Infinite Competitive Dungeon Society: Capítulo 37


Traductor: Aoisorabluesky

Editor: Fixer-san


Desde Hoy, Soy Oficialmente un Explorador (3)

[10,000 oro es distribuido entre los miembros del grupo. Recibiste 1667 oros.]

[Las recompensas se distribuirán en orden de contribución.]

[Kang Shin-nim tiene la mayor contribución. Escoja su recompensa.]

[1. Lanza Plateada del Caballero Lagarto
2. Poción Mediana
3. 1,000 oro
4. Poción de Mana Rango Medio
5. Cuchillo de escamas
6. 1,500 oro]

Mirando a la lista de recompensas, me quedé sin palabras. ¿Podía ponerse peor?

Aunque tenía mala suerte a cada rato, hoy fue demasiado. ¿Era por el estúpido movimiento de Ren en el medio? Porque yo estaba interesado en cual “medicina” soltaría el Caballero Lagarto, no podía evitar sentirme decepcionado. Al final, cogí la Lanza Plateada del Caballero Lagarto.

Había estado queriendo remplazar mi Glaive del Lord Orco. No podía seguir atormentándola. Era tiempo de usar una lanza que coincidiera con mi nivel.

Lanza Plateada era ciertamente una buena lanza. Estaba hecha de algún tipo de metal plateado y era muy dura. Aunque no era tan larga como la que usaba el Caballero Lagarto, seguía siendo de 3 metros de largo y tenía un muy buen grosor.

La hoja en la punta de la lanza parecía lo suficientemente larga como para ser usada para cortar, y la punta era especialmente afilada. La amo. Ya sea en función o apariencia, me satisfacía completamente.

A diferencia de la Glaive del Lord Orco, el momento en que sostuve la Lanza Plateada, apareció un mensaje.

[Al equiparte la Lanza Plateada del Caballero Lagarto, tu fuerza y destreza aumenta en 2. El titulo Dominador del Caballero Lagarto otorga otros 3 a fuerza y destreza.]

Así es. ¡Ya era tiempo de que las armas tuvieran efectos como este! Con una sonrisa satisfecha, miré alrededor a los miembros de mi grupo.

No había una atmosfera feliz como esperaba. Usualmente, cuando derrotaba al Jefe de Piso, todos estaban felices sin importar que tan grande pérdida hubieran sufrido. Sin embargo, los miembros del grupo parecían enojados. También estaban mirando a Ren.

—    ¡Gente murió porque Ren-nim hizo cosas innecesarias!

—    Tus puntos de contribución deben haber sido cortados también.

—    ¡Príncipe Heredero-nim estaba perfectamente bien por su cuenta! ¡Por culpa de la carga de Ren-nim, Príncipe Heredero-nim tuvo que cancelar su habilidad!

—    Jaa, es por esto que no puedes agruparte con gente del continente Panan.

—    Lo siento. Todo es mi culpa. No tengo excusas.

Ah, entonces era eso. Sonreí. Los exploradores de mazmorra también eran personas. La mayoría de ellos no hizo nada para contribuir al asalto, y se sentían molestos por dentro. Era un caso de complejo de inferioridad.

En esa situación, sin embargo, alguien que era peor que ellos apareció: Ren. Aunque era entusiasta y apasionado, sus acciones casi llevaron a que el grupo fuera masacrado.

Estas personas solo querían ganar autosatisfacción al confirmar que había alguien que era peor que ellos. Estaban diciéndose a sí mismos que eran mejores que esa persona. Que ellos tenían mejores cualificaciones.

Era verdaderamente risible.

Lo que de verdad me sorprendió fue Ren. A diferencia de su feroz temperamento que mostró en batalla, reconoció completamente sus faltas y estaba inclinando su cabeza en señal de disculpa. Aunque no era particularmente elogiable, la mayor parte de las personas en su lugar estallaba en ira en lugar de disculparse. Me dejó una impresión favorable. Ya que yo también pensaba diferente, decidí entrometerme.

—    Lo siento. Debí haberles dicho a todos acerca de las habilidades del Caballero Lagarto. Por culpa de mi arrogancia de que podía detenerlo fácilmente, me olvidé. Es mi culpa. Me disculpo.

—    ¡N-No! ¡Príncipe Heredero-nim lo hizo fantástico dadas las circunstancias!

—    Ren-nim, te das cuenta que Príncipe Heredero-nim está tratando de cubrir tus errores, ¿cierto?

