Awakening: Capítulo 230


Ultimo capítulo del pack……Quedan como 5 capítulos en raw inglesas……así que si me apoyan mucho….los sacaré en seguida…….aunque planeaba sacar uno por semana para no ALCANZAR TAN RAPIDO AL GRINGO……no sé, ya veremos como los sacaré

PD: Ya va un mes sin nuevo cap de awakening en ingles, recen para que saquen más mientras estoy activo T-T……


-Amantes-

“Lei, déjame ayudarte a lavar tu espalda, ¿okay?” En las aguas termales, Naoko miró a Lei Yin suavemente.

Lei Yin asintió con una sonrisa y se dio la vuelta y se recostó en el borde de la fuente termal, de espaldas a ella. Tomó una lata de cerveza para beber mientras disfrutaba las maravillas de las suaves manos de Naoko.

Naoko se acercó a Lei Yin, con una toalla, ella muy suavemente limpió su espalda.

“Lei.” Después de un tiempo, Naoko de repente susurró su nombre.

“¿Sí?” Lei Yin, cuyos ojos estaban cerrados respondió, estaba disfrutando la agradable sensación de calidez y relajación de los constantes movimientos de Naoko.

“¿Amas tener muchos hijos?”

“¿Hmm? ¿Qué te hizo decir eso?”

“En ese momento, estábamos en la familia Takeda, dijiste que tener más niños en casa sería divertido y también me di cuenta de lo bueno que eras con Alice, ¡eras muy bueno!”

Lei Yin sonrió. “No pensé que recordarías mis palabras tan claramente, francamente hablando, no puedo decir que amo tener muchos hijos, pero siento que la casa se sentirá viva con muchos niños alrededor, pero a veces pueden ser ruidoso, después de todo, no todos los mocosos pueden ser como Alice, tan callados y obedientes. Mi turno, ¿por qué sacaste esta conversación tan de repente?”

Naoko estuvo en silencio por un momento, luego susurró acercando su cara más cerca a la de Lei Yin. “Quiero tener tu bebé si quieres.”

Lei Yin abrió gradualmente sus ojos, sus ojos parecían pensativos, durante mucho tiempo no dijo una palabra.

En las aguas termales, ambos se volvieron repentinamente muy silenciosos.

Después de un largo silencio y nervioso, Lei Yin lentamente se giró hacia atrás, él la miró profundamente.

Su mano derecha se levantó lentamente y le acarició suavemente el lado izquierdo de su cara. Lei Yin dijo en voz baja: “No quiero niños, ya eres suficiente para mí.”

El cuerpo de Naoko tembló ligeramente, bajó su cabeza y susurró: “Tú…..¿ya lo sabes?”

Su mano izquierda también se estiró, y Lei Yin la abrazó suavemente en su pecho, acercó su cabeza y dijo: “Las mujeres con enfermedades cardiovasculares, especialmente las cardiopatías congénitas, si fueran a quedar embarazadas, es lo mismo que cometer suicidio, y esto no es algo que solo conozcan los doctores profesionales, creo que tú también lo sabes, no quiero tener hijos, solo quiero que juntos estemos felices y en paz.”

“Lei ……¿no, no soy una mujer inútil? Incluso tener hijos, esto ni siquiera puedo hacerlo por ti. Cuando el doctor me dijo que nunca podría tener hijos, me sentí devastada. Realmente quería dar a luz a tu hijo…..” Exclamó Naoko llena de dolor.

Mirándola y escuchándola llorar de esta manera, Lei Yin no pudo evitar sentir un inmenso dolor de corazón.

Levantó su rostro y besó sus labios ferozmente.

Naoko se aferró a sus labios con los de ella bruscamente, todas sus emociones se vertieron en este beso, ella se aferró con fuerza a su cuello con ambas manos. A ella no le importaba si lastimaba sus labios (de él) besándolo tan bruscamente. Ella lo necesitaba (a él).

Mientras la besaba, Lei Yin se inclinó más cerca, con un gemido, usó su muslo derecho para separar las piernas de Naoko, y él directamente se empujó dentro de su cuerpo (de Naoko).

En el momento en que Lei entró, Naoko se sacudió por la fuerza.

