MonRabu — Volumen 1, Capítulo 1


Y bueno, este es el primer capítulo del vol. 1. Actualmente estoy esperando el capítulo 2. Calculo que saldrá en un mes o dos, ya que el TI es bastante cuidadoso con la traducción.

Esta será la primera novela ligera que comenzaré por mi parte, así que estoy (algo) emocionado, por así decirlo.
Antes de irse, me gustaría que me dijeran qué les parece este nuevo proyecto.

Ya, ahora sí. Disfruten de la lectura.


Ch. 1 (clean)

 

 

Esto es algo que sucedió un poco antes.

“Onii-sama, Onii-sama. ¿Te gustaría hacer un cuestionario?”

“¿Cuestionario?”

“Sí. Un cuestionario para romper el extraño ambiente entre nosotros que somos hermanos. Será un cuestionario sencillo y divertido.”

Fue hace unos meses. Kirishima Yuuki recordó que en ese momento estaba hablando con su hermana en el jardín de sus padres.

“No le veo problema, pero ¿a qué te refieres con extraño ambiente? ¿Esto no es cómo normalmente nos tratamos?”

“¡Pregunta número uno!” Lo ignoró y continuó con la pregunta, “¿Qué es lo que más desea una chica?”

“¿Qué…?”

“¿Qué es?”

“…”

“¿Qué eeeeessss?”

Su hermana estaba enérgica como siempre.

Evitando su mirada, Yuuki se frotó la mejilla, “Hmm… Me pregunto, ¿los temas de las preguntas de los cuestionarios siempre han sido tan extensos…?”

“Bueno, bueno, ¿qué es~? ¿Cuál es la respuesta~?”

Cantó una extraña melodía mientras bailaba, urgiéndole a Yuuki a continuar. Yuuki se dio por vencido y suspiró mentalmente. De vez en cuando, debería jugar con las bromas de mi hermana.

“Pues, ¿comer cosas dulces?”

“Bu bu~. Incorrecto.”

“Ponerse ropa linda y de moda.”

“Bu bu~. Incorrecto.”

“… Ugh, ¿no es imposible esta pregunta? Más importarte, ¿la pregunta no está fraseada de forma rara?”

“Por cierto, si respondes incorrectamente una vez más, tendré que darte un abrazo mientras me siento en tu regazo como castigo~.”

“¿Por qué? No quiero.”

“Te quedan diez segundos. Nueve. Ocho. Siete…”

Una despiadada cuenta regresiva dio inicio. Mientras estaba sorprendido, Yuuki siguió pensando. ¿Qué tipo de respuesta querría? Tal vez—

“Entonces… ¿Un beso de la persona que le guste, quizás?”

“¡Qué cerca!” Ella sostiene su cabeza y se tuerce, aparentando dolor, “Oh, cerca, ¡muy cerca! ¡Muy ‘cerca del alfiler’, diría yo! ¡La diferencia entre la respuesta de Onii-sama y la respuesta correcta es como la diferencia entre el arroz normal y el arroz pegajoso! Vaya~, ¡sí que estas cerca!”

“Si en verdad está tan cerca entonces dámela.”

“Nop. Esta vez un ‘hanamaru’ no es suficiente. Ahora, a menos que respondas con exactitud, no te perdonaré.” De pronto, se convirtió en una cuestión de si ella lo perdonaría o no. Gimiendo, Yuuki inclina su cuello en confusión, pero entonces, “¡Bu bu~! ¡Qué mal!, ¡te quedaste sin tiempo! Ahora bien, déjame sentarme en tu regazo y dame un abrazo.”

“Espera. Al menos dame la respuesta correcta. De otro modo, no podré aceptarlo.”

“Es malo ser un mal perdedor, Onii-sama. Ahora que dijiste eso, tendrás que abrazarme, darme palmaditas en la cabeza y besarme en la mejilla.”

“Deja de incrementar tus demandas así sin más. Ahora, ya dímelo.”