—    Kuk… me disculpo, su alteza Príncipe Heredero.

—    No, yo no soy un príncipe heredero. ¡No me trates tan naturalmente como si fuese de la realeza!

Gracias a mí, los miembros del grupo que estaban regañando a Ren se calmaron y se fueron con sus recompensas. Aun cuando Ren hizo la gran contribución de casi cortar la cola del Caballero Lagarto, debido a un error crucial que llevó a los miembros del grupo a sus muertes, su contribución final fue la más baja. Por eso, sostuvo una Poción Mediana y tenía una melancólica expresión. Poción Mediana… Yo había cogido eso una sola vez…

Ren apretó la mano que sostenía la Poción Mediana y murmuró mientras temblaba.

—    Maldición, cada vez que entro una batalla, yo… ¡!

—    Puedes pensar calmadamente en situación normales, pero te haces impulsivo en batalla, ¿cierto?

—    ¿Eh?

Ren me miró con ojos en blanco.

—    Quieres desafiar aun cuando sabes el sabor de la derrota. Quieres sobrepasar a aquellos más fuertes que tú. Porque no quieres perder, te esfuerzas, e incluso alardeas. Aun cuando terminas convirtiéndote en un desastre y te sientes que te oídas a ti mismo, no puedes parar de hacerlo otra vez.

—    ¡A-Así es! ¿Cómo supiste?

—    Eso es simple.

Una vez fui igual. Respondiéndole con eso, le sonreí a Ren. Emocionado, Ren saltó hacia mí.

—    ¿C-Como puedo arreglarlo?

—    Eso es aún más simple. ¿Quieres arreglarlo?

—    ¡Por supuesto! Soy la única esperanza del continente Panan. Ya sea por aquellos que murieron o por Sir Lebuik que escogió convertirse en un explorador de mazmorra antes que los demás jóvenes talentosos, ¡Tengo que hacerme más fuerte!

—    Ya veo. Me gusta tu determinación. Creo que puedo ser de ayuda.

Yo también quería uno, jeje. Con todas las nuevas habilidades que había reunido, quería organizarlas. Aunque luchar contra monstruos era bueno, darle una paliza… quiero decir, practicar con alguien fuerte también era bueno. Asentí mi cabeza en señal de satisfacción y saqué la Lanza Plateada que acaba de conseguir.

—    Muy bien, lucha primero conmigo. Entonces encontrarás tu respuesta.

—    ¡Ooooh! ¡Gracias, gracias! ¡Príncipe Heredero de verdad es diferente!

—    No realmente. No me agradecerás por mucho tiempo.

—    No ¡Te lo agradeceré desde lo profundo de mi corazón!

De verdad que no lo harás. Incluso mientras murmuraba eso, sonreí amablemente. Y así, obtuve un fuerte saco de aren… Quiero decir, un compañero de práctica.

 

*****

 

— Te odio.

Ren, quien estaba colapsado en el suelo, escupió con malicia. Todavía estaba vivo, sorprendentemente. Sorbiendo el Jugo de Recuperación de Fatiga de Loretta, le respondí.

—    Te lo dije, no me lo agradecerías por mucho tiempo.

—    ¡Pensé que de verdad me matarías!

—    Sin intención asesina en tu lanza ¿Cómo puedes esperar que tu enemigo se esfuerce?

Puse un Jugo de Recuperación de Fatiga en la boca de Ren también. Ren comenzó a tragárselo inmediatamente.

Loretta, quien estaba observándome en blanco desde un lado, preguntó.

—    Cliente ¿Sabes que no puedes deshacerte de los cadáveres en mi tienda, cierto?

—    Todavía no está muerto, no te preocupes.

—    ¡Coff!

Rem escupió el jugo que estaba bebiendo. Era una broma… pero Ren parecía haber pensado otra cosa. Me agaché al lado de Ren.

—    ¿Entonces? ¿Te sientes mejor después de la práctica?

—    ¿Eh?

—    Me estabas atacando con actitud de hazlo o muere justo ahora, pero ya no más.

—    Eso porque ya no tengo energía.

Esta jadeando como si estuviera a punto de morir. Sin embargo, sus ojos estaban ardiendo incluso ahora. Me agradaba. Él es igual a mí.

—    Entonces estás diciendo, que una vez que recuperes tu  energía, me atacarás otra vez.

—    Así es. De verdad que no puedo hacer nada con respecto a mi instinto competitivo.

—    No te preocupes. Pronto estará arreglado. Dale un mes.

