Hail The King: Capítulo 63


Bueno, al final no pude subir esto el domingo ya que Gif se tardó la vida en darme el cap (en realidad se olvidó, así que en parte es culpa mía por no recordarle). En todo caso, no podré darles dos capítulos (de nuevo) ya que hoy mismo tengo partido y ayer estuve un tanto enfermo. Perdonen.

Espero que les guste este capítulo,
y espero que tengan una feliz lectura.

Traductor: Absolute
Corrector: Gif


Las Políticas del Reino

 

Aunque contaba con algunas ideas y planes, Fei no cambió inmediatamente la estructura de la milicia y las políticas del reino. Solo ha estado aquí por tres días, así que había demasiadas cosas que él no sabía. Si intentaba apresurar todo, podría crear más problemas y tardaría más tiempo implementar los cambios.

Fei planeaba usar estos dos días para conocer más sobre el reino.

La reunión continuó. No fue tan seria y majestuosa como las reuniones con reyes y emperadores en series de televisión y películas de la Tierra. Fue todo lo contrario; el ambiente en el Salón Ejecutivo era muy animado. En la zona bajo el trono había un río artificial que fluía por el pasillo. Incluso había unos peces dorados nadando en él. En ambos lados, había dos filas de sillas de piedra cuidadosamente colocadas. Cuero suave cubría las sillas para que así los participantes de la reunión pudieran expresar sus opiniones cómodamente. Todos tenían el mismo poder y oportunidad; podían ponerse de pie y expresar sus opiniones sin el consentimiento del rey, e incluso entrarían en discusiones acaloradas si tuvieran opiniones contradictorias.

Un sentimiento sutil e infantil de democracia y libertad se difundió silenciosamente en el salón.

Esta fue la primera reunión que Fei organizó como un rey después de su ‘recuperación’ como una persona normal, por lo que todos los que tenían un estatus tuvieron la oportunidad de participar. Del lado de la milicia, a excepción del general Brook, los veintidós hombres musculosos, incluidos Pierce y Drogba, tenían asientos formales. Estos ‘líderes’ de Chambord dijeron lo que les vino en mente con respecto a la estructura del reino. Algunos dieron ideas muy constructivas, mientras que otros llegaron preparados y le dieron a Fei sus opiniones escritas en papel hecho de telas blancas y pieles de animales, en especial la pareja de ancianos de cabello blanco, muy respetado y acreditado en Chambord. Como si fuera magia, sacaron grandes cantidades de papel con enormes ensayos que explicaban sus opiniones y recomendaciones en escrito. Fei sintió nauseas con solo mirar el tamaño de las pilas.

Hubo una avalancha de opiniones y recomendaciones, algunas explicando el abuso de poder del ex primer ministro Bazzer y otros mostrando su decepción en el coeficiente intelectual anterior de Alexander. Chambord tenía numerosos asuntos tediosos para que el rey los tratara. Fei se sintió enterrado en todo el papeleo. Al ver la montaña de documentos frente a él y las páginas de recomendaciones que su secretaria estaba registrando a un lado, Fei sintió que le dolía la cabeza. Se frotó los ojos y sacudió la cabeza dolorosamente.

Al ver a Fei actuar de esta manera, los fortachones se rieron regodeándose. Incluso el viejo y atractivo Bast tenía una sonrisa significativa en su rostro.

Fei estaba enojado, pero una idea repentinamente brilló por su mente. Le dijo a su futuro suegro justamente, “Abuelo Bast, todavía no soy un adulto y no tengo experiencia. Como un mayor, tú tienes que ayudarme. Jejeje, ¿qué tal eso?, ¿podrían separar y organizar estos papeles y documentos para mi y hacer recomendaciones en cada uno? De ese modo, será mucho más fácil para mi llegar a una decisión.”

Bast quedó atónito después de escuchar las palabras de Fei.

Tal vez Fei ni siquiera se había dado cuenta, pero todos los deberes que describió eran parte del trabajo del ex primer ministro Bazzer. Esta solicitud de Fei significaba que le había dado todos los poderes ejecutivos del reino a Bast… Lo significaba que desde hoy en adelante, Bast se convertiría en el nuevo Primer Ministro; este repentino cargo abrumó al viejo zorro Bast.

Ni siquiera tuvo suficiente tiempo para reaccionar, y las otras personas en el pasillo tampoco esperaban algo como esto.

