Infinite Competitive Dungeon Society: Capítulo 49


Buenas, aquí el primer capítulo de la semana. Por cierto, antes que nada. Le quiero avisar al Donador-sama que nos estamos organizando para traer los capítulos patrocinados, pero (como ya se muestra en el índice de la novela) subiremos los capítulos patrocinados en el fin de semana. Aunque mi palabra no vale mucho, estoy casi seguro que los capítulos llegarán en esa fecha.

Bueno, ya terminé de decir todo lo necesario. ¡A leer!

Traductor: Aoisorabluesky
Editor: Fixer-san


-Hermes (4)-


[Subes a nivel 25. Obtuviste las cualificaciones para desafiar al Jefe de Piso.]

[Obtuviste 5 puntos de estadísticas adicionales.]

[Por encima de aquellos que vuelan están los que se saltan las dimensiones. Completaste desde el piso 21 al 24 en menos de 7 horas. Solo por tu coraje, audacia y velocidad es suficiente para colocarte en los rangos de los Grandes Exploradores. Tienes una opción. Puedes obtener el título de «Hermes» al abandonar los títulos por completar los pisos 21, 22 y 23. O, puedes obtener el título «Encarnación de la Luz» al combinar los títulos «Dueño de la Velocidad Divina» y «Encarnación del Relámpago»]

[Velocidad Divina ahora es nivel 3. Al usarse, usa 18% de tu mana y multiplica tu velocidad por 570% durante 0.7 segundos.]

[Embate ahora es rango bajo nivel 5. Puedes correr rápidamente durante más tiempo sin cansarte. Recibes bonificaciones a maniobras evasivas instantáneas.]

Loretta me miró con una expresión estupefacta. Sonreí tímidamente en respuesta.

— Han pasado 2 horas.

— Shin-nim… Pasaste a nivel 25 en solo 2 horas… ¿Cómo?

— ¿Eso me pregunto? Jajaja.

Cuando sonreí incómodamente, Loretta infló sus mejillas enojadamente. Entonces estiró sus manos y pellizcó mis mejillas. No dolió para nada.

— Estaba preocupada. Ese Shin-nim iría sin prestar atención a mi advertencia. Fue justo como esperé, también. Aunque, no pensé que fueras a lograrlo.

— Los ghoules, no pudieron atravesar mi defensa.

— Jaa, de verdad, ¿qué voy a hacer contigo?

Loretta soltó mis mejillas y soltó un profundo suspiro.

— ¿Lo entiendes, Shin-nim? Shin-nim acaba de subir de nivel cuatro veces en solo 7 horas. Asumo que ya distribuiste los puntos de estadísticas al subir de nivel. Sin importar cuanta confianza tengas en tu habilidad física, no podrás usar el poder de alguien de nivel 25 durante un tiempo.

— ¿Por la actualización, cierto?

— Cierto. ¿Ni siquiera tengo que preguntar, pero estuviste planeando en atravesar el piso 25 y desafiar al Jefe de Piso de inmediato, cierto?

Me sobresalté por su precisión milimétrica. Para ser honesto, me estaba sintiendo bastante confiado después de atravesar todo eso hasta el piso 24. Recordé mi pelea con el Jefe de Piso 20, y estaba emocionado por pensar en la recompensa que obtendría por ser el primero en derrotar solo al Jefe del Piso 25 en mi primer intento. Planeaba seguir corriendo hacia adelante… pero al parecer mis planes fueron descubiertos. Como era de esperar, después de 5 años de velar por mí, Loretta me conocía bastante bien.

— Ni lo pienses. Necesitas descansar. Solo haz algo de ejercicios ligeros si quieres ejercitarte. ¡Durante al menos 5 horas! Aunque 5 horas ni siquiera serían suficientes, con la habilidad física de Shin-nim, por lo menos vas a acostumbrarte de alguna manera. Asegúrate de descansar por 3 horas después. ¿Me entiendes?

— Lo entiendo, así que ya no me mires con esos aterradores ojos.

Sonreí amargamente. Entonces, recordé el mensaje que me llegó cuando atravesé el piso 24. El mensaje me pedía que tomara una decisión. Decidí preguntarle a Loretta al respecto ya que tenía curiosidad.

— ¿Loretta, si tuvieras que escoger entre Hermes y la Encarnación de la Luz, cual escogerías?

— ¿Hm? Qué pregunta más interesante. ¿Por qué preguntas?

Loretta se quedó absorta en sus pensamientos. Tenía su dedo índice en la mejilla y se la estaba tocando como si estuviera pensando seriamente en mi pregunta. Al parecer llegó pronto a una decisión ya que me dijo.

— La encarnación de un elemento, o un dios. Aunque preferiría escoger el elemento, el otro lado no es el nombre de una encarnación sino el de un dios. En ese caso, realmente solo hay una opción. El nombre verdadero de un dios posee un poder equivalente. Así que Hermes. Yo lo que yo escogería sería Hermes.

