Infinite Competitive Dungeon Society: Capítulo 54


Buenas, aquí el primero de la semana xd. Lamentablemente, no hubo pack el sábado debido a una confusión por parte de Ozk4r. Y, por lo tanto, se subirá mañana 4 capítulos de EER, como fue pedido por el Donador-sama.

En fin, vayan a leer.

Traductor: Aoisorabluesky
Editor: Fixer-san


-El significado de subir la Primera Mazmorra (1)-[1]

¿Cuánto tiempo pasó? Cuando noté el mensaje de Elos de que llegó a la puerta, estaba empapado en sudor.

[Gracias por esperar, amigo.]

— Nah, no esperé mucho tiempo.

[Haré el grupo ahora mismo.]

Cuando encontré el grupo que Elos hizo y lo toqué con mi dedo, el escenario se contorsionó. Frente a mí estaba Elos, a quien ahora veía por primera vez en 4 años.

—¡Elos!

—…¿Quién eres tú?

Elos había crecido un montón desde la última vez que nos vimos. Su ligeramente frágil cuerpo ahora tenía músculos, y su cara de chico lindo era mucho más masculina. Si fuera a llevarlo a la Tierra, incluso podría debutar como un actor al momento.

Sin embargo, Elos estaba inclinando su cabeza mientras me miraba.

—Lo siento, pero este grupo ya está lleno. ¿Puedes buscar otro…?

—Soy Kang Shin. ¿Qué estás diciendo?

—Jajaja, chico… ¡Eh, tienes la misma voz!

La expresión de Elos se congeló. El guerrero con escudo detrás de él, quien yo creía se llamaba Paul, dio un paso adelante.

—¿Imposible, el monstruo de aquel entonces se volvió así de atractivo? ¿Qué recogiste y comiste?

—Bueno técnicamente sí recogí y comí cosas, pero…

¿Atractivo? Me estaba halagando demasiado. Era simplemente un monstruo haciéndose humano otra vez. Sacando el Dedo (del pie) Gigante del Golem de Carne de mi inventario, lo puse en las manos de Elos y dije.

—Toma, un regalo de reunión, Elos.

—¿Eck? ¿Qué es esto, un dedo del pie? ¿Eh, un ítem de instalación? ¡Qué espeluznante!

Obtuve la reacción que quería y estaba satisfecho. Entonces miré a sus compañeros. Estaba Paul a quien conocí en el 5to piso y una mujer que no había visto antes. Si mi memoria no me falla, debería haber un hombre llamado Celtine… ¿Eh? ¿No estaba aquí?

—¿Qué le pasó a Celtine?

—Murió. Fue una muerte heroica en una batalla contra decenas de invasores.

—…

La calmada expresión de Elos mientras hablaba de la muerte de su camarada me dio escalofríos. Elos entonces mostró una sonrisa amarga y golpeó ligeramente mi hombro.

—No te preocupes por eso. Desde el momento en que nos convertimos en guerreros, estamos preparados para la muerte. Usó su vida para proteger a todos. Aunque ya no está aquí, vive en nuestros corazones. Decidí honrar su muerte expulsando a los invasores de nuestro continente.

—Si estás bien con eso, no diré nada.

—Sí, gracias. De cualquier forma, es genial verte de nuevo, Shin. El aura que das me sorprendió. Había escuchado los rumores, pero de verdad eres un Héroe.

—Lo siento, pero de verdad que no sé de esa cosa del Héroe, aunque sí lo he escuchado un montón.

—Le dí un apretón de manos a Paul, y encaré a la mujer esperando detrás de Elos. Era la primera vez que la veía. Era una hermosa dama con un cabello de un profundo color violeta oscuro atado en una trenza, y un par de ojos en calma que hacían juego con el color de su cabello. Estaba usando ropa ligera con la que era fácil moverse, tenía un arco grande en una mano, y un carcaj en su espalda. Extrañamente, sobresaltaba un anillo plateado que estaba en su dedo anular.