Por un momento, la atmósfera en el Salón Ejecutivo quedó en silencio. Después de tres o cuatro segundos de silencio –

“¡Su Majestad, discrepo con todo respeto!”

“Rey Alexander, también discrepo…” Otro más intervino al instante.

“Sí… Rey Alexander, Bast es un sucio y desvergonzado traidor. Robó más de la mitad de los bienes reales hace sólo medio mes. Por Angela, dejamos pasar eso. Pero sus acciones siguen siendo imperdonables. ¿Cómo podría darle a un hombre que carece de integridad y honor el tan importante rol de Primer Ministro?”

“¡Estoy de acuerdo! ¡Joven Rey Alexander, no puede ser parcial!”

“Es cierto… También pienso lo mismo…”

De repente, una ola de discrepancia estalló y todo el Salón Ejecutivo se volvió caótico. Fei no esperaba que surgiera una situación así. Echó un vistazo alrededor silenciosamente y se sorprendió al descubrir que Brook y los fortachones que estaban sentados en el lado oeste del salón no dijeron nada; más bien, los que eran más ruidosos eran una docena de caras nuevas. Estas docenas de personas aparecieron ante él; la mayoría de ellos estaban vestidos lujosamente con túnicas de seda y coronas de plata incrustadas con diamantes y cristal. Todos parecían enérgicos y hablaban apasionadamente. Se daban palmadas en el pecho y parecían grandes y obedientes.

“¿Quiénes son?” Fei giró la cabeza y le susurró a Torres, su guardia personal.

Después de que el rubio escuchó eso, bajó la cabeza y le susurró, “Mi Rey, esos seis que llevan coronas de plata al frente de usted son nobles de clase alta en el castillo, y los cinco hombres vestidos lujosamente son los comerciantes más adinerados en el reino. De acuerdo a las tradiciones del reino, estas personas tienen roles importantes en las reuniones del Rey; ellos pueden influenciar las decisiones del rey.”

“Con que es así.” Fei asintió, entendiendo vagamente lo que estaba pasando.

Independientemente de si fue en la Tierra o en este mundo, siempre hubo algunos políticos bien dichosos y aparentemente leales que obtuvieron toneladas de riqueza de la sociedad y disfrutaron del poder actuar por encima de la ley. Podrían tomar el crédito de la milicia, jugar con sus poderes, formar conspiraciones y promover su ‘justicia y honor’. Todo para satisfacer sus propios deseos egoístas.

En este momento, los nobles y comerciantes en el Salón Ejecutivo actuaban de la misma manera.

Este descubrimiento hizo que Fei suspirara de nuevo, ‘Así que Alexander el Rey tenía una vida tan caótica y explotada. ¿Cómo es que estos gordos y estúpidos comerciantes con fines de lucro aparecen en el Salón Ejecutivo del Rey? El lugar ahora está tan ruidoso y caótico como un mercado al aire libre… Es como si el Reino de Chambord fuese sólo un pequeño pueblo en la Tierra y yo tan solo soy el alcalde…’ Fei se dio cuenta de que para construir el reino ideal en su mente, aún quedaba un largo camino por recorrer.

“Silencio, dejen los argumentos. Tú, di tu nombre.” Fei agitó su mano y levantó la voz para interrumpir la acalorada discusión. Señaló al hombre con corona de plata que estaba gritando más fuerte al centro y le preguntó.

“Luis, Su Majestad. Soy el vizconde Luis.” El hombre coronado de plata se acercó y se inclinó ligeramente con un saludo de noble estándar, y luego respondió con orgullo.

‘Oh, vizconde… ¿Luis?’

Fei sintió que todo el nombre era difícil de pronunciar. Para ser honesto, no tenía idea de cómo funcionaba el sistema de Titulación Occidental, pero eso no afectó su siguiente pregunta, “Sr. Vizconde, si el Abuelo Bast no sirve, ¿entonces quién más cree que podría realizar bien este deber?”

“Rey Alexander, para ser claro, no intento ser arrogante, pero creo firmemente que yo soy el mejor candidato…”

Luis palmeó su pecho de nuevo mientras decía con orgullo, “Soy el noble que posee la sangre más pura en todo Chambord. Mi padre tuvo el honor de ser convocado por el Emperador de Zenit y conocerlo en persona. Mi familia tiene una historia honrosa y cuenta con innumerable honores. Yo… Por lo tanto, soy el candidato más indicado para la posición de Primer Ministro.”

