Infinite Competitive Dungeon Society: Capítulo 32


Eh bueno, aquí el 2do regular……quedan 3 más~~~~~Nos vemos mañana con otro capítulo~~~

Traductor: Aoisorabluesky
Editor: Fixer-san

 


-Desde Hoy, Soy oficialmente un explorador (2)-

Confiando en las palabras de Loretta, estaba parado frente a la puerta del Jefe del Piso 20 e ignoré la recomendación de encontrar un grupo. Puse mi mano en la puerta, pero pronto la quité otra vez. Sin importar cuan fácil Loretta dijo que el Caballero Lagarto era, si entraba a ciegas, podría enfrentarme a la misma situación que tuve con el Lord Orco hace cuatro años.

En vez de eso, le envié un mensaje a alguien. Por suerte, estaba en la mazmorra.

—    Elos.

[Oh, Shin. ¿Qué pasa?]

—    Quiero preguntarte acerca del Caballero Lagarto.

[Guao, ¿ya estás en el piso 20? Increíble. De verdad que podrías terminar encontrándote con nosotros en el piso 25.]

—    Por supuesto que lo haré. Más importante, dime acerca del estilo de pelea del Caballero Lagarto y sus habilidades.

Normalmente, aprendía estas cosas experimentándolas personalmente. Pero ahora, estaba en una situación donde tenía que derrotarlo en mi primer intento. Ya que Loretta garantizó una buena recompensa, tenía que derrotarlo incluso si tuviera que romper mi estilo de pelea usual.

[Normalmente no preguntas estas cosas. Me preguntó que pasó. Bueno, igual te diré. El Caballero Lagarto aparece solo a diferencia de los demás Jefes de Piso, y usa un set de armadura de escamas hecha de sus propias escamas. Con ella, tiene un poder defensivo verdaderamente formidable. Usa una lanza increíblemente ágil y poderosa. Si alguien que no sea un tanque es golpeado, lo más probable es que sean medio asesinados.]

—    Hm, rápido y poderoso…

[Y si un montón de gente salta hacia él al mismo tiempo, de repente da un golpetazo con su cola. Este ataque tiene un rango mayor del que piensas. Sin mencionar que, es increíblemente doloroso. Ten cuidado con ella.]

—    La verdad es que, eso parece algo que puedo explotar. ¿Qué más?

[Sep. Pero si lo haces, te ataca inmediatamente con una estocada de su lanza, así que ten cuidado.]

—    Muy bien. ¿Qué más?

[Después de ese ataque, usa una habilidad llamada Piel de Dragón. Su cuerpo se vuelve rojo e increíblemente duro. Durante los siguientes 5 minutos, ningún ataque funcionará en él. La peor parte es que golpea continuamente el suelo en este estado.]

—    Eso suena mal. ¿Espera, su armadura también se hace más dura?

[Sep. Eso es lo que lo hace problemático. Ni ataques físicos ni mágicos funcionan cuando está en este estado. Pero si duras lo suficiente para que Piel de Dragón termine, tu victoria está en su mayor parte asegurada. Porque cuando Piel de Dragón termina, él está exhausto. Todos los miembros del grupo pueden simplemente arrojar sus ataques y matarlo.]

—    ¿Cuántos intentos te tomó?

[… 7 intentos. Para que conste, eso es considerado sobresaliente. Es considerado bueno incluso si lo derrotas en tu intento 20 o 30.]

—    Jaja, gracias. Te contactaré de nuevo cuando termine.

[Kuk, quieres decir que tienes confianza en derrotarlo en tu primer intento. Muy bien, ya veremos.]

Terminé mi conversación con Elos y sonreí. Le tomó a Elos 7 intentos con un grupo de 10 derrotar al Caballero Lagarto. Él nunca esperaría que yo intentara derrotar al lagarto solo.

[¡Amo puede hacerlo! ¡Porque yo estoy aquí!]

—    Sí, puedo hacerlo. Porque Peika está aquí.

Formulé un plan teniendo cuenta lo que Elos me dijo. Después de revisarlo múltiples veces, asentí con mi cabeza y atrevidamente abrí la puerta.

—    ¡Pelea conmigo, Caballero Lagarto!

—    … Un humano.

El Caballero Lagarto estaba de pie solo en la espaciosa habitación. Era de cerca de 2.3 metros de altura, y justo como Elos dijo, sobre su cuerpo escamado había un set de armadura completo hecho de sus propias escamas. En su mano había una lanza de 5 metros con una punta afilada como cuchilla.

—    ¿Me desafías solo? Esta es la primera vez.

—    Sí, lo hago.

