Súper Gen Divino – Capítulo 76: Ángel Sacro


Segundo capítulo de la semana.

¡Disfrutenlo!

Sólo con leer las descripciones, Han Sen ya se sentía emocionado. A excepción de los que tenían altos requisitos previos y que sólo podían ser practicados por aquellos evolucionados o un estatus más alto, Han Sen quería cada arte hipergénico listado allí.

Desafortunadamente, una licencia sólo puede ser usada para comprar un arte hipergénico. Han Sen quería elegir uno que sentara las bases para un mejor estado físico de su hermana. Con un arte hipergénico, Han Yan no sería inferior a esos estudiantes pijos. Ella sería incluso mejor que ellos, porque ni siquiera las escuelas elegantes ofrecían a los estudiantes un arte hipergénico tan avanzado.

Finalmente, Han Sen seleccionó cuidadosamente y compró un arte hipergénico llamado “Ángel Sacro” Según su descripción, este arte hipergénico ayudaría a mejorar todos los tipos de genes y había sido probado durante mucho tiempo. Su práctica era suave y no implicaba mucho riesgo, por lo que era excelente para poner los cimientos. Muchos de los que lo habían practicado habían obtenido grandes resultados.

Este arte hipergénico cumplía con todos los requisitos de Han Sen. Era fácil de practicar y tenía bajo riesgo. Había muchos que lo habían practicado también. Así que aunque la gente notara que su madre y su hermana estaban practicando el Ángel Sacro, no se sorprenderían.

Han Sen descargó el tutorial de Angel Sacro y lo comprobó. Se sorprendió al ver que este arte hipergénico de Clase S no era tan bueno como su Músculo de Hielo y Hueso de Jade.

“¿Quién era ese Xue Longyan? ¿Cómo es que tenía un arte hipergénico tan sobresaliente?” Han Sen se alegró de que no dejara que nadie viera su Músculo de Hielo y Hueso de Jade.

Ángel Sacro y Músculo de Hielo y Hueso de Jade eran similares, así que no había necesidad de que Han Sen practicara también Ángel Sacro. Si alguien le preguntara qué arte hipergénico estaba practicando, podría simplemente responderle que Ángel Sacro, que era otra razón por la que lo había comprado, sería muy difícil para alguien distinguir Músculo de Hielo y Hueso de Jade de Ángel Sacro.

Han Sen guardó el tutorial del Ángel Sacro y fue a San Pablo a recoger a Han Yan. Él quería que ella volviera a casa para practicar el Ángel Sacro, así que ella tendría que dejar de vivir en el colegio por un tiempo.

La maestra de Han Yan era una mujer de 27 años con un traje profesional. Bajo su falda hasta la rodilla, las medias de color carne realmente mostraban sus largas piernas.

Le caia el pelo por atrás y llevaba un par de gafas con montura de alambre. Aunque se veía recatada y llena del encanto de las mujeres maduras, Han Sen sabía bien que ella ya estaba definitivamente en la Segunda Zona de El Santuario de Dios, que era el estándar mínimo para los maestros de San Pablo.

“¿Eres el hermano de Han Yan?” Qu Wange frunció un poco el ceño a Han Sen.

“Sí, Sra. Qu, quiero que le dé a Yan unos días libres.” Dijo Han Sen.

Qu Wange se disgustó y dijo con cierto asco: “¿Dónde están tus padres? ¿Por qué no han venido?.

“Están muy ocupados. He alcanzado la mayoría de edad y puedo ser considerado uno de los guardianes de Yan. Si tiene algo que decir, puede hablarlo conmigo.” Dijo Han Sen.

Qu Wange dijo sin rodeos: “¿Que idea tienen sobre la educación tus padres? ¿Creen que todo saldrá bien si gastan el dinero y envían a su hija a una escuela cara? La escuela empezó hace bastante tiempo, pero tus padres no han estado aquí ni han preguntado por sus estudios. ¿Saben acaso lo que necesita Han Yan?