Miré a Elos. También estaba usando un anillo en su dedo anular.

— ¡Entonces esta es tu prometida!

—Oh, inesperadamente no eres denso. Cierto, ella es mi prometida, Baruela Atuna. ¿No es linda?

—Hola, soy Baruela Atuna. He escuchado mucho de ti de Elos.

Baruela puso su mano libre en su pecho y se inclinó ligeramente. Ante su saludo formal, no pude evitar regresarlo de la misma forma.

—Los dos somos del Ejército de Resistencia.

—Bien hecho, Elos. Lograste atrapar una belleza como ella…

Ante mis palabras, Elos puso una expresión atónita.

—Y tú eres el que habla. Tienes la completa atención de la princesa heredera, quien es famosa por toda la Primera Mazmorra.

—Si estás hablando de Paludia, solo puedo estar decepcionado de tus ojos para la gente…

En ese momento, un área se contorsionó y cuatro exploradores de mazmorra aparecieron. Ah, dos de ellos eran caras que había visto antes. Una era la mujer con orejas largas, quien yo ya sabía que era una elfa, cargando un arco y carcaj igual que Baruela, y la otra era la mujer guerrero con el estoque que dijo que yo tenía un rostro lindo.

Incluso después de todos estos años, ellas dos tenían los mismos rostros. Sabía que los elfos vivían por mucho tiempo y envejecían tarde, pero estaba sorprendido por la guerrera con el estoque que no cambió en nada.

Sin embargo, nunca antes había visto a las otras dos. Eran extremadamente bellas. Una de ellas tenía un largo escudo lo suficiente para cubrir todo su cuerpo, y medía alrededor de 175cm.

Tenía cabello rosado que se enrollaba bajando por sus hombros y tenía unos brillantes ojos rosados que eran extrañamente encantadores. Sin embargo, la forma en que sostenía el escudo o la forma en que temblaba como un ciervo bebe a diferencia de lo madura que se veía, me parecían algo familiares.

¿Dónde la había visto antes…? ¡Ah!

—¡Ah, es la Señorita Shuna! ¡Te has vuelto muy bonita!

—¡H-Hola, Príncipe Heredero-nim! E-Es un honor. Príncipe Heredero-nim también es atractivo de verdad… Uuu, que hago, le hablé. ¡Ludia, le hablé a Príncipe Heredero-nim!

—¿¡Por qué solo reconoces a Shuna!? ¡Yo soy la que es amiga tuya!

Cuando estaba intercambiando saludos con Shuna, Paludia, quien estaba al lado, me golpeó. Ya que estaba dentro de mis expectativas, la bloqueé con mi brazo. Viendo a Paludia dar vueltas por el suelo adolorida, me sentí satisfecho.

Aunque no las reconocí, me di cuenta de quienes eran cuando vi a las otras dos. Si cuatro personas del continente Luka estaban aquí, naturalmente Paludia y Shuna deberían estar entre ellas. Simplemente estaba avergonzado de encararla. Es por eso que actué así.

Paludia se levantó, estaba aguantando sus ojos llorosos. Era completamente diferente a antes.

4 años atrás, era una mocosa que ni siquiera llegaba a los 140 cm, pero ahora era bastante alta, una dama de 170 cm.

Su cabello rubio una vez infantil con sus dos coletas ahora fluía hasta sus caderas, reluciendo un oro lustroso. Sus ojos de zafiro eran profundos, como si contuvieran incontables años. Además, su blanca piel parecía lo suficientemente suave como para que las gotas de agua fluyeran por ella sin una sola interrupción. Tenía una nariz no muy larga ni muy corta, como si un escultor hubiera consagrado su corazón y alma en crearla. Y finalmente, sus labios húmedos brillaban con un rosado claro como durazno.