—    Ese es un número bastante específico.

—    Ese es el tiempo que a padre le tomó arreglar mis malos hábitos.

Con una sonrisa refrescante, le respondí a Ren mientras recordaba los viejos días. Fue cuando tenía 14 años. Acaba de dominar una competición amistosa contra los herederos de otros clanes de artes marciales y me estaba sintiendo excesivamente confiado. Creía que no había nadie que no pudiera derrotar. También fue el tiempo cuando fastidiaba a padre para que me dejara convertirme en un explorador de mazmorra.

Todavía lo recuerdo claramente. Padre se rió, y mirando al cielo murmuró: “entonces ya es tiempo para ti también”.

Esa tarde, tuve una práctica con padre. Me dio una paliza hasta dejarme inconsciente. De verdad. Desde la cabeza hasta los dedos de los pies, el único lugar que su lanza de madera no tocó fueron mis testículos. Sintiéndome rencoroso, lo desafié una y otra vez, como una polilla a una llama. Padre no me llevó fácil porque fuera su hijo y me dio una paliza de verdad. Él era realmente infantil en ese aspecto.

Eso continuó durante un mes.

—    Y durante ese mes, aprendí a no cargar hacia el enemigo directamente, sino tomarme mi tiempo y analizar al oponente. Aprendí como esperar por una apertura para golpear, y aprendí que siempre era mejor ir por la abertura en la defensa que luchar de frente.

Aparentemente las personas de mi linaje siempre tienen una fase en donde nuestra fuerza se nos sube a la cabeza. Durante este periodo, quien sea que fuere nuestro maestro tenía que darnos una paliza para disciplinarnos. Debido a que los maestros nos golpeaban mucho, fue llamada la fase de las palizas.

La primera vez que escuché a padre hablar de la fase de las palizas, sentí que tenía tremendo sentido. Sin embargo, Loretta que estaba escuchando desde un lado parecía no estar de acuerdo.

—    El padre de cliente es de verdad estúpido. Nunca creí que pudiera haber una persona más estúpida que cliente en el mundo…

—    De tal padre tal hijo…

—    Ren, si estás lo suficientemente recuperado como para decir disparates, deberías estar listo para una segunda ronda. Ah, vamos a por otro asalto al Caballero Lagarto en una hora también.

—    ¿Eh? ¿Asalto? ¿Cómo?

Ren inclinó su cabeza y preguntó. Estaba a punto de preguntarle por qué hacía una pregunta tan estúpida, pero me di cuenta que Ren de verdad no sabía acerca de los tiques de batalla. Cuando miré a Loretta, ella respondió la pregunta de Ren.

—    Cliente, ¿Deseas volver a luchar contra el Caballero Lagarto?

—    ¿H-Hay una forma de hacer eso? ¡Por supuesto que quiero! Soy Ren de Panan. ¡Si no tomo venganza del Caballero Lagarto, ya no lo seré más! ¡Solo puedo hacerme más fuerte si lo supero!

—    ¿Qué tal, Loretta? Parece tener los requisitos de los que estuviste hablando.

Eso es lo que me agradaba de él en primer lugar. Su naturaleza feroz que era diferente a la de otros exploradores de mazmorra. Por supuesto, si no pensara que tuviera talento, solo hubiera pensado que era estúpido.

Cuando le pregunté a Loretta con un guiño, se le enrojecieron las mejillas y evitó mi mirada. ¿Eh? ¿Hice algo mal ahora mismo? [NT: 7u7…]

—    K-Kujum. Bien. Aunque no cumple bien con mis estándares, ya que clie… ya que Shin-nim está con él, se lo venderé.

—    ¿Vender? ¿Vender qué?

Ren inclinó su cabeza y preguntó con una expresión inocente. Loretta brilló al sacar un puñado de tiques de batalla. Entonces, como siempre, dijo sus líneas de venta.

—    ¡Los Tiques de Batalla contra los Jefes de Piso! ¡Te permiten superar el límite de una vez al día por lucha y volver a desafiar a los Jefes de Piso! ¡Si lo compras ahora, puedes obtenerlos por 4,000 de oro cada uno! ¡Solo 4,000 de oro, cliente!

¡Estafadora!

 

 

 

 


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

Anuncios

Un comentario

  1. Señoras y señores, eso si que es un prota!
    “De verdad que no lo harás. Incluso mientras murmuraba eso, sonreí amablemente. Y así, obtuve un fuerte saco de aren… Quiero decir, un compañero de práctica.”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s