Fumun. No se puede evitar.” La hermana ensancha su nariz, “La respuesta correcta es… ¡jyajyajyan~! ¡’Una propuesta de matrimonio de la persona que les gusta’ dondon pafupafu~!”

“Ya veo…”

“Por todos los cielos, Onii-sama es un cabeza dura. Como tu hermana pequeña, me entristece que no puedas responder bien esta pregunta sencilla. El único sueño de una chica, el único anhelo eterno es recibir una propuesta de parte de un maravilloso príncipe. ¿No es algo obvio?”

“…”

“Es porque eres así, la causa de que aún sigas lejos de poner conseguir novia o una amante de cualquier tipo. Bueno, tengo la intención de cuidar de Onii-sama por el resto de su vida así que no hay problema realmente. ¿¡Por qué te levantas de tu asiento?! ¿¡A dónde vas!? ¡Todavía no terminé de hablar!”

… Por supuesto, Yuuki seguía apreciando a su hermana. Si no fuera por la vivacidad y la brillantez de su hermana, la vida de Kirishima Yuuki habría sido mucho más oscura. Su papel como ofrenda ya había sido decidido antes de que él mismo naciera, y durante más de diez años, ha estado pensando en lo que eso significaba realmente. Si había una razón por la que recordó esa ocurrencia en esta instancia, probablemente sería porque la respuesta al misterioso cuestionario de su hermana parecía encajar perfectamente con la situación actual.

 

 

“… Entonces, ¿ese es el porqué le pidió a mi Señora que se case con usted?”

Su sonrisa era aterradora, no cambiaba ni en un solo milímetro.

Estaba en alguna parte de los 24 distritos de Tokio, dentro del salón que se hallaba afuera de la habitación de cierto dios. Allí, la sirvienta frente a mí que se ocupaba de toda la mansión, estaba sermoneándole a Yuuki con una expresión inmutable.

“Sí… bueno…” Yuuki asintió con sudor frío, “Por supuesto, esa no es la única razón.”

“Si eso no es todo, ¿qué más hay?”

“En otras palabras…” Yuuki escogió sus palabras con cuidado, “Supongo que fue por capricho.”

“¿Por capricho?”

“Para ser honesto, me sentía bastante nervioso al venir aquí hoy. Durante diez años he sabido que iba a ser sacrificado, pero no tenía casi nada de información sobre a quién iba a ser sacrificado, ¿sabes?”

“Acepto que ese hecho es culpa nuestra.” la sirvienta-san asintió, “Ciertamente no le dimos información sobre mi Señora y lo invitamos sin previo aviso mientras le decíamos que ‘cumpliese con su deber’ de inmediato. No es muy difícil imaginar la carga que se impuso por seguir las reglas que la organización Tsukumo ha establecido por tantos años.”

“¿Verdad que sí?”

“Considerando esa carga, es entendible que tomara esa extraña, irreflexiva e impulsiva acción.”

“Sí, ¿verdad? No conozco las reglas, pero habría deseado saber un poco más de antemano, de la manera que fuera.”

Dicho eso, Yuuki sabía que estaba intentando forzar excusas para sí. Sin importar cuán caprichoso se fuese, nadie le pediría matrimonio a una persona que conoció por primera vez. Incluso diciendo que fue por las anteriores palabras de su hermana, ‘una propuesta de la persona que le guste’, era solamente otra excusa.

“Entonces…” Bueno, lo hecho, hecho está. Yuuki decidió seguir adelante, “Moviéndonos al siguiente tema. Fue erróneo pedir matrimonio, ¿no es verdad? ¿Probablemente debí pensar en algo mejor para pedir? Me refería al ‘deseo’.”

“No.” La sirvienta negó con la cabeza, “A cambio de renunciar a su libertad, le es otorgado el derecho a pedir un deseo. No hay necesidad de retirarlo. Técnicamente hablando, no tiene permiso de hacerlo.”

“¿A qué te refieres con eso?”

