The World After The Fall: Capítulo 21


Buenas gente~~ ¿como les va?  perdonen por la falta de cap la semana pasada, ocurrieron algunos asuntos y una cosa llevó a la otra, por lo que resultó en no tener capítulo listo u.u (una parte de ello debido al jefe absolute asfixiándose de tanto trabajo, ya saben, el pack de vermillion y todo eso…)

Entonces para compensar ello, traje los dos capítulos, el pasado y el que corresponde para hoy, espero lo disfruten~~

(1/2)

Traductor: The Un-Neet~
Editor: Absolute


Episodio 4:

El 1% del Mundo (2)

‹Episodio 4. El 1% del Mundo (2)›

Jae Hwan tomó el control de sus recuerdos sombríos que flotaban en la superficie de su mente. Tenía algo que necesitaba preguntarle una pesadilla, pero desafortunadamente las cosas habían resultado diferentes.
Jae Hwan abrió su boca de nuevo.

“Entonces quién es el mejor artesano entre aquellos aquí.”

“Ese sería el vicelíder Meikal-nim…”

El aprendiz miró de arriba abajo el cuerpo de Jae Hwan. Éste también se echó un vistazo a sí mismo. Se había olvidado que actualmente estaba vestido como un vagabundo.

“El costo para contratar a Meikal-nim es extremadamente alta. Encima de eso, él necesitaría los materiales…”

“Traje los materiales necesarios.”

Cuando se usaba el término ‘material’ en la herrería usualmente es en referencia a los cuernos de los monstruos cornudos. Metales como el acero y la plata también serían refinados, pero, normalmente hablando, de los materiales puros que podrían ser encontrados en el «Árbol Ilusorio», ninguno era tan bueno como los cuernos de un monstruo cornudo. Eso es debido a que ninguno de los materiales era tan ligero y resistente como los cuernos.

“… ¿Estás diciendo que trajiste cuernos contigo?”

El aprendiz preguntó con voz escéptica.

El requisito mínimo para los productos creados en ‹Sombra del Crepúsculo› era el cuerno de un monstruo de dos cuernos.

Las armas forjadas a partir del cuerno de un monstruo de un cuerno son designadas como armas de nivel principiante, usadas por Inadaptantes y Adaptantes de 1.º orden, así que, naturalmente hablando, pertenecían a la categoría de novatos y no eran usados para forjar objetos de solicitudes personales. Al pensar en ello, la ‹Sombra del Crepúsculo› era un taller de gama alta que abastecía a los residentes más ricos y fuertes de la Fortaleza Gorgón.

“No haremos ningún trabajo o proyecto que no use el cuerno de un monstruo de dos o más cuernos como material. ¿Por qué no buscas por las vainas de nivel principiante y escoges una? Como fueron hechas por nuestra ‹Sombra del Crepúsculo›, su calidad no te decepcionará en lo absoluto, incluso si son de un nivel para principiantes…”

Jae Hwan sacudió la cabeza. La cara del aprendiz de tornó rojo brillante, pero mientras abría su boca para decir algo, Jae Hwan dijo algo antes.

“Cuando dices un monstruo de dos cuernos, te refieres a una bestia con dos cuernos, ¿verdad?”

“… Sí, así es.”

Jae Hwan sacó con calma los cuernos que estaban en su bolsa dimensional, eran los cuernos que había obtenido después de pelear y matar un gran lobo hacía un tiempo atrás.

El aprendiz recibió los cuernos, pero después de observarlos por un momento, sus brazos comenzaron a temblar incontrolablemente.

‘E-esto, ¡¿Pero qué demonios?!, ¡¿de qué clase de bestia cornuda son estos cuernos?!’

A pesar de que aún era un aprendiz, seguía siendo un artesano hecho y derecho que ha estado trabajando en la ‹Sombra del Crepúsculo› por mucho tiempo, pero nunca antes había visto tales cuernos. El brillo negro del cuerno, la dureza y su grosor, todas eran características que fascinaban el ojo.

“U-una cosa tan grande e increíble…”

El joven artesano se dio cuenta de algo repentinamente. Esto no era algo que podía ser decidido por sí solo.
Necesitaba encontrar al vicelíder inmediatamente.

La cabeza del artesano que estaba mirando los alrededores frenéticamente se paró de repente.
Habían alrededor de una docena y tantos artesanos reunidos alrededor del horno central.

“¡Ah!, ¡el vicelíder está terminando algo por allá…!”

Antes de que el artesano pudiera moverse, Jae Hwan comenzó a dirigirse hacia el centro. Mino soltó un suspiro y, junto al aprendiz, persiguió apresuradamente a Jae Hwan.

‹•›

Vicecapitán de la ‹Sombra del Crepúsculo›, Meikal el ‘Artesano del Amanecer’.

Habían muy pocas personas en la Fortaleza Gorgón que no conocían a Meikal.
Eso era porque él era el único humano en haber recibido la clase Aprendiz.
Era algo que hasta ahora habían recibido solamente las Pesadillas artesanas.

