The World After The Fall: Capítulo 22


(2/2)

Traductor: The Un-Neet~
Editor: Absolute


Episodio 4:

El 1% del Mundo (3)

 

‹Episodio 4. El 1% del Mundo (3)›

 

La mente de Meikal se tornó blanca, olvidándose completamente del prestigio de la ‹Sombra del Crepúsculo›. No sabía qué tipo de broma estaba haciendo, pero ese cuerno que era de una bestia de cuatro cuernos había sido destrozado. Un objeto con un precio tan alto como el cielo e incomparable a la mayoría de cosas dentro de Caos, el cuerno de la bestia de cuatro cuernos.

¿Ahora qué le dirá al vicelíder de la Secta sin Límites?

“Ah, no lo hice a propósito, perdón.”

“¿Perdón? ¿Acabas de decir que lo sientes?”

Meikal dijo mientras le temblaba el bigote. El único pensamiento que le pasaba por la cabeza era si debería o no golpear con un martillo a este hombre hasta matarlo o quemarlo en la hoguera hasta matarlo.

Jae Hwan abrió la boca.

“Te lo compensaré con un cuerno mejor.”

“… ¿Con uno mejor?”

Al escuchar eso, los artesanos circundantes hicieron muecas. Compensar, y por si fuera poco, el de una bestia de cuatro cuernos. ¿Acaso no sabía qué clase de monstruo era una bestia de cuatro cuernos? No solamente eran bestias raras, sino que también que no había garantía de que los líderes o vicelíderes de las diez sectas podrían siquiera ser capaz de cazar exitosamente a tal monstruo. ¿Él iba a compensar la pérdida del cuerno de un monstruo cómo ese?

“En vez de eso, tu lado también debería de mantener su promesa.”

“¿Promesa?”

Meikal recordó lo que había dicho unos momentos antes. Cuando había dicho que cualquiera que pudiera cavar un receptáculo de gema en la bestia de cuatro cuernos sería el vicelíder del taller por el día. El rostro de Meikal cargaba una expresión vacía. ¿Eso es algo que diría alguien dadas las circunstancias actuales?

“Si puedes compensar la bestia de cuatro cuernos, entonces vicelíder o no, podrás hacer todo lo que malditamente quieras por el día. Pero si no puedes compensar el cuerno, entonces no pienses en salir de aquí vivo.”

Jae Hwan asintió y apuntó hacia Neiven.

“Déjalo ahí.”

Siguiendo el gesto de Jae Hwan, Neiven puso en el suelo el cuerno que estaba cargando, justo al lado del horno. Era un gran cuerno negro que una vez le había pertenecido a un monstruo desconocido. Todos lo miraron fijamente mientras se preguntaban qué era.

Pero entonces, todos suspiraron simultáneamente y solo se quedaron mirándolo. Una cantidad desconocida de tiempo transcurrió en el proceso.

Entonces, alguien susurró algo.

“Oh Dios mío, es el cuerno de un Garnak…”

Los monstruos en «Caos» que poseían cinco o más cuernos eran catalogados en sus propios Árboles Filogenéticos. Criaturas de ese nivel simplemente eran así de poderosas, y peligrosas. Era un monstruo de tipo lobo que múltiples líderes y vicelíderes de las diez sectas de Caos tuvieron que juntarse con el fin de someterlo.

Una bestia de cinco cuernos, Garnak.

Silencio llenó el taller. Meikal habló con una pesada voz.

“Cierra la puerta. No atenderemos a más clientes por hoy.”

El trabajador más cercano a la puerta se apresuró a cerrarla. Acompañado de un alto ruido chirriante, una gran puerta de hierro selló la entrada. Incluso para Meikal, esta era solo la tercera vez que había visto el cuerno crudo de un garnak en tal prístina condición. Había visto uno siendo procesado en un taller diferente pero famoso cuando llegó por primera vez a «Caos», y presenció otro cuando observaba a su vicelíder predecesor mientras trabajaba.

“Sí que es sorprendente.”

