Everyone Else is a Returnee: Capítulo 113


Último capítulo de parte mía. Sí, lo sé. No hice mucho, ¿cierto? Bueno, la verdad me avergüenza decir que soy medio lento cuando mi único medio para traducir es un iPhone, ¿saben? xd
En fin, me alegra haber participado en este pack y espero que les haya gustado. Puede que vean noticias mías en el siguiente anuncio que Oscar publique sobre su retiro. Bueno, no tengo nada más que decir.

Disfruten.

Traductor: Absolute


Soy el Amo de Sus Vidas (5)

 

La gente, habiendo aceptado la explicación de Yu IlHan, se tranquilizó. No, más que aceptarla, ellos dedujeron que sería mucho más seguro usar a esos tipos de la manera en que  intentaron utilizarlos a ellos en vez de contraatacar imprudentemente..

“Es un gran dilema. Incluso sería insuficiente reunir a todos los usuarios de habilidad repartidos por el mundo. ¿Entienden lo que digo?”

Yu IlHan expresó su opinión a la Alianza del Frente y a los otros clanes que intentaban crear lazos con ellos a través de este incidente.
Todos, habiendo entendido que este era un gran momento en que Susanoo preguntaba por sus opiniones en vez de encargarse de todo por sí solo, asistieron sus cabezas.

“No tenemos mucho tiempo, así que por favor den sus opiniones de sobre cómo deberíamos prepararnos de manera eficiente para ir en contra de nuestros ‘enemigos’.”
“Creía que no eras humano, pero ahora que nos preguntas algo frente a frente, se siente un poco extraño.”

La maestra de clan Carina Malatesta, de Magia, que no parecía tener mucha hostilidad hacia Susanoo a diferencia de Michael Smithson de los Caballeros de Metal, escogiéndose de hombros, dijo eso.
Siguiendo adelante.

“La parte de mayor importancia es restringir el área del campo de batalla. Aunque lamento mucho decirle esto a la maestra de clan del Clan Dios Rayo, es necesario aislar un gran área para así evitar que el daño se esparza aunque incluso los enemigos llegasen a escapar de nuestra formación. Lo peor que podría pasar es que los enemigos se retiren a una montaña o algo así.”

Cuando Yu IlHan dirigió su mirada a Kang MiRae que acababa de escuchar esas palabras, ella asintió firmemente mientras levantaba su celular.

“Usaré todo el apoyo que pueda conseguir. Así podría llegar a ser posible. Sin embargo, desearía poder contar con un poco de la ayuda de otros países. Aislamiento físico no significa nada. Necesitamos suficientes usuarios de habilidad para rodear todo Seoul.”
“No debería haber algún idiota que no envié a sus usuarios de habilidad en este caso, Srta. Kang. Por supuesto, puedo garantizarle a usted que nosotros, la Inglaterra, llegaremos a tal acuerdo.”

Ese fue Michael Smithson. A pesar que él parecía un idiota cuando él era irritantemente persistente sobre mantener a los monstruos en un solo lugar para poder matarlos pese a no contar con ninguna capacidad ofensiva, parecía ser que al menos tenía cordura.
Era gracioso cómo él seguía mirando a Yu IlHan, pero Yu IlHan en sus adentros tuvo una mejor impresión de él.

“Ned deberá arreglar el entorno del campo de batalla. Y pese a que ya logramos un área lo suficientemente amplia, aún no es suficiente, así que hay que apurarse. Es más, hay demasiados obstáculos.”
“¿La evacuación de los civiles se completó? Oh, si es posible, me gustaría al menos saber una de las debilidades de esos monstruos lobo.”
“Al principio pensaba que no iban a funcionar, pero atacar usando pesas funcionó también con seres de 3ra clase, al menos hasta los del nivel 130. Y como ahora los estos removiendo, no creo que haya problemas si colocamos bombas en esos edificios de gran altura y usarlos como defensa.”

La mayoría de los que estaban aquí eran los representantes de una facción, así que encajan perfectamente con el papel de crear contramedidas.
Bajo la condición que tenían que luchar junto a un grupo de monstruos inclusive cuando ellos tenían que luchar contra el resto de monstruos, ellos empezaron a crear métodos para reducir al mínimo las bajas humanas y traer consigo la victoria.

