Súper Gen Divino – Capítulo 61: Porqué no esquiva


Y este es el capítulo normal de hoy,… y tendréis que esperar al miércoles para saber como sigue.

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡NO!, ¡Es un centauro volador!

¡Disfrutenlo!

Últimamente Fang Mingquan había estado muy deprimido. Como reportero, había estado a cargo de un programa sobre El Santuario de Dios en internet. Aunque no era súper popular, el programa estaba ganando impulso y se le consideraba una celebridad menor.

Debido a una decisión tomada por la dirección, fue trasladado a un planeta remoto, Roca. Su trabajo era el, así llamado, desarrollo de nuevos mercados, lo que en realidad significaba que fue expulsado porque estaba en el camino de otros.

Tal y como Fang Mingquan entendió, su programa pertenecía ahora a un recién graduado que estaba relacionado con un miembro de la junta directiva. Sin tener conocimiento alguno, el chico había fastidiado el espectáculo y muchos leales espectadores pedían que se lo devolvieran a Fang Mingquan, lo que no cambió nada. Fang Mingquan sabía claramente que nunca podría regresar.

El planeta Roca tenía muy pocos recursos y estaba lejos del centro económico, por lo que no había noticias de última hora que cubrir. Durante los pocos meses que había estado aquí, Fang Mingquan perdía el tiempo haciendo entrevistas a celebridades menores que pensaban demasiado en sí mismas, lo que le disgustaba por completo.

“¿Cómo puedo dejar este agujero?” Fang Mingquan vagaba sin rumbo por la calle, sosteniendo una pequeña petaca de metal y bebiendo licor de vez en cuando.

A pesar de que estaba molesto, Fang Mingquan seguía buscando a causa de sus hábitos profesionales.

De repente, la oscuridad cayó y hubo una enorme explosión e incendios. Como buen periodista, Fang Mingquan encendió su dispositivo de grabación.

“¡Una aeronave Shura!” Fang Mingquan vio la aeronave y su corazón empezó a latir con fuerza. Se apresuró hacia la torre más cercana mientras seguía apuntando con su aparato de grabación.

Pronto, Fang Mingquan también se percató de la niña. Cuando vio al Shura de cuerno dorado que salía de la aeronave, estaba emocionado y preocupado al mismo tiempo.

Estaba encantado porque era una gran oportunidad para él. Una aeronave Shura cayendo sobre el planeta Roca era un incidente muy raro. Además, el Shura era un aristócrata. Este era un billete de oro para que se convirtiera en un periodista famoso.

Pero al mismo tiempo, Fang Mingquan también estaba preocupado por el destino de la niña.

Como periodista profesional, Fang Mingquan, a pesar de su urgencia de gritar ‘ayuda’ permaneció callado, grabando y retransmitiendo todo fielmente.

Sin embargo, al ver al Shura usando su katana contra ella, Fang Mingquan vio su asustada carita y no pudo evitar gritar: “¡Que alguien la salve!”

Pero nadie podía responder a eso. El equipo de rescate no había llegado y aunque alguien tuviera una aeronave sería difícil estacionarlo a tal altura.

* ¡Boom! *

Un par de alas doradas aparecieron en el encuadre y una figura majestuosa cogió a la niña en su brazo, su otra mano agarrando la espada del Shura.

La sangre chorreaba por la katana y Fang Mingquan sintió como si su corazón se hubiera detenido.

“Alguien rescató a la niña…” Fang Mingquan soltó un grito.

Han Sen se sorprendió cuando detuvo el filo de la katana. Su armadura divina ni siquiera pudo bloquear la afilada katana y así su palma fue cortada. Aunque el corte no fue profundo, se dio cuenta de que este Shura sería un rival duro.

Han Sen voló varias yardas batiendo sus alas, sosteniendo a la niña con un brazo. De repente sintió un escalofrío por detrás y rápidamente se giró. El Shura estaba alzando su katana y estaba a punto de blandirla contra Han Sen.

Han Sen apretó los dientes y se movió en el aire, apenas escapando del ataque del Shura. El Shura saltó, impulsándose con la pared, arrojándose contra Han Sen.

“¿Tiene genes de una pulga?” Han Sen pensó y voló a un edificio cercano, rompió una ventana y puso a la niña dentro.

Han Sen echó un vistazo dentro de la habitación y encontró que era un aula con docenas de niños dentro, temblando en la esquina.

“Maldita sea.” Antes de que Han Sen pudiese encontrar una solución, el Shura ya estaba frente a él con la katana en la mano, dirigiéndola contra Han Sen.

Han Sen pudo esquivar este ataque, pero cuando estaba listo para moverse, de repente se congeló. Detrás de él estaba el aula llena de niños. Si esquivaba, el Shura entraría en el aula. El Shura estaba en un planeta humano y no había forma de que pudiera sobrevivir aquí con tantos enemigos a su alrededor. Escogería matar a tantos como pudiera antes de morir.

De ninguna manera Han Sen lo dejaría entrar al aula. Frente a la katana, Han Sen solo se inclinó hacia su lado para proteger sus órganos vitales, mientras lanzaba un puñetazo hacia la cara de la Shura.

El Shura se sorprendió un poco, ya que no esperaba que Han Sen se quedara donde estaba. Aunque el Shura no puso toda su fuerza en este ataque, aún así su katana perforo la armadura divina a la altura del hombro de Han Sen, haciendo un crujido cuando la espada se encontró con el hueso.

Al mismo tiempo, el puño de Han Sen también golpeó al Shura en la cara, forzándole a doblar su cuerpo hacia atrás. La máscara del Shura estaba hecha de un material extremadamente resistente y no se agrietó con el puñetazo de Han Sen.

El Shura se agarró a la estructura de aleación de la pared con la punta de sus pies y se balanceó de vuelta para alcanzar la katana que estaba atascada en el hombro de Han Sen.

Sin querer devolverle su katana, Han Sen bloqueó su palma de la mano con una mano y golpeó la garganta de la Shura con la otra mano.

El Shura devolvió un puñetazo en el pecho de Han Sen. Y pronto se convirtió en una pelea a puñetazos. En poco tiempo, Han Sen empezó a escupir sangre.

“¿Por qué no esquivó? Puede volar, así que puede esquivar los ataques.” Se preguntó Fang Mingquan.

Compartiendo su pensamiento estaban los espectadores viendo la retransmisión en vivo de Fang Mingquan.

 

 


Anuncios

5 comentarios

  1. Han Sen se sorprendió cuando detuvo el filo de la katana. Su armadura divina ni siquiera pudo bloquear la afilada katana y así su palma fue cortada.

    El Shura estaba alzando su katana y estaba a punto de blandirla contra Han Sen.

    ?no se supone que la matan debería estar en la palma de Han Sen?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s