No había forma de detenerse, Lei Yin después de que entró en ella, no le dio tiempo a recuperar el aliento, comenzó a arrastrarse constantemente hacia su profundo cuerpo. Él comenzó a golpear fuerte y rápido.

“Ahh……” Mientras Lei continuaba aumentando la fuerza ​​de sus golpes, Naoko gimió en voz alta.

Lentamente, su par de delgadas y blancas piernas inconscientemente se envolvieron firmemente alrededor de su cintura, todo su cuerpo se colgó de él, para resistir su ola de ataques.

El agua de las aguas termales constantemente salpicó como resultado de la intensa acción de Lei Yin. El vapor de las aguas termales los cubrió, del vapor vino un gemido sofocante y sonidos rápidos de respiración de una mujer embriagada.

Ola tras ola de placer intenso golpeó a Naoko como la marea de un océano embravecido, el cuerpo del Naoko estaba enrojecido, su cara estaba roja como la sangre. Su cuerpo se llenó de sudor y todas las lágrimas incontrolables de sus ojos se mezclaron constantemente mientras fluían por su cuerpo. Su cuerpo originalmente sensible se volvió más y más sensible a los continuos y atronadores ataques de Lei Yin. Casi todos los impactos intensos la hacían sentir como si estuviera muriendo. En este momento, su mente ya estaba en blanco, todos los nervios se centraban en ese punto de conexión entre ella y el Lei Yin, por lo que esta tímida introvertida inconscientemente dio más, ella siguió rítmicamente el movimiento de Lei Yin sin darse cuenta.

Lei Yin miró directamente los ojos cerrados y cara llena de felicidad de Naoko. Él siguió moviéndose violentamente mientras la miraba; Él acarició suavemente su cara de bebé amorosamente.

‘Esta tonta….’

Unos minutos más tarde, Naoko repentinamente gritó fuertemente, todo su cuerpo se torció violentamente. Incluso sus hermosos dedos de jade también se curvaron hacia adentro.

Después de su grito, su cuerpo repentinamente se ablandó, todo su cuerpo se tumbó débilmente sobre su amor, ya no podía moverse.

Lei Yin le besó su cara carmesí y la sostuvo entre sus brazos, acariciando lentamente su espalda. Sus dedos se movían hacia abajo y hacia arriba suavemente.

Después de refrescarse, Lei Yin salió de ella; Miró a la inconsciente Naoko, su rostro mostraba una gran tristeza.

Después de cubrir su cuerpo (de Naoko) con su toalla, Lei silenciosamente la llevó de vuelta a la habitación.

En el baño, Lei Yin lavó su cuerpo suavemente. En este momento, Naoko finalmente se despertó.

Cuando abrió los ojos, Lei Yin la cargó y la puso sobre su muslo, la abrazó y dijo: “Naoko, escúchame, por algunas razones, no tengo la idea de tener futuras generaciones. Incluso si no eres capaz de tener a mis hijos, eso no me hace ninguna diferencia. Quiero que sepas esto. Esta es la verdad.”

Naoko lo miró con un poco de sorpresa. “Tú, tú…..¿estás diciendo la verdad?”

Lei Yin calmadamente la miro a sus ojos. “Es verdad, lo juro.”

Lágrimas cayeron silenciosamente de su rostro una vez más, Naoko puso su cabeza sobre su pecho y sollozó, su cálido y fragante cuerpo de jade de vez en cuando temblaba ligeramente.

Lei Yin no la detuvo, sino que limpió suavemente su cuerpo con una toalla empapada en agua.

Después de secar su cuerpo, Lei Yin sostuvo su cintura, ayudándola a regresar al dormitorio.

Después de colocarla sobre la sábana del cojín en el piso de madera, Lei Yin se acostó de lado junto a ella y luego la miró lastimosamente. Él la envolvió en su pecho.

Lágrimas continuaron saliendo de los ojos de Naoko, pero ella no tenía el corazón para manejarlas, solo siguió llorando en sus brazos.

Él suavemente limpió las lágrimas con sus dedos, Lei Yin usó sus manos para poner una de sus finas manos (de ella) en su rostro (de él) y dijo en voz baja: “Deja de llorar, ¿okay?”

