Súper Gen Divino – Capítulo 55: Diez Mil por Manotazo


Mi conexión últimamente está bastante inestable, así que mientras no consiga que lo arreglen puede que sufra algún retraso pero publicar, publicaré.

¿Veremos una pelea a muerte entre Jingqi y Sen? ¿Tendrá que usar toda su fuerza Sen?

¡Disfrutenlo!

Han Sen sabía que Fang Jingqi lo había malinterpretado. Sonrió a Fang Jingqi: “No vayamos a la arena de combate. ¿Jugarías aquí en casa un juego conmigo?”

Xue Xi le lanzó a Han Sen una mirada de desaprobación, pero esta vez Han Sen no le respondió.

Han Sen sabía que un tipo como Fang Jingqi no se daría por vencido.

“¿Qué juego?” frunció el ceño Fang Jingqi.

“¿Alguna vez has jugado a las manos calientes1?” Preguntó Han Sen con una ligera sonrisa.

Fang Jingqi curvó las comisuras de su boca: “Por supuesto, pero es un juego demasiado fácil.”

“Manos calientes” era un juego entre dos jugadores. Un jugador (el “palmeado”2) colocaba sus manos con las palmas de las manos hacia abajo, justo sobre las manos del otro jugador (el “palmeador”1). El “palmeador” ponía sus manos debajo de el “palmeado”, con las palmas hacia arriba. Las manos de los dos jugadores debían tocarse.

El “palmeador” tenía la ofensiva, y trataba de mover sus manos para golpear el anverso de las manos de su oponente. Esto debía hacerse con suficiente rapidez, ya que el objetivo del “palmeador” era golpear las manos y el del “palmeado” quitar las manos del área donde se superponen, para evitar la bofetada. Si el “palmeador” no golpeaba las manos de el “palmeador” durante el intento, entonces los roles deben cambiar.

“Si nuestras manos se tocan, sería fácil. ¿Qué tal si jugamos sin tocarnos las manos?” Han Sen seguía sonriendo.

“Sin problema.” Sonrió Fang Jingqi.

Las “manos calientes” probaban principalmente los reflejos de cada uno y Fang Jingqi estaba seguro de que sus reflejos eran superiores a los de Han Sen.

Además, Fang Jingqi se alegró de que la regla de este juego era que mientras el “palmeador” fuera capaz de golpear al “palmeado”, sus roles nunca cambiarían. Fang Jingqi quería aprovechar esta regla y golpear a Han Sen tan fuerte en las manos que no pudiese levantar los brazos.

“Así que, una vez la mano del “palmeador” se mueva, contará como un golpe y no podrá retroceder.” Han Sen primero estableció las reglas.

“Vale, te dejaré que golpees primero.” Fang Jingqi estaba muy confiado y extendió sus brazos.

Han Sen no levantó los brazos, pero sonrió a Fang Jingqi: “Jingqi, dijiste que habría un espíritu mutado de la bestia.”

Fang Jingqi no era estúpido. Aunque no le importaba un espíritu mutado de la bestia, tampoco quería que Han Sen se aprovechara de él y dijo, “Un espíritu mutado de la bestia sería por luchar en la arena de combate. Puesto que ahora estamos jugando a las manos calientes, pensemos en un premio. Lo ganarías si consigues golpearme.”

“Jingqi, así no es divertido. Pero tampoco quiero aprovecharme de ti.” Han Sen reflexionó y dijo: “Olvídate del espíritu de la bestia. Cambiemos el premio a diez mil monedas. Cada vez que puedas golpearme, te pagaré diez mil monedas y viceversa. ¿Qué te parece?”

La mascota mutada Meowth que Han Sen consiguió de Qin Xuan era inútil y comía mucho. Han Sen había aprendido así una lección y pidió dinero en efectivo porque no sabía qué espíritu de la bestia sería.

“Justo y honesto. Empiezas a agradarme. Pero diez mil es muy poco. ¿Qué tal cien mil?” Fang Jingqi miró a Han Sen.

Han Sen negó con la cabeza: “Todos somos amigos. Perder demasiado podría dañar nuestra relación.”

