The World After The Fall: Capítulo 17


(4/5)

Traductor: The Un-Neet~
Editor: Absolute


Episodio 3:

Encarcelamiento Plateado (2)

La tan aclamada ‘tierra prometida’ conocida como las «Grandes Tierras».

Cualquier Adaptante que haya gastado tiempo en las Grandes Tierras conocería cuán falsa es esa retórica. No habían promesas ni oportunidades en las Grandes Tierras. Sólo había una cosa que las «Grandes Tierras» prometían.

Era la muerte.

“… Así que esto es originalmente un sitio al que se puede llegar solamente si mueres.”

Jae Hwan comenzó a entender por qué había entrado a la ‘raíz’ del Árbol Ilusorio conocido como Caos cuando atravesó la Torre Pesadilla en vez de entrar a las «Grandes Tierras».

Si él tuviese cuerpo en su lugar, habría podido acabar en las «Grandes Tierras».

Jae Hwan atravesó la Torre Pesadilla durante el Juego Tutorial y no desde Juego Principal, por lo que sólo su alma debió de haber salido de la torre. Como resultado, había una alta posibilidad de que el «Árbol Ilusorio» malinterpretó a Jae Hwan como un fallecido y lo envió a Caos.

Un lugar donde las almas de los fallecidos del campo de batalla dentro de las «Grandes Tierras» se reunían.

«Caos» era ese tipo de lugar.

Jae Hwan miró a las figuras de aquellos que habían sido despojados de todo excepto sus almas.
Aquellos que abandonaron las ‘raíces’ pero eventualmente volvieron al ‘tronco’.

Había un montón de hombres, pero también había muchas mujeres.
Todos ellos tenían ojos sin vida.

Quién sabe si siquiera estaban conscientes de que estaban muertos.

“Podrías decir que esta es la última oportunidad que las «Grandes Tierras» nos han dado.”

Dijo Mino mientras veía a los muertos invocados.

“Si mueres aquí, entonces realmente será el fin para ti. Aquellos que murieron aquí en el tronco tendrán sus almas dispersadas y convertidas en nutrientes para el Árbol Ilusorio. No hay más oportunidades tras eso.”

Jae Hwan recordó al Clan Zorro Rojo que había dispersado en partículas blancas. Ellos ya deben de haberse convertido parte de este gran árbol para este momento.

“Entonces las personas de aquí aún tienen una ‘oportunidad.”

“Se podría decir que sí.”

“¿Hay una manera de recuperar el cuerpo de uno?”

“Las chances son muy pequeñas, pero si eres capaz de sobrevivir aquí…”

Sin importa qué, esas palabras eran crueles. Incluso después de haber muerto, ellos aún tenían que ‘sobrevivir’. Era un mundo horrible. Los ojos de Mino se volvieron desenfocaron mientras observaba a esas personas.

‘Ese es el porqué dije que tus palabras harían a otros sentir envidia.’

Mino debió también de llegar a Caos al morir. Ella recordó la muerte que quería olvidar. La pregunta de Jae Hwan ‘¿Cómo llegaste a Caos? no era muy diferente a decir ‘¿Cómo moriste?’.

La luz del círculo de invocación empezó a desvanecerse.

Un gran número de guardias comenzaron a reunirse desde las puestas del fuerte.

“vaya, hay una cantidad ridícula de invocados otra vez. Muy bien, ¡pongámonos a trabajar!”

Un hombre barbudo dio un grito, incitando a los otros soldados a levantar a los fallecidos de una manera ordenada.

“¡Oy!, ¡presta atención! Es debido a que todos ustedes no son más que piel y huesos la razón por la que fueron asesinados.”

Los muertos se dejaron dirigir por los guardias a través del puente levadizo hasta un punto de control. Procesar la llegada de los recientemente fallecidos era la responsabilidad de algunos guardias.

“Ahí, ahí, ponte esto y ve a pararte en línea por allá.”

Cuando las docenas de muertos fueron más o menos reunidas, ellos se encontraban alineados frente a los puntos de control. Enfrente del punto de control estaba el hombre barbudo de pie en un podio.

El hombre barbudo observó al grupo de personas ante él y abrió su boca para hablar.