Antes de que pudiera terminar, el resto de los nobles y los comerciantes se pusieron de pie uno por uno y aplaudieron cuando expresaron su concordancia.

Brook y los fortachones, por otra parte, mostraron desdén en sus rostros.

Fei agitó la cabeza ya que no sabía si reír o enojarse. Sabía exactamente qué era esto — era una batalla por el poder y el beneficio entre los políticos. Sin embargo, los pocos políticos no calificados frente a él eran demasiado estúpidos; su acto fue muy poco convincente y creó la risible escena. Fei miró a Luis, que aún anunciaba orgullosamente sus honores nobles, y dijo de pronto, “Muy bien, vizconde… eh… Luis. Solamente tengo una pregunta para ti. Si tu respuesta me satisface, entonces la posición de Primer Ministro es tuya.”

Luis se entusiasmó. Dijo confidentemente, “Su Majestad, ¡pregunte por favor! Le apuesto a que no hay nadie aquí que es mejor en deberes ejecutivos que yo.”

“Eso suena bien. Ahora, déjame preguntarte esto: cuándo todos los soldados y ciudadanos de Chambord estaban luchando y sangrando por el reino, ¿DÓNDE. ESTABAS. TÚ?”

Fei se sentó en lo alto de su trono. Se burló de él al decir cada palabra; ni siquiera trató de ocultar su expresión ridícula.

“Yo…” El vizconde Luis estaba atónito.

“Jajaja, cuando estábamos luchando con uñas y pies junto al Rey, el Sr. Vizconde debe haber estado escondido debajo de la entrepierna de una mujer mientras tiriteaba y gimoteaba. Jajaja…”

Drogba era un hombre sencillo. Después de escuchar tanta porquería, no pudo evitar ponerse de pie y burlarse de Louis y sus seguidores. Brook y el resto de los fortachones inmediatamente soltaron carcajadas.

“Tú… pedazos de rufianes decrépitos… ¿Desde cuándo ustedes son aptos para aparecer el Salón Ejecutivo?” El rostro del vizconde Louis se puso rojo de repente, y gritó mientras se justificaba a sí mismo, “Los nobles tenemos el derecho a ser eximidos de los reclutamientos de guerra… Como el noble de sangre más pura en Chambord, por supuesto que no soy como ustedes, manojo de campesinos, que hacen el aburrido trabajo de luchar y matar.”

“¿Luchar y matar son aburridos?” La cara de Fei se volvió inexpresiva al escuchar eso. Dijo enojado, “Muy bien, eso es todo. Vizconde Luis, estoy muy insatisfecho con su respuesta. Desafortunadamente, no tendrás el puesto de Primer Ministro… Además, querido vizconde, cuidado con quién insulte. Las personas que llamaste rufianes son los héroes que defendieron a Chambord. Si te escucho volviendo a irrespetar a los héroes de Chambord, tendrás el honor de ser la primera alma desafortunada que yo mismo le despoja su título de noble.”

Mientras decía eso, la sed de sangre ya no podía contenerse en sus ojos.

Luis estaba aturdido, sin poder atreverse a decir una palabra.

Entonces, Fei se volvió y le dijo a su futuro suegro, “Abuelo Bast, parece que te molestaré con la organización de los documentos y el papeleo. Jeje, ahora que el vizconde Luis me lo recordó; ahora declaro formalmente que a partir de hoy, tú serás posicionado como el nuevo Primer Ministro de Chambord.”

En este punto, Bast se había calmado por completo de su shock inicial. Después de escuchar esta declaración formal, el viejo no se rehusó; se inclinó con gracia para mostrar su aceptación.

Humph, Su Majestad, estoy en desacuerdo. ¡No puede hacer esto! Esto es claramente favoritismo… Colocar a un traidor como Primer Ministro destruirá a todo el Reino de Chambord.” Dentro del grupo de comerciantes gordos que estaban sentados en el lado este del salón, un comerciante gordo con barba se destacó valientemente y desafió la decisión poco convincente de Fei al ver la mirada significativa del vizconde Luis.

Fei estaba furioso.