“Una vez que dicta su deseo, ya no puede retirarlo. Bueno, ¿no es usted un hombre refinado? Un hombre no retiraría sus palabras, ¿verdad? Deseo que mi Señora y usted tengan una duradera felicidad.”

La sirvienta-san sonrió ampliamente. Yuuki le devolvió la sonrisa. Nono, ¿en serio? ¿Estás bromeando? O eso pensó al menos, pero no era el momento en el que pudiera pedir un tiempo para recapacitar.

“De todos modos…” Decidió cambiar de tema, “Para ser honesto, estoy alividado.”

“¿Aliviado? ¿Por qué?”

“No, verás…” Nuevamente, eligió cuidadosamente sus palabras, “Antes de ser traído aquí, pensaba que esto iba a ser más severo. Me fue dicho que le ‘Diera mi vida a dios para proteger al mundo’, pero además de eso, no se me había dado una pizca información. Pensaba que iba a ser un trabajo horrible.”

“¿Un trabajo horrible, dice?”

“Sí. ¿No suena como si tu vida estuviese en juego? Imaginé que esto sería más violento, así que me había preparado para estar cubierto de sangre mientras sentía mucho dolor.”

“Para nosotros, usted es una persona muy importante.” Dijo la sirvienta-san sonriendo, “Su seguridad es prioritaria para nosotros. Aun si repentinamente le propusiste matrimonio a mi Señora y ella se oculta en su habitación como resultado, nosotros no lo torturaremos o asesinaremos. Aunque desearía hacerlo.”

“…”

Comenzó a exudar sudor frío. Aun así, ella no parecía estar mintiendo. Por el momento, no hay necesidad de preguntarse sobre la vida o la muerte, sin embargo, todavía se sentía agradecido por la seguridad que se le había dado.

“Estará bien.” La sirvienta-san miró el reloj, “Mi Señora ya debe haberse reorganizado a sí misma para este entonces. Le dejaré el resto a usted.”

“… ¿Quieres que vaya? ¿Otra vez?”

“Por supuesto. Por favor no lo arruine esta vez. Su trabajo ahora es mantener a mi Señora relajada y que sus emociones estén en calma.”

“Sí, lo entiendo. Daré lo mejor de mí. Sin embargo…”

“¿Sin embargo…?”

“Es un poco embarazoso, pero le tengo un poco de miedo. Quiero decir, ¿no la hice enojar hace recién?”

“No lo sé. No sabría decirle.”

“Si en verdad se enojó, ¿me matará? Ella es un dios al fin y al cabo.”

“No necesita preocuparte por eso.” La sirvienta-san dio su sello de aprobación. La sonrisa en su rostro fue la más grande del día, “Usted ya abandonó el ámbito de la humanidad. Como tal, no existe tal cosa como la muerte.”

 

 

… Esta interacción con la sirvienta ocurrió hace unos minutos. Ahora, Kirishima Yuuki estaba parado frente a una puerta. Estaba de pie ante la habitación del dios llamado Kanaruzawa Sekai, donde, hace apenas unas horas, hizo una propuesta de matrimonio por primera vez en su vida. Teniendo en cuenta lo que sucedió la última vez, no se podía evitar que vacilase antes de llamar a la puerta.

(Sé que hice algo malo, pero…) pensó Yuuki, (Fui forzado a adentrarme en una situación desconocida. Entonces ¿no debería ser normal que algo así de raro pasase? No estuve tan mal, ¿verdad?)

Además, él nunca entendió realmente lo que estaba pasando. El camino que se vio obligado a seguir fue pronosticado hace diez años. Se decidió que iba a ser un sacrificio de Dios, un subordinado de Dios, un esclavo más que cualquier otra cosa. Sintió que había aceptado esto como su futuro y se preparó en consecuencia.

