Súper Gen Divino – Capítulo 79: Una Victoria


Segundo capítulo de la semana.

¡Disfrutenlo!

Han Sen no era un maestro en piedra, papel y tijeras, pero se había esforzado por mejorar su capacidad para hacer predicciones más precisas. No era para jugar, sino para conocer de antemano los hábitos y movimientos de una criatura.

Para un arquero, era sin duda una habilidad muy importante.

Casi cualquiera podría disparar a un objetivo. Y había mucha gente que podía dar en el blanco desde ciento cincuenta pies de distancia. Sin embargo, las criaturas no estarían quietas siempre, así que era importante poder predecir sus movimientos.

Aprovechar las fugaces oportunidades, predecir los movimientos del enemigo y disparar a matar eran las especialidades de Han Sen. Si no, no habría elegido practicar el tiro con arco.

Cuando entró por primera vez en El Santuario de Dios, no tenía un buen arco y flechas, así que practicó ataques furtivos, lo que exigía aún más de sus predicciones y reflejos. Un pequeño error le dejaría incapaz de matar a una criatura de un solo golpe, lo que resultaría en el más terrible contraataque.

Después de su primer mes en El Santuario de Dios, Han Sen nunca había fallado ni un solo ataque, lo que demostraba sus excepcionales habilidades de predicción y sincronización.

Ahora, tras tantos puntos genéticos ganados, Han Sen también había mejorado mucho sus reflejos. Sería difícil para alguien ganar contra él en un enfrentamiento como éste.

“Piedra, papel, tijeras.”

En el momento en que Fang Jingqi dijo ‘tijeras’ Han Sen y Fang Jingqi volvieron a extender las manos. Han Sen había sacado tijeras, mientras que Fang saco papel.

Tang no esperaba perder, y cuando se percató que debía agarrar el plato, su cara estaba cubierta de vino y un poco incluso entró en sus fosas nasales, dejando una sensación de ardor.

“Tang perdió un punto.” Fang Jingqi lo escribió en un bloc de notas.

Tang, por supuesto, no se tomó bien la pérdida. Después de limpiarse la cara con una toalla, miró a Han Sen y dijo: “Otra vez.”

Han Sen estaba encantado de seguir. Los dos estaban en ello otra vez. Afirmando ser el rey de la piedra, papel y tijera, Tang ganó menos del 40% de las rondas, en las cuales Han Sen pudo bloquear el vino que le tiraba cada vez. En las rondas en las que Tang perdió piedra, papel y tijeras, Han Sen fue más rápido que él y lo atrapó siempre, dejando a Tang empapado de vino.

Al principio, Tang se limpiaba, pero después estaba tan concentrado en vencer a su oponente que se olvidaba.

“¡No! Juguemos a adivinar con los dedos. Es fácil hacer trampas en piedra, papel y tijeras.” Tang Zhenliu no pudo evitar gritar después de perder siete, y luego ocho, asaltos seguidos.

“Vale, pero por favor dime las reglas, ya que nunca he jugado a las adivinanzas antes.” Dijo Han Sen.

“Las reglas son simples…” Tang explicó las reglas.

‘Adivinar con los dedos’ era el mismo tipo de juego que ‘Piedra, Papel o Tijeras’, pero en ‘Adivinar con los dedos’, las manos de los dos jugadores tenían que estar siempre delante de su cuerpo, para que la otra parte pudiera ver más claramente y hubiera menos posibilidades de engañarse y cambiar de opinión.

Han Sen no había jugado a esto antes, así que perdió las primeras cuatro rondas de ‘Adivinar con los dedos’, pero Tang no se alegró demasiado por este hecho, ya que aún así era incapaz de impactar con el vino en la cara de Han Sen.

Después de cuatro rondas, Han Sen había dominado la esencia de ‘Adivinar con los dedos’ y sus excelentes habilidades predictivas y sus reflejos rápidos le dieron la ventaja de nuevo.

El vino impactaba constantemente en la cara de Tang, lo que lo hacía aún más ansioso por ganar. Al cabo de un rato, estaba tan mojado que parecía como si acabara de salir de un cubo de vino. Incluso sus pantalones estaban llenos de vino.

Tang pensó para sí mismo: “¿Cómo puede ser esto…? Debería ser invencible… Algo debe estar mal..

Fang Jingqi vio que Tang se sentía abatido e intentó detenerlo dos veces. Pero Tang estaba completamente loco y todo lo que quería era recuperar su dinero.

“¡Necesito venganza! Tengo que empaparlo de vino también.

“¡No, definitivamente ganaré las próximas rondas!.

“Una victoria, necesito al menos una victoria.

“Déjame ganar una vez… Sólo una y luego me detendré…

Las expectativas de Tang se redujeron cada vez más, pero al final no ganó ni un solo enfrentamiento.

En las últimas rondas, Tang era un desastre y ya ni siquiera podía ganar en ‘Adivinar con los dedos’, así que Han Sen tenía el control total.

Qu Wange vio que era tarde y llevó a Yan de vuelta a la habitación privada. Ella pensó que ahora Han Sen probablemente estaría deprimido, jugando juegos de beber con Tang Zhenliu y Fang Jingqi.

Cuando se acercó a la habitación, no podía oír nada, así que se preguntaba si Han Sen ya estaba muerto de borrachera para entonces.

Al abrir la puerta, se sorprendió.

Han Sen y Fang Jingqi estaban sentados en la mesa, bebiendo té mientras charlaban. Han Sen parecía sobrio y limpio, como si nada hubiera pasado.

Sin embargo, Tang estaba sentado en el sofá solo, empapado y demacrado.

Qu Wange pensó que Tang parecía casi una víctima de agresión, con los ojos llenos de lágrimas.

“Tang, ¿qué te pasó?” Qu Wange estaba conmocionada. Jamás habría creído que Tang Zhenliu fuera quien sería intimidado.

Tang acaba de entender lo que había pasado. Sin responderle, se lanzó ferozmente sobre Fang Jingqi, gritando: “Maldito seas Jingqi, ¿cómo te atreves a tenderme una trampa…?

No muy segura de lo que estaba pasando, Qu Wange vio a Han Sen sonreírle. Preguntó: “Señorita Qu, ¿cuál es el precio de los paquetes de soluciones nutricionales avanzadas?

“Ahora Yan está con el paquete de cien mil monedas al mes, el efecto de los cuales es muy limitado. La intensidad del curso en San Pablo exigiría probablemente el paquete que cuesta trescientas mil monedas por mes. O sus calificaciones y estado físico se resentirían.” Explicó Qu Wange.

“Si ella usara el paquete superior, más el servicio de un médico, ¿cuánto costaría anualmente?” Preguntó Han Sen de nuevo.

“Si ese fuera el caso, puedes elegir el paquete de nivel S de la escuela, que incluye lo mejor de todo y cuesta 15 millones al año.” Qu Wange miró a Han Sen con curiosidad.

“Genial, por favor, dele a Yan el paquete de nivel S en cuanto sea posible.” Dijo Han Sen después de ver los 16,7 millones recién transferidas a su cuenta.

 

 


Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s