeta con prosperidad.

La diosa fue respetada y venerada por muchos.

A ella no le desagraba eso.

Ella amaba a los humanos y amaba al mundo que había construido por sí misma.

En retribución, los humanos desarrollaron diversas tecnologías y artes, necedad y sabiduría, fealdad y belleza; el mundo brillaba como un caleidoscopio, deleitando a la diosa.

El mundo se desbordaba.

Sin embargo, ‘esos tiempos’ aún estaban por llegar.

A Yuuki le dijeron que su vida diaria estaba, en su mayor parte, garantizada.

Creemos que Yuuki-sama es algo que debemos mantener con vida tanto como sea posible. Después de todo, será difícil encontrar un reemplazo.”

Bueno, gracias por su amabilidad, o al menos, eso fue lo que Yuuki pensó en la superficie. Sin embargo, sus verdaderos pensamientos eran de vacas y cerdos que eran criados con afecto para que puedan ser comidos más adelante.

¿A qué te refieres con vida diaria?” Preguntó Yuuki para confirmar. Chiyo-san era el nombre de la joven sirvienta de antes —esa hermosa y aterradora persona que se hacía cargo de la mansión de la diosa—, a ella le preguntó, “¿A qué rango o en qué medida está garantizada?

Casi en su totalidad, con unas pocas excepciones.”

Entonces, por ejemplo, ¿puedo vivir con mi familia?

No hay problema.”

¿Tengo libertad de ir adónde me plazca, sin límites? ¿Está bien ir al extranjero?

Siéntase libre de hacerlo si se le viene en gana.”

Entonces, ¿qué pasa si intento seducirte, Chiyo-san?

Si tiene frustraciones sexuales, por favor hágalo en cualquier momento.”

Yuuki lo dijo como una broma, pero recibió un asentimiento y una sonrisa como respuesta.

Parece que realmente podía hacer lo que sea. Sin embargo, esa sonrisa aún le daba miedo.

Entonces, o más importante, tengo curiosidad sobre qué son estas ‘pocas excepciones’.”

No es nada muy demandante. Comprender su rol y acudir a los pedidos de mi señora. Visitar los aposentos de mi señora a ciertas horas, en días fijos. Eso es todo.”

… Ahora que pregunté, el trabajo suena simple más bien.”

Por favor, dele sus sentimientos de gratitud a mi señora.” Después de responder a las preguntas de Yuuki, la sirvienta dijo, “Como el sacrificio, se te permite hacer lo que quieras, eso es lo que nuestra Señora desea. Como ella te ha dado esta cantidad de amabilidad, ¿sería mucho pedir que no la entristezcas? Por favor, Danna-sama

“… Y pues, me casé.”

“¿Es así? Heeeh~” Koiwai Kurumi asintió ante la confesión de Yuuki.

Estaban dentro de la Secundaria Privada Murakumo, en el salón de clases A del Segundo Año.

Mientras que otros compañeros de clase ya se habían ido porque el horario de la escuela había transcurrido, ellos, como representantes de la clase, estaban ocupados organizando las hojas impresas.

“… ¿Eeh? ¿Eeeh?” Reaccionando aproximadamente diez segundos tarde, Koiwai Kurumi abrió los ojos. “Espe… ¿eh? ¿Qué acabas de decir?”

“Es cierto. Me casé.” Yuuki repitió eso mientras engrapaba las hojas.

“Umm…” Su compañera representante de la clase hizo una expresión de aturdimiento, “Umm… Perdón, Yuuki-kun. No entendí qué querías decir con ‘Y pues’, pero sí escuché el resto. ¿Matrimonio? ¿En serio?”

“Sí. Matrimonio. En serio.” Yuuki saca su pecho y exhala con la nariz de una manera petulante.

“Ma-ma-ma-matrimonio. Matrimonio. Ma-atri-monio. M-a-t-r-i-m-o-n-i-o…” ¹ Por otro lado, Kurumi tenía los ojos muy abiertos y estaba algo nerviosa. “… Nono. Ahora que lo pienso, no hay manera de que eso sea posible. Para, no me mientas ya que tiendo a creer con facilidad en las personas.”

“Sí… eso es lo que se llegarías a pensar.”

“Más importante, ¿no tienes 16, como yo? Ni siquiera puedes casarte.”

“Sí… eso es muy correcto.”

“Yuuki-kun es una persona tan mala, eeh, intentando engañarme para hacerme creerte y luego burlarte de mí. Eso es básicamente una estafa. Esto es lo que llamaban una estafa de matrimonio.”

Creyendo que dijo algo factible, su compañera de clase se rio, su cabello se agitó ligeramente mientras temblaba por la risa.

“Además, si Yuuki se casara,” Cambió las grapas en la engrapadora, “Me pregunto cómo reaccionaría tu hermana.”

“Veamos, primero ella se tropezaría o algo probablemente. Luego le saldría espuma de la boca y se desmayaría. De ahí, ella reviviría como un zombi y me maldeciría. Finalmente, ella diría, ‘realmente odio a Onii-sama’, y lloraría. Bueno, así es como debería ir la cosa.”

“Cierto… eso sonó bastante acertado.”

“Sería bueno si no toca los cuchillos de cocina.”

“Sí. Tu hermana es tan brocon.”

“De todos modos…” Yuuki estaba revisando el puñado de las hojas impresas ya arregladas. “De ahora en adelante, para cualquiera que intente insinuarme, se considerará infidelidad. No se puede jugar con fuego, ¿sabes?”

“No creo que eso sea suficiente restricción para pararla.”

“No. Tan solo es algo inútil.”

“Más importante, ¿cuán lejos vas a llevarlo? Esta escena de estar casado.”

“Ni idea. En realidad, eso es lo que me gustaría preguntar.”

Fuun. Raro. Bueno, supongo que es normal para Yuuki-kun.”