Ya sea o no un garnak joven, el cuerno era suave y sin surco alguno. Todos en el taller se concentraron en el cuerno con una expresión brillante en sus rostros. Si tan solo pudieran trabajar con tal grande y precioso material por tan solo una noche…

“Esto debería de ser suficiente para la compensación, ¿cierto?”

“… Por supuesto. Lo compensaría muchas veces más.”

El cuerno de una bestia de cinco cuernos era diez veces más valioso que el de una bestia de cuatro cuernos. Ellos ni siquiera necesitaban el cuerno entero, con solo cortar un pedazo sería mucho más que suficiente para pagarles por los daños. ¡Pero este tipo les ofrecía el cuerno entero! Era suficiente para pagar por los daños y aun así contaba como una transacción de largo plazo. Después de pensarlo un poco, Meikal habló.

“La ‹Sombra del Crepúsculo› será tuya por el resto del día de hoy.”

Los alrededores comenzaron a alborotarse mientras las personas murmuraban entre sí.

Meikal silenció inmediatamente los alrededores.

“Todos ustedes, silencio.”

Los murmullos pararon. Meikal abrió la boca de nuevo.

“Por cierto, ¿exactamente de dónde diantres conseguiste este cuerno?”

“Luché contra eso.”

¿Él luchó directamente contra un garnak?

¿Entonces quién demonios era exactamente este hombre? Indispuesto a seguir con esto por más tiempo, Jae Hwan habló.

“Voy a empezar a trabajar inmediatamente, así que prepárense.”

“Con trabajo, ¿a qué te refieres…?”

“Lo haré yo mismo.”

Neiven corrió apresuradamente hacia Meikal y le susurró algo en su oído. Meikal asintió su cabeza.

“Con que es así. Planeas hacer una vaina.”

“Así es.”

“¿Y qué pasa con el material?”

“Es este.”

Jae Hwan sacó otro cuerno de su bolsa dimensional. Su calidad y condición era incluso mejor que el primero. Ya que era llamada bestia de cinco cuernos, entonces obviamente él tendría cinco cuernos. Como el asesino del garnak, Jae Hwan tendría también cinco cuernos en su posesión.

Por supuesto, Meikal no lo malentendió.

“¿Estás diciendo que vas a hacer tan solo una vaina con el cuerno de un garnak?”

Era el cuerno de un garnak, no el de una bestia de cuatro o de tres cuernos, sino un garnak. Era un material que se transformaría en una obra maestra incluso si fuera tratado como lodo. Pero ¿él iba a usar un material de clase alta como ese para hacer una simple vaina? Meikal no pudo evitar pensar que el joven hombre enfrente suyo no conocía en lo absoluto el valor del cuerno de un Garnak.

“¿Puedo echarle un vistazo a la afortunada espada que será emparejada con la vaina?”

Jae Hwan le entregó la espada que estaba colgando de su cadera. Al mirar la información de la espada. Meikal dejó salir un pequeño suspiro.

Huh, Espada del Dragón de Escarcha.”

“¿Ya lo sabías?”

“Es una espada hecha del cuerno de un Rey Dragón de Escarcha. Bueno, al menos eso es lo que dice si me baso en la descripción.”

Si se trataba del Rey Dragón de Escarcha, entonces de las 12 zonas dentro de las «Grandes Tierras», ésta era una bestia renombrada que residía en el lugar más peligroso de las 12 zonas, la ‘Zona Olvidada’. Una espada creada del cuerno de un dragón legendario. No había manera de que no fuese una espada renombrada. Lo desafortunado era que esta espada probablemente era una ‘replica’.

Independientemente, todavía seguía siendo un origen fascinante. A pesar de que Meikal no escuchaba a menudo las noticias de las «Grandes Tierras», algo en la escala de un Rey Dragón de Escarcha fue cazado llegaría rápidamente a sus oídos, pero, hasta donde sabía, tal cosa no ha ocurrido.