Su apariencia exudaba una belleza fuera de este mundo, hasta el punto en que parecía absorber a cualquiera que pusiera sus ojos en ella. Era el tipo de belleza sin igual que nunca hubiera imaginado ver. Si alguien con un corazón débil la observara, su corazón indudablemente se detendría ante esta impresionante belleza. ¿Qué comió durante 4 años para crecer tanto? No podía creerle a mis ojos.

Espera, no. Recordé a Shina decir que las personas del continente Luka tenían un  repentino incremento en el crecimiento. Aunque no le había prestado mucha atención antes, Shuna y Paludia eran las dos del continente Luka. No podía creer mi estupidez. Así que por eso Paludia estaba diciendo que ya no era una niñita.

Conociendo eso, era un poco dudoso decir que había crecido por completo. Como mostraba su túnica que se pegaba a su figura, el área de su pecho estaba más o menos igual. ¿No habían crecido por completo todavía? ¿O era así su forma cuando estaban completamente crecidos? ¡Si tuviera que decir algo rápidamente, ella era similar a Yua!

Por supuesto, incluso sin mucho busto, sus brazos y piernas delgados, más las curvas elegantes hacían que su figura fuera extremadamente encantadora. Sin embargo, no dije nada de esto en voz alta.

—Ajajaja, creciste un montón. En altura.

—Por qué eso es lo primero que dices, tu O…Or… ¿Orco?

Aunque su belleza hacía difícil mirarla, recordé a la Paludia de 4 años atrás y a duras penas miré a sus ojos. Al mismo tiempo, Paludia, quien me estaba mirando de pies a cabeza, puso una expresión en blanco.

—¿E-Eres realmente Orco?

—No, no soy Orco, pero soy Kang Shin. Todavía dices cosas tan rudas tan fácilmente.

—…D-De verdad eres tú.

Paludia estaba congelada en donde estaba como si hubiera sido golpeada por magia de hielo. Por alguna razón, Shuna, que estaba al lado de ella, se mantuvo cubriendo su cara con el escudo. Me volteé hacia la guerrera del estoque, y pregunté.

—¿Acaso comieron algo extraño mientras crecían?

—Ajaja. Príncipe Heredero-ssi es el malo. He escuchado historias, pero que te pasó para que te convirtieras en tal… Mm, que bien. Mis ojos no estaban equivocados. Guao, mira ese pecho tonificado.

—¿Um, podrías no acercarte a mí ? También, por favor deja de tocarme así.

Cuando le pedí eso al retroceder lentamente, la arquera elfa jaló a la guerrera del estoque por sus orejas y la alejó. ¡Como pensé, todos los elfos excepto Loretta tienen modales!

—E-Espera. ¿No tienes nada más que decirme? ¿¡A mí!?

Después de finalmente salir de su estado congelado, Paludia me preguntó. Al parecer solo creció en apariencia, ya que su forma de hablar no había cambiado en lo más mínimo. De no abrir la boca, de verdad sería como una princesa de un cuento de hadas. Que desafortunado.

Mirándola, incliné mi cabeza.

—Mm…¿Cómo qué?

—¡U-Un montón! ¡Cómo cuanto querías verme, o cuan linda ahora soy!

—¿Mm? Bueno, sí que me preguntaba cómo te estaba yendo ocasionalmente, y sí, pienso que ahora eres realmente bonita. ¿Pero qué con eso?

—…

Paludia se quedó en silencio. Su rostro estaba tan rojo hasta el punto en que me daba miedo que fuera a explotar. ¿Qué debería hacer con esta incomoda atmosfera? ¿Acaso hice algo para irritar a Paludia otra vez?

Entonces, de repente recordé. ¡La Cinta de la Sabiduría que obtuve de la mujer lagarto nombrada del piso 19! Tenía planeado dárselo a Paludia. Esperando que suavizara su enojo, saqué la Cinta de la Sabiduría de mi inventario. Cuando ella lo vio, sus ojos se abrieron como platos al preguntar.

—¿Q-Qué es esto?