“Bueno, para ser honesto…”

Al poder conversar tranquilamente como ahora, poder vivir normalmente e ir a la escuela, sintió que esta podría ser la última alegría a la que podía aferrarse. Siendo honestos, jamás esperó tener la oportunidad de hablar así como hoy con Koiwai Kurumi; el otro día, cuando fue convocado por la organización Tsukumo sin previo aviso, ya creía que él nunca más regresaría.

Sabía que todavía no tenía voz, que aún tenía que cumplir su rol, y que todavía viviría regularmente de acuerdo con la suposición de que algún día no podría regresar… sin embargo, era como si fuese golpeado por un camión, viendo que le pasa mientras experimenta las sensaciones involucradas, excepto que dejaba esa experiencia sin lesión alguna. Eso era definitivamente lo que Yuuki estaba sintiendo en este momento. Le faltaba sentir la realidad, hasta el punto de que incluso después de unos pocos días, no podía poner los pies en tierra firme.

… Terminó explicándole todos sus sentimientos a Kurumi.

“Ya veo.” Asintió Kurumi. “Entiendo a qué quieres llegar. La razón que te ha hecho actuar raro en estos últimos días, lo entiendo completamente.”

“… ¿En verdad lo entiendes? Esto es mi punto de vista, pero si estuviera en la posición de Koiwai-san, definitivamente no lo entendería solo con las explicaciones que te di antes.”

“Lo entendí, eso es seguro. Yuuki-kun es bastante popular con las chicas después de todo, puedo aceptarlo.”

“¿Qué?” La expresión de Yuuki parecía cuestionar lo que ella estaba diciendo.

Por otro lado, la expresión de la contraparte, Kurumi, parecía decir que ya había visto todo.

“Oye, Yuuki-kun, ¿no sueles decir esto a veces? Que el solo vivir era un lucro, o algo así. Es como si te hubieses iluminado, como si tu mente se hubiese abierto a algo nuevo… algo como eso.”

“No soy tan profundo. Hay un limite para la exageración, ¿sabes?”

“Quizá. Pero sabes, casi todas las chicas dicen que lo que hay en el interior es más importante que el exterior. Sin embargo, esa no es exactamente la manera en que funciona la realidad, lo que en verdad importa es cómo se ven las cosas y las impresiones dadas a partir de ellas.”

Fuun. ¿Así es como es?”

“La popularidad de un yanqui² se basa es el mismo razonamiento. ¿No te parece que sus cabellos, teñidos de un color extraño y endurecidos en forma de espinas, son iguales que los pavos reales masculinos que tienen unos magníficos plumajes? De todos modos, cualquiera que demuestre ser bueno de alguna manera es un ganador.”

Ya veo. Siento que puedo comprender eso.

“Básicamente, las chicas son débiles ante hombres peligrosos. Las criaturas completas que tú ves son, en realidad, bastante simples.”

“Hombres peligrosos…”

“Hay mucha gente que da esa impresión sólo para parecer guay, pero así no es Yuuki-kun. Lo que pareciera salir de tu cuerpo es… como el olor a muerte.”

Fufu. Así que ¿no hay nada que elogiar sobre mí?”

“Nono, no hay manera de que ese sea el caso. Después de todo, Yuuki-kun es un joven maestro adinerado. Si me lo propongo, ¿puedo pensar en muchas cosas geniales? Ufufu.”

“¡Agh! … ¡Entonces todas las chicas buscan dinero, básicamente!”

“Amor y dinero tienen el mismo peso de importancia… Ah, hay un error en la impresión.”

“O.K. ya lo arreglo.”

Tal charla había dado inicio a su reunión después de la escuela.

Bueno, te veo mañana, Yuuki-kun.”

Como de costumbre, esas siempre eran sus palabras de despedida. Se conocían desde hace tanto tiempo que ella se convirtió en la persona a la que le contó sus circunstancias actuales. Por eso, para él, había un significado en las palabras, ‘te veo mañana’, eso pensó.

Con suerte, aún habrá un mañana.

Con suerte, el día siguiente y el día después de ese, y así sucesivamente, llegaría sin problemas.

La oportunidad de reanudar su reunión con Kanaruzawa Sekai estaba programada para el día siguiente.

(Aun así, esto se volvió una experiencia bastante rara.) Katan koton. Katan koton. Pensó Yuuki mientras se erguía, balanceándose, sobre la Línea Sobu. (¿Quién habría pensando que me casaría con una diosa? … ¿Qué pasará de ahora en adelante?)

Bajó en el metro de la estación, atravesó las taquillas y caminó a lo largo de una hilera de ginkgos³.

Esta área era una zona residencial tranquila de Tokio y que además fue designada como un área especialmente protegida, como tal, casi no había construcciones en esta área de la ciudad. Aquí y allá, aún quedaban bastantes edificios de estilo occidental de anteguerra, con personas que todavía residían en ellos.

Yuuki caminó por la carretera principal frente a la estación y entró al área residencial. El camino era una serie de laderas y escaleras que silbaban como una vieja serpiente y, poco después, la edificación de su destino apareció a la vista.

Esta sería su segunda visita a la mansión de la diosa.

“Te estábamos esperando.” De pie frente al portón azul y oxidado, Chiyo le dio la bienvenida a Yuuki antes de que pudiese tocar el timbre. “Nuestra señora espera por usted. Entre por favor.”

“… Gracias. Con permiso.”

Yuuki no podía manejarse muy bien con la sirvienta.

Para él, ella tenía una especie de belleza dulce y no parecía estar muy lejos de su propia edad. Sin embargo, su sonrisa le daba una sensación opresiva que hacía que su estómago se torciera cuando la veía.

“De reunirse con mi Señora…” Pregunta Chiyo-san mientras lo guía adentro de la mansión. “¿Aún no se acostumbra a ello?”