Le sonreí. Él estaba tratando de verse guay a diferencia de los otros Jefes de Piso, pero para mí, él no era diferente.

Cuando escuché por primera vez la descripción de Elos acerca de él, estaba nervioso. Una vez me había imaginado que pasaría cuando los monstruos, que nacían fuertes, se tomaran el tiempo de aprender artes marciales. Sin embargo, ese no era el caso para el Caballero Lagarto.

De hecho, cayó por debajo de mis expectativas. Podía decirlo por el hecho de que no se había puesto ni siquiera en la postura más básica. Era muy posible causado por el fácil crecimiento que tuvo su fuerza desde que nació. Que estupidez.

«Te mostraré lo que es un verdadero lancero.»

Sostuve mi lanza y posicioné mi postura.

—    Peika, ¿Puedes entrar?

[¡Me gusta cómo me lo pediste!]

Al mismo tiempo que Peika asintió viéndose complacida, activé Aura Espiritual. Ella fue absorbida en mi lanza en un instante y mi Glaive del Lord Orco comenzó a titilar con chispas.

«Tú también trabajaste duro. Te dejaré descansar pronto.»

—    Tú, eres un lancero. Genial.

—    Sí, es genial. Sí que es genial.

Yo era el único discípulo de padre. Sin importar cuan ocupado estuviera como un explorador de mazmorra, siendo el hijo de padre, a menudo tenía encuentros amistosos con las estrellas ascendentes de las artes marciales de Corea. Padre manejaba un dojang[1] que era solo en nombre, y una de las pocas veces que de verdad lo usábamos era cuando sosteníamos competiciones amistosas.

Yo no sabía nada de la validez de los reclamos de padre de ser invicto o el más fuerte de la Tierra.

Sin embargo, sabía que nunca había perdido en un encuentro oficial.

—    ¡Jaap!

—    ¡Muere!

Cuando cargué hacia el Caballero Lagarto, abrió de par en par sus pupilas hendidas verticalmente y empujó su lanza ferozmente. Sin embargo, la lanza que Elos describió como ágil era mediocre, casi como el swing de un bebe. Fácilmente esquivé su ataque y apuñalé el centro de su armadura.

—    ¡Kuk! ¡Para ser humano, no eres tan malo!

—    ¡Esta es la quinta vez que he escuchado eso desde que vine a la mazmorra, Hombre Lagarto!

Incluso mientas respondía, continué atacando. Apuñalando su armadura repetidamente con mi lanza, me aseguré que el choque lo dañara. Dándose cuenta de la situación en la que estaba, el Caballero Lagarto trató de apartarse a un lado, pero seguí sus movimientos de cerca y continué atacando.

Aunque sabía que mis ataques no penetrarían su piel, sabía que el relámpago de Peika era efectivo. Chispas eléctricas titilaban en su armadura, rompiéndola lentamente.

—    ¡Kuk! ¡Humano, eras un Elementalista! ¡Me engañaste!

—    ¡Dije que era un lancero, nunca dije que no era un Elementalista!

—    Kujaaao.

Soltó un grito agitado mientras atacaba hacia adelante con su lanza. Por supuesto, eso estaba dentro de mis expectativas. Me agache rápido, y corrí hacia él. Al mismo tiempo, mi lanza estaba brillando con una luz blanca.

—    ¡Golpe Heroico!

—    ¡Kuk!

Partes de su armadura se rompieron y volaron por el aire. El Caballero Lagarto mismo también voló hacia atrás y golpeó la pared. Cuando estaba a punto de correr hacia él, aparentemente ignoró el choque por golpear la pared y se puso de pie y escupió sangre. Al menos sabía cómo verse guay.

—    Kukuku, no está mal. Pensar que me arrinconarías de esta forma…

—    ¡Deja de parlotear! ¡Te mostraré mi fuerza!

[¡Usaste Grito de Guerra del Lord Orco! Todos los miembros del grupo son purificados de los efectos de estado negativos. El ataque de todos los miembros del grupo aumenta en 50 porciento durante su duración. Todos los miembros del grupo reciben superarmadura, inmutados ante los ataques enemigos.]

—    Kuk, ¿Qué pasa con este ruido?

—    Buena pregunta.

Mientras me le acerqué, grité.

—    ¡Explosión de Trueno Oscuro!

—    ¿¡Kuk!?

Relámpagos negros se dispararon de mi cuerpo y golpearon al Caballero Lagarto. Aunque trató de saltar hacia atrás sorprendido, habiendo recibido el golpe inicial, ya no podía esquivar el ataque.

—    ¡Muere!