Xue Xi dijo rápidamente: “Bien. Es sólo un juego. No hay necesidad de apostar demasiado dinero. Diez mil ya es demasiado.”

“Como temes perder, entonces nos quedaremos con diez mil.”, Dijo Fang Jingqi encogiéndose de hombros.

Han Sen no dijo nada, pero siguió sonriendo a Fang Jingqi. Ahora a sus ojos, Fang Jingqi ya no era una persona, sino un cajero automático ambulante. Fang Jingqi acudió a él justo cuando estaba preocupado por el dinero. Todo lo que necesitaba hacer era aceptar.

Si el oponente no era mucho más fuerte que él, Han Sen creía que podía ganar a la mayoría de la gente jugando a las manos calientes.

Su comprensión de sus oponentes y su sincronización se encontraban entre las mejores. Antes de conseguir el cristal negro, así era como se ganaba la vida. Fang Jingqi, que pensaba que el juego sólo se trataba de reflejos, no sería su rival en absoluto.

“Te dejaré ser el primero en ser el palmeador.” Fang Jingqi volvió a extender las manos. No creía que Han Sen tuviera ninguna posibilidad.

A juzgar por la edad de Han Sen, él llevaría en El Santuario de Dios menos de un año, así que no podía haber ganado muchos puntos genéticos. Además, la situación de su familia tampoco le permitía comprar la carne de bestias avanzadas.

El mismo Fang Jingqi ya había estado en El Santuario de Dios por varios años y había ganado muchos puntos genéticos. Por lo tanto, su condición física y sus reflejos debían ser mucho mejores que los de Han Sen y es probable que Han Sen no fuera capaz de golpearle.

“Muy bien.” Han Sen puso las manos debajo de las manos de Fang Jingqi y las mantuvo un poco separadas entre ellas. Han Sen mantuvo las manos quietas y preguntó: “¿Puedo empezar?”

“Si…” La mano de Han Sen golpeó a Fang Jingqi antes de que pudiera terminar su respuesta.

“Diez mil”, Dijo Han Sen. “Xi, escríbelo.”

“Escríbelo”, Fang Jingqi le dijo a Xue Xi mientras apretaba los dientes.

Xue Xi abrió inmediatamente la pizarra holográfica de su comunicador y dibujó una línea.

“Otra vez.” Fang Jingqi extendió sus manos.

“¿Puedo empezar?” Preguntó de nuevo Han Sen.

Fang Jingqi simplemente asintió, mirando fijamente las manos de Han Sen sin pestañear. Con la lección aprendida, Fang Jingqi juró que no volvería a ser engañado por Han Sen.

Han Sen no se dio prisa esta vez y se volvió para hablar con Xue Xi: “Xi, ¿quieres oír una historia graciosa?”

“¿Ahora?” Xue Xi se sorprendió.

Han Sen asintió con la cabeza y comenzó: “Un adorable cachorro viajaba por el desierto. Había llevado suficiente agua y comida, pero murió después de dos días. ¿Puedes adivinar por qué?”

“¿Hubo una tormenta de arena?”

“No, el clima estaba bien.”

“¿Porque se perdió?”

“Tenía mucha agua y comida, así que no moriría aunque se perdiese”, Dijo Han Sen.

“No se me ocurre nada. ¿Por qué murió?.” Xue Xi ya no quería adivinar porque estaba nerviosa por el resultado de las manos calientes.

“Porque ese lindo cachorro no pudo encontrar un poste en el desierto, así que su vejiga explotó”, Dijo Han Sen riéndose.

Xue Xi se sonrojó, “Sen, eso es tan ridículo.”

“Vulgar…” Dijo Fang Jingqi con la cara lúgubre y de repente sintió un dolor en la parte trasera de sus manos.

*¡Snap!*

 


Nota del Traductor:

  • 1: En inglés este juego se llama “Red Hands” que se traduciría como Manos Rojas por el color con el que terminan las manos tras jugarlo.
  • 2: En inglés a este jugador se le llama “slappee”.
  • 3: En inglés a este jugador se le llama “slapper”.

 

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s