“Bueno… me las arreglaré, supongo.”

“Esas palabras parecen confiables, estoy agradecida. Para sentir confianza, ¿hizo algún tipo de preparación, Yuuki-sama?”

“No hice nada parecido. Sin embargo, hay algo que le estoy poniendo empeño.”

“¿Y eso qué sería?”

“Es un secreto.”

“… Bien pues. Siempre y cuando esto resulte, no preguntaré cuáles fueron los medios. Buena suerte, espero que las cosas vayan bien.”

Llegaron hasta la puerta que daba al interior de la habitación de Kanaruzawa Sekai. Chiyo-san hizo una ligera reverencia y desapareció por el pasillo, dejándolo solo a Yuuki.

“Ahora bien… veamos.”

Confrontó a la puerta.

Aunque no era como la primera vez, todavía estaba un tanto nervioso. Ahora estaban casados y, a través de eso, técnicamente eran marido y mujer, pero ella todavía era una existencia sobrenatural.

¿Cómo será recibido hoy?

¿Le dará la bienvenida a Yuuki de una manera resuelta y amable, acorde con una existencia de alto rango como lo es una diosa?

Fue así originalmente… pero la fachada fue rápidamente abolida. ¿Nuevamente se convertirá en otro espectáculo de comedia? Con suerte no, pero dicen que si hay una segunda vez para algo también hay una tercera.

(Bueno, como sea.) Yuuki dejó de dudar. Ya no tenía sentido pensar en eso. Si pasa como la segunda vez, mi corazón estará preparado. No será como la última vez. (¡Bien, vamos!)

Tomó algunas respiraciones lentas para prepararse.

Después de tocar, Yuuki abrió la puerta.

Entonces, los ojos le saltaron, prácticamente. Sentada allí se hallaba la figura de una diosa que había vivido durante mil años desnuda con una cinta roja envuelta alrededor de su cuerpo.

“Bienvenido, ca—ri—ño.”

Yuuki dudaba de lo que estaba frente a sus ojos: Kanaruzawa Sekai sentada en la cama, en una pose preocupante.

“¿Quieres comer? ¿O darte un baño? O… ¿será que… me quieres… a mí? Tehe.” Dijo.

“…”

La totalidad de su cuerpo se torna completamente blanco, líneas verticales oscuras le salen por alrededor de la frente y una gota de sangre sale de la punta de los labios — este tipo de expresión de manga era definitivamente lo que describía a Yuuki en este momento.

“B, bienvenido, cariño.” Sekai vuelve a atacar, “¿Quieres comer? ¿O darte un baño? O… ¿será que… me quieres… a mí? Tehe.”

“…”

Yuuki cerró la puerta suavemente. Regresó por el pasillo con pasos rápidos hacia la sala de recepción donde la sirvienta esperaba.

“Umm, permiso. Disculpa, Chiyo-san.”

“¿Pasa algo?”

A la doncella, que se llevaba tranquilamente una taza de té a los labios, dijo, “Ummm, bueno. Tu señora parecer ser idiota. ¿Qué debería hacer?”

“Sea o no un simple chiste, tienes bastante valor para insultar a mi Señora. Te daré una patada en la entrepierna con todo lo que tengo como recompensa.”

“N, no es un chiste. Hablo enserio.”

“Sólo hay una cosa que puedo decir.” Mientras añadía mermelada a su taza de té, dijo, “Por favor vuelva a mi Señora. Si no quiere hacerlo, usaré mi pie y lo patearé como un balón de fútbol en el trayecto de regreso al pasillo si desea.”

“Lo siento, pero tendré que declinar.”

“Igual soy bastante buena driblando. Podría ser comparada a Maradona.”

“Ese fue un dato innecesario.”

“Por favor intente hacer algo al respecto, si sus anteriores palabras eran simples mentiras para lucirse, lo golpearé.”

“Nono, aun si dices eso…”

“Por favor gire a su derecha. Si no lo hace, empezaré a driblarte en verdad.”

ch.2 (illust 1)

Fue ahuyentado. Al final, tuvo que volver por la misma ruta.

(Bueno, supongo ya no puede empeorar, ¿cierto?) Seguía organizando sus pensamientos.

Esta diosa que ha vivido durante miles de años, que se convirtió en su compañera de por vida, ha dicho cosas que le hacían pensar que algo andaba mal con su cabeza, todo mientras estaba desnuda.

That’s all.

¿Esas líneas no se decían usualmente con un delantal mientras se estaba sin nada más? Esa pregunta había sido obliterada por lo impactante de la situación. ¿Qué más podría haber hecho salvo a cerrar la puerta suavemente?

Sin embargo, no podía renunciar a su misión. Volviendo a la habitación donde se había desarrollado la tragedia, abrió la puerta.

“Uuu… gusu…” Ella estaba sollozando a todo pulmón. Kanaruzawa Sekai usó las manos para secarse las lágrimas, dejando la cinta colgar a su alrededor, “Eso fue grosero. Fue muy, muy, muy grosero. Pese a que finalmente conseguí el coraje para hacer algo como eso, no hubo siquiera una reacción… ¿qué clase de persona se iría así sin más tras ver algo como eso…?”

“Ah, no, bueno. ¿Qué sería…? ¿Cómo debería ponerlo?”

“¿No lo hice de la manera correcta?”

“Bueno… no fue exactamente normal.”

“¿No tienes este tipo de interés?”

“¿No hay algo más que deberías estar diciendo antes de preguntar si tengo o no interés en ello?”

“Si se incita de esta forma, ¿qué clase de hombre no sucumbiría?”

“¿Qué tanta información errónea tienes por ahí?”

“¿Supongo que no te afecta si es una persona vieja y pequeña como yo?”