— Ya veo. Aunque la verdad es que no entendí nada.

Cuando dije eso, Loretta me mostró una linda sonrisa, como si estuviera diciendo “eso es lo que pensé”. Entonces me preguntó.

— ¿Dónde Shin-nim escuchó de esto? Independiente de la mitología, para escuchar el nombre de un dios en la mazmorra, deberías de estar al menos en el piso 50… ¿Eres amigo de algún explorador de rango Oro?

— Ah, no, me acaban de decir que escoja entre esos dos títulos.

— … ¿Qué?

— Ya sabes, entre Hermes y Encarnación de la Luz.

— ¿¡QUÉ!?

Sus ojos se abrieron rápidamente. Entonces agarró mis hombros abruptamente.

— ¡Hermes! ¡Rápido, rápido! ¡Antes de que otro milagro aparezca y algún otro explorador coja el nombre verdadero antes que Shin-nim! ¡¡¡!Rápido!!

— ¡E-Está bien! ¡Escogeré Hermes!

Incluso mientras estaba siendo sacudido por Loretta, di a conocer mi voluntad. En ese instante, una fanfarria resonó.

[¡Eres el primer explorador en la Tierra en obtener el nombre verdadero de un dios! ¡Felicitaciones! Por lograr este Gran Logro, recibes 3 puntos de habilidades. Puntos de habilidades actuales: 9.]

[Obtuviste el título «Hermes». Tu velocidad aumenta un 15%. Todas las estadísticas aumentan en 5. Has obtenido cualificaciones. Tu afinidad con todos los elementos aumenta, y tu afinidad con el elemento viento aumenta grandemente. Una vez al día, puedes invocar «Talaria» durante 10 minutos. Talaria te permite pisar el aire libremente e incluso volar. Sin embargo, cuando esté dentro de la mazmorra, no puedes usarlo solo para el puro propósito de moverse por ahí. Según tu cuerpo se familiarice con el nombre verdadero, más habilidades se abrirán.]

— ¿Lo obtuviste? ¿Lo hiciste?

— Sí.

El momento en que gané el título de Hermes, sentí mi cuerpo hacerse significativamente más ligero. Incluso tomando en cuenta dos de los tres títulos que aumentaban mi velocidad en 6 porciento, mi velocidad subió en un 9 porciento. No era demasiado sorprendente que mi cuerpo se sintiera tan liviano. Sin mencionar, que mi fuerza y destreza también subieron en 5 cada uno.

Ser capaz de moverme un 15 porciento más rápido es increíble. Con esto, parecía que necesitaría más que uno o dos días para acostumbrarme a esta velocidad. De hecho, hasta que no dominara mi habilidad física en detalle y conociera cada pequeño cambio de ella, sentí que esta habilidad haría más daño que bien durante un tiempecito. A cambio, una vez me acostumbrara, el aumento en mi fuerza sería incomparable a si alguien más recibiera la misma habilidad.

Además, estaba Talaria. Era el nombre de las sandalias de Hermes. Aunque era solo por 10 minutos cada día, poder volar tenía grandes beneficios. Por supuesto, esto también tomaría más de un día o dos para acostumbrarme.

Más importante era el hecho de que había más que no había desbloqueado. Según mi cuerpo se familiarizara en sí con el nombre verdadero… esa corta declaración era crucial. Estaría obteniendo más habilidades en el futuro. Estaba aturdido. Ni siquiera sabía por qué pude obtener Hermes. Era un título en una liga completamente diferente a los títulos del piso 21 al 23.

— Y pensar que obtuviste el nombre verdadero de Hermes. ¡Lo hiciste, Shin-nim! ¡Obtuviste las cualificaciones!

— ¿Qué? ¿cualificaciones?

— ¡Ut! Ah… mm… eso es un secreto por ahora.

«Como pensé.»

No pude evitar sonreír. El nombre verdadero de un dios representaba algo que más que solo puras estadísticas. Solo podía descubrirlo lentamente. De ser necesario para mí ahora mismo, sabía que Loretta me lo habría explicado.

El nombre verdadero de Hermes era ciertamente una habilidad increíble. Pero en cierta manera, aunque era increíble, no era suficiente para cambiar por completo mi identidad. Era importante que no me pusiera demasiado confiado. Aunque yo podría ser el primer en obtener el verdadero nombre de Hermes, la Tierra no debería ser el único mundo con mitos. En ese caso, no sería raro que hubiera otros exploradores de mazmorras quienes obtuvieron los nombres verdaderos de los dioses de sus mitos.

