The World After The Fall: Capítulo 23


Buenas gente, aquí les traigo el capítulo de la semana~~ bueno, ando sin comentarios hoy, así que bajen y disfruten~~

Traductor: The Un-Neet~
Editor: Absolute


Episodio 4:

El 1% del Mundo (4)

‹Episodio 4. El 1% del Mundo (4)›

 

Pasó un día en ‹Sombra del Crepúsculo›, la luz mañanera se adentraba en el taller. El día que se le había otorgado a Jae Hwan había pasado, pero, aun así, Meikal y ningún otro artesano tenía expresiones reacias en los rostros. Quizás se debía al hecho de que presenciar a un material como el cuerno de un garnak siendo procesado era una rara ocurrencia.

Presenciar esto era una historia que ninguno de los artesanos presentes jamás olvidarían.

En silencio, Mino salió de la ‹Sombra del Crepúsculo›.

‹•›

Una taberna con un ambiente ruidoso. Las escandalosas voces de varios hombres de mediana edad podían ser escuchadas en cada rincón de la taberna. Había un dispositivo holográfico ruidoso izado en el centro de la taberna, el cual actualmente transmitía una emisión.

La anfitriona de la emisión era una Pesadilla pelirosa con un pequeño cuerno en su cabeza.

[¡Las noticias más impactantes de esta semana, con Siluen! Desafortunadamente, ya es tiempo para que el programa acabe. Antes de que terminemos, aquí tenemos un video que todos a este punto estarán familiarizados. No ha habido ningún video que fuese tan difundido y tan conocido como este que apareció por «Hermano Menor» en días recientes. Precisamente hablando, ¡el video de la Conquista del 99.º Piso en Solitario! ]

En la pantalla se hallaba un gigantesco Dragón de Escarcha perseguido por la aparición de un hombre. La figura de un hombre que solo usaba estocadas con el fin de superar sus obstáculos. El rostro del hombre fue recubierto con mosaicos para desenfocarlo. Esto era una medida de seguridad para prevenir la fuga de la información del producto.

Habían algunos hombres sentados a un lado que discutían sobre el hombre en la pantalla.

“Me pregunto qué le pasó, probablemente se acobardó con el enamoramiento de un soberano.”

“Oye, ¿no lo sabes? La cultivación de esa Torre se detuvo repentinamente.”

“¿Se detuvo? ¿Por qué?”

“¿Quién sabe? Apuesto a que lo atraparon mientras fabricaba un video. Hay rumores que dicen que él escapó.”

“¿Qué? , ¿estás diciendo que ese video es falso?”

“Por supuesto, idiota. ¿Cómo una sola persona podría completar una torre de 1.ª Generación por sí sola?”

La discusión de los hombres comenzaba a desviarse lentamente. Hablaron de esto y lo otro, pero ahora estaban hablando de una historia sobre un mundo muy lejano que ellos conocían. Esto era Caos. El mundo de los muertos.

“¿Dónde crees que caería una Fruta? Quiero estar vivo de nuevo.”

“Keul keul, ¿acaso crees que una Fruta es algo que caerá en tu casa así sin más?”

“Señorita. Otro vino de Bestia de un Cuerno aquí—”

En ese momento, una mujer entró caminando a la taberna con un ruidoso bang. Era Mino. Ella simplemente se dirigió hacia el bar, dispersando las bebidas de los hombres, y se sentó en una banqueta. Los ojos de los hombres se centraron en Mino. Cintura delgada y un esbelto rostro blanco.

“Oye mujer, ¿vienes sola?”

“Jódete.”

“Sep.”

Los hombres que fueron violentamente rechazados por Mino rápidamente abandonaron sus asientos y salieron de la taberna. Al mirar a aquellos hombres, Mino soltó una carcajada.

‘Comparándome con ellos, yo sería un fuerte oponente.’

El rostro de Jae Hwan apareció en su cabeza de nuevo.
Ella se desanimó.