“Para alguien que vivió por un millar de años esté hablando sobre la edad…”

“Uu… hikkufueeh…”

“¡Ahh! Lo entiendo, ya entendí, así que no llores. ¡Por favor, no llores!” Nada hace que un hombre se sienta peor que hacer llorar a una mujer. “Ummm. ¿Cómo debería decirlo?”

Necesitaba al menos encontrar algo con lo que seguir. Pensando desesperadamente, sus pensamientos se retorcieron dentro de su mente. “Mira, es que… Básicamente, no pude reaccionar porque fue demasiado asombroso. En serio. Es por eso que no hay razón para que llores.”

Gusu… ¿Asom… broso?”

“Bueno… tú… eso, ya sabes. Estabas tan hermosa y linda, y sexy incluso, que no supe qué hacer. Es por eso que no dije nada y simplemente cerré la puerta en silencio.”

Gushu… ¿De verdad?”

“De verdad de la buena. Enserio.”

“¿Soy hermosa, linda y atractiva?”

“Sí. Puedo garantizarlo.”

“¿Soy para ti una existencia atractiva?”

“Pues… ¿sí? Después de todo, te pedí matrimonio la primera vez que nos conocimos. ¿Acaso yo haría tal cosa si no encontrara atractiva a la persona en cuestión? Probablemente no, ¿verdad?”

“… Fumun.” Uzuzu, después de sonarse la nariz, Kami-sama finalmente dejó de llorar. “Ya veo. Soy atractiva. Fufu.”

Se dio la vuelta y sonrió de buen humor. En el mismo instante, sus mejillas se enrojecieron. Esas mejillas eran de un color tan brillante como el color del jarabe de fresa mezclado con leche.

“Ah.” Lágrimas volvieron a salirle de los ojos cuando abrazaba fuertemente su pecho con ambos brazos, “No me mires, por favor. Estoy tan avergonzada que podría morirme.”

“… ¿Ahora lo dices?”

“Sólo era para llamar tu atención.” Apretó los labios, “Sabía que el solo juntarnos era una rara ocurrencia. Y, por eso, quería disminuir rápidamente la distancia entre nosotros, así que terminé actuando con atrevimiento.”

“Me alegra que pienses de esa manera, pero aún es un poco pronto para eso que hiciste.”

“¿En serio? Sin embargo, de acuerdo con el libro, tanto el desnudo con cinta y el desnudo con delantal son descritos como excelentes técnicas.”

“Por favor, desecha esa clase libros. Sólo mentiras son escritas dentro de libros así.”

“Por cierto, ese libro fue una recomendación de Chiyo…”

“¡Esa sirvienta!”

Así que esto es lo que significa insectos en un león. Parece que habrá que hablar con ella una vez como menos. Dependiendo de la respuesta, podría ser Yuuki quien estaría haciendo el dribleo y no ella.

“En fin. Intentes lo que intentes, ¿podrías hacerlo de manera más pausada? Si no lo haces, quizá que no pueda seguirte el ritmo.”

“Entiendo. Haré eso.”

“También, no confíes en esa sirvienta con tanta facilidad.”

“Entiendo. No lo haré.”

“Umm, y—”

“¡Achú!” Kami-sama estornudó.

¡Achú! ¡Achú!

Dos veces más. Era un estornudo bastante tierno.

“Uu… Qué frío.”

“… Estando vestida de esa manera, obviamente te daría frío. Por ahora, cámbiate. Te estaré esperando afuera.”

—Veinte minutos después.

Yuuki finalmente veía a una Kanaruzawa Sekai vestida debidamente.

Fuu. Esto se siente mejor.” Pukapuka, la diosa fumaba un cigarro mientras soltaba un suspiro de alivio. “No obstante, hay tanto en este mundo que no conozco. Me he dado cuenta que mi sentido común no es igual al sentido común de una persona normal.”

“¿Sí? Qué bueno.”

“La experiencia de hoy se volvió una gran lección para el futuro. Te estoy agradecida, Yuuki. Gracias a ti me he vuelto un poco más sabia.”

“De nada… Por cierto…” Sentándose en una silla para invitados, Yuuki la cuestiona. “En lo posible, ¿te molestaría mirarme cuando me hablas? Desde hace un rato, has estado mirando a otro lado mientras me hablabas.”

“Me rehúso.” Mientras se sentaba en la mecedora y miraba hacia el exterior a través de la ventana, la diosa le da una negativa firme. “Al menos por hoy, he decidido que no te miraré a la cara. Esto es lo que yo, una diosa, he decido.”

“… Bueno, entiendo cómo te sientes y todo, pero…”

“En mis mil años de vida, esa fue la cosa más embarazosa que me he hecho.” Se apretó los hombros mientras temblaba, “De hecho, probablemente había algo mal conmigo misma. Ahora que puedo ponderarlo tranquilamente, fui completamente persuadida por Chiyo… todo es su culpa.”

“Es cierto. Ella es la culpable.”

“Por lo tanto, no he hecho nada malo.”

“No. Normalmente se tendría a pensar que tú tienes cierta responsabilidad en todo esto.”

“¿Muu?”

“Así que, por favor, mira para este lado. De otro modo, será complicado hablar contigo. De hecho, ¿no te parece que es algo grosero? Tú eres una diosa y yo te pertenezco, pero sigo siendo algo como un invitado.”

Munu…” Con un pequeño voceo de protesta, la diosa cae en silencio.

Después de un rato, se da vuelta con gran renuencia, “Igualmente, ¿no eres un tanto exigente con mi vieja y pequeña persona?”

“No quiero escuchar eso de alguien que vivió por mil años.”

“Sin embargo, tienes un punto en eso que dijiste. Por lo tanto, me daré vuelta y te hablaré directamente. Me aguantaré la vergüenza.”

Inesperadamente, era bastante franca.

