Side Character Transmigrations: Capítulo 4


Traductora: Mariana
Editor: Absolute


Señorita de Familia Rica (4)

 

Xu Chengyue estaba familiarizada con el diseño de la mansión de la familia Nangong, por lo que Shi Sheng pudo llevar a Chu Tang a la habitación de Nangong Jing, que estaba ubicada en la 3.ª planta, con bastante facilidad.

“Chengyue- Um… ¿Quién es…?” Lan Xue que descendió de la tercera planta se sorprendió por la presencia de Chu Tang.

Este tipo… está bueno. Está mucho mejor que Nangong Jing. ¿Por qué no noté a un tipo que está así de bueno en la fiesta hasta este momento?

Al ver a Lan Xue fascinada por su ‘sexualidad’, Chu Tang le dedicó una sonrisa maliciosa. Una sonrisa que podría seducir a uno a caer aún más en la condenación.

Como Shi Sheng estaba parada frente a Chu Tang y de espaldas a él, naturalmente no notó su sonrisa. Si lo hubiese hecho, ella habría comenzado a gritarle “¡Pervertido!”

“No puedo encontrar a Nangong Jing, así que planeo ir a buscarlo, ¿te unes?” ‘Cuantas más personas vayan, ¡más testigos habrá!

Con un hombre tan guapo como Chu Tang ahí, naturalmente, Lan Xue accedió sin dudarlo.

“Um, hola… yo- me llamo Lan Xue.”

Si Shi Sheng aún no hubiese notado las intenciones de Lan Xue, sería una idiota llorona. Su espalda se puso rígida. ‘La persona atrás mío es un gran pervertido, Lan Xue, eres una chica valiente.

Si Chu Tang supiera la forma en la que Shi Sheng lo había etiquetado en su mente, definitivamente clamaría en injusticia, “No hice nada, ¿por qué ahora soy un gran pervertido?”

Ignorando a la gente detrás de ella, Shi Sheng se apresuró a entrar en la habitación de Nangong Jing.

Manteniéndose pie frente a la puerta por un momento, no tocó, sino que simplemente empujó la puerta para abrirla. Afortunadamente —para su propósito al menos—, Nangong Jing olvidó poner el seguro.

“Ah Jing, yo…” La voz de Shi Sheng se detuvo bruscamente. Extraños ruidos de gemidos salieron por la puerta abierta, pero se detuvieron rápidamente una vez que se notó la presencia de Shi Sheng y la habitación quedó en silencio. Lan Xue había estado planeando seguir coqueteándole a Chu Tang, pero al escuchar los ruidos se detuvo y miró a través de la puerta y vio la escena al completo.

Nangong Jing estaba congelado encima de Su Yiyi; Estaba bastante claro que no esperaba que nadie entrara a la fuerza como acababa de suceder. Unos segundos más tarde, Su Yiyi finalmente reaccionó mientras gritaba y empujaba a Nangong Jing lejos de ella.

“¿Quién te permitió entrar? ¿Nadie te enseñó a tocar la puerta primero?” Nangong Jing cubrió a Su Yiyi con una manta antes de mirar a Shi Sheng con ira.

La mano de Shi Sheng liberó lentamente el pomo de la puerta mientras liberaba todos los sentimientos que había estado gestando. Otros sólo podrían ver a una chica que había sorprendido a su prometido engañándola, completamente desconsolada y deprimida.

“Estaré esperando fuera.” Shi Sheng cerró la puerta. “Lan Xue, ¿puedes ayudarme a conseguir a mi padre, así como a la tía y al tío?”

Lan Xue asintió con la cabeza antes de correr a la planta de abajo. Chu Tang se apoyó contra la pared con una sonrisa burlona en sus labios, claramente sólo estaba para ver el drama que sucedría.

“En un momento te molestaré para que actúes como testigo para mí.” Shi Sheng miró a Chu Tang. Chu Tang levantó la barbilla, indicando que estaba de acuerdo.

Para cuando Lan Xue trajo a todos, ya habían pasado de 5 a 6 minutos. Lo primero que vieron fue el hombre apoyado contra la pared y la chica que irradiaba un aura deprimida en la entrada.

“Papi.” Al ver a su padre, Shi Sheng inmediatamente comenzó a utilizar sus habilidades de actuación, y se abalanzó sobre sus brazos.

“Presidente Chu… ¿qué está haciendo usted aquí?” El corazón de Nangong Zheng dio un vuelco al ver a Chu Tang. De cómo Nangong Zheng se dirigió respetuosamente a alguien de la generación de su hijo, se pudo ver qué tan amenazante era la figura de Chu Tang.

Aunque Lan Xue no les había explicado explícitamente el motivo por el que los había llamado hasta aquí, todos los presentes tenían experiencia en estos asuntos y lo adivinaron de inmediato por sus palabras y su tono. Al ver el estado de Shi Sheng sólo sirvió para confirmar sus suposiciones. La principal pregunta en la mente de Nangong Zheng era, ‘¿Qué está haciendo Chu Tang aquí?

Chu Tang no respondió, en cambio, miró a Shi Sheng. Nangong Zheng sólo podía cambiar su mirada nerviosamente hacia Shi Sheng, quien se hallaba sollozando sin cesar.

“Chengyue… ¿qué pasó?” Aunque la Sra. Nangong ya había adivinado lo que había pasado más o menos, todavía tenía la esperanza de que estuviese equivocada.