A pesar de que era el título más bajo de Aprendiz en la clase artesana, fue un gran evento que probó que los de otras razas podían ser reconocidos como productores.

Juju, parece que me he vuelto viejo.”

Sin embargo, ya han pasado unas cuantas décadas desde que eso pasó.
Meikal recientemente había empezado a ver sus propias limitaciones.

Recordó la historia que había escuchado de un Pesadilla la primera vez que había recibido el título de aprendiz.

—Culpa a la raza en la que naciste. Es imposible subir más allá de Aprendiz con un cuerpo humano.

Anteriormente, él se había rehusado a creer aquellas palabras. El joven Meikal había pensado que todo lo que necesitaba era tiempo. Era entusiasta. A pesar que nació en una raza desventajosa, podría superarlo a través de esfuerzo absoluto.

Él practicaba cuando las Pesadillas dormían si eso significaba que podría practicar el templado y bronceado una vez más, y cuando las otras pesadillas se relajaban y perdían el tiempo, él estudiaba atentamente más de metalurgia.

Todo eso fue con la creencia de que podría volverse un Renombrado o un Maestro algún día.

Los esfuerzos de Meikal no fueron desapercibidos, y se le fue otorgado el apodo de ‘Artesano del Amanecer’. Era un apodo dado a él por aquellos que admiraban su figura trabajadora mientras todos aún seguían durmiendo hasta la llegada del amanecer.

Sin embargo, el Artesano del Amanecer entró en sus años crepusculares y comenzó a darse cuenta de la verdad del mundo.
No importaba qué tan duro trabajaras, hay cosas en este mundo que no pueden ser superadas.

“Parece ser que ahora soy incapaz de hacer algo como esto.”

Meikal se susurró a sí mismo mientras observaba el cuerno ante sus ojos. Era el cuerno de un monstruo de cuatro cuernos confiado a Meikal por el vicelíder de la Secta Sin Límites perteneciente a las diez sectas en «Caos». Era una solicitud de crear una espada, y el proceso había llegado a las etapas finales. El problema era la obra más reciente.

‘Haz un receptáculo de gemas en el medio de la vaina.’

Crear un receptáculo de un material táctil como el cuerno de un monstruo de cuatro cuernos no era una tarea fácil. No, más bien, el cuerno era algo que era inclusive difícil de romper.

Aun siendo difícil, él pudo hacer una cuchilla al cortar la superficie del cuerno con cierto conocimiento, pero hacer un receptáculo para gemas…

Habilidad exclusiva de Pesadillas, Procesar.

Era una habilidad que las Pesadillas le habían otorgado cuando alcanzó el rango máximo disponible para él después de inmensurable esfuerzo, Aprendiz. No sería fácil poner en orden un receptáculo del cuerno incluso después de usar esa habilidad.

Habría sido posible si fuera más joven.

Meikal removió su mano del cuerno. Si quisiera continuar trabajando, él necesitaría descansar lo máximo posible. Todos los artesanos circundantes se apresuraron a acercársele.

“Maestro, ¿puedo intentarlo una vez?”

“Yo también…”

Meikal rio.
Es bueno ser joven.

“¡Vándalos, con sus habilidades no tienen ninguna oportunidad!”

Meikal ya sabía que ninguno de los otros artesanos aquí lo sobrepasaría. Eso era algo que simplemente era imposible en este mundo. Los humanos nunca podrían sobrepasar las Pesadillas en el campo de artesanía.

Los corazones de los jóvenes aquí, sin embargo, calentaban el viejo corazón de Meikal. El joven  debe de dedicar todo lo que tienen mientras todavía sigan siendo jóvenes. Todo lo que podía hacer era alentar las flamas en sus corazones.

“Bien, si hay alguien aquí que pueda cavar un agujero en el cuerno, ¡entonces sea quien sea, será el vicelíder de la ‹Sombra del crepúsculo› por hoy!”

Él estaba manteniendo la ilusión de que ellos podían hacer cualquier cosa siempre y cuando lo intentaran lo suficientemente duro. Al mirarlos, Meikal recordó su viejo ser.

“¡OOOH! ¡¿Hablas en serio?!”

“¡Si es así, entonces déjame intentarlo!”

Todos los jóvenes artesanos saltaron de sus sillas.
Por supuesto, nadie podría lograrlo. Incluso los artesanos que sabían cómo controlar sus poderes espirituales no podían rasguñar la superficie del cuerno de un monstruo de cuatro cuernos. Éste simplemente era esa clase de material.

En ese momento, alguien habló.

“Déjame intentarlo.”

¿Quién es éste? Era la cara de un recién llegado.

Meikal que se abanicaba la cara con su mano para dispersar el calor viniendo del horno central hizo una expresión de disgusto en su rostro.

“¡Cliente-nim, no deberías hacer tal cosa aquí!”

Sosteniendo algo en sus brazos, un joven apuesto trotando detrás de Jae Hwan vino a la vista. Era el mismo joven artesano que recién había recibido a Jae Hwan en la entrada. Meikal le hizo una pregunta.

“Neiven, ¿quién es esta persona? Es más, ¿qué estás cargando en tu brazo?”