“Algunos de ustedes ya debería saber dónde están ahora mismo. Y aunque no lo puedan aceptar, es una lástima. Porque independientemente de lo que quieran creer, ustedes ya están ‘muertos’.”

Para aquellos que ya habían muerto una vez, esas palabras eran como otra muerte.

“Encima de eso, muchos de ustedes probablemente murieron en su primera batalla desde que fueron a las «Grandes Tierras». Sus intestinos fueron derramados y sus cabezas aplastadas. Ustedes murieron inútilmente como un insecto.”

Al escuchar sus palabras, la complexión de todos cambió. Era porque las palabras del hombre estaban en lo cierto. De hecho, la mayoría de las personas de ahí habían muerto prácticamente tan pronto como habían entrado a las «Grandes Tierras».

“Del grupo de ustedes, ¿hay alguien ahí que sepa cómo murió?”

Nadie contestó.

Incluso el hombre barbudo se mantuvo en silencio. En su lugar, el hombre barbudo sacó un cigarrillo y lo encendió.
El humo del cigarrillo se dispersó en el aire.

Era el momento para que todos pensaran en cómo habían muerto.
Al final, todos llegaron a la misma respuesta.

Las mujeres, vistiendo nada más que harapos, estaban temblando del frío. No pasó mucho antes de que el cigarrillo se apagara. El hombre barbudo dio un pequeño golpe a la parte trasera del cigarrillo con sus manos y lo pisó muy fuertemente. Justo entonces, uno de los fallecidos no pudo evitar abrir su boca después de ver lo que el hombre barbudo hizo y habló con una temblorosa voz.

“¿Eso… es porque soy débil?”

Era una voz que se hacía cada vez más y más débil conforme hablaba. El hombre barbudo empezó a reír.

“Correcto. Pero si fuera a ser más preciso…”

Su vista cayó en las personas que se habían reunido ante él.

“La razón por la que murieron como insectos es debido a que no lo intentaron lo suficiente.”

Al escuchar eso, los murmullos en la multitud empezaron a agrandarse.
Sus ojos expresaron el descontento que tenía de sus palabras.

No podían aceptarlo. De todos ellos, ¿quiénes no se habían esforzado? Quienes que hubiesen trabajado duro no habrían sido capaces de completar la Torre Pesadilla. Algunos de ellos incluso comenzaron a observar al hombre barbudo con miradas hostiles.

“Sus ojos me dicen que no concuerdan conmigo. Pero miren, pongan las manos en sus pechos y piensen. ¿Alguno de ustedes alguna vez ha entrenado tan duro que sintió que moriría? Y me refiero literalmente ‘a morir.”

Era la primera vez que alguno de ellos había sentido tal presión detrás de las palabras ‘a morir’.

“Pero ahora que han muerto, aprenderán. Si son ustedes que derramaron sus tripas por el sable de un enemigo, tuvieron sus cabezas cortadas a manos de ellos, fueron pisoteados, o soportaron vergonzosamente los insultos de sus enemigos antes de la muerte, entonces lo sabrán. Sabrán a qué me refiero cuando digo ‘a morir’.”

Gimiendo y lloriqueando. Memorias vívidas de la muerte. Los fallecidos apretaron sus puños y bajaron las cabezas, sus hombros temblaban. Nadie era capaz de mirar al hombre barbudo a los ojos. Eso era porque él estaba en lo cierto.
Era algo que se dieron cuenta sólo después de haber muerto.

Ninguno de ellos había alguna vez entrenado ‘a morir antes.

“Tienen suerte. Todos ustedes tienen otra oportunidad para ‘esforzarse’ en este lugar. Pero ustedes aún son sólo almas, por ahora.”

Oportunidad. Algunas personas empezaron a elevar sus cabezas en este punto.

“Sólo hay una cosa que necesitan saber aquí. Si mueres esta vez, entonces ‘realmente’ morirán.”

Morir realmente.

Para aquellos que ya habían muerto una vez, la palabra ‘muerte’ era terrorífica.

“Por lo tanto, sólo hay una cosa que todos deben de hacer aquí. Sobrevivir. Ustedes deben de usar cualquier medio necesario para sobrevivir hasta que sean la última persona superviviente.”

La última persona superviviente.