Después de verla así, Yuuki terminó sintiéndose más atraído por ella. No había forma de que la odiara.

“Muy bien. Entonces, una vez más. Hola, Kami-sama.”

“S, sí. Hola, Kirishima Yuuki.”

“Esta es la primera vez que podemos hablar apropiadamente. Como tal, podríamos ver esto como nuestra primera reunión e ir a un ritmo razonable.”

“Sí. Eso es correcto.”

“Qué buen clima tiene este día. Y eso que la última vez estaba nevando.”

“Sí. Hoy es un día cálido y relajante.”

Después de que terminara de fumar el cigarro, Sekai buscó otro y lo encendió. Su ritmo era rápido. De acuerdo con el abundante sentido común de Yuuki, los cigarros debían disfrutarse lentamente durante largos períodos de tiempo… tal vez era que no duraban tanto o quizá sea que ella estaba realmente nerviosa.

“Por ahora, tengo algunas cosas que quisiera preguntar.”

“Sí. Por favor, pregúntame lo que sea.”

“Nuestra relación, ¿en qué se convertirá?”

“¿Hmm?”

“Te fui ofrecido como un sacrificio y, por ende, me convertí en tu propiedad. Eso es correcto, ¿verdad?”

“Sí. Es correcto.”

“Sin embargo, terminé proponiéndote matrimonio y tú aceptaste. Por lo tanto, también tenemos una relación de marido y mujer… ¿qué significa exactamente? ¿Qué relación tiene prioridad?”

“Lo tengo difícil aun si me lo preguntas.” La diosa dijo eso sin duda alguna. “Sobre nuestra relación, ni Chiyo o la organización Tsukumo ha dicho algo sobre ello. Por lo tanto, no puedo juzgarla o tomar una decisión al respecto.”

“… Qué irreflexiva…”

“No hay razón para darle importancia. Está bien no pensar en cosas que no comprendes. Es una pérdida de tiempo. No ten han dicho nada, ¿verdad”

“Bueno, eso es verdad. No me han dicho nada.”

“¿Qué más te gustaría preguntar?”

“Umm, bueno… es cierto, ¿por qué fui elegido exactamente? ¿Por qué razón me volví tu propiedad?”

“Lo tengo difícil aun si me lo preguntas.” La diosa dijo eso sin duda alguna. “Recoger a la ofrenda es trabajo de la organización Tsukumo, yo nunca dije quién debería serlo. Incluso no se me dan razones para ello. Como tal, no tengo la más mínima idea del porqué fuiste elegido.”

“… No, bueno, aun así…”

“Aunque soy una diosa, no soy una existencia omnipotente y omnisciente.” Con una expresión compleja, dijo, “Por eso mismo, no sé lo que no sé. No puedo decirte algo que no sé. Si quieres saber, deberías preguntarle a Chiyo. Ella debería saber lo que tú quieres entender.”

“Pues, supongo que es imposible. Incluso si le preguntara a Chiyo-san, ella no me diría nada, es por eso que te lo estoy preguntando.”

“Ya veo. Si es así, entonces no hay nada que puedas hacer. Mejor ríndete.”

“Nono. Como importante que es, deberías tratar de adentrarte de alguna manera. Más importante, como eres una diosa, una persona de gran estatus, de un estatus superior al de Chiyo-san—”

“Qué pensamientos tan mundanos. Pensaba que ya se había explicado de la manera más simple y clara, pero aún no lo entiendes. Esperaría que no sea el caso, pero ¿acaso eres idiota?”

“…”

Ella tenía una expresión preocupada que le daba un extraño sentimiento a Yuuki.

“Pero ¿podría decir que es mi creencia?” Viendo el comportamiento de Yuuki, la diosa añade, “El poder reunirme y conversar contigo, es algo que le tenía muchas ansias. Y ahora, estoy disfrutándolo de verdad. Para mí, esto es todo.”

“… ¿Es así? Gracias por eso.”

Una vez más, y sin tener malas intenciones, ella seriamente sacó eso a relucir. Al mostrar una actitud tan directa, Yuuki no tenía nada que decir. Era un tanto embarazoso.

“Copiado. Ya entendí.” Cambió de tema. “Más importante, hay algo que hoy quiero decirte.”

“¿Sí? Escuchémosla.”

“Primero que nada, quiero saber más de ti. Bueno, técnicamente somos una pareja casada ahora, ¿verdad? Esto es correcto, ¿no? Sin embargo, no sabemos casi nada de cada uno. Intentemos primero conocernos bien el uno al otro.”

“Estoy totalmente de acuerdo contigo en eso, Yuuki. Yo también quiero saber más de ti. Todo debería empezar desde ahí; me alivia ver que en realidad no eres idiota.”

“Muchas gracias por eso. Ummm, entonces, ahora tengo una pregunta.”

“Espera, espera. Desde hace un rato no has hecho nada más que preguntas. Incluso yo tengo un montón de cosas que me gustaría saber de ti. Ahora pues, es momento de que la vieja y pequeña yo tenga su turno.”

“Bueno, supongo que he estado castigándote bastante.” Por ahora, se lo aguantará. Pero, ¿por dónde debería empezar?

“Déjame escuchar de tu pasado.” Eso pidió la diosa.

“Hablar de mi pasado…” Yuuki se rascó la cabeza. “¿Aunque no sea una historia muy interesante?”

“No me importa.”

“Además, no es algo que realmente me gustaría recordar.”

“Insisto.”

La diosa estaba ansiosa por ello.

Estaba tan concentrada que no se dio cuenta de que el fuego del cigarro se había apagado. No había escapatoria, aparentemente. Al final, Yuuki decidió decir lo que pudo.