Era posible que fuese una espada creada por alguna Pesadilla usando el cuerno del Rey Dragón de Escarcha como un tema. En otras palabras, esta espada no era realmente creada del cuerno de un Rey Dragón de Escarcha.

“Es definitivamente una de las pocas espadas creadas por una Pesadilla, pero hacer una vaina para eso con el cuerno de un garnak me parece un desperdicio. Más bien, utilizar el cuerno para hacer una nueva espada…”

Fue entonces que la espada empezó a temblar como si gritara con un ‘oong oong’. Tomando a Meikal por sorpresa, accidentalmente soltó la espada y la dejó caer en el cuerno de garnak. La espada comenzó a temblar más, su hoja se abría como una boca.

Wajajak wajajak.

El cuerno de la bestia de cinco cuernos empezó a desaparecer justo en frente de los ojos de todos. La cara de Meikal tenía la expresión más sorprendida de todos.

“De ninguna manera, un Arma Espiritual…”

Al haber consumido el cuerno, la espada del Dragón de Escarcha comenzó a emanar una luz brillante. Era la primera vez que Meikal veía tal cosa.

“Parece ser que hoy simplemente está lleno de momentos sorprendentes. Tu espada está evolucionando.”

La hoja se hizo más filosa mientras que su cuerpo se volvió más denso y pesado. Su fuerza no era de ninguna manera inferior a la espada hecha del cuerno de un garnak. Por otro lado, el aura negra derramándose de la espada no parecía poder ser ocultada al simplemente envolverla en tela. Verdaderamente era una espada que requería de una vaina. Si Jae Hwan fuere a vagar en público, su poder espiritual atraería moscas innecesarias.

‘El alma de esa espada es en definitiva de clase alta…’

La espada se mantuvo rugiendo mientras dejaba salir incesantemente su aura negra.

Confirmando el estado de la espada, Meikal habló.

“Parece ser una evolución mayor. Tomará un poco más de tiempo, pero después de que complete su evolución, su nombre probablemente cambiará.”

“¿Nombre?”

“Cuando una espada espiritual atraviesa una evolución mayor, su nombre original desaparece.”

La espada que había perdido su nombre dejó salir un chillido con una voz solitaria. Al mirar la figura de la espada, Meikal expresó vacilantemente sus pensamientos.

“Pero el material ahora se ha ido.”

La espada había consumido el material que Jae Hwan iba a usar para hacer su vaina. ¿Ahora qué iba a usar para hacerla?

“Está bien. Tengo otro.”

Ya se había dicho anteriormente, pero la bestia de cinco cuernos tiene cinco cuernos.

Al mirar otro cuerno salir de la bolsa dimensional de Jae Hwan, Meikal dejó caer sus manos con una apariencia de derrota en su cara.

‹•›

Meikal se paró frente al cuerno del garnak por un tiempo. Un cuerno que destellaba con un lustre negruzco. Era la primera vez que iba a trabajar con un cuerno de garnak. Hacía un largo tiempo, Meikal tuvo la fortuna de observar el arma del castellano ser creada del cuerno de un garnak, pero…

Jojo, ¿podré hacerlo?’

A pesar de que había sido delegado como vicelíder e incluso había recibido el título de Aprendiz, Meikal no estaba seguro de si podría siquiera trabajar en el cuerno de una bestia de cuatro cuernos.

‘¿Qué clase de Aprendiz no creó su propia torre a estas alturas…?’

Existía una gran brecha incluso entre aquellos que cargaban el mismo título como Aprendiz. Incluso si dos seres cargaran el título de aprendiz, el poder imaginativo entre humanos y pesadillas eran vastamente distinto. Mientras que los humanos se concentraban en crear una espada, las pesadillas ya estarían creando una torre que podría ser un mundo entero por sí misma.

Meikal bajó su mirada hacia el cuerno del garnak.

Era un material que raramente hacía su aparición. Era algo que abrumaba a las personas aun si todo lo que éstas hicieran fuese observarla calmadamente.

“Lo siento, pero no creo que sea capaz de hacer esto…”

Jae Hwan se estaba poniendo unas prendas, una a una.