La dueña de la taberna apareció poco después.

“Mira nada más a esta pollita ahuyentando todo mi negocio.”

“… Vieja Claire.”

.

.

.

“Vieja, es por eso que… escúchame.”

Mino estaba hablando en estado de ebriedad con una lengua torcida.

“He escuchado suficiente, niña tonta.”

La mujer de mediana edad, Claire, frunció el ceño. Claire era una compañera proveniente del mundo natal de Mino, ‘Arkal’.

“Es por eso que lo que dijiste, es así.”

“… ¿Ah?”

“Casi mueres después de intentar tomar ventaja de un tipo cuya identidad no conocías, pero luego él al final te salva la vida.”

“…”

“Pero, a pesar de ello, no pudiste reconocer su gracia e intentaste hacerle las cosas más difíciles de forma estúpida.”

“…”

“… Así que ¿por qué aún sigues persiguiendo su espalda sin pensarlo?”

Las arrugas en la frente de Claire se profundizaron.

Ella estaba muy familiarizada con Mino. Mino era así desde la Torre Pesadilla. La naturaleza de su personalidad era algo torpe, y ella tendía a hacer  bromas traviesas y ser una molestia para los que estaban a su alrededor.

Ella no era una niña mala.

Pero, desafortunadamente, los alrededores de la niña siempre estuvieron llenos de eventos vertiginosos.

“Si piensas que él iba a morir por tu culpa, entonces la delirante eres tú, pollita.”

Mino no dijo nada y simplemente tomó más alcohol.

“… ¿Soy tanta molestia?”

“Escuchándote, suena como un tipo peligroso, será mejor si lo dejas rápido. No es como si a él le faltara nada.”

“… Jejeje.”

“¿Por qué lo persigues y molestas?”

Los ojos de Mino se sacudieron mientras escuchaba eso.
Mino pensó en silencio sobre algo por un tiempo antes de hablar finalmente.

“… Es sólo que, al mirarlo, ya sabes.”

Claire había escuchado líneas como esas una infinita cantidad de veces desde que había empezado a operar esta taberna. No hace falta decir que, ella se refrenó a sí misma de exclamar que estaba pasando de nuevo. Pero,

“Es frustrante.”

Una línea inesperada salió de la boca de Mino.

“Él es tan engreído. No tiene modales, su habla es crudo … pero, por alguna razón, nadie es capaz de bloquear su camino. Simplemente hace todo lo que se le venga en gana, pero nadie puede ser su oponente. Zorro Rojo, el Obstinado Carlton, e incluso el viejo de la Sombra del Crepúsculo… Claire, ¿sabes lo que pensé mientras veía todo eso?”

Dijo mientras examinaba el interior de la taberna.

“Se sintió como si la vida que he estado viviendo hasta ahora hubiese sido para nada.”

“…”

“No es como que morí porque quise. Incluso tú, Claire, tú hasta ahora vives tan diligentemente.”

Algo inesperado se proyectó a través de los ojos de Mino.

“Pero de repente él aparece de la nada y luego, como si todo lo que acogimos hasta ahora fuese erróneo, lo destruyó todo, mató gente, ignoró…”

Su vaso estaba vacío.
Mino vertió otro vaso de vino de bestia.
La amarga fragancia de los cuernos mezclados con la esencia del alcohol.

“Independientemente, quiero ver eso. Yo no puedo, pero quiero ver a alguien que lo castigue. Es por eso que…”

Al escuchar la historia de Mino, Claire sintió ligeramente algo en algún rincón de su mente. Fue en ese momento que Claire se percató de algo.

Esta niña conoció a alguien que nunca debió de conocer, y sintió algo que nunca debió de haber sentido.

Claire sabía lo que Mino sentía. Era algo que Claire también había sentido en el pasado. En aquél momento, Claire le dio la espalda a ello y escapó. Y luego, ella creció.

Claire abrió su boca y habló en un tono de terquedad.

