Infinite Competitive Dungeon Society: Capítulo 35


Pues aquí el 5to y ultimo capítulo regular…..Si desean más, no olviden que pueden patrocinar aquí 1 capítulo extra por: $5 dolares

Traductor: Aoisorabluesky
Editor: Fixer-san 


-Desde hoy, soy un Explorador Oficial (5)-

Siempre me pregunté por qué tantas personas me conocían por el apodo de Príncipe Heredero. Cuando Mastiford atravesó el piso 50 y el canal de comunicación entre exploradores de mazmorra fue creado en la Tierra, finalmente entendí el por qué.

Todo comenzó en el 5to piso. Durante los 4 años que me quedé cazando al Lord Orco, rápidamente se esparció la palabra de que alguien estaba ayudando a otros a pasar el 5to piso fácilmente. Ahí fue cuando obtuve el apodo, Príncipe Heredero.

Las personas que pasaban el 5to piso con mi ayuda deben haber hablado acerca de mí en los canales de comunicación de exploradores de mazmorra de sus continentes. Y justo así, las personas pudieron reconocerme en el 10mo piso.

—    De verdad, esto burla mi privacidad.

Confirmando que mi grupo se había llenado hasta el máximo en el momento en que lo creé, murmuré con una voz cansada.

Pronto, nueve exploradores comenzaron a aparecer frente a mí. Tres mujeres y seis hombres. Dos de las mujeres eran sacerdotisas y una era arquera.

Dos de los hombres sostenían escudos y espadas, uno vestía una túnica de mago, también había un arquero, un sacerdote  y un joven con una claymore[1] en su espada que parecía ser de mi edad.

—    ¡De verdad es Príncipe Heredero-nim!

—    ¡Kyaa, es Príncipe Heredero-nim!

—    Es tan atractivo como dicen los rumores.

—    Se ve suave, no veo como es tan fuerte.

«Les puedo oír chicos, ¿saben?» — Mientras los miraba con una expresión atónita, el mago vino y me habló.

—    No había escuchado que Príncipe Heredero-nim haya subido al piso 20. ¿Somos su primer grupo?

—    Sí.

—    ¡Es un honor!

No negué su saludo. Estaba mostrando una sonrisa que hacía que la gente se sintiera bien. Podría ser solo mi juicio subjetivo, pero los exploradores de mazmorra eran por lo general buenas personas. Habían algunos como Palludia o el líder del grupo del asalto al Hombre Rata Oscuro que eran de mente estrecha, pero ni siquiera ellos eran malvados o atroces.

Pensé en por qué y pronto llegué a una respuesta. La primera generación de exploradores de la primera mazmorra fueron escogidos especialmente, y aquellos que los siguieron fueron escogido por estos Pioneros. Por eso, tenían personalidades honestas.

Por supuesto, no me refería a que las personas malvadas no podían ser lo suficiente talentosas como para ser escogidos como Pioneros, ni que todos los siguientes escogidos por los pioneros eran amables.

Pero recordé a Loretta decir que los exploradores no venían a la mazmorra solo porque fueran talentosos o fuertes. En otras palabras, había otras razones por las cuales eran escogidos. Sospechaba que la personalidad de uno era una de ellas.

Como dije antes, no estaba seguro de que no hubiera exploradores atroces. Sin embargo, todavía no me había topado con uno. Estaba seguro de que si existían, eran pocos.

—    ¿Eres el Príncipe Heredero?

Mientras estaba saludando a los demás miembros del grupo, el hombre con la claymore se me acercó y preguntó. Tenía cabello de león y una barba desarreglada. Tenía una sensación de salvajismo que atraía a las personas.

Respondí.

—    Sí, lo sé. Las personas me han estado llamando así desde hace un tiempo. Aunque en realidad no me gusta, no puedo hacer nada al respecto.

—    Hm. Para ser honesto, no entiendo por qué tu nombre es tan popular entre los demás exploradores, pero sé que es idiotez juzgar a un libro por su cubierta, así que haré mi juicio después del asalto.

Su forma de hablar era extraña, pero ya que no sentía ninguna intención maliciosa, decidí no preocuparme por ello. Entonces, siendo el líder del grupo, comencé a decirles mi estrategia, aunque me sentía abochornado de siquiera llamarlo así.