“Lo siento mucho, Sra. Qu. Tenemos mucho que hacer en la familia. Es culpa nuestra. ¿Le pasó algo a Yan?” Preguntó Han Sen preocupado.

Sacudiendo la cabeza, Qu Wange dijo con cierta amargura: “Han Yan está bien. Ella es una niña con mucho talento y lo haría mucho mejor si pudiera usar soluciones nutritivas y cuidados avanzados. Ahora, sólo está usando un paquete de solución nutritiva básico y no tiene un médico asignado, lo que ha afectado sus calificaciones. Ya que tus padres la han enviado a San Pablo, ¿van a permitir que esto suceda sólo para ahorrar algo de dinero?

Las familias que pueden pagar la matrícula de San Pablo debian tener decenas o cientos de millones en sus cuentas. Qu Wange no se dio cuenta de que a la familia de Han Sen podría faltarle dinero.

Han Sen sabía lo que decía. Las soluciones de nutrientes no podían mejorar los genes como lo hacía la carne de las criaturas en El Santuario de Dios, pero podían ofrecer todos los nutrientes necesarios para el cuerpo humano. En este sentido, también podría mejorar el estado físico, aunque no tanto como lo haría la carne.

Cuanto más avanzada era la solución nutritiva, más beneficios podía aportar al estudio y al organismo. Han Sen había usado algunos cuando era niño, pero cuando su familia se hundió, tuvo que dejar de hacerlo.

Un médico era alguien responsable de acondicionar el cuerpo de un estudiante. Si hubiera algún accidente en el proceso de estudio, el médico acondicionaría oportunamente el cuerpo del estudiante y usaría métodos científicos para mantenerlo siempre en su mejor estado.

Tanto la compra de soluciones nutritivas como la contratación de un médico costarían mucho dinero. Los varios millones que Han Sen le dio a Luo Sulan fueron suficientes para enviar a Han Yan a San Pablo, por lo que el paquete de solución nutritiva que le compraron fue el más barato, que sólo costaba cien mil al mes. Por lo tanto, el resultado no era el ideal. El médico y el equipo de acondicionamiento que Han Yan había estado usando eran compartidos en la escuela.

“Sra. Qu, tiene razón. Le compraremos a Han Yan el paquete de soluciones nutritivas de primera calidad los próximos meses y, por favor, también le asignaremos un buen médico.” dijo Han Sen.

Bastante satisfecha con la respuesta de Han Sen, asintió con la cabeza y dijo: “Así me gusta más. Aunque cuesta más, Yan es una chica excepcional, así que sería un desperdicio si no la cultivais bien. Ahora lo que usa es peor que todos sus compañeros, pero aún así tiene buenas notas, lo que prueba su talento”.

Qu Wange se detuvo y dijo: “Si es posible, piensa en una manera de comprarle un arte hipergénico avanzado. El que se proporciona aquí es demasiado básico, así que el resultado podría no ser limitado.”

“De acuerdo, Sra. Qu, pensaré en una manera.” Han Sen empezó a creer que Qu Wange creía que Han Yan era especial.

Animar a Yan a practicar el arte hipergénico avanzado no le haría ningún bien a la maestra, mientras que probablemente podría ganar una comisión por recomendar soluciones nutricionales y médicos.

El paquete de soluciones de nutrientes más caro cuesta un millón por mes; un médico experimentado más el equipo profesional costaría unos pocos cientos de miles por mes.

Han Sen no tenía dinero antes, pero ahora podía ganar mucho. Por supuesto que querría lo mejor para su hermana.

Qu Wange guardó sus cosas y se puso en pie, “Vamos. Yan debería estar fuera de clase pronto. Vamos a recogerla y os llevaré a casa.”

Han Sen dijo que no era necesario, pero Qu Wange lo vio claramente como un adolescente.

Han Yan se alegró de ver a Han Sen, pero se acordó de saludar educadamente a su maestra antes de correr a los brazos de su hermano.

Con Han Yan en brazos, Han Sen siguió a Qu Wange fuera de la escuela. En la puerta de la escuela, vio a dos personas conocidas que les saludaban.

 

 


Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s