The World After The Fall: Capítulo 16


(3/5)

Traductor: The Un-Neet~
Editor: Absolute


Episodio 3:

Encarcelamiento Plateado (1)

 

[¿Qué podría saber alguien que nunca ha estado en Caos sobre las Grandes Tierras…? ¿Por qué? Después de todo, tampoco estuve ahí alguna vez.]

—Soberano Perezoso Gainak.

Episodio 3. Encarcelamiento Plateado

 

Ya era la siguiente mañana, y Jae Hwan y Mino estaban caminando hacia la fortaleza cercana. Por el camino, Mino le hizo una pregunta a Jae Hwan con una voz aturdida.

“… ¿Qué querías escuchar?”

“Tu historia.”

“¿Qué tipo de historia?”

“Estaba esperando escuchar de cuando completaste la Torre Pesadilla.”

Una historia sobre un viaje solitario. Considerando lo largo que era el camino ante ellos, era natural que un tema de conversación saldría.

Era algo que Mino también esperaba que sucediera.

El problema era la naturaleza del tema.

“¿No es algo rudo hacer repentinamente una pregunta cómo esa?”

Preguntarle a otro Adaptante qué le había pasado en la Torre Pesadilla era un tabú tácito. En lugar de llamarlo la «Torre Pesadilla» por su nombre, ‘Torre Pesadilla’, la mayoría de las personas se referían a ello como la raíz del Árbol Ilusorio.

Nadie quería recordar los días cuando no eran nada más que meros Productos. A pesar de que habían pasado ocho años desde que Mino había completado la Torre Pesadilla, aún tenía pesadillas de ello a menudo. Una pesadilla donde ella, una superviviente, salía de las detestables ‘raíces’ del «Árbol Ilusorio».

“¿Qué tal si me lo dices a cambio de haberte salvado la vida?”

No era sorprendente que las cosas se tornaran de esta manera. Después de rechinar sus dientes, Mino finalmente habló.

“… Creo que no tengo opción.”

Mino pausó como si estuviera escogiendo sus palabras antes de hablar nuevamente.

“Esto probablemente sea algo de lo que no estarás interesado, pero el nombre de mi ‘mundo’ natal es Arkal.”

Y así, Mino empezó a relatar su historia.

Habían pasado diez años.

Mino recordó el día en que la «Torre Pesadilla» apareció por primera vez en su mundo natal, el Mundo 7,651.
Pero ahora, ella no podía recordar exactamente cómo se veía la torre. El mundo en el que ella solía vivir era normal, el mundo que la torre había encontrado era normal.

Un objeto producido en masa por el bien de la cultivación, la Torre Pesadilla.

Pero la producción en masa de las torres no hacía que las muertes y el sufrimiento de las personas que escalaran la torre fuesen insignificantes.

Al final, ella de algún modo completó milagrosamente los 100 pisos de tanto el Juego Tutorial y el Juego Principal. En el 100.º piso, Mino y sus colegas conocieron al ‘Demonio’ Cultivador a cargo de la torre.

Mino nunca olvidaría las palabras que el Demonio les había dicho con aburrimiento en sus ojos.

—Aah, esto es difícil. Todos ustedes son Inadaptantes.

Para entonces, Mino y Jae Hwan habían llegado a la parte más densa del bosque, un área con un verde exuberante que bloqueaba sus campos de visión. Era un bosque donde uno podría perderse fácilmente si no se era cuidadoso. Jae Hwan hizo una pregunta.

“¿Qué pasó después?”

Mino mordió sus labios. Ella se veía reacia a hablar.

“Es una historia muy obvia. Una simple historia donde una chica normal deja la raíz y viaja alrededor de las «Grandes Tierras».”

“¿Es difícil para ti decir más?”

Mino dejó salir un profundo suspiro.

“… Si de verdad quieres saberlo, entonces hablaré.”

Incluso a este día, Mino aún no olvidaba la alegría que sintió cuando puso su pie por primera vez en las «Grandes Tierras».

El demonio en ese momento había dicho.

—En las Grandes Tierras, tanto el dinero como la educación son cosas inútiles. La única cosa de importancia allí es un alto ‘valor’.

Para ella, se veía como una tierra prometida que venía después de una larga pesadilla. Mino había pensado que todo entonces se resolvería por sí solo. Todo lo que le quedaba por hacer era vivir una vida extravagante con las habilidades y objetos que había recibido de la torre.

Ella estaba equivocada.

Las Grandes Tierras no era el paraíso fluente con leche y miel que el demonio lo había hecho parecer. Allí, Mino había recolectado más habilidades en vez de dinero, y tenía que mejorarlas en vez de una educación. Además de ello, énfasis y valor eran puestos en Adaptantes de orden mayor, haciendo a los humanos nativos de otros mundos obsoletos.