Sin embargo, la realidad era muy diferente de lo que esperaba. Debido a que era la habitación del dios que protege al mundo, pensó que sería recibido dentro de un magnífico y lujoso castillo. En cambio, lo llevaron a una mansión húmeda y vieja en algún lugar dentro de una zona residencial en Tokio. Yuuki no fue recibido por una línea de seres espirituales como había esperado, sino por una sirvienta que no parecía mucho mayor que él. Como se trataba de una reunión con dios, un ser irreal, pensó debía haber muchos pasos procedimentales antes de la reunión. Por lo menos, se debería dar una explicación antes de la reunión real.

Al fin y al cabo, todo fue un fiasco. Yuuki sintió que esa decepción era definitivamente la razón por la que actuó tan raro.

Probablemente.

(Bueno… todo sigue siendo un puñado de excusas.)

Desde el principio, nunca había pensado que su deber sería tan sencillo. Y aunque había sido forzado a hacerlo, decidió tragárselo y seguir adelante.

(¡Lo que pasará, pasará!)

Tomó una bocanada de aire.

Tocó a la puerta.

Y entonces, aguantó la respiración mientras abría la puerta.

 

 

“Un placer conocerte. Yo soy un dios,” dijo la chica mientras sostenía un cigarro.

Mantuvo sus ojos en el libro en su regazo, no le dio ni un solo vistazo a Kirishima Yuuki.

“Mi nombre es Kanaruzawa Sekai.” La chica dejó escapar una bocanada de humo mientras giraba la página del libro, “Como ya sabrás, tú me perteneces desde hoy.”

Ella era una muchacha hermosa. Hermosa más allá de la palabra. Con cabello plateado y ojos rojos, ella tenía un aura de otro mundo sobre sí. Este era el ‘Dios’ de Kirishima Yuuki. Ella, autónomamente, era la existencia etérea que ha protegido y seguirá protegiendo al mundo durante miles de años. Ahora Kirishima Yuuki era el sacrificio que se le estaba entregando.

“Si no te gusta, puedes intentar huir. Puede que incluso decidas acabar con tu propia vida.” La chica sonrió con frialdad, “Sin embargo, no olvides esto. Tú eres la novena generación de tu familia. Fuiste elegido por la Organización Tsukumo para convertirte—”

“… Nononono.” Yuuki finalmente regresó a la realidad, “Espera un momento. Espérate.”

Él sacudió la cabeza vigorosamente. Mientras sostenía el puente de su nariz con los dedos, dijo, “¿Eh?, ¿qué? ¿Soy yo, o eso es sólo una repetición de lo que pasó recién? Ummm, ¿qué es esto?”

“…”

Sekai estaba impactada, su boca siguió abierta como si tratara de hacer los últimos sonidos de su declaración anterior.

Un segundo, dos segundos… cinco segundos… diez segundos.

Dentro del silencio, fluyó una extraña atmósfera. Sekai luego tosió una vez y comenzó a hablar de nuevo.

“Un placer conocerte. Yo soy u—”

“Dije que ya es suficiente.”

Inintencionalmente, Yuuki le replicó. Mugu, la joven cerró su boca. Un incómodo silencio se interpuso entre ellos nuevamente.

Tic, tac, tic, tac.

Dentro, solamente el reloj de pared hacía eco en la habitación. Incluso el más mínimo sonido parecía ser absorbido por la nieve fuera de la ventana.

¿Eh…? ¿Qué pasa con esa situación?, pensó Yuuki. Estaba preparado para dejar ir mi destino para cambiar, pero la situación actual es inesperada. Algo está muy mal con esta situación. ¿Qué debería hacer?

El silencio continuó.

Como el insoportable ambiente llenaba el aire, pensó que sería mejor pensar en la situación como un chiste de un uso.

“… Uu.”

La joven soltó un sonido. Mirándola, aún era el rostro de la chica que fumaba el cigarro de antes, pero mirándolo de cerca su rostro se había teñido de un rojo brillante. Eso no era todo, se cubrió la cara con el libro en su regazo y se acurrucó como un pequeño hámster o algo así.

