Hail The King: Capítulo 60


Bueno, por fin les traigo el siguiente. Al menos estoy cumpliendo con el horario, espero que estén agradecidos :v

Feliz lectura.

                                                                                                                              TraductorAbsolute
                                                                                                                               CorrectorGif


Échate a un lado y Muere

 

El caballero estaba aterrorizado; su mente estaba en blanco y no podía pensar ni reaccionar bien. Además de orinarse y ensuciar sus pantalones, también estaba babeando; su baba era como una cascada. Cada palabra y frase que Fei dijo era como una espada colgando sobre su cabeza, y si él daba la señal, las espadas caerían y lo despedazarían. Los gritos de sus compañeros que estaban en el suelo pidiendo la muerte todavía eran escuchados en sus oídos; el calvo no dudó ni un poco, se arrodilló en el suelo y se arrastró hacia Fei como un perro. Sacó su lengua y lamió la tierra de las botas de Fei. Después de hacer eso, levantó la vista y sonrió halagüeñamente…

Fei se burló mientras negaba con la cabeza, “¿Cómo alguien que es tan arrogante pero asquerosamente asustado de la muerte puede tener el valor para ser llamado un caballero?”

“No lo valgo, no tengo valor. No soy un caballero, soy sólo un ordinario calvario… Su Majestad, le ruego misericordia…” El caballero se arrodilló y pegó su cara al suelo como si no hubiera un mañana. Su gran arrogancia había desaparecido, y se estremeció como si fuera un perro salvaje que quería sobrevivir.

“¡No te mataré!” Dijo Fei.

“¿Ah? ¡Larga vida a Su Majestad! ¡Alabado sea el rey! Gracias, Rey Alexander, por su amabilidad y grandeza. Yo…” El calvario se entusiasmó y alabó a Fei tanto como pudo.

Fei lo interrumpió con impaciencia, “No te mataré, pero… alguien lo hará.” Después de decir eso, Fei le hizo una seña al adolescente que tenía la garganta abierta. Ese adolescente se había recuperado por completo bajo los efectos de la【Poción de Sanación Normal】, y ahora estaba un poco cansado. Estaba de pie frente a la multitud con el apoyo de sus amigos. Después de ver al Rey Alexander haciéndole señas, se acercó entusiasmado y le dio a Fei un saludo formal para saludar al rey.

“Guerrero, ¿cuál es tu nombre?” Preguntó Fei con una sonrisa.

“Tolis, Su Majestad. Mi nombre es Fernando Torres.” El adolescente se iluminó de la emoción. En la anterior Guerra Defensiva de Chambord, se unió al reclutamiento militar en el último día, por lo que solo pudo proteger el muro de defensa; no tuvo la oportunidad de participar en la batalla real. Pero hoy, él había visto la heroica escena del Rey Alexander desarmando y destruyendo a los enemigos casi por su cuenta. En ese momento, el Rey Alexander se había convertido en el modelo e inspiración de Torres. Todos los jóvenes tenían sueños de convertirse en héroe; Torres se dijo a sí mismo que tenía que convertirse en un gran guerrero como el Rey Alexander, aun si tuviera que enfrentarse a enemigos horrendos y a una muerte fría; nada lo detendría. Es por eso que cuando vio a la caballería imperial y los caballeros faltarle el respeto a la futura reina Angela, se alzó primero que nadie y los reprendió.

Fei tocó suavemente el hombro de Torres; pateó la espada del caballero en el suelo y la volteó en el aire. Fei agarró la espada en medio de eso y se la pasó a Torres, “Torres, ¿te atreverías a matar a alguien?”

Torres dudaba. Quería decir que no, pero recordó rápidamente la sangrienta y emocionante escena en el puente de piedra que tuvo lugar hoy. Apretó los dientes y respondió con firmeza, “¡Sí, Su Majestad!”

“Muy bien entonces, ayúdame a matar a este bastardo que se atrevió a insultar a nuestro Reino Chambord.” Fei señaló al calvario que estaba arrodillado en el suelo suplicando misericordia; ese pobre hombre había perdido el coraje para resistirse. Después de ver a Torres acercándose con la espada, no se atrevió a huir y simplemente continuó agachándose.

Esta era la primera vez que Torres mataría a alguien.

Honestamente, cuando caminaba hacia el caballero, estaba muy asustado. Pero en el momento en que golpeó con la espada y la sangre caliente le manchó la cara, Torres sintió que algo ardía en su alma. Ya no tenía miedo de nada y su sangre se sentía como si estuviera hirviendo.

“Fantástico, Fernando Torres. ¡De ahora en adelante, serás mi guardia personal!” Fei quedó satisfecho con el desempeño de Torres.

Cuando vio al adolescente frente a él defendiendo a Ángela y la dignidad del reino, sin retroceder aun cuando se enfrentó a las afiladas espadas de la caballería imperial, Fei tuvo una impresión favorable hacia Torres, el chico de dieciséis años. La valentía de una persona que estaba completamente blindada y tenía una ventaja absoluta no era confiable; solo cuando uno se encontraba en un estado desfavorecido y no tenía nada de qué depender, la valentía realmente salía del alma. Era obvio que a pesar que estaba temblando cuando sujetó la espada, el joven de pelo rubio estaba destinado a ser un verdadero guerrero.