“Vivan, vivan para que así puedan entrenar y volver a entrenar. Afilen la hoja de sus espadas e incrementen sus fuerzas. Y hasta que el día en el que una oportunidad llegue, deben de esperar y seguir esperando.”

Fortalézcanse y aguántenle al tiempo.

“Porque entonces un día, un milagro podría pasar. Lo garantizo. Aquellos que trabajan duro encontrarán una manera de salir del Árbol Ilusorio. Por ende, entrenen duro. Por el bien de tomar venganza de aquellos que los mataron. Fortalézcanse para que así puedan derrotarlos, pisarlos y sobrepasarlos. Eso es todo lo que les puedo decir.”

Los fallecidos desnudos escucharon al hombre con ojos vacíos.
Tal vez sus emociones estaban exasperadas, pero algunos empezaron a temblar.

El hombre terminó su discurso. Los soldados circundantes aplaudieron apáticamente con sus manos. Los guardias a la izquierda y derecha de los muertos dirigieron a la multitud esperante hacia el punto de control.

“Hombres en este lado, mujeres en este otro. Sigan las direcciones.”

Los guardias se acercaron al hombre barbudo que había bajado de su podio.

“Grandioso discurso señor.”

“¡Como se esperaba del Asistente Principal-nim!”

El hombre barbudo que había sido llamado Asistente Principal estaba tomando el agua que había recibido del guardia antes de murmurar algo bajo su respiración.

“… Qué gran discurso.”

El hombre barbudo llevaba una expresión cansada en su rostro.
Era un discurso que había repetido más de un centenar de veces desde que había sido designado al punto de control del norte.

Para sobrevivir, sin importar qué.

Que sus esfuerzos y sus energías no eran suficientes.
Para fortalecerse y tomar venganza.
Esas definitivamente eran sabias y guiaderas palabras. Eran buenas palabras.

Pero el hombre barbudo sabía.
Aquellas buenas palabras eran una mentira.

Ninguno de aquellos reunidos aquí saldrían alguna vez del «Árbol Ilusorio».
La mayoría de ellos morirán durante su ‘primera caza’, similar a cómo pasó en las «Grandes Tierras» y los sobrevivientes suertudos gastarían el resto de sus vidas como residentes.

Ellos se convertirían algo como él.
En ese momento, alguien habló.

“James, ¿quién hubiese sabido que podrías cotorrear tan bien con tus labios? Fue como si estuvieses tratando de conquistar una chica o algo así.”

El hombre barbudo, James, entrecerró los ojos. Un hombre y una mujer aparecieron en el punto de control. La mujer en particular era notable. Ella era una mujer vistiendo una túnica negra y tenía una cabeza llena de cabello escarlata. Uno nunca sería capaz de olvidar una belleza de su nivel…

“¿Ya te olvidaste de mí? ‘Trillado’ James.” ¹

Algo destelló a través de la mente de James. La apariencia de la mujer cambió momentáneamente.
Sus ojos brillaban como estrellas en medio de su negruzco cabello. Sus mejillas de tono blanco se veían como si hubieran robado la luz del amanecer.

Alegría se extendió por el rostro de James.

“… Pero miren quién es. ¿No es esta la Mino de la ⌈Secta del Bosque Negro⌋?”

Al escuchar eso, Mino cambió su apariencia otra vez.

“No hables tan alto. ¿Quieres morir?”

Jae Hwan alternó su visión entre Mino y el guardia llamado James.

Parecía que los dos eran conocidos.

“¿Escuché que has sido promovido a Asistente Principal?”

“Así que por eso diste ese discurso.”

James rompió su larga racha de tener una expresión solemne y dejó salir una mirada juguetona en sus ojos.
Sus ojos recorrieron el cuerpo de Mino.

Ellos habían llegado al inicio del punto de control.
La expresión de Mino se endureció.

“Hmph. Fue un gran discurso. Había querido entrar lo más pronto posible, pero tuve que esperar a que la totalidad de tu ‘noble discurso’ terminara para así poder entrar al fuerte.”

James soltó una carcajada mientras respondía.

“De alguna manera regresaste al punto de Control del Norte. ¿no vas usualmente a otro lado diferente?”

