Elemental Brotherhood: Capitulo 21

Bueno chicos, aquí les dejo un capítulo de la novela para que vean que sigo vivo, les pido atentamente que lean el mensaje completo que les dejo a continuación antes del capitulo.

En estos momentos me encuentro en la capital de mi país (Chile) discutiendo el tema de la publicación dentro de nuestras fronteras, pero he tenido varios problemas que me han mantenido ya más de un mes tenso.

La siguiente ves que vean una publicación mía aquí en la página les tendré noticia de la situación del libro, pero pase lo que pase quiero que sepan que el libro se publicara de una u otra forma sin importar el tiempo que me tome y que subiré todo su contenido sin importar nada más, así que pueden leer tranquilos esta historia ya que aunque me demore no fallare en traérselas y no importa si perjudica las futuras ventas de mi libro, solo me interesa que disfruten la historia que trato de crear.

Espero no demorar mucho tiempo más en traerles el siguiente capítulo pero no puedo asegurarles nada así que pido disculpas de antemano, poco y nada puedo hacer con esta situación en mis manos pero esta novela no está muerta y les aseguro que apenas regularice toda la situación les traeré los capítulos regularmente.

También decirles que seguramente verán muchos errores en los capítulos desde el 15 en adelante, los estaré corrigiendo cuando me desocupe así que me tomara algo de tiempo, como no tenía mucho tiempo antes de mis siguientes reuniones simplemente copie y pegue, pero al ser los borradores los que utilizo aquí en la página no puede llamarse un trabajo corregido. Yo subo mis borradores aquí y los corrijo antes de publicarlos pero ese no fue el caso con los capítulos desde el 15 en adelante así que lo estaré haciendo a la brevedad.

Eso es todo lo que necesitaba decirles, espero nos estemos viendo pronto y estaré atentos a todos sus comentarios.

Saludos.


 

-Como un dios-

 

Desde el momento que estos tres sujetos dieron un paso atrás ya estaban condenados, puedo sentirlo en mi sangre y sin importar que hagan no me detendré hasta verlos muertos.

No sé si sea porque anocheció hace ya algo de tiempo pero ellos están más susceptibles al miedo, también puede ser que verdaderamente les inspire terror pero sea como sea no dejare escapar esta oportunidad.

Doy otro paso y ellos vuelven a retroceder otro paso, con cada uno que doy se suma uno de ellos, si seguimos así esta situación podría durar toda la noche así que mejor entro en acción.

Después de dar el paso anterior cambio mi postura y me abalanzo sobre los tres individuos usando anulación gravitatoria para hacerme más rápido, en un abrir y cerrar de ojos llegue hasta donde estaban y de un movimiento le quite la espada al sujeto que parecía ser el segundo al mando.

Ya con el arma en mis manos tome por objetivo al mismo idiota al que se la quite fácilmente, de un movimiento me situé al frente de él mientras los otros dos miraban aterrados como me había acercado.

De un solo movimiento le volé la cabeza.

Líder: ¡demonio!

Arkatox: di lo que quieras.

Después de mi respuesta volví a moverme a gran velocidad y me acerco rápidamente al sujeto que había seguido por primera vez. Al verme parado frente a el trato de huir pero no le di al oportunidad, atravesé la espada en su pecho y de un movimiento la saque al costado derecho de su cuerpo mientras todo lo que estaba al interior salió después de mi espada.

Ya con estos dos sujetos van diecinueve eliminados, solo queda el líder de todos quien se encuentro parado mirando asombrado y aterrado los cadáveres de sus compañeros recién borrados por mí.

Arkatox: creo que toda tu valentía se fue a la basura.

Líder: ¿estás seguro que quieres hacer esto?

Sus palabras y acciones se contradicen, suena valiente y amenazante pero se ve claramente aterrado, sus ojos lo delatan.

Arkatox: ¿crees que no podría matar a los que vengan después de ti cuando claramente ustedes no fueron ni un reto?

Líder: puede que nosotros no seamos lo suficientemente buenos como para luchar contra ti y los soldados de la ciudad pero las bestias demoniacas sí pueden hacerlo.

Arkatox: ¿Qué tratas de decirme?

Levanto mi espada y el pongo en su cuello rápidamente, al parecer no alcanzo a ver mi movimiento porque cuando sintió la punta en su cuello se puso pálido.