“Tú… quiero decir, vicelíder temporal, ¿qué está haciendo?”

Jae Hwan repentinamente había comenzado a ponerse un traje de herrero, y mientras se enrollaba las mangas, habló.

“No entiendo lo que estás tratando de decir.”

Meikal hizo una mirada confundida en su cara.

“Estoy haciendo una vaina.”

“… ¿Huh?”

“Tú solo ayúdame desde un lado.”

Esto fue inesperado, aunque, era algo que quería oír. Él sabía que el hombre enfrente suyo llamado Jae Hwan poseía gran fuerza. No sabía qué métodos había usado Jae Hwan, pero eso no cambiaba el hecho de que tenía la capacidad de quebrar el cuerno. Pero ser capaz de quebrar un cuerno y ser capaz de procesarlo y crear algo a partir de él eran dos tareas completamente distintas.

“Aun si eres tú…”

“Estás en lo cierto. No sé si puedo hacerlo por cuenta propia.”

Jae Hwan asintió con la cabeza. Poseía el poder destructivo para modificar el cuerno, pero no la habilidad y finesa para hacer los cambios que él quería. Algo como el cuerno de garnak no era algo que podía ser procesado a fuerza bruta.

“Es por eso que te necesito.”

Dijo Jae Hwan mientras miraba a los remanentes de aura blanca en la punta del martillo de Meikal que la habilidad de las Pesadillas, Procesar, había dejado atrás.

‹•›

Mientras tanto, dentro de las profundidades del Castillo Gorgón.

Un hombre de mediana edad que vestía un uniforme ceremonial se hallaba sentado dentro de una habitación interior cuando de repente tosió mientras tomaba un sorbo de su taza de té.

“¿Lo perdiste? ¿Qué demonios significa eso?”

“… Lo siento.”

Enfrente del hombre de mediana edad, un hombre vistiendo ropajes de mago azul oscuro yacía en una posición postrada y con una expresión apenada en su rostro.

“¿Cómo lo perdiste?”

“Eso, tampoco lo sé. Para el momento en el que fui capaz de recuperar mi consciencia… estaba simplemente acostado sobre un techo.”

Había fallado, pero no sabía por qué o cómo.

Esto no tenía sentido.

El hombre de mediana edad le preguntó al hombre trajeado en azul varias cosas.

“Tú, ¿qué orden de adaptante eres?”

“Soy un Adaptante de tercer orden.”

“¿Cuál es el grado y nivel de tus habilidades de sigilo?”

“Tercer grado, nivel maestro.”

“¿Entonces cómo demonios fuiste descubierto?”

“… N-no lo sé.”

“Me estás volviendo loco.”

Incluso un adaptante de alto orden encontraría difícil, por no decir imposible, descubrir a un adaptante de tercer orden escondiéndose bajo la influencia de una habilidad de sigilo amaestrada de tercer grado. Pero a pesar de eso, la contraparte no solo detectó a su subordinado, incluso lanzó una habilidad indetectable y sin forma que lo noqueó.

‘Carlton dijo que él no pudo haber alcanzado el quinto orden.’

Pero basado en lo sucedido, era desconocido el hecho de si era o no un adaptante de quinto orden. Preparaciones eran necesarias por si la contraparte resultaba ser un adaptante de un mayor orden.

“Debe ser encontrado. Incluso si tienes que buscar por cada rincón, tú debes encontrarlo.”

Repentinamente, un ruidoso ‘koong’ resonó de las profundidades de la mazmorra subterránea. La mazmorra se sacudió, pero a pesar de que la sacudida fue ligera, se sacudió lo suficiente para que el hombre de mediana edad que ya se había vuelto un adaptante de alto orden lo sintiese. Él inclusive podía escuchar débilmente los largos y secos gritos resonando desde dentro de las profundidades de la mazmorra. Un grito distante con severo dolor.

La expresión del hombre de mediana edad tomó una tonalidad de tristeza.

“… Castellano, por favor aguanta solo un poco más.”


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

 

Anuncios

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s