“No importa cómo lo mires, el camino que tomé me llevó aquí.”

La respuesta de Mino fue corta, como si estuviera reacia a hablar por mucho tiempo.

“No hay necesidad de probar mi identidad, no es como si no conocieras mi cara.”

Prueba. Al escuchar esa palabra, Jae Hwan miró al rostro de Mino. Sintiendo su mirada, Mino suspiró y rio.

Tsk. Aquí hay un paciente con amnesia.

[¿Será que no sabes qué es ‘Prueba’?]

Jae Hwan asintió su cabeza.

Jae Hwan nuevamente escuchó el susurro de Mino.

[Todo el personal entrante y saliente del fuerte debe de ser verificado. La mayoría de las personas sólo abren su información de estado a través de la «Interfaz del Sistema»… Deberías saber cómo hacer eso al menos, ¿verdad?]

Él definitivamente no lo sabía. Nunca lo había hecho antes.
En realidad, había un problema mucho mayor que eso.

Para empezar, Jae Hwan no podía siquiera usar la «Interfaz del Sistema».

Jae Hwan llegó al estado de ⌈Desinterés⌋ al escapar de la «Torre Pesadilla», pero desde entonces, se había vuelto incapaz de utilizar ninguna de las funciones de la «Interfaz del Sistema», incluyendo cosas como el inventario y la ventada de estado. Fue entonces que el Asistente de Jefe James abrió la boca.

“Mino.”

“¿Hm?”

“Lo siento, pero las circunstancias han cambiado.”

“… ¿Circunstancias? ¿Qué clase de sensatez es esa?”

“Algunas de las reglas han cambiado desde hace poco, aquellos que entren a la fortaleza deben de traer un ‘certificado’.”

¿Un certificado? Mino divagó su mirada por el aire.

“¿Te refieres a ese anticuado certificado que fue usado hace muchos años atrás? ¿Los que ⌈Hermano Mayor⌋ había hecho y distribuido?”

“Así es.”

“¿Por qué? ¿No era que el uso de los certificados se volvió obsoleto desde que la Interfaz del Sistema se volvió disponible en el «Árbol Ilusorio»?”

“Alguna clase de interferencia rara está provocando que la Interfaz del Sistema no opere adecuadamente.”

Mino recordó el momento en que su habilidad ‘Evaluación Precisa’ falló. Había pensado que había sido simplemente una habilidad errada, pero podría terminar siendo sólo algo relacionado a esto.

“De todos modos, ha habido muchos reportes de personas incapaces de sacar apropiadamente la página de información usando la interfaz del sistema. Así que, al menos por ahora, todos los que entren y salgan de «Caos» deben de probar su identidad usando un ’certificado’.”

“Justo ahora de todos los momentos…”

Las cosas se volvieron innecesariamente complicadas. Mino suspiró por dentro y miró hacia Jae Hwan.

[Entonces ¿tienes un Certificado?]

Jae Hwan no tenía respuesta.

[…. ¿No tienes uno?]

Mino de pronto pensó en un plan.
Ella se había dado cuenta de que había un montón de cosas mal con este hombre. Hacer que alguien recordara memorias dolorosas y entonces no corresponder a ello….

Mino tenía una expresión traviesa en su rostro.

“James.”

“¿Hmm?”

“Perdón, pero dejé mi certificado en mi casa. ¿Esto no serviría en su lugar? No es como si nos hubiéramos conocido por uno u dos días, ¿no crees que un certificado es demasiado?”

Mino se rio mientras le entregaba algo de dinero a James. Era un sobre que contenía polvo blanco. James giró sus ojos para examinar cuidadosamente el paquete.

“Esta sí que es una buena medicina. ¿Cuántos cuernos tenía la bestia?”

“Dos.”

“Parece ser que tus ganancias han sido bastante buenas estos días, Mino.”

James deslizó el paquete a sus bolsillos mientras carcajeaba con una expresión satisfecha en su cara.
Él se volteó hacia Jae Hwan e hizo una pregunta.

“¿Él es parte de tu grupo?”

“Quién sabe.”

Mino habló de nuevo mientas se reía y piso con su pie el puente levadizo.

“Hmm, será mejor que digas algo. ¿No habías dicho que tenías amnesia?”