Han pasado 16 años desde que Yuuki nació. Él fue el nacido sucesor de Kirishima Pharmaceuticals, una compañía farmacéutica que ya estuvo presente por tres generaciones. Su padre se casó con la familia pero tenía una personalidad tranquila con una ambición que no era pequeña. Por otro lado, su madre tenía un mal genio y era bastante espontánea, pero era muy trabajadora y amable.

La pareja estaba bien educada y económicamente acomodada, por lo que se podría decir que Yuuki creció en un ambiente ‘bendito’.

Sin embargo, un poco después de que comenzase a ir a la escuela primaria, los aires cambiaron. Un día, un hombre, con una sonrisa falsa en la cara y vestido con un atuendo de vendedor, vino a visitar la mansión de la familia Kirishima. “Felicitaciones. Hemos descubierto que su hijo será el que salve al mundo. Por lo tanto, en algún punto del futuro, nosotros vendremos a recogerlo, en ese momento, por favor, déjenlo ir.” Por supuesto, al principio nadie lo tomó enserio. Las palabras del hombre fueron groseras, sorprendentes y, por encima de todo, parecían carentes de significado. Su padre se sorprendió, su madre indignada, expulsaron al hombre de la mansión y lo repudiaron conforme se iba. Así fue como ese día se vino abajo.

Pero el hombre volvió al día siguiente.

Al día siguiente el hombre vino nuevamente, y también el día después de ese, y en cada ocasión les decía, “Felicitaciones.” Por supuesto, al hombre se le prohibió ingresar libremente a las instalaciones de la mansión y nadie debía de invitarlo a hacerlo, y sin embargo, éste siempre entraría desde algún lugar y de repente llegaría a la puerta con una sonrisa falsa pegada a su rostro.

Ni la policía, ni los detectives, ni la compañía de seguridad fueron útiles en ningún modo. El hombre definitivamente tenía algo bajo la manga, ya que el hombre siempre sería capaz de eludir la seguridad e invadir la mansión de la familia Kirishima. Nadie sabía quién era, de dónde venía ni dónde vivía.

Sus padres, sintiéndose perturbados, cedieron y, a regañadientes, le permitieron al hombre otra oportunidad de hablar.

Esta vez, igualmente, se dijeron las mismas cosas que antes. Que había una diosa en este mundo y que esta diosa protegía este mundo. Que Yuuki fue elegido para ser entregado a la diosa, o en otras palabras, un sacrificio. Esta decisión no puede ser anulada y no tienen el derecho de rechazarla—

Sus padres estaban furiosos. Incluso su—normalmente amable— padre amenazó al hombre con la cara roja brillante.

Las consecuencias por habernos hablado así vendrán definitivamente”, esas palabras se derramaron en cólera como aceite caliente. Tanto su padre como su madre se mantuvieron firmes y rechazaron al hombre con dureza.

Entiendo, el hombre asintió con la cara aún oculta en una sonrisa falsa. Volveré algún día para preguntar nuevamente, en ese momento, espero una respuesta afirmativa.

Ante eso, sus padres soltaron grandes carcajadas. Ambos estaban decididos a no ceder ni un paso. Era una confianza respaldada por hechos reales. Después de todo, Kirishima Pharmaceuticals era una gran compañía global. Tenía conexiones con políticos, la policía, los medios de comunicación e incluso los adentros del ejército. También tenían una abundancia de riqueza. Si no pudiesen siquiera proteger a su único hijo con todos estos recursos, ¿cómo podrían llamarse a sí mismos padre y madre?

Podrían permitirse hacer aún más.

Sin embargo, mirando los resultados, esa confianza ni siquiera duró medio año.

Primero, sus relaciones se vieron infligidas. Los políticos, la policía, los medios de comunicación, los militares. Sus amigos rompieron sus lazos con ellos, y ya no fueron invitados a fiestas u otros eventos, e incluso dejaron de hablar con ellos por teléfono. Incluso el vecindario se vio afectado, causando que Yuuki fuera golpeado en callejones oscuros y que hablasen de él a sus espaldas. Y poco a poco, se vio aislado en la escuela.

La compañía fue el próximo objetivo. Se intentó una toma hostil cuando alguien trató robarle el asiento al presidente de la compañía, el precio de las acciones de la compañía se desplomó debido a algún truco desconocido, y toda la responsabilidad recayó en los parientes de la familia fundadora.

Agregando a eso, las relaciones con los familiares fueron también marcados como objetivo. Aunque su relación con los parientes no era necesariamente buena, todavía estaban conectados por la sangre, pero los parientes lentamente se distanciaron de su familia uno por uno y les dieron la espalda.

Todas estas cosas se conectaron y fluyeron en un solo flujo fangoso, ya que con eso ellos fueron aplastados de un solo golpe. Se convirtió en un escándalo. Reporteros para revistas vinieron cada día. Los políticos expresaron preocupación y pesar, la policía aprovechó las oportunidades para ocultar y falsificar pruebas, los medios de comunicación los golpearon repetidamente y los cobradores de deudas atacaron sin piedad.

Con esto, los corazones de sus padres rápidamente se desmoronaron por completo.

Al final, estaban a un paso de cometer un homicidio familiar. En realidad, fue intentado; sin embargo, justo antes de que sucediera, el intento fue descubierto y terminó como solo un intento. Incluso después de todo esto, sus padres se negaron a sacrificar a su hijo.

El último empujón vino del propio Yuuki jovencito. “Está bien. Iré,” dijo. No sabía lo que sucedería cuando se sacrificara, sin embargo, pensó que todo estaría bien siempre y cuando asumiera la carga él mismo. Además, el ser un sacrificio no sería un desperdicio. Nada sucedería de inmediato, pero si realmente pudiese salvar el mundo, entonces no había nada mejor que hacer. Sus padres ya lo habían intentado por suficiente tiempo—

El hombre que anteriormente vino con frecuencia, con la misma sonrisa falsa de antes, regresó y preguntó. “¿Y Bien? ¿Cuál es su respuesta?