“Umm.”

¿Qué está pasando? Yuuki comenzó a sentir que había hecho algo malo. Aun así, cuando esto le sucedía a la persona a la que se supone que se debía dedicar, ¿cuál era esta situación? Más importante, ¿qué pasaba con ella?

Es eso…

¿Es porque no estaba siguiéndole el juego mientras intentaba reiniciar esto a la primera vez que nos encontramos? ¿Es por eso que su cara se puso roja?

“Ah… ¿quieres empezar todo de nuevo desde el momento en que abrí la puerta y entré? ¿Tipo rehacer la confrontación desde su inicio?”

“… Está bien.” Mientras se cubre la cara, la chica niega con la cabeza. El incómodo silencio regresó una vez más. Justo cuando Yuuki estaba pensando en cómo hacer un seguimiento, ella volvió a hablar.

“Es tu culpa.” Murmuró la joven, con sus ojos asomándose ligeramente por encima del libro, “No se suponía que fuese de esta manera. Nuestra primera reunión debía ser más linda, guay. Habría sido arte puro, donde, después de un elegante y brillante intercambio de palabras, expresarías con sinceridad tu respeto hacia mí, jurándome tu vida, y luego ambos conmemoraríamos nuestro primer paso juntos. Y aun así, esto sucedió.”

Haa, ya veo…”

¿Es así? ¿Era eso lo que había estado pensando? ¿Aun siendo un dios? ¿Aun cuando ella vivió por mil años?

“He estado pensándolo desde siempre. El inicio de cualquier cosa es importante al fin y al cabo.”

“¿Estuviste pensando? ¿Sobre qué…?”

“Es obvio. Nuestro dialogo.”

“Dia… ¿Dialogo?”

“Sobre cómo las cosas irían a flote, sobre qué deberíamos decir después de que entres a esta habitación. He simulado todo dentro de mi cabeza y estaba confiada en que podría manejar cualquier cosa que sucediera.”

Explicó la joven lentamente. Yuuki la escuchó con una expresión en blanco, “De acuerdo a mis suposiciones, debiste haber tenido más miedo, o al menos así era como suponía que sería. Soy una existencia pareja a dios, aquel que debió tomar la iniciativa, aquel que debió controlarte. A pesar de eso, a pesar de todo eso, tú…”

“… Ummmm.”

“Es tu culpa. Todo, todo esto, es tu culpa.”

“No, incluso si lo pones así…”

“Es tu culpa.”

“…”

Yuuki se frustró cada vez más. No era suficiente para Yuuki simplemente encogerse de hombros a este punto. El resentimiento que se había acumulado durante todo el día, no, durante los últimos diez años, hizo que Yuuki abriera la boca y hablara.

“Así es como lo describes. Sin embargo, ¿no te parece que tu también tienes mucho que ver con la situación actual?”

“¿¡——¡?”

La joven mostró una expresión de desconcierto ante el cambio repentino en el tono de Yuuki. Ignorando eso, Yuuki continuó hablando,

“Para mí, fui traído hasta acá por una razón que ni siquiera entendía, fui forzado a conocerte por una razón que no entendía. Aun así, tú vienes y dices con un tono condescendiente que ‘Todo es mi culpa’, no puedo aceptar eso. Incluso si eres un dios, eso simplemente es tener demasiada soberbia.”

“… S… sí.”

“En realidad, es bastante molesto. Además, ¿por qué fui traído hasta aquí, en primer lugar? Me fue dicho que me volviera una ofrenda, un sacrificio, ¿qué significa eso, de todos modos? ¿Quién pidió por esto? ¿Quién lo decidió? Más específicamente, ¿qué se supone que tengo que hacer? Si tú no me lo dices, ¿cómo se supone que sepa lo que tengo que hacer? Después de todo esto, se me dice que todo es mi culpa, y que se supone que tome la responsabilidad, eso fue una broma, ¿verdad?”