Aunque no pensé que moriría con solo esto, grité con esperanza de que lo hiciera. Inmediatamente después, incontables rayos se dispararon de mi cuerpo, suficientes para bloquear mi visión. Aun con la robustez de un Jefe de Piso, parecía imposible soportar un ataque de tal escala ya que el Caballero Lagarto gritaba adolorido.

—    ¡Kuaaak! ¿¡Q-qué es esto!?

—    Es mi habilidad. ¡Cómetela!

Aun cuando nunca había perdido un encuentro oficial, esta era la mazmorra. ¡Era natural luchar al estilo del explorador!

Explosión del Trueno Oscuro era verdaderamente poderosa. Quizás era por la bonificación del 50 por ciento del Grito de Guerra del Lord Orco, pero cuando el Caballero Lagarto emergió después de ser barrido por la inundación de relámpagos, su armadura estaba completamente gastada. En adición, podía ver sangre derramándose de varias partes de su cuerpo.

—    Kuk. ¡Humano! ¡No te perdonaré!

«¿Eh? ¿Ya la va a usar?»

El Caballero Lagarto levantó alto su lanza y golpeó hacia abajo. Era el ataque terremoto. Lo que seguía debería ser Piel de Dragón. Elos dijo que tenía que aguantar durante 5 minutos.

«Te equivocaste, Elos.»

—    ¡Tempestad!

Disparé Tempestad, apuntando a su lanza. Casi de una forma fuera de lo normal, Tempestad forzó al Caballero Lagarto a soltar su lanza. En un instante, el Caballero Lagarto puso una expresión de pánico.

Esta era una oportunidad. Una oportunidad de matarlo a golpes.

—    ¡Muere!

No necesitaba usar ninguna habilidad. Mientras se quedaba parado en blanco en el mismo lugar, apuñalé hacia adelante con mi lanza envuelta en relámpagos. Primero, destruí la armadura que apenas colgaba de su cuerpo. Entonces, antes de que pudiera despertarse de su aturdimiento, aplasté sus rodillas y su brazo derecho.

Mientras blandía mi lanza hacia su brazo izquierdo, gritó adolorido y usó Piel de Dragon, bloqueando mi ataque. Sin embargo, era demasiado tarde. Tres de sus cuatro extremidades yo no estaban en un estado para luchar.

—    Vez, Elos, es como pensé.

¿Si él sabía que el Caballero Lagarto usaría Piel de Dragón después del ataque terremoto, por qué lo dejaría usarla libremente? Yo sabía por mi propia experiencia usando habilidades que tenían aperturas.

Por eso, antes de usar cualquiera de mis habilidades, me aseguraba de ponerme a mí mismo en el estado de superarmadura con el Grito de Guerra del Lord Orco, o inmovilizar a los enemigos con Llanto del Espíritu Vengativo, o estar a una buena distancia de los enemigos. Si no pudiera hacer ninguna de las anteriores, me aseguraba de mezclar mi habilidad con mis ataques normales así era posible asegurar que estaba a salvo de contraataques. Por supuesto, incluso con todo eso, no podía decir que estaba 100 por ciento a salvo. Esa era la naturaleza de las habilidades.

Aunque las habilidades que los Jefes de Piso usaban eran extremadamente poderosas, tenían sus momentos de debilidad. Y siempre que hubiera incluso la menor debilidad, podía explotarla. En verdad, era sorprendente que alguien como Elos falló en darse cuenta. Al parecer necesitaba decírselo después.

—    ¡Kuk, tú! ¡Trata de atacarme!

Después de activar Piel de Dragón, el Caballero Lagarto mostró sus dientes encorvados y me provocó. Con un resoplido, recogí su lanza y la arrojé lejos. Entonces, desactivé Aura Espiritual y solté mi lanza.

—    ¿Humano?

—    Soy un artista marcial. No solo sé el arte de la lanza.

¡Por supuesto, no podía decirle que aprendí artes marciales porque me gustaba la sensación de golpear a las personas con mis manos desnudas!

 

 

 
[1] NT: Dojo


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

6 comentarios

  1. Hace falta ver al próximo jefe de piso para confirmar si mi teoría es correcta o no ya que aunque Explosión del Trueno Oscuro fue bastante efectiva contra este como estaba el efecto del Grito de Guerra cuesta decir cuan efectivo se supone que originalmente era en su contra. Excelente la ultima oración, Kang Shin el pacifico le llamaban.

    Me gusta

  2. Jajajajajaja “Por supuesto, no podía decirle que aprendí artes marciales porque me gustaba la sensación de golpear a las personas con mis manos desnudas!” ce mamo xD
    Pd. Muchisimas gracias por el capitulo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s