Arkatox: será mejor que hable claramente.

Líder: nosotros teníamos que atacar este extremo de la ciudad pero además otro grupo está listo para asediar el otro.

Arkatox: lo sé, ya advertí a todos.

Líder: ¿les advertiste también que ellos tienen una posición para enloquecer a las bestias?

Arkatox: ¿una poción para enloquecer a las bestias?

Esto no lo sabía, parecer ser que al otro lado estarán en serios problemas.

Este sujeto ríe cuando se percata que no lo sabía, al parecer se siente ganador por algún motivo.

Líder: así que no lo sabias pero es cierto, al otro lado tienen una botella que contiene un líquido que enloquece a las bestias, si la arrojan en la ciudad ellas se dirigirán hasta ese lugar y destruirán todo a su paso.

¿Sera alguna clase de sustancia de adrenalina?, no lo creo, si la bestias atacan a quienes estén cerca de ella quiere decir que debe ser algo que afecte sus sentidos y por ende atacan a todo lo que este por delante, seguramente la ciudad seria destruida si fuese atacada por las bestias del bosque y alrededores.

Arkatox: ¿Qué es esa sustancia?

Líder: es una droga muy potente que se transmite como un olor y aunque el ser humano es inmune las bestias son muy afectadas por ella al nivel de ser extremadamente agresivas si llegasen a olfatearla, basta con que los del otro lado abran la poción y la ciudad ya estará perdida.

Así que es una droga, debí imaginarlo.

Líder: ¿Qué tal si hacemos un trato?

Arkatox: ¿Cuál?

Líder: déjame ir y yo me acercare a los del otro lado para que nos retiremos, no podemos ganar y tampoco queremos perder tan importante droga que usamos como seguro pero tampoco es como que tengas otra salida.

Este tipo cree haber ganado, tiene una sonrisa enorme en la cara y casi parece burlona.

Lo mire por un segundo y de un movimiento enterré la espada en su cuello y lo atravesé. Al sentir como es atravesado sus ojos se abrieron enormemente y me miraba impactado, mientras gemía tratando de tener un poco de aire moví la espada lentamente y lo decapite poco a poco.

Arkatox: no puedo confiar en un bandido, tu solo disfruta de la desesperación.

Cuando el sujeto ya no tenía la suficiente energía para poner un poco de resistencia a lo que estaba pasando y su conciencia se iba poco a poco saque la espada por el costado de su cuello decapitándolo por completo.

Arkatox: veinte muertos pero aun no soy capaz de sentir ni el más mínimo sentimiento de rechazo o asco, realmente algo pasa conmigo en este momento.

La tranquilidad y la ira que siento en este momento son las únicas cosas en mi interior, no hay cabida para nada más. Siendo así debo hacer todo lo que pueda como me encuentro ahora, estoy seguro que cuando recupere mis sentidos ya no manifestare tanto poder como ahora.

Pienso rápidamente e imagino una forma de detener lo que sea que esté pasando al otro lado de la ciudad, miro en su dirección y veo humo saliendo a lo lejos en la dirección de la ciudad por lo que debo apresurarme en llegar a ayudar.

Como casi no he usado magia seguiré confiando en la que ya conozco, rápidamente invoco la magia de anulación gravitatoria y me preparo para partir en ayuda de los demás.

También utilizo una nueva magia de fortalecimiento corporal, la que protege mi cuerpo usando la tierra como armadura. La pongo en mis piernas y pies preparándome para partir al auxilio de los demás, solo espero no falle a mitad del camino y salga herido, únicamente conocía este técnica por la teoría pero nunca la había usado así que vamos a ver qué tal su rendimiento.

Si la magia de anulación gravitatoria me permite correr más rápido porque la fuerza de gravedad desaparece y por ende me vuelvo más liviano, entonces de la misma forma aplicaría para saltar ¿cierto?

Aplico toda la fuerza que tengo en este momento en mi piernas y salto hacia la ciudad con el objetivo de llegar a la puerta del otro lado, la altura que tome es increíble y parece que caeré donde deseo aunque creo que la caída será algo brusca, espero que la magia de fortalecimiento haga su trabajo y evite que muera.



