Elemental Brotherhood: Capitulo 15


Hola nuevamente chicos, ya estoy aquí para dejarles un nuevo capítulo de la novela.

Primero que todo desearles un feliz año nuevo y de verdad deseo que tu, lector, tengas un buen año 2018 lleno de exito, y espero que en los momentos mas dificiles de este nuevo año logres pararte y salir victorioso.

Lamento enormemente mi larga ausencia pero surgieron dos situaciones, cada una complicada a su forma. La primer es completamente personal así que discúlpenme si no doy más explicación, pero la segunda es una buena noticia para la novela.

Durante estos días se ausencia estuve trabajando en conjunto con mi editor y quiero dejar con ustedes el trabajo que realizamos en poco menos de dos semanas de planeación y creación, no les diré mas hasta que lo vean por ustedes.

También a modo de disculpas en vez de subir un solo capitulo les dejare un PACK así que espero les guste, lo último que salga de este conjunto de capítulos es la sorpresa que les traigo.

Como siempre les recuerdo que todas las fallas que vean en la novela, ya sea en escritura o cualquier otra cosa, pueden hacérmela saber en la casilla de comentarios, recuerde que lo subido por mi aquí es el borrador y no la versión final corregida así que debe tener errores en varias partes.

Sin nada más que decirles les dejo su pack y esperen lo del final 😀


 

-Compromiso y amenaza I-

 

Ya encaminándome al poblado costero volví a acercarme al mar para poder ver si se divisa la cueva pero no logre divisar absolutamente nada. Convencido de que era porque la cueva estaba demasiado lejos de la costa pensé en adentrarme un poco en el agua sin pasar desde un límite seguro, para así sumergirme unos segundos y tener una visión más amplia por debajo del agua.

Al tocar el agua mi collar empieza a reaccionar brillando de forma muy extraña.

Akusa: debe estar cerca, de otra forma seguramente el collar no mostraría esta señal.

Guiado casi de forma automática por lo ocurrido entré a la masa de agua y me sumergí por un instante, al principio no logré ver nada pero allá a lo lejos logro percatarme que algo está brillando, seguramente son las ruinas que estas resonando con mi poder y collar.

Akusa: si la cueva en su nombre incluye la palabra “submarina” es porque debe estar bajo el agua, que básico y esperable.

Estoy muy feliz por saber que la cueva si esta en este sector e inmediatamente pensé por un segundo una forma de llegar hasta ahí, pero en vez de llegar a una conclusión mi mente vuela y pienso en algo totalmente diferente.

Akusa: ahora que lo pienso la última vez que lo vi brillar el collar fue cuando llegamos a este mundo, quizás esta cosa me indique hacia donde tengo que ir en los momentos cuando estoy perdido o no sé qué hacer, si vuelve a pasar una vez más daré esta teoría como sólida.

Aunque la haya encontrado sería mejor no ir en este momento, estoy algo cansado y también necesito suministros, me acercare al pueblo pesquero a comprar alimentos, agua y buscare un lugar donde dormir, ya mañana poder volver a este lugar.

“Decidido de momento”, esa es mi forma de hacer las cosas y nunca me he equivocado. Me encaminé rápidamente al pueblo mientras que con mi magia saco el agua de la tela de mi ropa para secarme.

Una vez que llegue al pueblo compro las cosas que necesito y me voy a una posada, no importa que tan bonita, solo necesito una buena cama para descansar.

Ya descansado por la mañana del cuarto día vuelvo al lugar donde había estado anteriormente. Realmente no me importa la gente de aquí ni lo que pase con ellos pero me atendieron muy bien en la posada así que por respeto a ellos me aleje del pueblo para hacer esto, no sé qué es lo que pasara al intentar entrar a la cueva submarina y dependiendo lo que suceda tendré que tomar una rápida decisión, incluso una un poco destructiva para el entorno.

Ya parado frente a la costa me acerque nuevamente al agua decidido a ir a la cueva submarina pero me sorprendió un acontecimiento que no ocurrió ayer.

Al caminar en dirección al mar este se comienza a abrir formando un camino al estilo moisés, con la diferencia que al entrar al mar el agua detrás mío se empieza a cerrar y luego me cubre dejando un espacio limitado de movimiento. Si me miraran desde fuera seguramente pareciese que estoy dentro de una gran burbuja caminando por el fondo marino.

Akusa: esto debe ser por el collar, de otra forma no sabría explicarlo, mi control de la magia me permite hacer esto pero aun no tengo el suficiente dominio sobre mi energía elemental para mantenerlo tanto tiempo y a tan gran tamaño.