Más cualidad, más poder, y más Valor.

Al final, Mino era una Inadaptante que no se ajustaba a ninguno de esos requisitos. A la hora de colocarse en una cadena alimenticia, Mino tenía las habilidades más débiles y las cantidades más bajas de poder espiritual. Alguien reemplazable en el campo de batalla, un juguete para los Adaptantes de orden mayor… una vida peor que la muerte. Después de eso, la vida de Mino se mantuvo igual. Mino estaba constantemente huyendo.

“El resto es algo que no debería de hablar. Es un asunto entre aquellos que han llegado a «Caos».”

Mino tenía una mueca en su cara. Haciendo claro que sus memorias eran dolorosas de recordar.

“Tú, tú tienes una mente en verdad cruel. Para hacer que alguien recordara esa clase de memorias.”

“Lo siento, pero era algo que en verdad necesitaba escuchar.”

En realidad, no era siquiera la historia de Mino lo que Jae Hwan necesitaba escuchar. Lo que Jae Hwan quería era una comprensión general del viaje de un Adaptante después de haber completado la Torre Pesadilla. Era una cosa cruel para Mino que esencialmente se había convertido en la representante de todos los Adaptantes…

“… Entonces hemos acabado. Digamos que te devolví el favor con esto. Ahora que me lo saqué del pecho, no fue tan difícil como había pensado que sería. Quizás sea porque ha pasado mucho tiempo desde entonces.”

A pesar de que Mino había acabado de terminar una historia cruda, tenía una expresión refrescante en su rostro. Ella era como una persona que había dado vuelta a la última página de una novela que había estado leyendo por un muy largo tiempo.

Después de que terminara de relatar su historia, ellos finalmente dejaron la arboleda por la que estaban caminando y entraron a otra. Un bosque perennifolio con delgadas hojas que sustituyeron rápidamente a los árboles con esas gruesas y anchas hojas del bosque caducifolio¹ del que recién acababan de estar. Entonces Mino habló como si hubiese estado esperando decir algo.

“Bueno, entonces, ¿no es éste tu turno?”

“¿Mi turno?”

“Es lo justo. Ya que di mi historia de fondo, ¿no deberías hacerlo tú también?”

De decir que ella estaba devolviendo el favor, su tono de voz hizo un giro rápido de 180°.

“¿Todavía estás curiosa sobre cuál es mi identidad?”

Los ojos de Mino sonrieron en respuesta.

“Para nada, sólo quería escuchar tu historia.”

Lo que estaba diciendo era ridículo. Si lo miras desde cierta perspectiva, sería una historia que componía la identidad de uno. Era sólo natural que su historia revelaría su identidad. Esta mujer era más adecuada a ser llamada un zorro que los propios miembros del Clan Zorro Rojo.

“¿Lo olvidaste? Soy un amnésico.”

“… Qué amnesia. ¿Todavía estas mal humorado por lo que pasó ayer?”

Jae Hwan negó con su cabeza en silencio. Mirando a Jae Hwan, los ojos de Mino tomaron una mirada peculiar. Recordó que este hombre no sabía absolutamente nada sobre «Caos». Al pensar sobre ello, era algo definitivamente extraño. Habían muchas personas fuera de Caos que no sabían nada de ello, ¿pero cómo era que existe alguien dentro Caos que no sabe nada sobre Caos?

Si fuera el Caos que ella conocía, entonces era imposible.

“Tú, tus memorias son de cuando entraste a Caos, ¿es esa la razón por la que no recuerdas nada de cuando estabas en las «Grandes Tierras»?”

“Bueno, es algo por el estilo.”

Ya que él nunca había estado en las «Grandes Tierras», no era erróneo decir que no tenía memorias de haber estado allí. Pero al escuchar lo que dijo, Mino lo miró con una expresión que nunca había tenido antes. Era algo como—

“Si eso es cierto, entonces no puedo evitar envidiarte.”

Era una expresión de alguien que estaba genuinamente envidioso.

“¿Qué?”

“Estoy en verdad celosa de ti porque no recuerdes.”

Ella habló con un tono muy seco. Jae Hwan la cuestionó porque no entendía.

“¿Qué es tan envidiable es el no tener memorias?”

“Los que residen aquí estarían sin duda alguna envidiosos de ti.”

“¿Por qué?”

Mino no respondió. Los distantes chapiteles de los muros del fuerte y las grandes almenas del muro lentamente saltaron a la vista a través de los ahora escasamente poblados árboles perennifolios. Su destino estaba acercándose lentamente.

“Fortaleza Gorgón. Es el fuerte más grande de esta área.”

