Súper Gen Divino – Capítulo 80: Un Test


Último capítulo de la semana.

¡Disfrutenlo!

Después de regresar a casa, Han Sen le mostró a Yan el tutorial de Ángel Sacro y le pidió que lo memorizara.

Con la demostración holográfica, no era difícil de aprender. Al ser muy inteligente, Yan memorizó al Ángel Sacro después de solo verlo unas cuantas veces.

Al día siguiente, la solución genética compatible con el Ángel Sacro fue entregada en su casa por el personal del Pabellón Santo. Han Sen le pidió a Yan que lo bebiera de acuerdo con las instrucciones.

Debido a que la práctica de las artes hipergénicas podían generar una carga en el propio cuerpo y cada arte hipergénica tenía efectos diferentes, la mayoría de las artes hipergénicas tendrían que ser practicadas junto con el uso de su correspondiente solución genética.

Un arte hipergénico de Clase S normalmente venía con tres botellas de solución genética, por lo que podía ser practicado por hasta tres personas.

En caso de que no se utilizara la solución genética correspondiente, el Pabellón Santo estaría exento de cualquier obligación y facturas médicas si se produjera un accidente durante la práctica.

Antes de esto, Han Sen no sabía cómo funcionaban las artes hipergénicas avanzadas, por lo que se sintió afortunado de haber practicado con éxito Músculo de Hielo y Hueso de Jade.

“Yan, este arte hipergénico es el secreto de nuestra familia. No dejes que otros lo sepan, ¿de acuerdo?” Han Sen ni siquiera le dijo a Yan el nombre “Ángel Sacro“.

Han Yan asintió seriamente, “Yan no le dirá a nadie que practiqué un arte hipergénico que mi hermano me dio.”

“Buena chica. Si encuentras algún problema y alguien te pregunta qué arte hipergénico estás practicando, dile que no lo sabes y que te lo enseño tu hermano.” Dijo Han Sen.

“Yan entiende.” Dijo solemnemente Han Yan.

“Excelente.” Han Sen le dio una palmadita en la cabeza a Han Yan, sintiendo lástima por su hermana.

Los niños que crecían en familias pobres estaban mejor preparados para hacer frente a los problemas. Han Sen había pasado algunos años sin cuidados cuando era niño. Sin embargo, cuando nació Han Yan, su familia estaba en declive, por lo que nunca había vivido una buena vida. Por eso, era más madura que sus compañeros.

Luo Sulan estuvo en la Segunda Zona de El Santuario de Dios estos días y regresó a casa el cuarto día desde que Han Sen regresó.

Han Sen también enseño a Luo Sulan Ángel Sacro, lo que la conmocionó. Aunque ella no sabía mucho acerca de las artes hipergénicas, se dio cuenta de que esta no era ordinaria, ya que el tutorial había sido preparado con mucho cuidado.

“Sen, ¿de dónde salió este arte hipergénico?” Preguntó Luo Sulan, preocupada.

“Mamá, no te preocupes. Lo compré.” Dijo Han Sen.

“¿Cómo es posible que tengas tanto dinero?” Preguntó de nuevo.

“Mamá, soy mucho más fuerte que antes y me he unido a una banda militar en el Refugio Armadura de Acero. Este arte hipergénico es sólo el principio. Viviremos mejor en el futuro.” Han Sen explicó cómo se unió al grupo de Qin Xuan, tranquilizando a su madre.

“Hijo, has llegado lejos.” Los ojos de Luo Sulan estaban húmedos de felicidad. Había soportado tantas dificultades para ver este día.

“Mamá, no te pongas sentimental. Es algo bueno.” A Han Sen le quedaba más de un millón en su cuenta después de pagar el paquete de nivel S para Yan. Se lo dio a su madre y le dijo: “Esto es lo que he ganado recientemente en El Santuario de Dios. Mamá, puedes usarlo para pagar los gastos diarios.”

“Quédatelo tú. Necesitas el dinero.” Luo Sulan se negó a tomarlo.

“Está bien. Ahora estoy con una organización militar y mi jefa es generosa. Habrá más en el futuro.” Han Sen intentaba preparar a Luo Sulan para más buenas noticias.