 

Arkatox partió hacia el bosque en busca de los bandidos que estaban en el campamento que encontró mientras que yo por mi parte reuní a los hombres para defender la entrada en el otro extremo de la ciudad.

Ya estaba bastante avanzada la tarde cuando llego a avisarme Arkatox sobre todo esto así que supongo ellos atacaran al anochecer.

Le pido a Ahiko y a mi esposa Tomoko que esperen con todos los demás de la ciudad y también la instruyo sobre lo que debe hacer en caso de que fallemos en la defensa.

Ella me mira mientras le hablo como si fuese una despedida.

Roo: no te preocupes, estaremos bien.

Tomoko: cuídate.

Ahiko: y no te confíes porque vas a estar con los demás soldados.

Roo: tranquilas, me preocupan más ustedes, ¿entendieron lo que les dije antes?

Tomoko: si, en caso de que falle la defensa todos debemos refugiarnos en nuestra mansión y dejar entrar a todo aquel que busque refugio, debemos aguantar hasta que llegue Arkatox ¿cierto?

Sonrío brevemente en aprobación.

Roo: así es, confío en ese chico y sé que él las protegerá en caso de que yo no pueda, es un buen muchacho.

Tomoko: yo creo lo mismo, si se casara con Ahiko sería muy feliz.

Ahiko: mamá, no es momento para eso.

Mi hija se sonroja y tiene una sonrisa nerviosa en su cara al hablarle a Tomoko, claramente en estos dos días a obtenido sentimientos por ese muchacho pero también es cierto que él por su misión no puede tener una relación así en este momento, él está destinado a luchar incluso hasta la muerte así que no creo quiera quedarse aquí por Ahiko, ni aunque se enamorara lo haría.

Roo: solo hagan lo que les dije y recuerden ayudar a todo el que puedan pero no se expongan más de la cuenta.

Tomoko: está bien, suerte en la defensa.

Mire a mi esposa y luego doy al orden de partir rumbo a la puerta para evitar que los bandidos entren a tomar el control del lugar. He juntado a los cuarenta soldados que teníamos a disposición en la ciudad incluyendo las reservas así que deberíamos poder evitar que invadan.

Nos tomó veinte minutos llegar hasta el otro lado pero aun así lo hicimos antes de que atacaran. Miramos los movimientos del bosque por solamente diez minutos más cuando vimos siluetas salir de entre los árboles, el ataque se aproximaba.

Ya había anochecido en gran medida cuando esto ocurrió y la luz que teníamos provenía de las antorchas de la puerta, el muro exterior y también de las que pusimos amarradas en los árboles, sin mencionar que también había luna llena.

Los bandidos, al vernos afuera de la ciudad esperándolos mientras protegíamos la puerta, se detuvieron. Uno de los sujetos del medio paso al frente y nos miró por un segundo, luego alzo la voz para hablarnos así que supongo es él quien comanda del grupo.

Líder: ¿Cómo han sabido que veníamos?

Roo: eso no es de interés para ustedes.

Líder: bueno da igual, exigimos que no opongan resistencia y entreguen el mando de la ciudad junto con la cabeza del vizconde, solo así no masacraremos a todos en este lugar.

Por un momento todo queda en silencio hasta que el bandido se fija bien quien es el que está en frente de él.

Líder: ya veo, quien comanda los soldados no podía ser nadie más que usted vizconde, entréguese en este instante y ríndase por el bien de su ciudad.

Roo: guarda silencio, ya sabemos que planean para la ciudad y no dejaremos que ello pase tan fácilmente.

Líder: ya veo, alguna rata nos traiciono o ustedes  atraparon y torturaron a uno de los nuestros hasta sacarle información.

Roo: no tengo porque responderte a eso.

Líder: bueno, da igual, al final del día todos estarán muertos.

El bandido líder levanta su mano y da la orden.

Líder: ¡todos ataquen!

Roo: ¡defiendan la ciudad!

Deben ser cerca de setenta bandidos los que están comenzando a pelear contra los soldados, no sé cómo lo hicieron para juntar tantas personas pero claramente estamos en desventaja.

La pelea era muy cerrada y a no ser que hagamos algo estaremos muertos, solo puedo confiar en la experiencia y destreza de mis hombres.