—    Muy bien, este es el plan. Primero, separaremos nuestro equipo de ataque en dos.

—    ¿Dos?

—    Sep. Uno seré yo, y el otro serán los otros atacantes con el guerrero-nim de la claymore como el centro.

—    … ¿No estás siendo demasiado seguro de ti mismo?

El guerrero con la claymore me miró con ojos preocupados. Mm, era una respuesta razonable. Sin embargo el mago se metió y dijo.

—    Podrías no saberlo guerrero-nim, per Príncipe Heredero-nim es muy famoso entre los exploradores de nivel bajo. Él ha aplastado abrumadoramente a los Jefes de los pisos 5, 10 y 15 y permitió que innumerables exploradores de mazmorra avanzaran.

—    Pero no hay garantía que lo mismo pasará en el piso 20.

Y esa también era otra respuesta razonable. Comenzó a agradarme el guerrero de la claymore. Sin embargo, el mago parecía estar sin palabras, así que me metí y le hablé al guerrero de la claymore.

—    Tienes razón… ¿Su nombre?

—    … Ren, puedes decirme Ren.

—    Ren. Por lo menos, mi método funcionará en el piso 20. Ya lo he confirmado.

—    ¿Pero no dijiste que esta era tu primera vez luchando contra el Jefe del Piso 20?

—    Dije que este era mi primer grupo para luchar contra el jefe del piso 20.

—    ¿Hm? ¿No es eso lo mismo? Como que no te estoy entendiendo… ¿¡!?

Ren de repente se quedó atónito al abrir los ojos como platos. Era lo mismo para los otros a mí alrededor. Con una sonrisa burlona, pregunté.

—    ¿Está bien ahora?

—    T-Tú… ¡¿Es eso cierto?! ¿¡Luchaste contra el Jefe de Piso solo y ganaste!?

—    Sí.

—    ¡Imposible! ¿Qué el Príncipe Heredero no siempre lucha contra los Jefes de Piso en grupos?

—    Naturalmente, cuando lucho contra los Jefes de Piso solo, no habrá nadie alrededor para verlo.

—    …

—    P-Príncipe Heredero…

—    Que locura. ¿Podría estar diciendo la verdad?

—    ¿Qué ganaría el Príncipe Heredero por mentir? Él ya es famoso por todos los mundos.

—    Podemos simplemente confirmarlo. A pesar de todo, es cierto que el Príncipe Heredero-nim es fuerte.

—    Escuché rumores de que el Príncipe Heredero-nim estaba coleccionando los set de equipamiento de los Jefes de Piso. Así que era cierto…

—    ¿P-Podría ese ser el Set del Hombre Rata Oscuro completo? Imposible, nunca pensé que fuera posible.

Mientras los miembros el grupo murmuraban entre ellos mismos, Ren me miró con ojos centelleantes y preguntó.

—    ¿Puedes hacer un combate de entrenamiento conmigo?

—    Si puedes esperar hasta que el asalto termine, entonces seguro.

—    Muy bien, ¡Es una promesa! ¡Apurémonos y acabemos esto entonces!

Cuando encantadamente asentí mi cabeza, Ren de repente se volvió optimista y urgió a los demás miembros del grupo, y yo tuve que detenerlo con una sonrisa amarga.

—    Solo decidimos los equipos de ataque. Lo siguiente son los equipos de apoyo. Tenemos dos arqueros, ¿cierto? Ustedes chicos asegúrense de que el Caballeo Lagarto no ataca a las sacerdotisas y sacerdotes. Cuando de la señal, centren sus ataques en el Caballero Lagarto, especialmente en lugares como los ojos.

—    Entiendo, Príncipe Heredero-nim.

—    Entendido.

Los dos arqueros parecían haber aceptado mis órdenes sin ninguna objeción. Lo que dije era solo una forma más de decir “quédense por ahí y ataquen cuando estemos dándole una paliza”. Al parecer decirlo de esta forma los hizo pensar que estaban cumpliendo papeles importantes.

—    Mago-nim, ¿puedes usar magia de debuff?

—    Soy Enun. Desafortunadamente, no puedo. Solo he aprendido magia de amplificación y magia de elemento hielo.

—    ¿Amplificación?