“E-Esto es…”

El joven hombre llamado Neiven no sabía cómo explicarlo. Su mirada se alternó entre el cuerno en sus brazos y Jae Hwan, pero la cara de Neiven se hizo cada vez más complicada. Jae Hwan habló.

“Todo lo que necesito es hacer un hoyo a través de este cuerno, ¿cierto?”

Los ojos de Meikal brillaron de interés. Él estaba vestido como un vagabundo, pero su espíritu era como el de un artesano de primera clase.

‘Parece ser que es un joven artesano viajando a través de Caos.’

Meikal obliteró la atmosfera amenazante creada por los artesanos circundantes y habló.

“Inténtalo.”

No sabía de dónde vino este joven, pero su conducta era sorprendente. Más que nada, el coraje imprudente de este joven entre todos los demás artesanos novatos de la ‹Sombra del Crepúsculo› era admirable.

Pero, la imprudencia sólo era imprudencia.

El prestigio y autoridad no era algo que se adquiriere de la noche a la mañana. Era algo que nunca moriría, eso era prestigio. Lo mismo es para ‹Sombra del Crepúsculo›, que es el símbolo de autoridad. Meikal estaba considerando si debería mostrar o no el prestigio de ‹Sombra del Crepúsculo›.

Pero entonces, la expresión de Meikal tomó un cambio drástico.

“… ¿Cómo?”

El hombre no tenía ni yunque ni martillo y solamente usó la punta de su dedo para cavar un agujero en la empuñadura hecha del monstruo de cuatro cuernos.

Un acto de locura. Eso habría tomado centenares de dedos para atravesarlo.
Había escuchado que existían Pesadillas de alto rango que eran capaces de alterar el cuerno de un monstruo sin herramienta alguna, pero nunca había escuchado de un humano siendo capaz de hacerlo.

‘Él fue capaz de hacerlo con tanta sencillez, y ¿qué pasa con todo lo que he hecho hasta ahora…?’

Con un fuerte y atronador ruido, explotó en polvo.
Era como si la ‹Sombra del crepúsculo› entera había colapsado. El sonido fue lo suficientemente fuerte como para sacudir el suelo en el que el taller fue construido.

La mente de Meikal quedó en blanco.

Ese sonido, era como si cada esfuerzo que había hecho en toda su vida estuviese siendo destrozado.
Después de un tiempo, la arena que había llenado el aire comenzó a despejarse lentamente.
Había un agujero que se extendía inclusive en el yunque que estaba bajo el cuerno, el diámetro era la anchura de un dedo. Era tan profundo que el final no podía ser visto.

“E-e-e, ¡eso…!”

Nadie en el taller podía creerle a sus ojos.

“Así debería estar bien, ¿verdad?”

El hombre en cuestión estaba de pie en su lugar calmadamente. Su dedo estaba apuntando al cielo, la empuñadura rotando alrededor de su dedo mientras el hombre se erguía allí con calma.

Al mirar la espada dando vueltas y vueltas, el mundo de Meikal también rotó vueltas tras vueltas hasta que volvió a sus sentidos. A pesar de estar mareado, Meikal le hizo una pregunta a Jae Hwan exitosamente.

“… ¿Quién demonios eres?”

Al cansarse de escuchar esa pregunta, Jae Hwan respondió de vuelta.

“Vicelíder.”

Al escuchar eso, la expresión de Meikal mejoró ligeramente.
Para alguien de tal habilidad, era altamente posible que su maestro fuese una famosa y renombrada persona.

“¿Vicelíder? ¿De qué taller provienes?”

Jae Hwan respondió en un tono indiferente.

“‹Sombra del Crepúsculo›.”

Al escuchar eso, alguien de los artesanos circundantes lo miró.

“¿Este vándalo…? ¡Me estás jodiendo!”

Jae Hwan habló sin echarse para atrás.

“Lo prometiste antes, ¿cierto?”

¿Promesa? Todos en el estudio estaban confundidos.

Luego de repente, la misma escena apareció en la cabeza de todos.

Espera, ¿no era así?

‘ “Bien, si hay alguien aquí que pueda cavar un agujero en el cuerno, ¡entonces sea quien sea, será el vicelíder de la ‹Sombra del crepúsculo› por hoy!” ’

La expresión del Vice Líder Meikal se endureció.

Jae Hwan habló otra vez.

“Soy el vicelíder de la ‹Sombra del Crepúsculo› por el resto del día.”

Pero en el siguiente segundo. El cuerno del monstruo de cuatro cuernos que estaba girando alrededor del dedo de Jae Hwan repentinamente hizo un ruido de un chasquido ligero mientras su cuerpo se volvía acribillado en grietas.

¿Pero qué en el mundo?

La expresión de Meikal palideció.

“¡N-nooooo…!”

El cuerno del monstruo de cuatro cuernos confiada a Meikal por el vicelíder de la Secta sin límites se dispersó en el aire. Jae Hwan frunció el ceño y no pudo evitar balbucear para sí mismo.

“Ah mierda, y eso que solo fue una estocada ligera.”


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s