“… Uu…”

“En realidad, esto no sólo causó problemas a mí, incluso mi familia fue molestada. Incluso ahora está en el punto en que apenas podrán ser capaces de manejarse de alguna manera, justo en el punto antes de que la familia terminé colapsando. Para ser honestos, nuestra familia colapsó hasta cierto punto en el pasado. Destruida de un tirón. Sí, esa sería una manera de ponerlo.”

Yuuki se levantó nuevamente. Y entonces, como si todo estuviera construido detrás de una presa, todas sus emociones escaparon en ese momento. Casi como si fuera reflejo, soltó un chillido. Al principio, solo había una pequeña corriente de lágrimas, pero luego, en el siguiente instante,

“Uu… ahh… uaaaaah—”

Ella empezó a llorar. Era un dios que había vivido por mil años. Y, sin embargo, empezó a llorar como una niña.

“… ¿Eh? Esto no puede ser cierto, ¿verdad? ¿Eh?”

“Uu… gusu… fueeeeeh…”

Yuuki empezó a entrar en pánico. Para un hombre, ver la figura de una chica sollozando era la peor de las emociones.

“Per—hikku—dón…”

“Es mi culpa. En realidad, mi culpa al cien por ciento. No hiciste nada malo. Por eso mismo, ¿dejarías de llorar? ¿Por favor?”

Yuuki no sabía qué hacer. Después de vacilar un poco, sacó un pañuelo del bolsillo. La niña aceptó el pañuelo con cuidado, como si cuidara de algo precioso, y se enjugó las lágrimas. Para Yuuki, ya había perdido la cuenta de la cantidad de veces que se había sentido confundido. ¿Qué demonios es esta situación? Realmente no entiendo. Alguien, por favor, ayuda.

“Matrimonio…”

De pronto, la muchacha dijo,

“¿Eh? ¿Qué?”

“Por favor cásate conmigo, eso dijiste.” Su nariz siguió moqueando mientras continuaba su diálogo, “¿Tu trato conmigo no es también muy duro? Mi situación no es muy diferente a la tuya. De repente me dijeron hace unos días que alguien sería traído acá como una ofrenda para mí, así que estuve muy confundida. Estaba muy, muy confundida. Añadiéndole a eso, nunca conocí a un humano afuera del mundo desde hace un largo tiempo, más largo de lo que puedo recordar.”

Ch.1 (illust1)

“… Eh. ¿Es así?”

Esa es la primera vez que Yuuki se enteró de eso. Él nunca había pensado eso antes. Tanto Yuuki como ella quedaron colocados en las mismas circunstancias, y tal vez tenían aún más en común.

“Desde hace un tiempo, he estado ansiosa de conocerte. Después de todo, siempre he estado sola.”

“…”

“Sin embargo, soy un dios y tú eres una ofrenda, esa relación no podría ser llamada equitativa. Pero aun así, quería llevarme bien contigo. Y aún con todo eso, excediste mi imaginación. Enserio, para r-repentinamente pedirme matrimonio… ¿en qué pensabas…?”

“…”

Yuuki pensó mientras continuaba observando, a su vez que las lágrimas del dios seguían cayendo.

Sí.

Ahora lo entiendo.

Había otra razón por la que no veía ningún problema al proponerle matrimonio a una extraña. La razón era la belleza de Kanaruzawa Sekai. Ella no es de este mundo, eso es algo que probablemente mucha gente diría sobre ella, pensó. En términos de apariencia, no perdería a nadie en cuanto a belleza, esas palabras no serían una exageración.

Ojos grandes.

Pestañas largas

Piel blanca pura.

Deslumbrante cabello plateado que no se puede comparar con pelucas o cabello teñido.

Y, por último pero no menos importante, sus brillantes ojos rojos.

Yuuki no quería creer que era una persona con una mente tan simple. Quería usar lo que su hermana dijo una vez como excusa, pero nada de eso importaba al final. Una mirada a su figura hizo que su corazón se contrajera, y lo siguiente que supo fue que le había propuesto matrimonio, eso fue todo.