“Sen, ten siempre presente no ser violento. No te metas en ningún lío.” Dijo Luo Sulan con seriedad.

“Mamá, lo entiendo. Conoces a tu hijo. Siempre he sido discreto.” Comento Han Sen rápidamente.

“Bien, bien. En cuanto al arte hipergénico, has hecho que Yan empiece, ¿verdad? Dile que nunca la muestre, por si la gente la envidia.” Desde el accidente del padre, la madre de Han Sen había cambiado mucho y temía constantemente que sus hijos estuvieran en peligro.

“Mamá, no te preocupes. Se lo he dicho a Yan y ella me prometió que nunca lo diría”.

“No, tengo que decírselo personalmente de nuevo.” Luo Sulan se levantó y fue a buscar a Yan.

Viendo a Luo Sulan irse, Han Sen se sintió muy molesto. Si no fuera por el accidente de papá, Luo Sulan no se habría vuelto tan cautelosa y viviría en pánico todo el día.

“¿Qué ocurrió?” Han Sen se lamentaba de haber sido tan joven y no entender nada. Todo lo que sabía era que papá tuvo un accidente.

Le había preguntado a mamá y al Sr. Zhang, pero ambos se resistían a decir algo. Han Sen sabía que no había sido sólo un accidente.

En la oficina de la jefa de estación de la estación de teletransporte, Yang Manli colocó una cápsula frente a Qin Xuan.

“Jefa de estación, ¿está segura de que quiere usar esto?” Yang Manli miró a Qin Xuan que había recogido la cápsula.

“Tengo que saber por qué no está dispuesto a ir a Blackhawk y si quiere unirse a mi equipo.” Dijo Qin Xuan.

“Hay tantos tipos como él, cobardes, codiciosos y lascivos. No hay necesidad de convencerle. Creo que debemos hacer todo lo posible para tener a Dollar de nuestro lado, que puede convertirse en el mejor arquero posible.” Comento Yang Manli.

Qin Xuan solo sonrió. “Dollar es, por supuesto, asombroso, pero un hombre como él no nos daría ninguna oportunidad de controlarlo. Han Sen sigue teniendo mucho talento, y creo que puede hacerlo bien. Pero la persona que necesito debe tener una vida libre y estar dispuesta a unirse a mi equipo, lo que requiere algún esfuerzo para confirmarlo.”

Yang Manli quería decir más, pero Qin Xuan la detuvo: “A menos que consigas que Dollar se una a nuestro equipo, Han Sen es mi elección.”

Yang Manli no respondió, pero estaba decidida en secreto a encontrar a Dollar y persuadirlo.

Han Sen no sabía lo que Qin Xuan veía en él que ella quería tanto que se uniese a su escuadrón. Antes de entrar en la estación de teletransporte, se aseguró de no estar a la vista de Qin Xuan.

Desafortunadamente, nada podía pasar desapercibido bajo sus narices.

Mirando a Qin Xuan de pie frente a él con una leve sonrisa en su cara, Han Sen tuvo que dar un paso adelante.

“Ha pasado mucho tiempo desde que peleamos. Muéstrame tu progreso.” Al notar que Qin Xuan no mencionó otros asuntos, Han Sen se sintió secretamente aliviado.

Han Sen estaba ahora mucho mejor, pero no se atrevió a mostrarle todo lo que tenía. Incluso si lo hiciera, ella probablemente le seguiría pegando.

“Bebe un poco de agua.” Qin Xuan se quitó el casco y fue a buscar dos botellas de agua. Desenroscó una botella para ella y le dio otra a Han Sen.

Han Sen no tenía ninguna sospecha y bebió de la botella de agua sellada.

“Han Sen, ¿crees que soy guapa?” Preguntó repentinamente Qin Xuan.

“Bastante… por supuesto que lo eres…” Han Sen se sorprendió y la miró, sin entender por qué estaba haciendo esta pregunta. No era su estilo.

“¿Crees que son más bonitos mis labios o mis ojos?” Preguntó de nuevo Qin Xuan.

Han Sen se sintió mareado. No pudo evitar mirar a la boca de Qin Xuan, y gradualmente su vista se elevó y cayó sobre sus brillantes ojos.

 

 


Anuncios

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s