Las personas no terminaron sólo con esas palabras. Del momento en que muchas sugerencias eran aprobadas por muchos, éstas eran Sacadas a la luz una a una. Los altos mandos de mundo ya estaban informados de este dilema. Incluso las facciones de usuarios de habilidad, que se habían limitado a ver, y la milicia empezaron a moverse.

“¿Pero…?”

Preguntó Kang HaJin a Yu IlHan.

“¿Qué hará usted? Aunque es vergonzoso para nosotros decirlo, puede que lleguemos a necesitar nuevas tácticas de acuerdo a cómo usted se movilice.”
“Por lo que escuché, las fuerzas de nuestros enemigos son de 130 mil, entre ellos 30 mil seres de 3ra clase y 6 seres de 4ta clase.”

La respuesta de Yu IlHan dejó sin habla a Kang HaJin.
Yu IlHan soltó una pequeña risita. Si le dijera cuántos dragones de 4ta habían en Dareu, puede que él llegue a desmayarse y morir.

“Para que tengan una referencia, la escala de nuestros aliados —excluyendo a aquellos que aniquilamos— es de 50 mil. 13 mil seres de 3ra clase y 2 seres de 4ta clase incluyendo al guardia real que está ahí.”
“Oh por Dios.”

Todas las personas que estaban moviéndose de un lado al otro para poder solidificar sus tácticas colapsaron en el lugar después de escuchar la diferencia de su poder de fuego.
Bueno, las fuerzas humanas tenían un número mucho más grande que eso, pero las personas aquí sabían muy bien lo destructivamente diferente que podía llegar a ser cada clase.

¡Especialmente las 4ta clases, habiendo experimentado ya como uno casi destruye la región Kantou!
¡Y esa era la razón por la cual los humanos no atacaron a los monstruos lobo cuando estos se detuvieron al unísono!

“Yo iré al otro lado.”

Como tal, la declaración de Susanoo sonaba como si sus vidas ya estaban a salvo.

“Para poder evitar que los seres de 4ta clase pasen a este lado del portal. Estoy pensando en acabarlos por mi mismo allá.”
“…”

Gracias a la fría y firme declaración, Kang HaJi exclamó.
Kang MiRae no pudo escucharlo ya que ella estaba gritando órdenes mientras se movía de un lado a otro, pero Na YuNa, que estaba al lado de él, sí lo escuchó y estalló de risa.

“¿Es así…?”

Takagaki Asuha, la maestra de clan del Clan Dragón Mágico, asintió calmadamente, en vez de imitar a Kang HaJin, y preguntó.

“¿Pero cuando dices 4ta clase, estas incluyendo a ese?”
“Por supuesto.”

Al que ella apuntaba era el capitán de la Guardia Real, Flemir. Yu IlHan, que estaba satisfecho con ella al haber señalado un punto importante de inmediato, asintió mientras sonreía.

“Jamás serán capaces de poner un pie sobre la Tierra.”
“Estamos al límite. ¡Empezarán a salir dentro de poco!”
“Entonces, gente, por favor empiecen.”

Declaró Yu IlHan de manera corta antes de moverse inmediatamente. Antes que nada, él entregó al Yumir que tenía en sus brazos a Liera y le preguntó a ella.

“No tienen problemas si sólo vas volando por ahí con él en tus brazos, ¿verdad?”
[Por supuesto, soy una 6ta clase. Aunque la interferencia directa es imposible, no hay problema con protegerme a mi misma.] (Liera)
“Bien, entonces Yumir…”

Yu IlHan le asintió a Liera, quien declaró eso firmemente, y bajó su mirada a Yumir. Se estaba preparando para disparar magia en cualquier momento mientras ordenaba el maná que reunió durante las múltiples subidas de nivel de antes.

“No guardes maná, mátalos a todos. Si esperas aquí pacientemente, entonces papá volverá en poco tiempo.”
“¡Sí! ¡Los mataré a todos!”

Tal fue la conversación entre un recién nacido con menos de 24 horas de vida y su padre.

Siguiendo adelante, él dirigió su mirada a los elfos. Ellos parecían que seguirían a Yu IlHan, pero él sacudió ligeramente su cabeza y los elfos aceptaron eso aunque parecían estar un poco decepcionados.
Era insuficiente con sólo los humanos aquí. Ellos, con sus equipamientos de rango Leyenda, tenían que mantener a raya a las 3ra clases.