Jae Hwan miró a James sin ningún cambio aparente en su expresión mientras James miraba a Jae Hwan con una firme expresión en su rostro.

“Ahora entonces, ¿no deberías de presentar un certificado?”

“Disculpas, pero no tengo tal cosa.”

“Huh, entonces no puedes entrar. ¡No puedes entrar sin importa qué si no tienes un certificado!”

“¿No está bien si no tengo uno?”

Los otros guardias tenían una expresión expectante en sus caras.

“En lo absoluto.”

“¿Es debido a que no serás capaz de confirmar mi identidad?”

“Así es.”

“Si soy capaz de probarme, ¿qué más necesitaría?”

“Jujut, ¿qué pasa con este chico?”

Ha sido un tiempo desde que él se había molestado en poner un poco de amenaza detrás de sus palabras, y escuchando su tono, los otros guardias empezaron a aflojar sus hombros como si estuvieran preparándose para pelear. Ya habiendo llegado al otro lado del puente levadizo, Mino tenía una extraña sonrisa en su rostro.

[No es demasiado tarde aún, ¿por qué no me pides ayuda? Un simple ‘ayúdame’, y una palabra de mi parte resolverá esta situación.]

Sin importar lo fuerte que fuese, él era sólo una persona que tenía que seguir las reglas de «Caos».
Había un tabú en este mundo que no podía ser roto.

Mientras miraba a Jae Hwan con un rostro inexpresivo, ella pensó para sí misma.

‘Creo que lo asusté demasiado, ¿debería salvarlo?’

Incluso si ella no tuviera un certificado o algo de ese estilo, aún podía ser capaz de hacerlo entrar al engatusar uno o dos guardias.

Pero entonces algo inesperado ocurrió.

El equilibrio de Jae Hwan tomó un extraño giro mientras miraba calmadamente a los guardias. Su pie derecho retrocedió muy ligeramente, y el peso de su hombro cambió. Fue un cambio que sólo alguien como Mino cuyos nervios eran muy sensibles podría darse cuenta. Si él fuese a poner sus manos en la empuñadura de su espada…

‘¿Será que…?’

Mino rápidamente usó su Susurro.

[¡Espera!, ¡detente! ¿No sería mejor no recurrir a tales acciones?]

Su voz era apremiante.

[Sé que eres muy fuerte, pero si terminas matando a los guardias, incluido ‘Trillado James’, entonces serás un hombre buscado.]

Su expresión mostraba claramente que a él no le importaba. Mino mordió sus labios.

[¡No importa qué tan fuerte seas, es imposible pelear contra la fortaleza entera! ¿Sabes lo que eso significa?]

La postura de Jae Hwan se mantuvo sin cambios. Los ignorantes guardias no se habían dado cuenta de nada aún, pero la intensidad de los movimientos sutiles de Jae Hwan no se escaparon de los ojos de Mino. De repente, Mino recordó la escena demoníaca donde Jae Hwan masacró al clan Zorro Rojo sin siquiera pestañar para entonces irse como si nada hubiese pasado.

Ella recordó la estocada que había encendido sin querer un bosque entero y lo redució a nada más que ascuas quemadas.

Mino se acababa de dar cuenta que había cometido un gran error.

Este hombre no sólo era increíblemente fuerte, sino que también era desenfrenado ante las leyes del mundo. Nadie se lo había dicho, pero Mino podía sentirlo por todo su cuerpo.

El hecho de que no había necesidad para él de siquiera sacar la espada.

Si fuera necesario, él estaba dispuesto a cortar no sólo a los guardias aquí, sino también la totalidad del fuerte. La pregunta de si él podría hacerlo o no era muy irrelevante.

Él siempre había vivido su vida así y continuaría viviendo de esta manera hasta el día en el que muriera.

La complexión de Mino palideció.

Notas del editor:

0–  Omae wa mou shindeiru… Tenía que hacerlo;
1– Como es muy probable que nadie sepa qué mierda significa trillado, les daré una ayuda. Trillado( o trillada) sería algo como una persona de tipo cliché, alguien que ya apareció numerosas veces diciendo cosas iguales y que, por ende, resulta no ser novedosa. Eso serviría como una definición.


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s