Si alguien fuese un cobarde, entonces deberían haberse tragado las pelotas y fingido estar muertos. Sin embargo, los hombres frente a Fei lo empujaban al límite. Actuaban como si fueran justos y obedientes. Fei odiaba a este tipo de políticos falsos; recuerdos horribles de su vida en la Tierra de pronto aparecieron en su mente. Su temperamento no se contuvo en lo absoluto cuando golpeó con las palmas las asas del trono, se puso de pie mientras señalaba la nariz grasosa del gordo y maldecía de manera áspera, “¡Jódete! Me gusta el favoritismo; ¿quién te crees? ¿Qué puedes hacer sobre eso? De ahora en adelante, este tipo de retrasados desvergonzados no deberán aparecer de nuevo en mi palacio… ¿Dónde están los guardias? ¡Saquen a estos descalificados cerdos mugrientos de aquí!”

Tan pronto como Fei terminó su frase, una docena de soldados acorazados entraron corriendo, se llevaron a la pareja de gordos comerciantes y los arrojaron a las calles.

Bajo los jadeos y expresiones incrédulas en sus rostros, los seis nobles restantes se miraron avergonzados y finalmente se sentaron en silencio.

Fei se sentó en lo alto del trono. Miró a su alrededor, y ni un solo noble se atrevió a mirarlo a los ojos.

El inmenso poder de los nobles, la desordenada distribución del poder y el sistema político habían fortalecido la determinación de Fei para la reestructuración del sistema administrativo del reino y de la milicia. ‘Como ya soy el Rey de Chambord y mi destino va de la mano con las personas al frente mío, no puedo permitirme el lujo de no trabajar duro. Tengo que cambiar la situación actual y salvaguardar todas las cosas que aprecio.’

Después de ponderarlo, Fei sabía que para tratar una enfermedad mortal se necesitaba de un gran medicamento. Tendrá que darle al reino una fuerte dosis de medicinas para resolver este problema.

Cambió al Modo Paladín y una sensación sagrada, brillante y honorable emanó de su cuerpo. Se puso de pie frente al trono y con una expresión firme en su rostro, dijo con decisión, “Como el Rey de Chambord, declaro que durante los siguientes diez días, revolucionaré la distribución del poder, los sistemas administrativos y la milicia. Desde hoy, todas las órdenes y procedimientos en el sistema administrativo y la milicia serán abolidos, y todo el reino entrará en un ajuste de posguerra hasta el pasar de 10 días. Durante este período, todas las tareas administrativas y ejecutivas serás llevadas a cabo por Bast y los deberes de la milicia estarán a manos de Brook. SI alguno tiene una buena idea para esta reconstrucción y revolución, háblenle a Bast y a Brook de ello y entonces ellos me lo reportarán.”

La magnificencia del rey y la santidad del paladín se combinaron al instante. La voz de Fei hizo eco por todo el palacio. Nadie se atrevió a refutarlo; todos se inclinaron y se sometieron a la orden de Fei. Incluso los nobles que se sentían reacios sudaban a torrentes y no se atrevían a hablar. Bajo esta atmósfera, incluso sintieron la ilusión de que todo es lo que debería ser.

Este era el beneficio del Modo Paladín; podía aumentar la persuasión, la influencia y la majestad de uno mismo y hacer que los oponentes se sometan a los comandos. Fue el método de engaño más reciente que Fei descubrió.

Después de que se aprobó esa resolución, la reunión transcurrió entonces sin problemas.

Cuando la reunión estaba terminando, Brook, una de las dos nuevas autoridades de Chambord, se puso de pie y mencionó algo más, “Mi Rey, hay algo muy importante que debo recordarlo. En aproximadamente medio año, comenzarán los Ejercicios Militares entre todos los reinos afiliados bajo el Imperio de Zenit que son llevados a cabo cada tres años. Si queremos un buen rango, tenemos que prepararnos ahora.”

Después de que Brook dijera eso, todos dentro del salón asintieron y emitieron sonidos de estar de acuerdo. La atmósfera se calentaba de nuevo. Drogba se levantó y vociferó mientras martilleaba su pecho, “Esta vez, tenemos que acabar con nuestro viejo rival, el Reino de Blackstone¹, y avanzar a la etapa de reino afiliado de nivel 5.”

Fei, curioso, formuló una pregunta, “¿Ejercicio Militar de los Reinos Aliados? ¿Eh?, ¿para qué es eso?”