Cerca de diez minutos pasan y lo único que obtenemos de todo esto es sangre derramada.

Después de ese tiempo luchando el número de bandidos había disminuido a cerca de cincuenta mientras que nosotros habíamos perdido a seis personas, todo esto mientras yo luchaba hombro con hombros con los soldados de la ciudad.

Lamento en el alma la muertes de mis solados pero debemos defender a nuestra gente, incluso si yo muriera no importaría en este momento.

Miro al líder de los bandidos sin moverse al otro lado cerca del bosque, parece irritado por perder tantos hombres.

Líder: chicos, usare la poción así que retírense.

El hombre saca una botella pequeña de vidrio mientras grita eso y al verla enseguida todos los bandidos empiezan a retirarse. No sé qué será pero debe ser muy peligroso si incluso ellos se van tan rápidamente de vuelta al bosque.

Líder: ustedes se lo han pedido así que morirán de una forma más horrible que la que teníamos planeado.

El sujeto arroja la botella en nuestra dirección y cae en el muro exterior defensivo. Al destruirse no pasa absolutamente nada.

Roo: al parecer tu arma secreta falló.

Líder: no tan rápido, eso no es algo que afecte estructuras o humanos.

Roo: ¿Qué más puede afectar si no es a nosotros?

Líder: recuerda que hay un bosque cerca y las bestias se ponen violentas fácilmente.

Lo pienso por un segundo y descubro que es lo que contenía la botella.

Roo: no me digas que…

Líder: así es, suerte tratando de sobrevivir a la horda de bestias que seguramente aparecerá dentro de poco.

Diciendo eso el sujeto y todos los bandidos abren otra botella pequeña y se rocían con el contenido, seguramente es algo que evita que sean atacados por las bestias.

Ellos reían y subían a los arboles esperando a ver un espectáculo, esta vez sí estamos en serios aprietos.

Estaba pensando en qué hacer cuando se escucha un enorme bullicio desde el bosque y tan solo unos segundos después aparece desde los arboles una estampida de bestias de todas clases, desde la más indefensa hasta algunas clase A, sin mencionar que esta última clase es tremendamente peligrosa para personas como nosotros.

Las bestias corrían a gran velocidad e ignoraron completamente a los bandidos en los arboles así que se dirigían directo a nosotros.

Ordene a todos retirarse desde el lugar donde habíamos luchado con los bandidos y entraran a la ciudad pero dos soldados estaban muy lejos de la puerta como para lograrlo así que en vez de correr a refugiarse se acercaron aún más a las bestias.

Su carga fui inútil, aunque apuñalaron uno cada uno fueron instantáneamente asesinados por ellas, rezo por sus almas.

Las bestias no se detenían y cargaban a toda velocidad, lamentablemente ya no hay nada que pueda hacer aquí. Estaba en ese estado de resignación a la muerte deseando que mi hija y esposa pueda sobrevivir cuando sucedió lo inesperado.

Un grito se escuchó desde el cielo y una figura aterrizo violentamente a una distancia moderada quedando entre las bestias y nosotros

El impacto dejo un agujero poco profundo pero de gran diámetro, la onda expansiva del viento que genero su caída nos hizo retroceder un par de pasos e incluso las bestias detuvieron tu infernal carrera por ello mientras miraban a quien cayó desde el cielo furiosos y con los ojos llenos de ira.

Los bandidos en los arboles perdieron el equilibrio por la onda expansiva y algunos cayeron desde la ramas y sin entender miraban al hombre que había llegado desde el cielo.

Hasta ahora teníamos la suficiente luz para ver a los bandidos claramente pero con la ráfaga que se levantó todas las antorchas exteriores fueron extinguidas.

La silueta en medio de la oscuridad se irguió lentamente mientras aún estaba en medio del polvo que se levantó con el impacto, la luna llena iluminaba su figura dándole majestuosidad divina.

Fue como presenciar el descenso de un dios.

 


Anterior capítulo TOC | Siguiente capítulo

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
goviroday
goviroday
hace 3 años

Encantado de verlo por aquí de nuevo y tranquilo por lo de las publicaciones, se entiende que existan problemas. Me ha gustado esa última descripción “el descenso de un dios”. Ojalá le vaya todo bien Kami-sama, gracias por el cap.

2
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x