Jae Hwan sintió un extraño estado anímico mientras miraba a tal magnífico fuerte. Incluso en «Caos» habían personas que se reunían y formaban comunidades resultando en que tal fortaleza fuese construida. A primera vista, uno pensaría que el mundo poseía una escaza cantidad de residentes.

— Es un asunto entre aquellos que han llegado a «Caos».

Jae Hwan repentinamente se sintió curioso. ¿Cuáles fueron las circunstancias que obligaron a Mino a venir a un lugar como este? Jae Hwan preguntó arbitrariamente a Mina sobre sus ‘circunstancias’, pero después de que unos breves momentos pasaran, él se dio cuenta que había cometido un error.

“… ¿Te preguntas el ‘porqué’ vine a Caos?”

Su voz era fría como el hielo. La cara de Mino cargaba con una expresión que ella nunca había hecho antes.

“Tú, si llegas a entender lo que estás preguntando, te arrepentirás.”

Mino le replicó a Jae Hwan y caminó delante suyo con pasos pesados. Ellos finalmente salieron del bosque y se acercaron a los muros de castillo medieval del fuerte. Él nunca antes había visto un fuerte tan grande como éste en toda su vida. Si fuese a comparar a Atopos con la fortaleza Gorgón, la ciudad que la humanidad construyó en el 50.º piso de la torre, con la Fortaleza Gorgón, sería como comparar un pueblo rural con una ciudad. La variedad de colores de los ladrillos que conformaban los muros de la fortaleza le recordaban a Jae Hwan que la historia de esta fortaleza seguramente sería bastante larga.

Pero en la entrada del fuerte yacía una existencia extraña. Había un gran circulo dibujado en la entrada.
Jae Hwan sintió una extraña sensación irritante en algún lado de su columna vertebral. Él sabía de un lugar similar a este. Era la misma estructura que el área de invocación del 1.º piso de la «Torre Pesadilla».

“¡Euuh!, ¡no quiero morir!”

“¡Sálvenme!”

Encima del humilde círculo se erguían personas desnudas que ocasionalmente doblaban su cintura hacia adelante. Algunas personas estaban llorando mientras cubrían sus pechos y otros estaban gruñendo de dolor. Sus rostros estaban llenos de desesperación como si hubiesen recibido una herida fatal. Habían algunas otras personas que se veían como si estuviesen dormidas, pero Jae Hwan podía decir la verdad con solo un vistazo. Ellos se veían como si todos tuvieran diferentes expresiones, pero en realidad, todas sus expresiones cargaban con el mismo significado. Jae Hwan sabía muy bien cuándo las personas harían esa clase de expresión.

El círculo empezó a brillar de nuevo, y tras unos pocos instantes, aparecieron nuevas personas. Personas cuyos cuerpos estaban empapados de miedo y no podían parar de temblar.

Gritos, maldiciones, soledad y desesperación…

Jae Hwan sintió escalofríos cosquilleándolo por su espina dorsal.

“¿Qué…?”

“¿Ahora lo entiendes? ¿Ya comprendes qué me acabas de preguntar?”

Mino habló con una voz teñida con profunda tristeza y dolor.

“… ¿’Por qué’ vine a «Caos»?, nadie en su sano juicio haría esa pregunta en este lugar.”

Con aquellas palabras, Mino sacó una daga de su seno y pinchó ligeramente sus dedos rosados. Una gota de sangre brotó en la punta de su dedo antes de caer por el aire. La gota de sangre desapareció en el aire y se dispersó en polvo blanco.

En este mundo, el alma de uno se dispersaría como partículas blancas. No era nada muy sorprendente. Él lo había visto pasar cientos de veces durante el Juego Tutorial, y la misma cosa había pasado cuando había asesinó al Clan Zorro Rojo aquí en Caos. No era algo de lo que Jae Hwan estaba sorprendido, pero era algo que en realidad no había ponderado. La carne era originalmente una cosa miserable que derramaría sangre y tripas.

Pero él mismo aún no había derramado ningún polvo blanco. Fue en ese entonces que Jae Hwan se dio cuenta de la identidad de este mundo.

“Entonces, las personas aquí ya han…”

Mino asintió mientras Jae Hwan echaba un vistazo a las personas en el círculo de invocación con tristes ojos.

“Bienvenido a las tierras de los muertos. Este es el mundo de «Caos».”

 

 

Notas:

0– Caducifolio: Tipo de árbol o arbusto que es propenso a perder su follaje en malas épocas del año como lo son el el frío en lugares donde geográficamente hay climas templados; [Fuente: Wikipedia]
1– Perennifolio: Tipo de flora que recibe también el nombre de siempreverde ya que, pese a que existe en zonas de estaciones frías, siempre mantiene el follaje. [Fuente: Wikipedia]


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s