Que fastidio, de solo pensar que para llegar a esto necesito entrenar mucho más me causa rechazo y me debilita las ganas de seguir aquí, espero salir pronto de este mundo y volver a mis pacíficos días.

Decidido por esto último caminé rápidamente hasta el lugar donde estaba el brillo que observe ayer.

Transcurrió poco tiempo desde que entre al agua pero ya estoy logrando llegar a la entrada de la cueva, la que se encontraba entre unas roquerías, esta magia me permite caminar por el fondo marino y de verdad me ha facilitado las cosas.

Aunque al principio tenía el temor de no saber dónde estaba la cueva, logre divisar una entrada entre las roquerías fácilmente, me atrevería a decir que más que verlo logre sentirlo, es una sensación rara que me tiene algo confundido.

Akusa: ahora que encontré la cueva debo buscar al Kraken o lo que sea que llamen así para poder largarme de este lugar.

Tomé el camino de la cueva y caminé durante aproximadamente una hora hasta llegar a una especie de cuarto grande formado por las mismas rocas de las paredes. Al final se lograba reconocer la estatua del Kraken que custodiaba una especie de palo, supongo que ese es el báculo.

Me acerque un poco con la intención de ver si realmente es lo que he venido a buscar pero al levantar la vista veo que hay una piedra azul perfectamente redonda justo en la frente de la estatua. No le di mayor importancia, me acerque un poco más y como dándome la bienvenida al dar unos pocos pasos más esa esfera comenzó a brillar intensamente.

Akusa: al fin la encuentro, que flojera más grande el tener que hacer todo esto, al fin poder descansar.

Veo la estatua y lo primero que se me viene a la mente es que el Kraken está petrificado o que siempre fue una estatua. Suponiendo que la piedra es un conjunto con el palo así que me acercare a tomarla.

Al estar más próximo al lugar veo que más que un palo es como un mango muy largo, como una empuñadura donde debo poner la gema que está en la frente de la estatua. El báculo en sí mismo es muy bello y tiene detalles muy bien logrados, más que un arma parece una obra de arte, esta clase de cosas no me desagrada para nada.

Como si algo me empujara a actuar rápido me acerco, tomo el bello báculo sin punta y quedo mirando la joya brillante.

 

Akusa: debo ir a buscar esa piedra que está brillando y volver al monasterio rápidamente.

Y pensar que por esto se armó tanto escándalo, que fastidio. Solo era esto lo que tenía que hacer y Fred le dio más importancia diciendo que era importante aprender técnicas y magia, para lo único que sirvieron fue para tratar con esos estúpidos que trataron de robarme en el camino hacia acá.

Antes de moverme alce la viste y pude ver que la gema brillante estaba rota, le faltaba una parte lo que le daba la apariencia de una bola de vidrio quebrada.

Mirando ese detalle en la joya me dirige hacia el Kraken o la estatua de este, al dar el primer paso pasando el pedestal del báculo la estatua se comienza a destruir, emitiendo a la vez destellos de color azul. Perdí mi línea visión un segundo, y para cuando la recupere me di cuenta que la estatua del bicho gigante había cobrado vida y por lo que veo no parece tener ganas de jugar.

Ahora sí que la he jodido, no parece un pulpito con el que se pueda entablar una conversación, ni siquiera parece ser muy inteligente como para hablar.

Kraken: mil años han pasado desde que me despertaron por última vez, por lo que pregunto en este momento, ¿Quién es el que me despierta de mi largo sueño?

Akusa: yo soy Akusa, un adepto de agua que viene a buscar su arma.

El Kraken recién despertado me mira por un segundo y luego vuelve a hablar, lo que pensé que era imposible por su apariencia, me equivoque completamente con él.

Kraken: solo con decir eso no basta para ser el poseedor de esta arma y lamento decirlo pero me basta con una mirada para darme cuenta de lo básico que eres, además de no mencionar que por tu frecuencia mental puedo ver que tampoco sabes usar tus poderes debidamente.

¿Acaso este bicho es un esper?, hablando de frecuencia mental solo me da la impresión de que es un charlatán y su tono majestuoso y superior al hablar realmente me irrita.

Akusa: ¿tu estas seguro de que estabas dormido?, te basto con abrir los ojos para saber la cantidad de tiempo que ha pasado.

Kraken: yo soy un ser de clase épica ligado a un dios, puedo saber cosas así fácilmente.

Akusa: bueno, entiendo.

Dejemos eso de lado, mejor será que nos pongamos manos a la obra y  cumplamos con el objetivo del viaje.

Akusa: ¿qué debo hacer para demostrarme a mí mismo y tomar el estúpido báculo de una buena vez?, quiero largarme de aquí rápido, ya me estoy fastidiando.

