Súper Gen Divino – Capítulo 35: ¿Quién debe irse?


Y seguimos con los capítulos de nuestro demonio favorito, cuarto de la semana.

¡Disfrútenlo!

Nota: A parte de traducir, he estado revisando los primeros 10 capítulos y a parte de corregir algunos errores, he añadido un nuevo estilo a algunos textos, me gustaría que me comentarais si os gusta o no, para extenderlo al resto de capítulos.

 


El Demonio Destructor de Culos era tan infame que un torrente de insultos abusivos le fue lanzado. Los jóvenes clientes se percataron de ello, y uno de ellos con rasgos ásperos y angulosos miró con curiosidad a Han Sen y dijo: “¿Eres el legendario Demonio Destructor de Culos?”

“Sí” Respondió Han Sen con despreocupación. No creía que fuera algo malo, porque en todo el Refugio Armadura de Acero, era el único que había apuñalado a Qin Xuan en el trasero. Esto había sido en cierto sentido una especie de logro.

El joven obviamente tenía curiosidad por Han Sen. De repente dijo: “¿También estás aquí por el trabajo?”

Han Sen asintió: “Si no te gusta la idea, puedo irme ahora mismo.”

“No, si no tienes ninguna pregunta, podemos firmar el contrato aquí mismo.” Respondió rápidamente el joven.

Un rugido se oyó en la multitud cuando escucharon la decisión del joven. Incluso los amigos del joven parecían sorprendidos. Se llevaron al joven a un lado y le dijeron: “Yuan, ese es el Demonio Destructor de Culos. ¿Qué vas a hacer con él?”

“Así es, Yuan. Si estamos en peligro, probablemente correrá más rápido que nosotros. Es sólo un desperdicio de dinero.”

“Lo he contratado y tú puedes elegir el resto” El joven Yuan insistió y firmó el contrato con Han Sen.

Los otros no dijeron mucho después de eso y seleccionaron varios candidatos más que parecían experimentados. Han Hao les mostró su arma espíritu mutado de la bestia y fue elegido. Los dos que venían con Han Hao mostraron algo de habilidad y consiguieron el trabajo también.

“Demonio Destructor de Culos, tuviste suerte gracias a la bondad y curiosidad del joven cliente.” Dijo Liu Feng al pasar junto a Han Sen.

“Mi suerte siempre ha sido buena.” Respondió Han Sen en voz baja.

Los clientes habían seleccionado diez hombres experimentados para protegerlos en la caza de criaturas primitivas. Con tal equipo, podrían incluso cazar criaturas primitivas en manadas.

Los que habían sido contratados estaban de buen humor y trataban de halagar a los clientes todo el tiempo. Comprendían claramente los trasfondos de estos jóvenes que les pagaban.

Los clientes realmente tenían muy buenas habilidades de lucha, y debían de haberse graduado en escuelas de lujo. Aunque acababan de entrar en El Santuario de Dios, su condición física y habilidades eran mucho mejores que las que Han Sen tenía cuando acababa de llegar. Sólo les faltaba la experiencia de la caza.

Mientras los clientes cazaban criaturas primitivas, Han Sen practicaba tiro con arco en un lateral. Inicialmente había decidido practicar el tiro con arco porque era menos exigente que otras armas. Era improbable que pudiera aprender técnicas avanzadas de lucha con espadas o cuchillos en el sistema de educación pública, mientras que todo lo que necesitaba para el tiro con arco era precisión.

Han Sen todavía estaba adaptándose al rendimiento y las características de “Doomsday”, así que había seleccionado algunos árboles cercanos como sus objetivos para practicar.

“Demonio Destructor de Culos, sólo estás ocupando espacio. ¿Por qué disparas en vano e ignoras a nuestros clientes?” Liu Feng estaba confundido por el comportamiento de Han Sen y observaba sus disparos con desprecio. “Ni siquiera puedes disparar a algo a menos de 60 pies.”

Han Sen no miró a Liu Feng ni le respondió. Sólo estaba probando las flechas y no se centró en un objetivo, y por eso sus disparos parecían descuidados.

“Déjalo en paz. Fue sólo un acto de caridad. Nuestros clientes no esperan en absoluto que él les ayude.” Se rieron los otros empleados.

“Eso es verdad. ¡Sólo sé agradecido, Demonio Destructor de Culos!” Liu Feng escupió y se unió al resto.

“No digas que me conoces.” Han Hao encontró la oportunidad de susurrarle a Han Sen y volvió a reírse con sus amigos.

Los clientes estaban haciendo progresos increíbles. Al principio, necesitaban algo de ayuda, mientras que pronto se volvieron mejores y pudieron cazar algunas criaturas primitivas bastante difíciles una a una. De hecho, las escuelas de lujo tenían grandes docentes.

Aquellos que estaban en la educación pública no se atreverían a cazar criaturas primitivas solas sin experiencia previa.

Iba tan bien que todos bajaron la guardia. Cuando los clientes cazaban tres bestias moteadas primitivas, una de las bestias que se hacía la muerta atacó a un joven cliente cuando este se acercó.

Han Hao y los demás no se lo esperaban y la bestia manchada estaba demasiado cerca del cliente como para que lo auxiliaran. En un instante, las garras de la bestia moteada estaban en el delicado cuello del joven.

El joven cliente estaba horrorizado, lamentando no llevar puesto su casco de aleación. Pero era demasiado tarde para eso. Todo el mundo gritaba horrorizado.

* ¡Whoosh! *

Una flecha pasó frente a la cara del cliente y golpeó a la bestia moteada en el ojo izquierdo. La bestia gimió y cayó al suelo.

Han Hao y el resto se abalanzaron sobre la bestia manchada y cortaron su cadáver en pedazos.

“Demonio Destructor de Culos, ¿por qué disparaste la flecha? ¡Casi lastimas a Qing!” Liu Feng se giró y reprendió a Han Sen.

Otras personas lo siguieron, criticando a Han Sen. Estaban secretamente avergonzados, pero en vez de reflexionar sobre sus propios errores, decidieron culpar a Han Sen. En su opinión, Han Sen acertó a la bestia por pura suerte, porque el Demonio Destructor de Culos nunca podría ser bueno en nada.

“¡Piérdete!” Yuan gritó de repente con su cara ensombrencida.

“¿Escuchaste eso Demonio Destructor de Culos? Yuan acaba de pedirte que te vayas.” Gritó Liu Feng.

“Te estoy diciendo que te vayas.” Yuan miró fríamente a Liu Feng. “Te pagué para que nos protegieras, ¿y qué hiciste cuando Qing estaba en peligro? ¡Nada! Y hasta trataste de culpar a la única persona que hizo su trabajo. Todos ustedes, lárguense, y no quiero volver a verlos.”

 

 


Anuncios

4 comentarios

  1. Hey me podrias dejar un link para seguirla leyendo en ingles por favor? Pero que sepas que me encanta tu trabajo cuando llegue el dia me lo leere completo en tu versión español

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s