“Mino, déjame darte unos consejos.”

“¿Ah?”

“No te involucres con él por más tiempo, ni siquiera lo veas.”

“… ¿Por qué?”

“Si te quedas con él por más tiempo, entonces morirás ‘de verdad’.”

Mino fue tomada por sorpresa.

Esta fue la primera vez que había visto a Claire hacer esa cara seria desde que había accidentalmente causado que ambas murieran.

Mientras que Mino estaba a punto de abrir la boca, algo hecho de poder espiritual entró volando a través de la ventana. Mino confirmó la identidad del remanente.

[Inspector en Jefe del Punto de Control Norte, Carlton Zevier]

‘… ¿Qué me está enviando este burro terco?’

Tan pronto como intentó abrir el mensaje, Mino sintió un poder presionándola.
No se sentía como si hubiera intenciones maliciosas, pero la energía se sentía extraña.

Además, no había solo una.
De las energías en el mensaje, advirtió el hallazgo de más de un individuo que Mino no tenía confianza de poder derrotar en una confrontación cara a cara.

La puerta de la taberna se abrió en el siguiente instante y un número de personas no identificadas entraron. A pesar de estar intoxicada, Mino tenía el suficiente control sobre sus facultades para darse cuenta de la tensión en el aire, incitándola a sacar la daga en su seno.

Una de las personas dio un paso al frente e hizo una pregunta.

“¿Eres la Bruja de la Matanza?”

“… ¿Y si lo soy?”

La puerta de la taberna se cerró mientras respondía.
Un hombre desconocido habló con una gran sonrisa en su rostro.

“Hay algo que debes hacer.”

‹•›

El proceso de fundición empezó primero al suplir de poder al horno central. Ya que el material esta vez era el cuerno de un garnak, era necesario suplirlo con una cantidad de poder espiritual mucho más grande de lo normal para producir una flama lo suficientemente caliente para procesarlo.

Mientras que las flamas se hacían más fuertes, Jae Hwan simplemente observó el limpio cuerno del garnak.

“Primero, muéstrenme el método que usan para procesar.”

El primer paso cuando procesas un cuerno en ‹Sombra del Crepúsculo› era captar el marco básico.
De hecho, Meikal ya estaba en proceso de preparar un diseño sobre la superficie del cuerno de garnak con una pluma sumergida en tinta blanca.

Mientras más detallado y específico fuese el bosquejo, mejor. Una vez que la forma del cuerno fuera mecanizada, no podría ser vuelta a la normalidad. Una vez que el borrador fue completado, los artesanos  llamaron a Meikal.

Dentro del horno central yacía un fuego ardiendo en un blanco brillante.
Meikal puso el cuerno en un molde pre-hecho y colocó éste en el horno con el fin de hacerlo más moldeable. Después de un tiempo había pasado, una cosa extraña parecida una burbuja se formó en la superficie del cuerno.

Meikal y los demás artesanos removieron rápidamente el molde y trajeron el cuerno sin mucha demora a un cortador para dar forma al cuerno.

El cortador se movió junto a las líneas de tinta blanca.
Pese a que se volvió más moldeable, el cuerno era tan duro que se volvió necesario pasarlo por una docena de cortadores. Tan pronto como fueron capaces de tener apenas éxito en el corte, Meikal dejó salir un suspiro.

“Desde ahora será una batalla de habilidad.”

La habilidad inherente de la clase Aprendiz, Procesar.

Una habilidad que todo artesano hábil conocía.

Es difícil de creer que la brillante luz blanca emanando del martillo y cincel de Meikal fuese el resultado de un mero artesano. Pero la expresión de Jae Hwan permaneció sin cambios. Eso fue porque él había presenciado una vista similar en su pasado.

—Jae Hwan-gun, lo que estoy haciendo no es fundir. Es un juego de probabilidades.

Jay había dicho algo así ese día.

El herrero principal de Atopos, Jay.