—un poco después de eso.

La joven finalmente recuperó su compostura,

“Me disculpo. No pude evitarlo.”

“No, fue mi culpa.”

La joven asintió ligeramente mientras Yuuki bajaba la cabeza hacia ella. Al igual que antes, ambos miraron hacia abajo, no queriendo que sus ojos se encontraran.

“… Yo.” Ella levantó la mano, durante el pesado silencio que dominaba la situación. Entonces, como si decidiera algo, abrió la boca, “Tengo algo que quiero preguntarte.”

“¿Algo que quieres preguntar?”

“Sí. Algo que debo preguntar sin importar qué. Es algo que no puedo dejar pasar no importar qué.”

“Bien pues, no puedo hacer nada al respecto. Responderé si puedo.”

“S-sí- Ya veo,” Kohon, kohon, tosió para aclarar su garganta. Kami-sama bajó su rostro y dirigió su mirada a Yuuki con los ojos viendo hacia arriba, “Me pediste matrimonio, y yo acepté. Por supuesto, esto es porque era tu deseo como la ofrenda y el deseo de una ofrenda debe de ser otorgado; ese es el precio de convertirse en la ofrenda.”

“Sí, ya veo.”

“Así que, ¿cuándo tendremos nuestra primera noche?”

“¿Qué?”

Yuuki abrió los ojos con incredulidad. La joven ignoró a Yuuki y continuó, “La pareja del matrimonio debe consumar la unión, enmarañar sus cuerpos y producir un bebé. Ese debería ser el sentido común de este mundo. Naturalmente es llamado la ‘primera noche’ ya que es algo que pasa en la noche. Asumo que usualmente es mejor hacerlo más pronto que tarde.”

“Nonono.” Yuuki se sostuvo la frente, “Perdona, pero ¿qué intentas decir? No lo entiendo.”

“Por si acaso, lo explicaré más claramente. La primera noche es un ritual donde se supone que haces que yo, tu esposa, me convierta en una mujer por primera vez.”

“¡N-no es necesario decirlo tan claro!”

“L—lo siento. Debido a que es importante, no quería que hubiese algún malentendido. Además, tú mismo dijiste no comprender lo que decía.”

“No, bueno. Ciertamente dije eso…, pero, por favor espera. Sé a qué te refieres y aprecio que lo explicarás de una manera cortés, pero aun así, es demasiado temprano para eso.”

“¿Tem… prano? Pensé que siempre era así… durante los períodos Heian y Muromachi, cosas como estas sucedían con normalidad.”

“¿¡De qué era estamos hablando!? Más importante, ahora, hay un montón de cosas que hacer cuando te casas. No sé cómo habrá sido en el pasado, sin embargo.”

“¿E—es así? No, creo que así es como es. Es cierto. Eso fue descuidado de mi parte.”

“Enserio. Por favor, dame un respiro.”

“Aun si lo dices así, no es como si hubiese actuado sin pensar. Juzgué que tu personalidad era del tipo agresivo, y por esa razón pensé que lo de recién era, lo mejor. Después de todo, me propusiste matrimonio, a un dios, en la primera vez en que nos conocemos…”

Mugu. Eso fue, bueno…”

De alguna manera, ella tenía un punto.

“No, espera. Por favor, aguarda un momento.” Sin embargo, Yuuki continuó aguantando. Luchando, eligió sus palabras cuidadosamente, “De todas formas, dejando de lado la parte sobre el matrimonio, ambos no sabemos mucho el uno del otro.”

“Por supuesto que es así. Solamente nos hemos encontrado hoy por primera vez, después de todo. Pero nos conoceremos más de ahora en adelante, ¿verdad?”

“Por cierto, sólo tengo diecinueve…”

“En lo que a mí respecta, las reglas del mundo no me conciernen. La edad no es un problema.”