“¿Ah?”

Torres estaba estupefacto. El siguiente segundo, el muchacho sintió como si hubiera sido golpeado por un regalo que había caído del cielo. Estaba un poco perdido y no se atrevió a creerlo. Finalmente, gracias a los recordatorios de sus amigos, se arrodilló y agradeció la recompensa del rey en revuelo. Después de que se puso de pie y se posicionó detrás de Fei, aún seguía sin poder creer su suerte. Él pellizcó su muslo una y otra vez; el dolor violento le indicaba que lo que sucedió no era un sueño. Realmente se convirtió en el guardián personal de su modelo a seguir, el Rey Alexander. Torres se enderezó en silencio, parecía más un guerrero calificado bajo las miradas envidiosas de sus amigos.

Al otro lado, bajo la enorme estatua de piedra que representaba a dios, el Caballero Capitán Semak sintió que su cabeza no era lo suficientemente inteligente como para procesar toda la información.

“¿Cómo un pequeño retrasado rey de un reino afiliado de nivel 6 se atreve a matar tan osadamente a un Calvario Imperial del Imperio Zenit en público? ¿Cómo se atreve?” Semak tembló mientras señalaba a Fei; sus labios temblaban tanto que no podía decir una palabra. En la pelea anterior, con un golpe casual su oponente rompió su escudo de energía y también su confianza. El arrogante Caballero Capitán de pronto se dio cuenta que el joven rey que tenía enfrente era mucho más poderoso que él.

Después de que Fei se hizo cargo de toda la caballería, se burló al acercarse a Semak con una intención asesina. Repitió la misma pregunta, “Dime bastardo, ¿cómo quieres morir?”

Un zumbido invadió la cabeza del Capitán Caballero. No sabía qué hacer.

Originalmente, esperaba que incluso si este rey fuese temerario, solo llegara a matar a la caballería ordinaria y no se atrevería a hacerle nada a él. Después de todo, esos calvarios no eran más que soldados ordinarios, pero él era un majestuoso oficial militar imperial y un secuaz de su alteza, el Segundo Príncipe Zhirkov, que podría heredar el trono de Yassin, el Emperador de Zenit… Pero estaba equivocado. El rey imprudente frente suyo no tenía ninguna intención de dejarlo ir.

En ese instante, Semak finalmente entró en pánico.

La identidad del oficial militar del Imperio progenitor ya no podía protegerlo, y tampoco su fuerza ni su energía de tierra de rango dos estrellas. Ahora que los dos factores clave en los que se apoyó para amenazar y presionar a otros reinos afiliados se volvieron inútiles, Semak finalmente sintió cuán débil era y comenzó a temblar incontrolablemente.

Retrocedió instintivamente; no había más arrogancia dentro de él. Tenía una expresión de miedo en su rostro y se estaba preparando para escapar.

En ese momento–

“¡Presuntuoso! ¡Alexander, deténgase ahí!”

Una voz sonó en la multitud más lejana. Los ojos de Semak se iluminaron; de pronto vio al pequeño príncipe Tropinski salir de la multitud y entrar al círculo.

“Su Alteza. Ayúdeme, Su Alteza. ¡Chambord ha traicionado al Imperio! Este vil rey está planeando enfrentarse al Imperio Zenit…” Semak olvidó por completo su temperamento y elegancia de caballero. Se arrastró y corrió al lado de Tropinski. Se arrodilló y le lloró, “¡Es muy cruel! Este vil rey asesinó a la Caballería Imperial. ¡Inclusive le ordenó a sus tropas acabar con toda la Legión de Canonización Real!”

Toda la culpa y las fallas habían sido hábilmente empujadas a Fei por Semak.

Después de que el pequeño príncipe Tropinski mirara a todos los caballeros gravemente heridos y casi muertos tirados en el suelo y al aterrado Capitán Caballero Semak, cuestionó a Fei con enojo, “Rey Alexander, ¿qué es esto? ¡Será mejor que me des una explicación!”

El pequeño príncipe Tropinski se estuvo divirtiendo mucho esta noche. Este reino pobre y remoto le permitió experimentar una libertad y felicidad sin precedentes; no había más maestros imperiales siguiéndolo a todas partes, a fuese que vaya, y diciéndole una y otra vez lo que no debía hacer. No tuvo que prestar mucha atención al estado de ánimo de su padre —el emperador Yassin— y actuar en consecuencia, ni tuvo que tragarse su ira por los insultos de sus hermanos mayores Arshavin y Zhirkov. Aquí, sintió la calidez de los ciudadanos, y pudo correr y bailar felizmente alrededor de la hoguera. Este tipo de libertad era poco frecuente en San Petersburgo.

Esta fiesta sin precedentes había eliminado lentamente toda su insatisfacción y parcialidad hacia Alexander. Hace unos momentos, escuchó a los ciudadanos de Chambord a su lado hablar con orgullo sobre las valientes y heroicas historias de Alexander una y otra vez. Incluso pensó para sí mismo, “Parece que este Rey Alexander es un gran hombre. Interesante, tal vez podríamos ser amigos…”

Pero, lo que sucedió frente a él lo había enojado mucho.

