Súper Gen Divino – Capítulo 33: Foro ‘Noche Polar’


¡Sorpresa!

, a que pensabais que esta semana solo os íbamos a traer un capítulo…que estaríamos de fiesta y no nos acordaríamos de vosotros.

Pues no, hemos trabajado y tendréis vuestra ración del “Destructor de Culos” semanal y quizás más.

 


Han Sen no se había alejado mucho para cazar estos días. Estaba solo, así que a menos que fuera a algún lugar a donde nadie iría, no era probable que encontrara criaturas mutantes o divinas antes que los grupos de Qin Xuan, Shen Tianzi o Shi Quange.

Han Sen se conectó a Internet y entró en un foro llamado “Noche Polar” cuyos miembros eran personas de diferentes planetas que actualmente luchan en El Santuario de Dios. Aquí, personas del mismo refugio podían intercambiar información y artículos. Aunque la Alianza tenía un sitio oficial similar, era mucho más fácil para la gente entrar en “Noche Polar” porque todo lo que necesitabas era un nombre de usuario. En el sitio oficial, necesitabas registrarte con tu identidad real.

Sin querer que nadie supiera su identidad, Han Sen fue a la sección del Refugio Armadura de Acero, donde había muchas publicaciones, mil o más al día.

Él revisó las publicaciones, la mayoría de las cuales eran para comprar o vender información, además de alguna petición de reclutamiento. Por ejemplo, los ricos gastarían dinero para contratar a algunas personas del mismo refugio para que fueran a proteger y ayudar a sus hijos.

Recientemente, la suerte de Han Sen había sido baja. No sólo no había podido encontrar criaturas mutantes o divinas, sino que tampoco había ganado espíritus de las bestias. Así que decidió trabajar por dinero.

Han Sen buscó durante un rato y vio un anuncio de trabajo que pagaba bien. Se sorprendió al ver que era Lin Beifeng quien lo publicó. Han Sen no lo había visto desde la última vez que se conocieron. No esperaba que él también publicara en el Refugio Armadura de Acero.

Lin Beifeng no sólo estaba reclutando hombres capaces, sino también haciendo ofertas por espíritus de las bestias y la carne de criaturas mutantes. Él solo quería buen equipamiento y estaba dispuesto a pagar por ello. La gente que respondía a su post eran principalmente espectadores. Después de todo, las exigencias para los espíritus de las bestias y las carnes mutantes eran tan altas que nadie podía venderlas fácilmente.

Han Sen buscó y rebuscó por otros posts y pronto encontró un trabajo satisfactorio.

Había varios jóvenes que acababan de entrar a El Santuario de Dios y contrataban a un hábil cazador para ayudarles a matar criaturas primitivas. El requisito era poder ocuparse de diez criaturas primitivas y protegerlos al mismo tiempo.

En una palabra, este era un trabajo de niñera. Observar a estos novatos luchar contra las criaturas primitivas y salvarlos cuando se encontraran en peligro.

Este trabajo no era difícil pero si bastante problemático. En términos generales, los experimentados no aceptarían un trabajo así. Pero estos jóvenes pagaban bien, diez mil por protegerlos cada día, y el contrato era de al menos medio mes.

Han Sen envió un mensaje de texto al número que habían dejado pero no dejó mensaje de voz ni envió una imagen de sí mismo. No quería que su información personal se filtrase, y por eso había elegido “Noche Polar”. Pudo haber entrado al sitio oficial, donde todo estaba regulado y protegido por la ley, pero tendría que firmar el contrato con su identidad real.

Después de un rato, recibió una respuesta, que decía que tenían que ver qué tan bien podía luchar antes de decidirse a contratarlo. Han Sen no tuvo ningún problema con eso y accedió a reunirse en un momento y lugar determinado en el Refugio Armadura de Acero.

Después de acordar reunirse, Han Sen no cerró la ventana sino que continuó explorando la sección de intercambios. Después de que su yueyachan fuera destruida, él había querido cazar para sí mismo un arma espíritu de la bestia, pero no había tenido suerte con los espíritus de las bestias en absoluto.

Han Sen no intentaba comprar un arma espíritu de la bestia, sino un arco y flecha de aleación hecha por el hombre.

Las armas de aleación alfa podían matar fácilmente a las bestias primitivas, pero no a las criaturas mutantes. Tampoco eran baratas, normalmente incluso eran más caras que las bestias primitivas.

Han Sen sabía usar la mayoría de las armas, pero había practicado mucho en el tiro con arco, ya que había planeado cazar solo a distancia antes de entrar en El Santuario de Dios. Pero olvidó algo. No podía permitirse ningún buen arco y flechas, y sin ellas, ni siquiera podía perforar la piel de ninguna criatura.

Ahora había ganado algo de dinero y le era posible comprar un arco de aleación y flechas. Quería empezar a cazar con arco. Después de todo, era una forma segura y poderosa de cazar.

Lo más importante era que, en El Santuario de Dios, sólo quien daba el último golpe tenía la oportunidad de ganar el espíritu de la bestia. Y el tiro con arco debía estar entre los tres mejores métodos en lo referente al potencial de ganancias inesperadas.

El tiro con arco requería de un entrenamiento especial, por lo que la mayoría de las personas preferían espadas y cuchillos. No había muchos mensajes sobre vender arco y flechas.

Han Sen intentaba ahorrar dinero, así que quería comprar equipo de segunda mano. Los arcos de aleación alfa costaban más de un millón, lo que era demasiado caro para él.

El lado positivo era que debido a la impopularidad del tiro con arco, tampoco había muchos compradores. Han Sen se fijó en un post de hacía siete días escrito por alguien que estaba a punto de ir a la Segunda Zona de El Santuario de Dios y planeaba vender todas sus pertenencias. Todas las cosas se habían vendido excepto un arco y seis flechas de aleación.

“¡Un arco de la serie Black Vader y flechas de la serie Saber!” Han Sen había practicado tiro con arco por un tiempo y había estudiado cuidadosamente todos los tipos de arcos y flechas.

Para fabricar armas, la aleación no tenía que ser necesariamente la más rígida, porque si era demasiado rígida, el filo podría astillarse. Sin embargo, la aleación dura no se desgastaba fácilmente.

Los arcos y flechas no eran una excepción. Se usaban tres tipos de aleación en un arco de Black Vader. Dos se mezclaban para hacer el arco en sí para garantizar su flexibilidad y rigidez al mismo tiempo. Y la aleación utilizada en la fabricación de la cuerda era aún más especial, sus métodos de fabricación estaban monopolizados por unas pocas empresas interestelares productoras de metales.

La serie Black Vader era una serie clásica de arcos de aleación y los precios eran desorbitados. El más barato, Arco del Peregrino, costaba dos millones, sin flechas ni carcaj incluidos en el precio.

 

 


Anuncios

Un comentario

  1. Ooooh! No esperaba que nuestro destructor de culos fuera un arquero… Pensaba en un luchador cuerpo a cuerpo
    Pd. Muchisimas gracias por este capitulo sorpresa!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s