Kraken: primero tendrás que derrotarme, solo así demostraras ser calificado como un guardián.

El pulpo hizo una pausa totalmente innecesaria para mi gusto, solo le tomo un par de segundos volver a hablar.

Kraken: veo que no son tus deseos el estar aquí pero si quieres volver a tu mundo tendrás que cumplir de igual forma con los designios que los dioses te han impuesto, supongo que ya sabes eso.

Akusa: por supuesto que no es mi deseo, ¿Qué pensarías si de pronto una panda de locos te movieran de tu hogar solo para meterte en una estúpida guerra ajena?, solo los idiotas y los fantasiosos protagonistas de mangas y novelas pensarías que esta situación es genial, realmente es tan estúpido todo esto.

Kraken: aun así deberás pelear conmigo con todo tu entusiasmo y talento, de lo contrario aquí encontraras tu muerte y no volverás nunca a tu mundo, aunque en realidad no sería muy diferente morir aquí que allá, tu condición no te dejaría vivir mucho más en tu mundo, el estar aquí tampoco es tan malo para ti.

Akusa: no digas cosas innecesarias.

Este estúpido calamar al parecer sabe de mi enfermedad, pero está diciendo algo un tanto incomprensible, no entiendo porque dice que es beneficioso para mí estar acá, será acaso que…

Akusa: Explica lo que dices.

Kraken: innecesario, ya llegaras a una conclusión.

¿Acaso este bicho raro puede leer la mente?, me intriga que todas sus respuestas calcen con lo que pienso. Si fuese así que gustaría ver que diría si trata de leer la mente de un idiota sin cerebro ni pensamientos como Kay.

Kraken: si puedo leer la mente y no me interesa conocer a tu amigo.

Me sorprende que pueda pero ya me lo estaba empezando a imaginar aunque su respuesta fue algo evasiva, ¿no quiere conocer a mi amigo o no quiere conocer a un idiota?, realmente me vale lo que piense de todas maneras pero ahora veo que no soy el único alérgico a la estupidez humana.

Kraken: ¿aun crees que puedes vencerme?, te lo advierto, será mejor que te preparas si no quieres que este lugar sea tu tumba, estés listo o no comenzare a atacarte.

Akusa: no dejare que eso ocurra, hare que te arrepientas de mirarme en menos y me entregaras  el arma ya sea por las buenas o por las malas, maldito pulpo, ya veremos quién es el que ríe al final.

Kraken: veremos quien se arrepentirá al final de esto.

El Kraken levanta dos de sus tentáculos y me ataca, logre esquivar el ataque de uno pero soy golpeado por el otro y fui azotado contra una muralla.

Kraken: ¿eso es todo lo que puedes hacer?,  no eres digno de llamarte adepto,  ni siquiera hablare de dominar el agua, eres una vergüenza para los dioses.

Akusa: basta de hablar pulpito que esto aún no termina. No he perdido el tiempo desde que llegue aquí así que ahora tengo al menos un poco de dominio sobre este elemento y es lo suficiente para acabar contigo.

Con mis manos forme y lance navajas de agua a muy alta presión cortando uno de los tentáculos del Kraken.

No era un movimiento que me haya enseñado Fred pero con el pasar del tiempo siento cada vez más mío este poder, me da la impresión de que me dijera que puedo o no puedo hacer y las posibilidades son cada vez más ilimitadas.

Kraken: veo que sabes usar tus poderes a pesar de que son mediocres pero aun te falta si quieres salir con vida de este lugar. Aun así apoyo lo que piensas, para un Ark las posibilidades son ilimitadas.

El Kraken congela uno de sus tentáculos y lo golpea contra el techo haciendo que caigan miles de estalagmitas afiladas desde arriba.

Akusa: yo también se usar el hielo, veremos quién es mejor.

Puse mis antebrazos frente a mi cara cruzados y rápidamente forme un escudo de hielo sobre mi cabeza mirando hacia el techo, el que me protegió de los afilados pinchos arrojados.

Hace un tiempo me estoy preguntando porque cada vez que uso magia aparece un círculo mágico independiente de lo que haga. Pensé que los círculos mágicos solo se formaban al recitar un conjuro y ya que nosotros como Arks no los necesitamos tampoco debería haber uno.

 


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

 

Anuncios

2 comentarios

    • Muchas gracias por tu ayuda, el error ya esta corregido, seguramente tenia hambre que me comi una palabra mientras publicaba el capítulo xDD

      La frase completa es “pero aun no tengo el suficiente dominio sobre mi energía elemental”

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s