Sus padres bajaron sus hombros con cansancio; admitieron la derrota.

Ese fue el momento en que la vida de Kirishima Yuuki cambió por completo, el momento en que su vida nunca volvería a ser como antes.

“Son muy aterradores. Esa Organización Tsukumo.” Después de hablar por un largo tiempo, Yuuki finalmente pudo tomar un respiro. “Nuestra compañía era bastante grande, ¿sabes? Grande en la medida en que nuestro presidente fue una figura importante que era muy rentable. Aun así, la compañía fue derribada al punto de la bancarrota en un instante. Ellos son demasiado aterradores.”

“Conque es así. Debió ser un desastre.”

Sekai asintió, mientras Yuuki continúa hablando sobre el incidente.

“En aquel entonces, cuando mi familia intentó el homicidio, la razón por la que pararon de inmediato fue probablemente porque la organización Tsukumo tuvo algo que ver. Después de todo, la sincronía fue demasiado perfecta… por aquí, mira esto.” Al decir eso, Yuuki señaló una parte de su cuello, “No lo notarias a menos que lo veas de cerca, pero… Por esta parte, hay una cicatriz de cuando ellos se ahorcaron. Se formó cuando mi familia intentó cometer homicidio. No se ha curado desde entonces.”

De su padre y madre, había marcas de las manos de cada uno.

Yuuki recordaba ese momento con mucha claridad. La mirada vacía en los ojos de su padre. El sufrimiento de no poder respirar. Su conciencia que se desvanecía lentamente; había tenido la intención de desechar sus recuerdos del evento en aquel momento, pero todavía lo recordaba dolorosamente.

“Me sofocaba, perdía el aliento, sentía seriamente que estaba al borde de la muerte. Como arrinconar a alguien en una mala posición está bien, mas empujar a alguien a un acantilado está mal. Al menos así es como debería ser entre conocidos cercanos. Bueno, al final, no habría sentido en esto si yo terminase muriendo.”

“Sí. Estaría en un problema si murieses.”

“Era como ver un partido de fútbol donde 100 goles habían sido anotados en sólo la primera parte. El partido ya estaba acabado. Es por eso que, siendo honestos, ya me había rendido hace mucho. Pero no pude decirlo. Si lo hacía, me habría sentido mal. En especial por esas personas que apenas aguantaban y trataban de dar lo mejor de sí.”

“Sí. Puedo entender ese tipo de sentimiento.”

“Sin embargo, como esperabas, acabar ese tema allí terminó no siendo de mucha ayuda. Mi relación con el resto de mi familia nunca volvió a ser como antes… por cierto, después de ese incidente, las ventas de la compañía se duplicaron. Los conocidos volvieron, las relaciones con los vecinos mejoraron y las conexiones con políticos y otra gente también regresaron. Supongo que no era mentira cuando el hombre dijo que habrían ‘devoluciones garantizadas’.”

“Por supuesto que sería así. Es natural que se diera algún tipo de reembolso para algo como eso.”

“Bueno, eso fue lo que pasó… pero, perdón.”

“¿Por qué te disculpas?”

“Aún terminé haciéndote llorar.” Yuuki baja la cabeza en forma de disculpa. “Sabía que era una historia triste, pero no me esperé que llorarías tanto.”

“¿De qué estás…?”

Ese fue su límite.

La diosa intentó contenerse tercamente, finalmente comenzó a llorar. Era como un claro día de verano que de repente se cubrió de nubes.

“Perdón, perdóname, Yuuki. Debiste sentirme muy triste. Probablemente también fue muy duro para ti. Es mi culpa. Lo siento, lo siento…”

“¡No hay necesidad de eso!” Nervioso, Yuuki sacó su pañuelo rápidamente. “Está bien. No llores. Eso ya está en el pasado.”

Uwaaaaaaaaaaaa, Perdón, lo siento, uaaaaaa.”

“Está bien, ya he aceptado lo que pasó. De hecho, te estoy muy agradecido. La compañía se hizo más grande después de todo, y ahora hay un montón de nuevos trabajadores con trabajo en vez de caminar sin rumbo y sin nada que hacer.”

“Pero, todo es mi—hikku, ueee.”

“No intento ponerte toda la culpa sobre tus hombros. No había nada que tú pudiras hacer de todos modos, ¿verdad? Probablemente la gente de la organización Tsukumo tampoco hacen esto porque quieran. Y aun si no fuese así, está bien. Eso es lo que realmente pienso.” Dicho eso, Yuuki se agachó y ajustó su línea de visión. La diosa, con ojos rojos y llorosos llenos de inquietud, lo miró directamente. Yuuki también la mira sin pestañear, “Estoy feliz por haberte conocido. Es suficiente para hacer que todo sea parejo. Así es como me siento. Sólo me he encontrado dos veces contigo hasta ahora y hemos tenidos conversaciones extrañas, pero aun pienso así… ¿qué piensas tú?”

“Yo también.” La diosa sonrió mientras lloraba. “Me siento igual. Estoy feliz por conocerte.”

“¿Sí? Qué bueno.” Yuuki sonríe también. “Por cierto, tenía algo para decirte hoy.”

“Sí. Escuchémoslo.”

“Te propuse matrimonio y tú la aceptaste… pero” Kohon, tosió para aclarar su garganta, “He estado pensándolo. Una vez que casados, qué es lo que deberíamos hacer. Después de todo, cuando hice la propuesta, fue sin pensarlo dos veces —dejándome llevar por la corriente— y sin tener un plan en mente.”

“Sí. En definitiva fue sin algún tipo de planificación.”

“De todos modos, después de pensarlo, se me ocurrió algo. Bueno, antes hablé de ello con la Sirvienta-san por un rato; es sobre lo que debo hacer ahora que me casé contigo.” Kohon, volvió a toser para aclarar su garganta. “Kami-sama, quiero hacerte feliz.”