—He estado trabajando muy duro mientras te miraba, Jae Hwan-gun. Ya he amaestrado todas las habilidades de un herrero. Puedo estar confiado de mí mismo. Tengo un 99% de probabilidad para poder reparar cualquier arma proveniente de la «Torre Pesadilla».

Las armas de la «Torre Pesadilla» simplemente eran armas comunes en las «Grandes Tierras». Todas las armas en la torre eran solo réplicas del original.

Independientemente, una probabilidad del 99% aún era increíblemente alto. Sólo Jay tenía una probabilidad tan tremenda de reparar un arma en toda la «Torre Pesadilla». Casi nunca ha visto a Jay fallar en la reparación de algo en alguna instancia.

—Pero desde que llegué a este nivel, recientemente he tenido algunos pensamientos extraños. Quiero creer que me estoy perdiendo algo crucial. Ese es el tipo de cosas en las que he estado pensando.

Jae Hwan le había preguntado qué había querido decir en ese momento.
Jay respondió de tal manera:

—He dedicado todo mi tiempo en incrementar la aptitud de mi habilidad para que así pudiera alcanzar la tasa del 99%. Pero a pesar de eso, no puedo evitar pensarlo a veces. Me estaba esforzando en llegar al 99%, o estaba huyendo desesperadamente del prospecto del 1%, o algo así…

Jae Hwan experimentó por primera vez el poder de Duda no mucho tiempo después de haber escuchado esas palabras de Jay.

Una fuerza diferente a una habilidad.
Era incompleto y difícil de manejar, pero era un poder libre.

“Ya capté la esencia de esto, mejor detente por un rato.”

Al haber sudado tanto que su espalda estaba empapada, Meikal paró.
A pesar que le tomó una cantidad absurda de tiempo, el cuerno del garnak no tenía ni una sola manca. Solo el cincel y el martillo estaban destruidos.

“… La fundición es un proceso que consume mucho tiempo. Encima de eso, el cuerno del garnak es algo que se le debe dar por lo menos el valor de un mes de tiempo de inversión.”

“Estoy consciente de eso.”

“… ¿Ya lo sabías? Juju.”

Independientemente, Meikal tenía una expresión compleja en su rostro.

“No te burles de un viejo como este.”

“…”

“¿No puedes saber si estoy mintiendo o no?”

Jae Hwan no respondió. Simplemente tocó la superficie del cuerno sin decir nada. Incluso si lo fuese a martillear una infinita cantidad de veces, a éste no le quedaría ni una manca. A pesar de que ha pasado un tiempo desde que Jae Hwan se había vuelto incapaz de usar la «Interfaz del Sistema», aún seguía siendo capaz de descifrar lo que pasaba al leer los mensajes que Meikal estaba recibiendo.

.

.

.

[La habilidad ha fallado]

[La habilidad ha fallado]

[La habilidad ha fallado]

[La habilidad ha fallado]

.

.

.

“Estoy muy viejo para procesar el cuerno de un garnak. Si tan solo hubieras llegado a mí con anterioridad.”

Sentado en una silla al lado del horno, Meikal encendió un cigarrillo.

“Bueno, ahora que el día prometido ha pasado, ¿puedo hablar con más libertad? Después de todo, ya no eres el vicelíder.”

Jae Hwan asintió su cabeza en silencio.

Con la autoridad de vicelíder de vuelta en sus manos, la expresión de Meikal se relajó.

“¿Fumas?”

Jae Hwan agitó su cabeza.
Meikal dejó salir una corriente de humo y lo observó mientras ésta perduraba en el aire.
La cara de los artesanos circundantes se oscurecieron.

Por naturaleza, Meikal no era alguien que hacía cosas innecesarias cuando trabajaba en una comisión. Pero Meikal había bajado su martillo y, en cambio, estaba fumando un cigarrillo.

“Si no funciona cien veces, entonces no funcionará mil veces, bueno pues, existen algunas cosas en este mundo que simplemente son imposibles. Por supuesto, jóvenes como Neiven por allá pensarán lo contrario.”