— ¿Por qué aparecería Hermes aquí? Ah, ya veo, Hermes es el mensajero de los dioses, pero también es el emisario que guía a las almas hacia al Inframundo. Ya que ese es el caso, debe haber sido afectado por todos los zombis y ghoules que masacraste en un corto periodo de tiempo. Aunque, la mayor razón tiene que ser el record de velocidad en completar los pisos que nunca había sucedido antes en la historia de la Primera Mazmorra…

— ¿Loretta?

— ¿Eh? ¡Ah, no es nada! ¡Nada de nada, Shin-nim! ¡En cualquier caso, felicitaciones! Los poderes de Hermes te serán una gran ayuda en los días por venir. Pero…

— ¿Pero?

Loretta levantó su dedo índice y me aconsejó con una voz solemne que nunca había escuchado antes.

— El nombre verdadero de un dios es pesado, Shin-nim. Recuerda que un día llegará cuando tienes que pagar el precio de usar su nombre, así que no te emborraches demasiado con su poder. Por suerte, Hermes no es un dios conocido por sus hazañas en batallas.

— ¿Eso es algo de lo que estar contento?

— Juju, Shin-nim es solo un explorador de nivel 25. Será difícil para ti manejar el poder de un dios a este nivel. De hecho, tienes unas probabilidades mayores de perderte a ti mismo en ese poder. Es solo porque es Hermes que será de ayuda para Shin-nim.

— ¿No lo estoy entendiendo a causa de mi baja inteligencia?

Aunque dije eso, en cierto modo tenía una idea de lo que ella quiso decir. Por ejemplo, digamos que obtuve el nombre verdadero de Atenea, quien era conocida como diosa de la guerra. Terminaría dependiendo de sus poderes más que de los míos, lo cual no sería diferente de depender de la fuerza de otros. Incluso si luego trataba de encontrar mi propio estilo otra vez, sería demasiado tarde. Solo podía continuar subiendo la mazmorra con algo mal.

Por otra parte, el poder de Hermes era de naturaleza enteramente de apoyo. Usarlo en batalla solo aumentaría mi destreza en batalla. Ya que necesitaba mi fuerza como base, Hermes era ciertamente una excelente habilidad.

No pude evitar estar increíblemente feliz por el hecho de que mi deseo por subir rápido la mazmorra llevó a tales resultados.

— Lo siento por decir esto cuando estás tan feliz, pero también hay malas noticias.

— ¿Malas noticias?

Cuando miré fijamente a Loretta, ella estiró su mano.

— Antes de eso, necesito 30,000 oros por el costo de la información.

— ¿Tengo que comprarla?

— Shin-nim, siempre quiero mantener una relación en la que los dos ganamos. Sin dinero, no tengo permitido abrir mi boca, y si Shin-nim no escucha lo que tengo que decir, llegará a lamentarlo.

Loretta estaba dándome una pista. Después de todo, tenía que haber una razón por la cual ella mencionó esto en primer lugar. 30,000 no era una suma lo suficientemente grande como para arriesgarme a romper nuestra relación de amistad.

— Está bien. Toma, 30,000.

Sobre todo, con la enorme cantidad de oro que había ganado por completar la Mazmorra de Evento, no necesitaba preocuparme demasiado acerca de gastar del dinero frívolamente. Loretta murmuró un silencioso “sí” y cogió mi dinero.

— La gloria de hacer la raid en solitario del Jefe del Piso 25 en el primer intento fue tomada por el héroe de otro mundo hace 1,500 años.

— ¡Gek!

¡Eran malas noticias de verdad! Como dijo Loretta, lo hubiera lamentado si no lo hubiera escuchado, ¡Pero no quería tener que pagar 30,000 por ello! La satisfacción por obtener el nombre verdadero de Hermes desapareció, y dejé caer mis hombros.

— Los 30,000 oros fue por este pedazo de información además de la información acerca de Jefe del Piso 20 de antes. Aunque fue con créditos… con esto, Shin-nim y yo no tendremos que recibir ninguna penalización. Fiuu, menos mal que no tengo que escuchar de ese viejo otra ve… Ah.

Loretta puso sus manos sobre su boca en el medio de su monologo. Me dio la sensación de que lo estaba haciendo intencionalmente para darme algo de información. Cuando la miré con ojos entrecerrados, ella sacó su lengua y dijo, “ehet”. Fue tan adorable que casi caigo por ella.

Después de soltar una tos seca, le pregunté.

— En ese caso, ¿Puedo saber de la disponibilidad de ser el “primero” en los pisos 30 y 35?

— Sep, eso serían 50,000 oros, cliente.

… Quizás ella reamente estaba hambrienta por oro. Viéndola  sonreír tan felizmente, me imaginé dándole un chiclazo en la frente.


Nota del Uploader(Absolute): Lamento la demora, hubo algunos problemas en mi casa, los cuales ni tengo las energías para detallarlos, así que eso, Perdónenme por la lentitud de la publicación. Eso es todo. Fin de la nota…


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s