“… ¿Hacerme feliz?”

“Sí. Eso es lo que decidí. Sin importar qué suceda, sin importar qué hagas, te haré feliz. No importa si el mundo se pone en nuestra contra. Por el bien de tu felicidad, me volveré especialmente egoísta. Esa es la única regla absoluta que seguiré tras haberte propuesto matrimonio.” Yuuki afirmó eso fuertemente. La diosa, por otro lado, parecía sorprendida. “… No. Perdona, pareciera obvio en primera instancia. De hecho, el orden de esto debió ser al revés, pero no te preocupes por eso. Hm, ¿habré dicho mucho? Sí, es verdad, si algo así se dijera de forma tan repentina, normalmente, uno estaría—“

“No.” La dios niega con la cabeza. “No es un problema. Es muy maravilloso. Es muy, muy lindo. Ya veo, por el bien de hacerme feliz. No importa si el mundo se vuelve mi enemigo.” Asintió en silencio. Cerrando la boca con fuerza, movió la lengua como si tratara de saborear lentamente el sabor de algo como el vino. “Sí. Eso me hace feliz. Muy feliz. Fufu, gracias, Yuuki. Estoy agradecida desde lo más profundo de mi corazón.”

Entonces, sonríe. Como una flor que acaba de florecer, ella sonrió.

¿Qué es esto?, pensó Yuuki. ¿Qué es esta sonrisa deslumbrante?

“Por cierto,” La diosa le habló a Yuuki, cuyos pensamientos aún eran un desastre. “También tengo algo que decirte. ¿Lo escucharás?”

“¿Algo que quieres decir?”

“Es cierto. Es muy, muy importante. Como tú, yo creo que hay algo que debió decirse primero—“

Fuu, respiró profundamente.

Luego, corrigió su postura.

“Pero si no lo digo ahora, será imposible. Después de todo, soy vieja y pequeña. Es por eso que deberás prepararte cuando diga esto.”

“S… sí.” Naturalmente, Yuuki endereza su espalda. “No sé qué será, pero asegúrate que me lo digas fuerte y claro. Dale.”

“¿Estás seguro? ¿Estás preparado para aceptar lo que sea que diga?”

“Bueno—probablemente. La mayoría de cosas están bien, supongo.”

“Si escuchas sin entusiasmo y acabas arrepintiéndote, ¿no serás capaz de tomar responsabilidad?”

“Oye, no intentes asustarme. ¿Entonces? ¿Qué es?”

Al verlo así, la diosa hace una expresión literalmente divina.

“Como diosa, como tu esposa, le ordeno a Kirishima Yuuki.”

“Po—Por favor, no seas dura conmigo.”

“Quiero que me llames por mi nombre.”

“¿Qué?”

“Nombre. Mi nombre. Kanaruzawa Sekai.” Sus ojos seguían rojos e hinchados por las lágrimas. Ella mostró sus dientes blancos, “Aún no me has llamado por mi nombre aunque sea una vez. Esto es extraño ya que somos marido y mujer. Así que, de ahora en adelante, llámame por mi nombre. ¿Entendiste?”

Después de que dijo eso, ella se recostó de una manera arrogante.

… fue un nuevo descubrimiento. Parece que la diosa es sorpresivamente traviesa.

Notas:

0– Aquí el TI puso la palabra en Rōmaji (la cual puede significar ‘marido’ ‘maestro/amo’ o ‘benefactor’), yo simplemente hice lo mismo.
1– Ella dice matrimonio de diferentes formas en cada ocasión. La primera vez es lo normal con la pronunciación de los kanjis, después pasa a hiragana y después a katakana, y así sucesivamente. El TI hizo lo que pudo para diferenciar estas pronunciaciones entre sí (yo solo copié lo que hizo)
2– También sirve gringo, todo depende de las preferencias de cada uno. Yanqui es más formal, por así decirlo, pero igual toda habla hispana conoce muy (pero muy) bien el término ‘gringo’. En todo caso, yo aún sigo prefiriendo este otro término.
3– El Ginkgo o árbol de los cuarenta escudos es un árbol único en el mundo, sin parientes vivos. Este árbol, caducifolio de porte mediano, puede alcanzar 35 m de altura. Sus hojas, de color verde claro y entre 5-15 cm, son planas y de forma de abanico con nervadura dicotómica. Si quieren imágenes, véase Google.
Este tipo de árbol fue un gran dilema por muchos años, hasta que se decidió colocarlo en una división aparte (filo) Ginkgophyta, conformada por un solo orden, Ginkgoales, y una sola familia, Ginkgoaceae. [Fuente: Wikipedia]
4– lol
5– Esto estaba en inglés originalmente.
6TI: Esto es lo que está literalmente escrito. Es un estilo de japonés que básicamente significa ser destruido o derrotado desde el interior. Basándose en la historia de un león que, tras comerse unos bichos, éstos lo devoraron desde dentro.
7– Sé que en español suena mal, pero bueno. Por si no captan, está diciendo que él usaría a Chiyo como balón y haría jueguitos (hacer dribles, dominar el balón-persona, etc.)
8– Esto ya es gramática básica, pero no sé si todos conocen esta estupidez. Pues el decir ‘mi persona’, grosso modo, es como un sinónimo de ‘yo’. Me parece que el origen es un préstamo de la expresión inglesa de ‘this (person) of me’ (este yo, o mi persona).
9– Quizá suene un poco mal, pero eso es del famoso ‘cambio de aires’. En este caso va de que algo (fuerza) influyó de tal manera(empuja) que se fuerza a la otra parte a un cambio brusco, por así decirlo. De todos modos, esta frase también tiene otros usos; todo depende del contexto en realidad.


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s