Al escuchar eso, el rostro de Neiven se volvió rojo brillante. Era el artesano que había guiado a Mino y Jae Hwan cuando llegaron por primera vez.

“¡E-eso no es cierto vicelíder-nim!”

“¿Qué quieres decir que no es cierto? ¿Ya te olvidaste de lo que me dijiste la última vez?”

Meikal se giró hacia Jae Hwan otra vez y dijo.

“Ese joven de allá es un chico muy trabajador. Cuando lo contraté, él estaba hablándome en la entrada del taller, pero tiene un futuro prometedor. Puede que el siguiente ‘Artesano del Amanecer’ sea él. Si es suertudo, podría incluso recibir la designación de Aprendiz. Pero…”

Meikal tomó el cigarrillo de su boca y lo apagó con la superficie del yunque.

“Incluso él jamás podría sobrepasar las limitaciones de su nacimiento. Los humanos nunca podrán alcanzar el nivel de un artesano de alta clase, tal y como yo no pude procesar este cuerno de garnak.”

Mientras escuchaba el autodesprecio y los lamentos de Meikal, Jae Hwan se dio cuenta de que Meikal había fallado en empezar a trabajar en el cuerno. El cuerno era una prueba. Demostraba que desde lo profundo de su ser, él ya había fallado.

Jae Hwan abrió su boca para hablar.

“No lo sabrás con certeza a menos que continúes.”

“Ya he dado lo mejor que puedo. Un centenar de veces, un millar de veces.”

“Entonces tendrás que hacerlo diez mil veces.”

“¿Y qué haré si falla aun después de diez mil intentos?”

“Entonces lo harás diez mil millones de veces.”

“¿Diez mil millones? ¡Euhuhut! Tú, eres joven.”

Meikal dejó salir una estruendosa risa mientras curvaba su espalda.

“Así que piensas que no he puesto suficiente trabajo duro y dedicación, ¿es eso?”

“…”

“Lo hice. No sé si me creerás. Es cierto, probablemente no he alcanzado diez mil millones de veces como dijiste, pero sé que he tenido que estar muy jodidamente cerca. Entrenar, entrenar y entrenar algo más. Ese es el porqué fui capaz de llegar tan lejos.”

Los años pasaron por los ojos de Meikal. Muchos, muchos años han pasado desde que llegó a este taller por medios del «Árbol Ilusorio».

“¿Cuántos años has vivido?”

Jae Hwan se preguntó lo mismo. Había vivido por veinte años antes de entrar a la torre, pero había vivido treinta años en la torre.

Entonces tomando eso en cuenta, no sería equivocado decir que había vivido cincuenta años.

“Cincuenta años.”

“¿Es así? Parece ser que moriste mucho más temprano de lo que esperé.”

Después de todo, la apariencia externa de Jae Hwan era de un hombre de veinte años.
Eso sería imposible a menos que hubiera muerto cuando era joven.

Meikal habló.

“He vivido ciento cincuenta años.”

Dijo en un tono extrañamente arrogante. Después de saber qué tan viejo era Jae Hwan, Meikal se volvió más relajado. Cayó en un profundo pensamiento. No importaba cuán sorprendente era este hombre, él aún era muy joven e inmaduro para entender las crueldades del tiempo.

“No importa cómo lo diga, no lo entenderás. Después de todo, todavía tienes que vivir tantos años como yo.”

Era imposible entender el ‘tiempo’ de otros. Era verdad. Jae Hwan abrió su boca para hablar.

“No, lo sé.”

Al escuchar algo estúpido, Meikal elevó una ceja.

Entonces una sonrisa brotó en su rostro.
Era precisamente ese tipo de mentalidad que un joven tendría.

Él también fue exactamente el mismo cuando era joven. Había querido decir que ‘sabía’ de las dificultades que la edad traía. Pero ahora sabía existían algunas cosas que nunca se podría saber a menos que se llegara a la vejez.