“Lei…..” Naoko se atragantó con un sollozo, pero las lágrimas fluyeron aún más poderosamente.

“Tú……realmente eres una mujer llena con un océano.” Lei Yin sonrió, se ajustó y apoyó su cabeza en la almohada, y luego la abrazó suavemente dentro sus brazos.

Naoko apoyó su cabeza en su pecho, con ambas manos lo agarró fuertemente por su cintura (de Lei), tratando de meter todo su cuerpo dentro su pecho. A pesar de que su cuerpo todavía estaba débil, todavía lo abrazó con fuerza, como si de repente desaparecía si no lo abrazara fuertemente.

La condición de su corazón siempre había sido la sombra más grande en su corazón la cual le hacía sentirse inferior a otras mujeres. Ella no se atrevió a decirle la verdad porque sabía muy bien lo que la infertilidad significaba como mujer. Aunque creía que él no es un hombre que la abandone por esta razón, ella todavía tenía miedo de cualquier circunstancia imprevista.

Para ella, Lei Yin era su mundo entero. Por lo tanto, incluso podía separarse de su relación familiar de cada persona que la había criado durante más de diez años por esperar a que Lei Yin regresara. Debido a su amor por Lei, decidió arriesgar su vida dando el nacimiento al niño de Lei.

Pero Lei le dijo que no quería tener hijos. Sin embargo, su pensamiento desorganizado no podía decir si estaba diciendo la verdad o consolándola. Ella solo quería abrazarlo fuertemente.

Lei Yin sintiendo la inquietud en su corazón, bajó su cabeza y le besó su pelo, y luego le susurró al oído y dijo: “Yo, te amo, te lo prometo, estaremos juntos para siempre, hasta el día de nuestra muerte no seremos separados. (Lei Yin también dijo esto por segunda vez dos años después).

Todo el cuerpo de Naoko se sacudió con entusiasmo, sus dos manos finalmente relajaron su abrazo, los temblores leves de su cuerpo también se detuvieron gradualmente.

“Relájate, relájate Naoko. Se una buena chica ahora y vete a dormir ¿Okay?” Lei Yin le susurró en su oído como si tratara de persuadir a un niño pequeño para que durmiera.

Lentamente, Naoko descansando sobre su pecho comenzó a calmarse y su cuerpo se relajó completamente, pero ella lo abrazó sin soltarlo.

Al verla caer dormida en silencio, los ojos de Lei Yin estaban llenos de amor.

Él le dijo que no quería tener hijos, realmente no la estaba consolando.

Lei Yin, quien era una existencia inmortal que había vivido muchas vidas, siempre se consideraba un transeúnte.

Toda la gloria y la riqueza del mundo no eran más que una exageración para él.

Solo dio lo mejor de él, cuando desafió a los héroes del mundo con una espada en su mano e intentó hacer algo que otros simplemente no podían imaginar. Pero morir era todavía morir, y cuando reencarnaría después de una algunas décadas o siglos, nadie recordaría las maravillas que hizo en su tiempo.

El llamado éxito o fracaso fueron solo gestos vacíos para él. Después de unos pocos cientos de años más tarde, una poderosa fortaleza puede haber sido nivelada. Sin embargo, las únicas cosas constantes que encontraría serían el amanecer y atardecer.

Ya que solo pasaba por allí, no quería dejar ningún lazo atrás, y las generaciones futuras eran los vínculos más grandes a los ojos de él. Por lo tanto, en sus constantes reencarnaciones, en el mejor de los casos, solo recibió unos pocos discípulos, pero desde el principio hasta el fin, nunca dejó ningún descendiente.

Y estrictamente hablando, a excepción de la “primera generación” de Lei Yin, la descendencia nacida de los cuerpos de aquellos a quienes reencarnó ya no serían su verdadera línea de sangre.

En este mundo, solo quería cuidar bien a esta hermosa mujer que lo amaba, así como a otras personas que él valoraba. Solo con ellos, podría olvidar temporalmente su identidad como invitado.

 

 

 

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n **


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

4 comentarios

  1. Me tuve que releer algunos capitulos para acoger el pack, y me alegro de haberlo hecho xDD Está guay tener un viejo rival como nuevo personaje =)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s