—Un accesorio. Sucede que lo recogí. Pensé que te quedaría bien. Es un regalo. Ya sabes, un regalo de reunión.

—¿R-Regalo?

El rostro de Paludia se puso más rojo que la Cinta de la Sabiduría. ¿¡Hice algo mal otra vez!? ¿Ella odia las cintas para el cabello? Pensé que era perfecto para su clase, ya que aumentaba la magia y la inteligencia. No entendía que fue lo que hice mal.

Aun así, cuando puse la cinta en su mano, ella calmadamente la cogió y puso lentamente en su cabello. Mm, parece que no lo odiaba tanto. Cuando sonreí con satisfacción, Paludia cubrió su rostro con sus manos.

—Uuu, e-eres, ¡Orco…!

—Elos, él…

—No lo digas, Paul. No lo digas…

¿Eh…? Esto era diferente de la reunión que imaginé… mirando a Elos y a Paul sacudiendo sus cabezas mientras me miraban y a la callada Paludia, que todavía miraba hacia abajo mientras se cubría su rostro brillante en rojo, mi mente cayó en caos. ¿Esto, necesitaba usar el Grito de Guerra del Lord Orco? Viendo que Baruela-ssi parecía estar bien, fui y hablé con ella. Ella simplemente se cubrió su boca con su mano y soltó una risita.

Después de escuchar lo que dije, los demás miembros del grupo me miraron con ojos fríos y cada uno dijo una palabra.

—Tonto.

—Idiota.

—Príncipe Heredero-nim es estúpido.

—Uuu… Orco estúpido.

«¡Oye, ya no soy estúpido! ¡Mi inteligencia ahora está por encima de 20! ¡Tampoco soy un orco!» —Incapaz de descubrir que fue lo que hice mal, mi mente cayó en caos otra vez.

Del continente Edias, del continente Luka y dos más del continente Pilos. Un total de 10 personas incluyéndome estábamos frente a la puerta del piso 25. Aparte de Baruela, quien remplazó a Celtine, los otros 9 miembros éramos los mismos de hace 4 años. No se sentía nada diferente. Elos parecía haber pensado lo mismo, ya que solo dio un corto discurso como líder del grupo.

—No piensen que será tan fácil como hace 4 años. Esto seguro de que todos habéis tenido suficientes experiencias mientras subían hasta el piso 25, pero las batallas de Jefe de Piso solo se hacen más difíciles. Esto fue verdad especialmente para el Jefe del Piso 20, el Caballero Lagarto. Sin embargo, creo que con todos los miembros presentes, es completamente posible derrotar al Jefe de Piso en menos de 5 intentos.

Estaban parloteando unas cosas raras.

—¿Cinco intentos? ¿No será difícil lograrlo en cinco intentos incluso si sabemos la estrategia de antemano?

Dijo un guerrero con un hacha del continente Pilos con una sonrisa amarga. Aunque no era tan cercano a mí, parecía que las dos personas del continente Pilos se mantuvieron en contacto con Elos. Fue por eso que pudieron encontrarse con nosotros aquí hoy. Sin embargo, estaban parloteando cosas todavía más raras.

—¡Jaja, pero esta vez, tenemos a Príncipe Heredero!

—Ah, cierto, Príncipe Heredero.

—Si la completamos en menos de cinco intentos, estaremos por delante de muchos.

—Juju, somos tan increíbles, juju.

Los otros miembros del grupo comenzaron a parlotear. Todos solo estaban diciendo cosas con una abrumadora sensación de derrota. ¿Pensé que este era un equipo de ensueño o algo, pero qué con este sentimiento de inutilidad?

—¿Elos, el Jefe del Piso 25 es difícil?

—Escuché que era un Ghoul Gigante.

—¡Entonces aquí es donde aparece!

¿Estaba tratando de desahogar su ira por no poder de aparecer en la Mazmorra de Evento? Ante mi grito, los otros miembros del grupo inclinaron sus cabezas. Me imaginé que solo recibiría miradas de envidia si les decía acerca de la Mazmorra de Evento, así que no lo mencioné.