“Pues, Erta. Vamos.”
[Esperaba esas palabras.] (Erta)

Con Erta sobre su cabeza, Yu IlHan se dirigió hacia Flemir. Al hacer que sus subordinados directos se retiraran un poco, él estaba observando el portal desde el lugar más cercano posible a ella.
¿Estaba preocupado por sus hermanos que debían estar luchando al otro lado? ¿O es que estaba preocupado por los enemigos que llegarían a este lado?

Cualquiera que sea el caso, a Yu IlHan no le podía importar menos. Pronto iba a descubrirlo igualmente.

“Tú vienes conmigo.”
“¿Qué estás, yo seguiré–“
“¡Tendrás que ir conmigo y matar a los capitanes enemigos!”

Antes de que él pudiera terminar de hablar, Yu IlHan activó Fuerza Sobrehumana y lo lanzó al portal con una patada.

“¡Uaaaaaah!”

Después de confirmar que Flemir había caído en el portal, Yu IlHan chasqueó sus dedos y, siguiente a eso, las lanzas relampagueantes que había colectado antes, volvieron a rodear el portal. Esta fue una escena abrumadora.

“Esto debería ser suficiente.”

Por no decir suficiente, estaba cerca de lo perfecto. Yu IlHan exclamó impresionado por su propio trabajo antes de enviarle un mensaje a Kang MiRae con instrucciones simples de cómo usar la lanzas gigantes.
Entonces, se abalanzó dentro del portal.

Después del gran portal, una tierra helada se erguía.

[Qu, ¡Qué frío!] (Erta)

Nevaba por doquier, un lugar donde anteriormente debió ser llano ahora formaba parte de un hermoso blanco. Por supuesto, eso estaba siendo manchado a tiempo real por sangre, carne y huesos.

“No tengo nada de frío.”
[¡Esto, es, un, Mundo, Abandonado!] (Erta)

¿Y entonces? ¿Ella quería decir que no podía usar sus poderes ya que este lugar era un Mundo Abandonado?
Yu IlHan terminó decidiendo dejar ser a Erta cuando vio que ella se hizo aun más diminuta para poder entrar en el hueco entre su pelo y su yelmo. Es probable que también sea más seguro ahí.

“Bien, definitivamente me volví más fuerte.”

Al salir el portal, él pudo sentir poder dentro de sí mismo. No era sólo por la alta concentración de maná que había en este mundo que había pasado por su 2do Gran Cataclismo, sino también porque él subió el nivel de la habilidad Apoyo de Ángel que fortalecía todas los poderes en un 30%.
Sus estadísticas, la cuales ya eran más altas que las de cualquier otra persona, volvían a ser amplificadas, así que si nos basamos en sólo sus estadísticas, él tiene la fuerza que tendría alrededor del nivel 200.

“Mierda. ¡Este tipo me trajo de vue…!”

Mientras tanto, Flemir, que caído cerca, estaba murmurando mientras apretaba sus dientes sin siquiera darse cuenta que Yu IlHan lo seguía.
Alrededor del portal, incontables lobos de 2da clase estaban lanzándose hacia el portal, pero a diferencia de los hombres lobo que tenían pelaje negro, todos estos tenían pelaje rojo. Yu IlHan confirmó con eso que eran las pequeñas papas fritas bajo el Ejército Demonio de la Destrucción.

Flemir también los vio y enloqueció.

“¡Kroaaaar! ¿Se atreven a ignorarme?”

Cuando rugió —a pesar de seguir en forma humana— y agitó su mano, una garra negra de maná apareció en el aire y destruyó años lobos.
Sin embargo, como si no les importara cuántas decenas y centenas de lobos murieron o no, los lobos rojos solamente continuaron cargando hacia el portal.

“¡Así que estas de vuelta, Flemir! ¡Qué bueno verte!”
“¡Ikedka, bastardo!”

Junto a la línea estereotípica de villano, ¡alguien se abalanzó hacia Flemir! Mientras Flemir luchaba contra ese tipo, Yu IlHan levantó su cabeza y revisó sus alrededores.

“Es totalmente un campo de batalla.”
[Esos lobos, me parece que están persiguiendo a los lobos oscuros.] (Erta)

El número de lobos oscuros que pasaron a través del portal era de casi 30 mil. Aquí quedaban más de 20 mil lobos oscuros, pero los lobos rojos intentaban evitar que los otros pasaran a través del portal mientras que al mismo tiempo tenían la intención de entrar en él.

