Súper Gen Divino – Capítulo 75: Uno Contra Cien


Primer capítulo de la semana.

¡Disfrutenlo!

“No tengáis miedo, Dollar está solo y podemos unir fuerzas para deshacernos de él primero.” Dijo un joven.

“Exactamente, vamos a deshacernos del angelito primero.” Alguien miró a Han Sen con codicia, como si estuviera mirando a una mujer desnuda.

“Ja, ja, dólar. Soy un gran fan, así que trataré de ser amable contigo.”

“Dollar, no corras, encaja mi golpe…

De repente, casi cien personas en el escenario se lanzaron contra Han Sen mientras gritaban frenéticamente.

“¡J*#er! ¿Qué diablos…? No deberían mis fans estar protegiéndome en vez de golpearme…” Pensó Han Sen amargamente.

Aunque estas personas parecían amenazantes, no estaban usando ningún arma. Nadie estaba tratando de involucrarse en una pelea desesperada con Han Sen.

Básicamente, los más fuertes se habían inscrito relativamente pronto. Aquellos que habían esperado hasta ese momento para registrarse probablemente eran relativamente débiles o nuevos en El Santuario de Dios.

Han Sen tampoco usó ningún arma. Viendo el puño de la primera persona casi en su cara, Han Sen se movió un poco y esquivó el golpe. Usando su mano como cuchillo, Han Sen respondió con Golpe Inesperado.

El hombre no tuvo tiempo de reaccionar antes de que le golpeara la nuca y cayera directamente al suelo.

Han Sen se movió como el viento, blandiendo su mano como un cuchillo. Casi siempre podía deshacerse de un oponente con un solo golpe. Dondequiera que iba, la gente se derrumbaba, era como la escena después de un tornado.

Lo mejor de aprender Demonio Libertino fue que Han Sen ahora conocía muy bien los diversos aspectos del cuerpo humano. Aunque no usó Demonio Libertino, aún así pudo usar Golpe Inesperado apropiadamente para que nadie resultara gravemente herido cuando eran derrotados.

Viendo a casi un centenar de oponentes noqueados por Han Sen, muchos sonrieron y optaron por dejarlo después de volver a ponerse de pie.

“Dollar está fuera de este mundo.

“Dollar mi ángel, eres tan guapo.

“¡Quiero tener a tus hijos, Dollar!

En las gradas, el público rugía de emoción.

Cuando el último oponente bajó del escenario, Han Sen estaba contento consigo mismo mientras saludaba al público. Pensó: “Parece que yo también tengo el potencial de ser una estrella. ¿Debería decir ‘denme diez más’ ahora? No importa, ¿qué son diez para mí? Ya he derrotado a cien.

Han Sen automáticamente pasó a la siguiente ronda. Justo cuando salía del estadio, vio a unas cuantas jóvenes corriendo hacia él, ofreciéndole un bolígrafo. Le preguntaron con voz un poco temblorosa: “Dollar, ¿nos das tu firma?”

Han Sen se detuvo porque no esperaba esto.

Afortunadamente, sólo tardó un segundo en coger el bolígrafo y decir que sí.

Pero al segundo siguiente, Han Sen estaba avergonzado. Estas niñas sólo le dieron un bolígrafo, pero no le dieron ningún tipo de papel. ¿Dónde debería firmar.

“¿Dónde firmo?” Preguntó Han Sen con voz ronca.

“Dollar, ¿puedes firmar aquí, por favor?” Una chica rellenita sacó sus pechos, estirando su blusa.

Han Sen era sólo un hombre joven, y su nariz casi sangraba por la vista. Practicando Músculo de Hielo y Hueso de Jade en secreto, se calmó y firmó “Dollar” en el traje ajustado de la chica.

“Dollar… Dollar… Firma aquí…” Más y más chicas se apretujaban, corriendo. Algunos incluso sacaron sus traseros para que él los firmara.

Después de firmar por unos cuantos, Han Sen se dio la vuelta y se vio rodeado por una multitud.

Un hombre de casi dos metros de altura levantó un brazo y flexionó los músculos ante Han Sen, gritando con voz apagada: “Dollar, firma aquí, por favor…

Han Sen finalmente salió del estadio y se sorprendió al ver a Shen Tianzi, a Shi Quange y a Qin Xuan esperándole allí.

“Dollar, aparte de la licencia para comprar en la sección Clase S, ¿considerarías otras opciones? Puedo intercambiar espíritus de las bestias mutantes y algo de dinero contigo” Dijo Shi Quange.

“Lo siento, no consideraré nada más.” Han Sen respondió.

Shen Tianzi se hizo a un lado y no habló. Aunque tenía lo que Han Sen quería, no estaba dispuesto a cambiarlo por carne de criatura mutante. Si fuera una criatura divina, podría ser diferente.

“Dollar, si tienes 30 criaturas mutantes, haré el trato contigo. ¿Cómo te gustaría proceder?” preguntó Qin Xuan.

“Si confías en mí, puedes primero transferirme la licencia y yo te enviaré la mercancía más tarde. Si no, podríamos programar una cita privada para comerciar en persona” Contestó Han Sen.

“Bien. Programemos una cita entonces. Necesito algo de tiempo para conseguirte la licencia para comprar la Clase S.” Contesto Qin Xuan.

“Genial.” asintió Han sen.

“Hablemos de ello mientras regresamos.” Qin Xuan fue considerada al pedirle a su grupo que despejara el camino para Han Sen.

Después de acordar la cita con Qin Xuan, Han Sen ya estaba fuera del Refugio Armadura de Acero. Dio las gracias a Qin Xuan, invocó las alas para que volar hacia las montañas y pronto desapareció.

Han Sen no dudó de la capacidad de Qin Xuan para conseguir una licencia de Clase S. Después de todo, el Pabellón Santo era semimilitar. Con su profunda formación militar, debería ser fácil para ella obtener una licencia.

Tras caminar un rato por las montañas, Han Sen utilizó su propia identidad para regresar al refugio. Volvió a su habitación y reempaqueto la carne de treinta aguijones negros mutantes en una bolsa, lista para comerciar con Qin Xuan mañana.

El resto de la carne de aguijón negro fue secada por Han Sen. Él no planeó venderla para así guardarla para Meowth.

La transacción fue muy tranquila. Han Sen obtuvo la licencia de Clase S y se teletransportó fuera de El Santuario de Dios. Quería comprar un arte hipergénico avanzado para que su madre y su hermana lo practicaran.

De vuelta a casa, Han Sen se conectó a internet y entró en el sitio del Pabellón Santo. Usando la licencia de Clase S, Han Sen entró en la comunidad oficial en línea del Pabellón Santo, que era inaccesible para la mayoría. Luego entró en la sección más avanzada, la sección Clase S.

Había muchas artes hipergénicas en la sección de la Clase S. Aunque no se podía navegar por su contenido, había una descripción detallada de cada una. Han Sen leyó cuidadosamente las descripciones. Cada licencia sólo podía ser utilizada para comprar un arte hipergénico, por lo que tenia que pensar cuidadosamente.

Los aguijones negros mutantes sólo podrían venderse una vez, ya que el valor disminuiría si hubiera demasiados en el mercado. Incluso si Han Sen cazara más aguijones negros mutantes, nadie estaría dispuesto a usar una licencia Clase S para comerciar por ellos de nuevo.

 

 


Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s