“Hablando de eso, ¿tú siquiera puedes casarte? Eres un dios, ¿no?”

“No hay una regla que diga que no me pueda casar por ser un dios. No es tan raro en otros mitos, después de todo.”

“Bueno, eso es verdad, pero…”

Tanto el cuerpo como la mente de Yuuki se volvían cada vez más pesados. ¿Qué es esto? ¿Este sentimiento de arrepentimiento? ¿Este sentimiento de desesperanza? Cada vez que interactúo con este dios, puedo escuchar el sonido de mis expectativas colapsando. Bueno, ¿cómo debería poner esto? Estaba preparado para algo serio, pero esto es totalmente una comedia de amor.

“Pero…” Aun así, Yuuki no dejó de resistirse, “¿No te disgusta? El casarte con alguien que no conoces, de manera tan brusca.”

“Sólo estoy cumpliendo tu deseo, eso es todo.”

“¿Es debido a la regla establecida por la Organización Tsukumo?”

“Eso forma parte de ello. Pero, siempre hay formas de encontrar fisuras en ese tipo de cosas. No es para decir que la regla no sostenga influencia alguna, pero tampoco es como si yo estuviese completamente restringida por ella.”

“Y aun si dejas eso de lado, tras haberte casado descubres que mi personalidad es la peor de todas. ¿Qué harías entonces?”

“No te preocupes sobre eso. Cuando nos vimos por primera vez, pude confirmarlo. No eres una mala persona. Después de todo, hay un mal ambiente alrededor de las personas que son así, y ahora hablando contigo, no me estoy sintiendo de esa forma.”

Ella es tan ingenua. Un día será engañada. O eso pensó Yuuki, pero no lo dijo en voz alta. El dios miró a Yuuki, sin embargo, él no podía mirarla a los ojos debido a la brillante y pura inocencia en su mirada.

“Además…” Kami-sama añadió, “De todos modos, tú y yo viviremos juntos por siempre.”

Qué cosa tan cursi de decir.

Aun así, fue su primera sonrisa memorable. Era una sonrisa que calentaba el corazón, como si pudiera alejar el frío invernal y derretir la nieve. A Yuuki le pareció que tal vez no era tan malo dedicarse a ella de ahora en adelante.

(Ah… Maldición) pensó.

Al mismo tiempo, (Supongo que ya lo he decidido), también pensó para sí.

Bueno, esta es mi única vida, una vida que casi fue abandonada.

Ummm… Entonces…” La velocidad a la que se rascó la cabeza se hizo más rápida. Ah—Ah—Ah-, ajustó su tono. Giró su cuello y hombros para relajarse y desempolvó su ropa. Kirishima Yuuki dijo entonces, “Nuevamente, es un placer conocerte. Estaré a tu cuidado.”

Y Kanaruzawa Sekai respondió, “Igualmente, estaré a tu cuidado.”

 

 

Con todo dicho y hecho.

Ambos decidieron casarse.

 

 

Notas:

0– Un Hanamaru es esa figura arremolinada de Naruto, por si alguno llegó a verlo. Generalmente se usa para decirles a los estudiantes que hizo un buen trabajo. Se parece a esto:

hanamaru


Anterior capítulo|Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

9 comentarios

  1. una diosa decepcionante pero puro he inocente que bien por el prota me encanta el manga y ahora que tiene novela es todavia mejor ahora comenzare a sacar teorias locas desde YA!

    Le gusta a 1 persona

    • Sí, la novela en realidad está desde 2015. El tema es que la traducción a inglés comenzó hace poco. Por ahora sólo está el prólogo y este capítulo traducidos. Pero, no te preocupes, el TI y yo nos esforzaremos en traer contenido :v

      Le gusta a 1 persona

  2. Bueno, ya estaras contento.
    Hiciste que me enganche a otra novela, ahora tambien tendre que sufrir por los pocos capitulos que sacas cada mes….
    En fin, parece entretenida, aunque el prota tiene indicios de princeso.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s