Y podía además ver a un hombre lobo humanoide bloqueándoles el camino en otro lado. Hm, tal parece que era cierto que habían dos hombres lobo de 4ta clase.
Flemir no había mentido en ese punto.

[Pero Yu IlHan, hay algo que no comprendo.] (Erta)

Coincidentemente, Erta remarcó el punto.

[Esos lobos rojos, obviamente, ellos están bajo las órdenes del Ejército Demonio de la Destrucción, así que deberían estar apuntando a la Tierra, pero ¿sus propias prioridades no están siento arruinadas? ¿No sería normal apuntar a la Tierra después de exterminar a los hombres lobo?] (Erta)
“Por supuesto, ese sería el método común.”
[Entonces ¿por qué están ignorando a los hombres lobo de aquí y van directamente a la Tierra?] (Erta)
“Es porque ellos quieren exterminar a los hombres lobo.”
[¿Estas burlándote de mi con un juego de… Ah.] (Erta)

Erta exclamó en comprensión. Había descubierto el error que ella cometió.

Solamente porque la guardia real tuviese forma humanoide no significaba que la realeza no la tendría.

[¿¡Entonces la realeza de los hombres lobo ya hace tiempo que pasó al lado de la Tierra!?] (Erta)
“Por supuesto, no hay forma que Flemir estuviera tan enojado si no ese no fuera el caso.”

Respondió Yu IlHan de manera pausada.
Sus palabras tenían razón. Flemir terminó abandonando el objetivo que debía proteger allá en la Tierra y estaba luchando contra sus enemigos expresando su ira.

“¡Uaaaaaah! ¡Mieeeeerdaaaaaa!”
“¡Muajajajajajaja! ¡Tu desesperación me complace! ¡Dime lentamente qué te pasó!”

Había matanza en todas partes. Los lobos oscuros bloqueaban desesperadamente a los lobos rojos, y los lobos rojos los aplastaban con superior cantidad y calidad.

Por cómo los seres de 4ta clase del lado de los lobos rojos no se veían en ninguna parte, parecía que estaban optimistas con la situación y andaban moviéndose lentamente en alguna parte.

Pero uno, había solamente uno que sobresalía.

“Ese tipo es demasiado fuerte para mi, por ahora. Sabía que necesitaba venir a este lado. Debo mantener a ese tipo en este lado de alguna manera u otra.”
[Es imposible ahora mismo, pero ¿cómo planeas hacerlo?] (Erta)
“Eso, ya lo verás.”

Murmurando con una risita, Yu IlHan movió su cuerpo.

Era muy gracioso. A pesar que la nieve había cubierto un gran espacio de tierra, el camino por donde él pasaba no tenía rastro alguno de sus pasos. ¡Este era el poder del maestro del ocultamiento y solitario cósmico!

“Ahora no estoy de humor.”
[Sólo sientes cosas. Así que, Yu IlHan ¿qué es eso que querías mostrarme?] (Erta)

Ya muchos lobos habían llegado a la Tierra. Sin embargo, él se atrevería a decir que esos sólo era la minoría.
Dejando de lado la diferencia entre rojo y negro, aún quedaban 120 mil lobos en los Llanos nevosos. Es más, todos los lobos de 4ta clase estaban aquí.

“¿Qué quieres decir con qué?”

Yu IlHan soltó una carcajada. Era una ‘sonrisa’ digna de un verdaderamente malvado ‘Dios de la muerte’.

“No es otra cosa más que una completa devastación.”

En el momento que las palabras de Yu IlHan terminaron. ¡Cientos de lanzas de huesos draconianos llovieron del cielo y atacaron a los lobos!

 

Notas de Autor:

  1. Después de una gran puerta, había un país nevado: una parodia de la primera línea de la novela ‘País Nevado’ escrita por Kawabata Yasunari.
  2. Es verdad, ¡la realeza de los hombres lobo ya había llegado a la Tierra! ¿Será la realeza capaz de sobrevivir en la Tierra incluso después de haber sido aislado por el Yu IlHan que se a través de todo?
  3. ¿Qué piensan que él quiere decir con cazar monstruos que no puede tocar en su estado actual? Hay una pista bastante grande, ¿no crees?


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s