—    Puedo amplificar la habilidad de alguien por cerca de 50 por ciento durante 3 segundos. Es una habilidad bastante rara. Si el momento es el indicado, puede mostrar resultados geniales.

—    ¡Eso es genial!

No era solo halagos. Amplificación verdaderamente sonaba como una buena habilidad. Aunque tenía un corto periodo de tiempo de 3 segundos, eso era algo que yo podía superar con mi habilidad. Pedí que la usara en mí o los demás atacantes cuando diera la señal, y fácilmente acepto.

—    Confío en que los sanadores saben qué hacer.

—    Puedo usar buffs.

—    Puedo conjurar escudos y hechizos de recuperación.

—    Igual.

—    Perfecto. Se los dejaré a ustedes entonces. Vamos.

Confirmando que todos los miembros del grupo estaban listos, abrí la puerta atrevidamente. El Caballero Lagarto estaba en la misma posición de ayer, esperando que entráramos. Era un poco irritante.

—    ¿Retadores? Y tantos también.

—    Yo seré el primero en ir. El segundo equipo puede ir detrás de mí y solo hagan tanto daño como puedan. Bloquearé todos sus ataques. Solo tengan cuidado con su cola.

Cuando luché contra el Caballero Lagarto la última vez, no uso su ataque de cola. No sabía por qué. ¿Pensaría que no la necesitaba contra un hombre? ¿O fue su orgullo como lancero?

Mi Explosión del Trueno Oscuro podía haberlo forzado también a saltarse el ataque de cola he ido directamente a la fase de ataque de terremoto. Sin importar cual fuera la respuesta, no importaba. La única parte decepcionante era que yo podía haberlo matado más rápido si usaba su cola ya que habría estado más abierto a mis ataques.

—    ¡Buena suerte, Príncipe Heredero-nim!

—    Que la bendición de la Diosa esté contigo. ¡Bendición!

[Recibiste una bendición. Su resistencia ante los ataques físicos aumenta. Su poder de ataque mágico y físico aumenta.]

—    Peika, te lo dejaré a ti.

[Entendido.]

Siguiendo a la bendición, Peika silenciosamente entró a mi arma. Había formas de usar a Peika además de Aura Espiritual, pero Aura Espiritual era la más eficiente al luchar en combate cercano. Los miembros del grupo, que no sabían de Peika, se asustaron, pero los ignoré y cargué hacia el Caballero Lagarto.

—    ¡Kuwaaaaa!

—    ¡Tu aliento apesta!

El momento en que la larga lanza del Caballero Lagarto se movió hacia mí, de deslicé hasta el suelo y disparé mi lanza desde abajo. Aunque estaba usando una armadura de cuerpo completo, yo podía fácilmente ver el espacio entre su armadura y su piel. Era una de las piezas de información que descubrí de mi anterior pelea con él.

—    ¡Uwaaak

—    Va a escocerte un poco. ¡Tempestad!

—    ¡Kuaaak!

Oh, interesante. El Caballero Lagarto flotó en el aire por un segundo. Mientras detuve mi deslizamiento y me puse en pie, el Caballero Lagarto gritó adolorido sin ser capaz de sostenerse firme. Mientras tanto, el segundo equipo de ataque se había puesto a salvo detrás de él.

—    … ¿Qué acabamos de ver?

—    Príncipe Heredero cargó hacia adelante, y pareció como si estuviera a punto de ser golpeado por la lanza del Caballero Lagarto…

—    Antes de que lo notara, el Caballero Lagarto estaba gritando de dolor en medio de la pelea.

Ignorando a la gente inútil usando sus gafas de espectador, continué atacando al Caballero Lagarto.

—    De verdad que eres débil al dolor. ¿Cómo lograste convertirte en un Jefe de Piso?

[¡Usaste Provocar! ¡La atención del enemigo cae sobre ti!]

—    ¡Kuaaaak! ¡Te mataré, humano!

—    ¡He escuchado eso más de mil veces, y aquí estoy!

¡Sí que morí unas cuantas veces, pero no contaban ya que solo me expulsaban de la mazmorra!

 
[1] NE: Claymore, espada tipo mandoble, cuyo uso requiere las dos manos y tiene filo por ambos lados de la hoja, tiene gran tamaño.


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

 

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s