—Cómo pueden esperar de lo que habéis estado experimentando desde el piso 21, montones de zombis se dice que aparecen. Ya que la Señorita Paludia, la sacerdotisa de Mitarus, está aquí, no tenemos que preocuparnos por ser infectados, pero asegúrense de tener a la mano Agua Sagrada en caso de que algo vaya mal. También, los zombis son conocidos por actuar sin patrones establecidos así que siempre tengan la guardia en alto y ayúdense entre ustedes. ¿Paul, Señorita Shina, podemos confiar en que ustedes dos tanqueen al Ghoul Gigante?

—¡Déjamelo a mí!

—¡Sí, bloquear es en lo único en lo que tengo confianza!

No sabía de Paul, pero viendo a Shuna, quien fue una niña muy poco fiable hace solo 4 años, asintiendo ahora con seguridad con su figura delgada y su cabello rosado rizado, me sentí algo conmovido. Sin embargo, sus ojos todavía tenían una pizca de incertidumbre…Ah. Cuando sus ojos y los míos se encontraron, su rostro se puso rojo, y dejó caer su cabeza. Me hizo bastante daño.

Pensé que yo no era tan feo como para herir a los que me miraran… ¿Qué es lo que era? ¿Mi cara? Pero madre dijo que mi rostro se parecía al de ella y que era muy atractivo…

—Shin…tú.

—Yo me encargaré de los secuaces. No necesito apoyo así que ustedes chicos podéis centrarse en el Ghoul Gigante.

—Q-Qué reconfortante.

Elos parecía un poco sorprendido por mí hablar tan seguro. Todos los demás mostraron señales de ansiedad, pero Paludia estaba en silencio a diferencia de hace 4 años. Antes de tener ninguna queja, parecía que respetaba el nombre que me había construido.

—Debe haber una razón por la que te dicen Príncipe Heredero. Así que mejor haces bien tu trabajo.

—Tú también mejor sanas a la gente.

—¡Hmph! ¡Estaré concentrada en los tanques, así que no te hieras mientras estás distraído!

—Señorita Paludia, que adorable. Juju.

—Estoy de acuerdo. Que linda. Kuku.

—¡Q-Qué! ¿¡Por qué están todos riéndose!? ¡Miren a otro lado!

¿Qué es lo lindo de Paludia aquí? Solo podía verla actuar gruñona. ¡Estos tipos, como pensé, todos son unos raros!

—Hoy, nos enfocaremos en acostumbrarnos a los hábitos y habilidades del Ghoul Gigante. Queremos evitar morir sin ganancias. Demos lo mejor. Creo en la habilidad de todos que nos ayudó a subir hasta el piso 25.

Con eso, Elos me miró. En respuesta, con confianza asentí con la cabeza. ¿Quiero decir, podía matarlo solo, por qué no podría matarlo con 9 personas más?

—¡Entonces, entremos!

Elos abrió la puerta hacia el Jefe de Piso.

Lo que nos recibió fue un enorme cementerio.

Notas:

[1] NT:Chicos prepárense…. Muajajajajajaja :3 NC/E: Se acerca un punto de inflexión…


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

Anuncios

5 comentarios

  1. Quiero maaaas! Y esta frase: ¿Pensé que este era un equipo de ensueño o algo, pero qué con este sentimiento de inutilidad? Me mato de risa! Jajajajajajajajjajaja muchisimas gracias!

    Le gusta a 2 personas

  2. Estoy muy ansioso de leer el proximo capitulo y ver como se les caen las mandibulas a todos.
    Es Paludia hasta le pedira matrimonio.
    Pd: Gracias por su ezfuerso traductor-sama.

    Le gusta a 1 persona

  3. toika esta haciendo valer la espera, estoy disfrutando el reencuentro lentaaaaaaamente, y descubriran que tan OP es el prota jujujuju

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s