Debido a la aglomeración de ciudadanos, él llegó después de que más de la mitad de la situación ya había tenido lugar, por lo que el Pequeño Príncipe no conocía toda la historia. Sin embargo, no importaba si lo que Capitán Caballero Semak decía era cierto o no. Como príncipe del Imperio, Tropinski sintió que la majestuosidad y dignidad del Imperio se vieron severamente desafiadas. Él tuvo que ponerse de pie; si Alexander no le daría una explicación razonable, entonces las consecuencias serían catastróficas.

Sin embargo, la respuesta que Fei soltó lo sorprendió. No podía creerlo—

“¿Explicación? ¿Explicar qué?”

La boca de Fei dibujó un arco desdeñoso. Como si hubiera escuchado algo ridículo, continuó caminando hacia adelante; se acercó a Semak lenta y constantemente, un paso tras otro. La espada dorada se sentía como la hoz succiona vidas del Segador Nefasto, con frialdad difundiéndose. Fei miró a Tropinski y dijo con frialdad, “Su Alteza, no tome la elección equivocada. ¡Muévase o muera!”

“Tú…”

El pequeño Príncipe irradiaba ira.

En ese momento, sintió con claridad la sed de sangre no disimulada del oponente. No dudaba que si seguía bloqueando el camino de Fei, este joven rey lo mataría sin lugar a duda — incluso si él era un príncipe imperial de alto rango… Sin embargo, fue la dignidad de príncipe imperial lo que lo obligó a no suplicar ni complacer a Alexander como lo hizo el último calvario. Aunque Tropinski no era un héroe o un guerrero inclusive y había atacado a Fei de manera inapropiada, en ese momento, el Pequeño Príncipe sabía que no solo estaba protegiendo al Capitán Caballero Semak, sino más bien a la dignidad de todo el Imperio Zenit.

Por lo tanto, aunque Tropinski sabía que no era rival para su oponente, aún tenía que desenvainar su espada.

“¿Eh?”

Fei no esperó ver este tipo de comportamiento salir por parte del príncipe. Él no sabía que este príncipe playboy podría ser tan duro en esta situación… pero, solamente estaba sorprendido. Su ritmo no disminuyó en lo absoluto. Todos tenían algo que jamás permitirían que alguien más pusiera sus manos en ello, y quien violara eso enfrentaría las consecuencias. Incluso si el emperador de Zenit — Yassin estaba en su camino, Fei no dudaría en acabar con él.

En este momento, en la sombra de una enorme estatua de dios al costado de la plaza, alguien se impacientaba.

“Ese tipo es demasiado audaz…” Dijo la mujer caballero Susan, escondida debajo de una gran capa, enojada. Se dio la vuelta y le dijo a la otra persona que se escondía debajo del gran manto, “Su Alteza, por favor permítame ir a matarlo.”

“No podrás acabar con él.” La princesa le dijo con una voz ligera.

“¿Cómo es eso posible? Su Alteza, con todo respeto, estoy en desacuerdo. ¡Soy una guerrera de tres estrellas; incluso si ese salvaje fue capaz de derrotar al vil chacal del Segundo Príncipe, él no sería rival para mí!” Era obvio que Susan no confiaba en el juicio de la princesa.

La princesa negó con la cabeza e ignoró a Susan. Se dio la vuelta y le dijo a otra persona, “Capitán Caballero Romain, parece ser que tendrás que entrar en acción en esta ocasión.”

“Será un honor servirle a Su Alteza.” El hombre se quitó la capa que le cubría la cabeza. Era el sonriente guerrero rubio, alto y abultado, que había seguido a la Princesa Tanasha y a la caballero Susan en las calles esta tarde.

“Oh, este hombre llamado Alexander es interesante. Capitán Caballero Romain, no tienes que enfrentarte a él. Sólo trae Jimmy a salvo.” Agregó la princesa. Su voz seguía débil y tenue.

“¿Eh?” La rubia guerrera quedó sorprendida, “Su Alteza, pero el Diputado Capitán Caballero Semak, él…”

“Jeje, ese astuto y vil chacal, no será mucho problema si lo dejamos aquí para que muera. En todos estos años, ha hecho demasiadas cosas que avergüenzan el honor y la majestuosidad de nuestro Imperio. Es hora de que sufra su pena merecida.”

La sonriente guerrera rubia permaneció en silencio por un par de segundos, luego asintió y dijo, “Entiendo, Su Alteza.” Después de que terminó, se movilizó y se desvaneció del lado de la princesa.

“Su Alteza, pese a que Semak merece morir, es el esbirro del Segundo Príncipe Zhirkov. Ha hecho muchas cosas en la oscuridad por su alteza durante estos años. Si muere aquí, el Segundo Príncipe no dejará pasar este tema así como así.” Susan, la mujer caballero le recordó.


Capítulo anterior |TOC| Capítulo siguiente

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s