“Niña no llores. Dile a papá qué ocurre, ¿de acuerdo?” Su padre consoló a Shi Sheng, su expresión estaba llena de angustia.

Shi Sheng levantó un dedo tembloroso para señalar a la puerta fuertemente cerrada mientras se ahogaba, “Ah Jing… Ah Jing, él… él tiene a alguien más. Ell- Ellos…”

Como si no pudiera continuar más, no terminó sus palabras y todo lo que quedó fueron sollozos reprimidos. En este momento, la puerta bien cerrada se abrió. Al ver a su hijo y una chica desconocida, la última esperanza de la Sra. Nangong se extinguió. Al ver que había tanta gente afuera, Su Yiyi se escondió detrás de Nangong Jing con tímidez, su rostro se volvió lo suficientemente rojo como para gotear sangre. La cara de su padre se puso aún más oscura, como nubes antes de la tormenta. “Espero una explicación para esto.”

Después de todo, si el lado masculino ya comenzaba a ser infiel cuando apenas estaban comprometidos, ¿cuán peor sería una vez que estuvieran casados?

El padre de Xu Chengyue amaba mucho a su madre. Ni una sola vez en su vida la había engañado. Incluso cuando se vio obligado a interactuar con otras mujeres debido a su trabajo, hizo todo lo posible para mantener las cosas de manera profesional y nunca le permitiría a nadie la oportunidad de hacerle engañar a su esposa. Como resultado, él, muy naturalmente, deseaba que su hija se casara con un hombre como él.

“Nangong Jing, ¡¿quién es ella?!” Como no tenía clara la relación exacta entre Chu Tang y Shi Sheng, Nangong Zheng decidió ir a lo seguro y gritarle a su hijo.

Nangong Jing tomó a Su Yiyi en sus brazos con fuerza y ​​habló solemnemente, como si estuviera haciendo un voto, “De la que estoy enamorado es Yiyi. ¡No me casaré con ninguna otra mujer además de Yiyi!”

“Eres un mocoso maloliente, ¡¿bebiste más de la cuenta o qué?!” La Sra. Nangong dio un paso esta vez.

Nangong Jing interrumpió a la Sra. Nangong, “Mamá, si ni siquiera puedo elegir a la persona con la que quiero estar por el resto de mi vida, ¿qué sentido tiene vivir?”

“Jing…” Su Yiyi tiró de la mano de Nangong Jing mientras sacudía la cabeza frenéticamente. Prácticamente tenía ‘¡TEN PIEDAD DE MI!’ escrito en su cara.

“No te preocupes, definitivamente me encargaré de ti.” Nangong Jing abrazó a Su Yiyi aún más fuerte.

Su padre permaneció en silencio con una cara estoica. En este asunto, escucharía la opinión de su hija, pero ya había incluido a Nangong Jing en su lista negra. Shi Sheng levantó la cabeza y asimiló todo. Ella dijo con dificultad: “Papá, tío, tía, ya que Ah Jing ya tiene a alguien que le gusta, entonces simplemente rompamos el compromiso. Es… Es mejor para todos.”

Aparte de Chu Tang, quien estaba interpretando el papel de una buena audiencia, todos los demás quedaron atónitos ante este giro de los acontecimientos. La Xu Chengyue que conocían estaba loca por Nangong Jing, entonces ¿cómo estaba ella diciendo eso tan decisivamente?

Nangong Jing, por otro lado, se sorprendió porque Xu Chengyue hubiese mencionado romper el compromiso antes de llegar a él. La Sra. Nangong finalmente reaccionó cuando de inmediato consoló a Shi Sheng, “Chengyue, no digas tonterías. La tía se asegurará de que este pequeño mocoso no te decepcione.”

“Tía… un melón picado a la fuerza no es dulce°. Como no soy la que le gusta a Ah Jing, la persona que sufrirá al final soy yo. Todos estos años pensé que podría conmoverlo con mi sinceridad, pero la verdad me demostró que estaba equivocada. No importa cuán duro sea el corazón de una persona, si unos pocos años no es suficiente para cambiarlo, entonces eso sólo puede significar que nunca me querrá.”

A Xu Chengyue le había gustado Nangong Jing incluso antes de comprometerse. Sin embargo, Nangong Jing nunca había sido amable con ella. La forma en que la trataba era como tratar a una mascota que se le podía ordenar a gusto. ‘La mayor parte de su juventud se desperdició en este imbécil, una lástima.

”Chiquilla, tú…” Su padre también fue sorprendido. ‘¿Está hablando en serio o es sólo porque está enojada? ¡Si ella está hablando en serio, me alegraré! Después de todo, mi hija es hermosa y tiene cualidades, ¿qué clase de hombre no la querría?

“Papá, lo he pensado bien.” Shi Sheng hizo una pausa, revelando el cansancio en su rostro. “Lo he estado pensando desde la primera vez que los vi juntos y… estoy cansada.”

“Chengyue, este mocoso sólo tuvo un momento de locura, no digas estas cosas hasta que te hayas calmado.” A la Sra. Nangong realmente le gustaba esta futura nuera suya. Aunque su formación familiar no era tan buena como la de ellos, ella se destacaba en todas las demás áreas.

Por supuesto, el punto más importante es que, dado que su origen familiar era ligeramente inferior, ella sería más fácil de controlar.

 

 

Notas del editor:

0TI: Es una idiomática que describe el cómo una relación que es forzada a hacerse involuntariamente simplemente termina tornándose en infelicidad para ambas partes.


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s