En cuanto al hecho de que después de que el Rey Alexander volviera a la normalidad, siempre terminaba olvidándose de mucha información básica y de sentido común, todos ya se habían acostumbrado. Brook explicó pacientemente, “Su Majestad, el Ejercicio Militar es una competencia dirigida por nuestro Imperio padre, Zenit, para medir la fuerza de cada reino, así que todos los reinos afiliados de Zenit deben participar. Si nos desempeñamos bien en esta competición, tendremos la oportunidad para que Chambord avance a ser un reino afiliado de nivel 5. Esta es una gran oportunidad para nosotros.”

“Por supuesto, Su Majestad. Chambord actualmente es un reino afiliado de nivel 6 perteneciente al Imperio de Zenit y está en el rango más bajo de todo el resto de reinos. Por otro lado, tan solo somos capaces de recibir una cantidad bastante limitada de apoyo por parte del Imperio de Zenit. Si tomamos esta oportunidad y nos convertimos en un reino afiliado de nivel 5, nosotros no sólo recibiremos más cantidad de materiales de mejor calidad y más apoyo financiero; se nos será permitido incrementar el número de ciudadanos y de soldados que Chambord tiene para obtener más tierras y territorio. Incluso podríamos ser recompensados con pergaminos de entrenamiento de energía con estrellas superiores. Con todo eso, ¡la fuerza de Chambord incrementaría significativamente!”

Esta fue la primera vez que Fei escuchó algo como eso. Preguntó sin pensar, “¿Actualmente hay limitaciones en el tamaño de la población y de la milicia de Chambord? Es más, mencionaste tierras y pergaminos de entrenamiento de energía… ¿Cómo va eso?”

“Su Majestad, de acuerdo a la Ley de Zenit, un reino afiliado de nivel 6 tan solo puede contar con menos de 10,000 ciudadanos, 500 soldados, sólo un castillo y menos de 500 hectáreas de tierra. Una vez que un reino sobrepasa estas restricciones, el exceso de dominio sería entonces despojado y se daría un pequeño castigo, o el reino sería gravemente castigado por el imperio padre por infligir la ley si se le imponía un castigo severo. Además, un reino afiliado de nivel 6 solamente puede tener pergaminos de entrenamiento de energía de dos estrellas y pergaminos de técnicas de energía de dos estrellas. El comercio y la adquisición de pergaminos de energía y técnica de mayor jerarquía está estrictamente prohibido; las consecuencias de infligir esta ley sería aún más severo.” Brook continuó, “Una vez que se avance a un reino afiliado de nivel 5, Chambord será capaz de adquirir y conservar el doble de recursos que posee actualmente, y entonces la fuerza de Chambord se incrementaría exponencialmente… de acuerdo con eso, si pudiéramos convertirnos en un reino afiliado de nivel 4, nivel 3, nivel 2 o incluso de nivel 1, las restricciones se obliterarían aún más.”

“¿Qué mierda con esas leyes? ¿El Imperio de Zenit no quiere que los reinos afiliados se vuelvan mejores y más fuertes?” Fei no pudo comprenderlo al instante.

“Hay un antiguo dicho en el Continente de Azeroth – un perro que es demasiado sañudo puede arrancarle la garganta a su dueño. Para los imperios padres, deben asegurarse de que su dictadura no sea amenazada por nadie más. Por ende, en la base de no disminuir la fuerza y el poder general del imperio, toda la fuerza y el poder de sus reinos afiliados deberán ser estrictamente limitados.”

 

 

Notas:

0– No es que Fei sea retrasado ni nada. El nombre en realidad es Louis, el cual es originario de Francia. Quizá para los que vienen de Asia pronunciar nombres europeos como Louis, Alexander o Romain sea difícil. En fin, el punto es que aunque lo lean como Luis, un nombre muy común en habla hispana y especialmente en Latinoamérica, Fei intentó pronunciar la versión originaria de Europa, Louis.
1– Una cosa, no estoy muy familiarizado con lo que hacía White antes. ¿Quieren que traduzca los nombres de los reinos que estén en inglés o los dejo como están? Lo mismo va para los nombres. Por ejemplo, Alexander se traduce como Alejandro, Romain se traduce como Román, etc. Yo no tengo problema en particular sobre de qué manera hacerlo.


Capítulo anterior |TOC| Capítulo siguiente

Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s