Meikal abrió su boca hacia Jae Hwan para entonar un consejo, pero fue un instante más lento y fue interrumpido por Jae Hwan.

“Eres alguien que ha dedicado mucho más esfuerzo que ningún otro.”

“…”

“Seguramente has trabajado y entrenado duro para alcanzar el lugar dónde estás ahora.”

Al escuchar la voz calmada de Jae Hwan, Meikal se quedó sin habla. Eran simples palabras que expresaban simples hechos. Eran palabras que carecían de fineza, y palabras que no podían ser alabadas.

Pero en la presencia de aquellas palabras, Meikal se sacudió.

Quizás se deba a que nadie había hablado con él tan directamente. Él fue alabado y puesto en un pedestal cuando era joven; honorado y enmarcado como un gran hombre cuando era viejo. Aun así, nunca había sentido como si en verdad fuera reconocido.

‘Parece ser que también me estoy empezando a volver senil.’

Meikal pensó para sí mismo con una expresión amarga en su rostro.

“Gracias. Por fin llegué al día en el que un joven me consuela.”

Jae Hwan no dio una respuesta.

Su interacción con el hombre aburrido frente suyo, le chispeó un poco de curiosidad en el mismo Meikal. ¿Cómo evaluaría el joven y arrogante Meikal la vida del viejo Meikal?

Tal y como dice el dicho, si pudieras preguntarle una algo a tu pasado yo, ¿qué le preguntarías?

Meikal sacó otro cigarrillo y le hizo una pregunta a Jae Hwan.

“¿Qué dirías que me falta?”

“…”

“¿Talento? ¿Nacimiento? ¿O dirás que suerte?”

Al mirar a Meikal, las pupilas de Jae Hwan se profundizaron.

No, decir que su mirada se profundizó sería una falsedad. No es como si su mirada se había vuelto un agujero sin fin o una ventana hacia el abismo. Dentro de esos ojos estaba algo desconcertante que Meikal no podía describir bien con palabras.

En medio de su disconformidad, Jae Hwan habló.

“No te está faltando nada.”

“… ¿No me falta nada?”

“En lugar de decir que te falta algo, es más como si…”

“¿Más como si…?

”Podrías decir que tienes demasiado.”

“¿Tengo demasiado? ¿Qué quieres decir?”

Había preguntado si le faltaba algo, pero se le respondió que él tenía mucho. Meikal observó a Jae Hwan con una expresión interrogante en el rostro. Jae Hwan reformuló su respuesta.

“Has vivido demasiado tiempo.”

 

 

Notas:

0– La manca es algún desperfecto o daño de poca importancia sobre un objeto. Normalmente se utiliza para referirse a tal daño ocurrido sobre tela, figuras de porcelana, etc.


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

6 comentarios

    • Yo creo que se refería que al vivir demasiado se ha estrechado su punto de vista y no ha apreciado otras formas de avanzar. Gracias por el capitulo =)

      Me gusta

      • sep, eso es exactamente lo que pienso, ha vivido tantos años que simplemente no es capaz de verlo desde otros puntos de vista, imagínense vivir décadas ejerciendo su profesión de una manera en la que a tu punto de vista, durante todo el trayecto te funcionó, pero luego llega un tipo en sus veinte años y dice que todo lo que ha hecho está mal y que lo que piensas imposible no lo es y que todo el trabajo duro fuera para nada, no hay manera en el que pueda aprender fácilmente a ejercer su profesión de un modo totalmente distinto.

        Esto curiosamente me recuerda a los abuelos quejándose de cómo se hacen las cosas hoy en día con la tecnología :u

        Le gusta a 1 persona

  1. Jay…
    Me salieron algunas lagrimas con su recuerdo, imaginense lo que seria ahora si hubiera vivido solo un poco mas…
    Ese personaje me agrado mucho, demuestra humanidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s