Awakening: Capítulo 222


9no y 10mo patrocinado~~~~~ Otro dividido en 3 partes…..

Y al igual que la vez pasada, le doy un extra a Felipe por haber patrocinado 5 😀

Patrocinado por: Felipe Uresti

 


-Tienda Antigua-

Nagoya es la capital de la Prefectura Japonesa Aichi. En tamaño, era solo superado por Tokio, Osaka y Yokohama.

Sintiendo que ella solo era una columnista de revista amateur y nunca había publicado ningún libro, además, no queriendo ser vista por los lectores asistir a la reunión, Naoko le pidió al personal del lugar que cancelara su asiento.

Ante su insistencia, el Presidente de la Asociación de Jóvenes Escritores de cuarenta años al final aceptó su pedido.

Por lo tanto, Naoko se escondió en la multitud, muy felizmente sostenía el brazo de su amor mientras paseaban por el lugar.

Al mirar a la multitud de personas, Lei Yin le dijo: “Dejemos este lugar, aquí es muy ruidoso.”

Naoko vaciló. “No creo que esto sea apropiado, vamos a esperar hasta el evento de firma de libro, y luego podemos irnos.”

“No te preocupes, hay tantos escritores aquí, que no se darán cuenta si faltan uno o dos. ¿No dijiste que querías llevarme a ver a tu abuela? Ahora es una buena oportunidad.”

Al escuchar las palabras de Lei Yin, los ojos de Naoko destellaron de emoción e inmediatamente estuvo de acuerdo.

Después de que salieron del lugar, Naoko dijo con una sonrisa. “Ah, qué gran día, es bueno estar aquí afuera.”

Al ver su hermosa sonrisa, Lei Yin no pudo evitar bajar su cabeza para besar su bonita cara, y luego dijo: “¿No acababas de decir que esto no es apropiado?”

Sosteniendo su brazo, Naoko lo regañó encantadoramente: “Odioso, tú eres él que me animó a salir.”

Lei Yin sonrió y luego dijo. “Visitar a alguien sin traer nada no es bueno, vamos a comprar primero algunos regalos.”

“Okay.” Al ver que tan atento era su corazón *, Naoko estaba muy feliz.

NT: Hasta ahora lo digo pero, no sé una variante correcta para “sweethear”…..amor, corazon, amante, etc…..

Los dos luego fueron al centro comercial cercano para comprar algunos regalos primero.

La tienda de antigüedades de la abuela de Naoko estaba localizada en Shikemichi, una pequeña calle histórica en Nagoya.

En esta calle histórica, la cual data de la Era Mercantilista del Japón del siglo XVIII, había antiguos almacenes, templos y tiendas de artesanía. Estaba lleno con el rico estilo folklórico tradicional japonés, el cual era uno de los lugares que los turistas debían visitar en Nagoya.

Cuando llegaron a la puerta, Lei Yin inspeccionó esta tienda de antigüedades. Era una tienda tradicional japonesa típica. El área de la tienda era muy grande y tenía una casa adjunta en la parte de atrás. Las estructuras eran en su mayoría hechas de madera y parecían antiguas. De lo que le contó Naoko, esta tienda de antigüedades tiene más de 60 años de historia. Fue la cristalización del esfuerzo de su abuelo.

Después de llegar aquí, Naoko estaba emocionada como una niña. Impacientemente jaló a Lei Yin dentro la tienda.

Dentro de la tienda, vieron a una mujer de mediana edad limpiando cuidadosamente los productos en los estantes. Naoko le dijo a la mujer. “Tía Soshi.”

Al escuchar el sonido de atrás, la mujer inmediatamente volteó su cabeza. Al ver que era Naoko, toda su cara se iluminó y dijo con una agradable sorpresa: “Naoko, estás aquí.”

Naoko sonrió y dijo. “¿Cómo estás?”

Ikehakura Soshi se acercó y tomó su mano, y luego dijo: “Estoy bien, ¿qué hay de ti?”

“Estoy muy bien. ¿Está aquí la abuela?”

“La abuela está en el pasillo de adentro. ¿Y este es?” Ikehakura Soshi miró un poco extraña a Lei Yin.

“Él es mi….. prometido.” La cara de Naoko se sonrojó cuando hizo la presentación.

“¿Eh?” Ikehakura Soshi estaba sorprendida, nunca antes había escuchado nada sobre el prometido de Naoko.

Después de darle una mirada tímida a Lei Yin, Naoko susurró. “Lei, esta es la tía Ikehakura Soshi quien ayuda a mi abuela con esta tienda.” En un momento de nerviosismo, Naoko olvidó decir el nombre oficial de su amor.

Lei Yin sonrió, y luego le dijo a Ikehakura Soshi. “Hola, mi nombre es Gennai Masashi, soy el prometido de Naoko.”

Ikehakura Soshi rápidamente volvió a la normalidad y de inmediato dijo: “Hola, mi nombre es Ikehakura Shoshi, un placer conocerte.”

Naoko estaba ansiosa por ver a su abuela, así que le dijo: “Tía Soshi, vamos a ver a la abuela. Oh, casi lo olvido, este es un regalo para ti.”

“Oh, no tienes que hacer esto, ya estoy feliz por verte venir.”

“Es solo un pequeño regalo.” Con eso, Naoko jaló a Lei Yin dentro la casa.

Mirando la expresión emocionada de Naoko, Ikehakura Soshi no pudo evitar suspirar. ‘Naoko finalmente tiene un prometido.’ Pensó.

Naoko vivió en Nagoya desde la escuela primaria hasta la preparatoria. Se podría decir que ella vio a Naoko crecer desde una pequeña niña muy bien educada hasta una mujer muy hermosa. Junto con la abuela de Naoko, Ikehakura Soshi siempre había estado preocupada por el cuerpo débil de Naoko ya que Naoko todavía era una niña, así que esperaba que el novio de Naoko la tratara bien.

La casa de la parte posterior era similar en estilo a la casa de Takeda. Tiene un jardín lleno de flores en el medio y filas de pisos de madera, así como puertas de papel que separan cada habitación.

Naoko fue al sitio más grande en el medio y luego habló suavemente. “Abuela, soy Naoko. ¿Estás ahí?”

Cuando Naoko habló por tercera vez, la puerta de papel fue hecha a un lado y una anciana de cabello plateado con una cara amable salió a ver a su nieta. Después de un tiempo, ella solo sonrió y dijo: “Naoko, has vuelto.”

Los ojos de Naoko gradualmente se tornaron rojos. Ella se inclinó hacia la anciana y dijo: “Abuela, regresé.”

“Ven adentro y toma un asiento.” Mientras hablaban, la anciana miró a Lei Yin quien estaba de pie detrás de Naoko.

El mobiliario de la habitación era muy simple, sin embargo, en conjunto, daba a la gente un sentimiento bastante sereno.

Dentro de la habitación, Naoko fue directamente a un gabinete por iniciativa propia. Abrió el primer cajón y sacó una taza de té, una tetera y una lata de té. Luego caminó a la habitación de al lado para preparar el té.

Pronto, después de que el té estuvo listo, ella sirvió una taza y la colocó frente a la anciana. Y luego sirvió uno para Lei Yin y ella misma.

Después de beber el té, Naoko se arrodilló detrás de la anciana y comenzó a masajear suavemente sus hombros. Mientras frotaba a la anciana, Naoko dijo: “Abuela, debido a que hace un tiempo publiqué una serie de artículos en una revista, la Asociación Japonesa de Jóvenes Escritores me invitó a participar en su conferencia anual de jóvenes escritores en Nagoya. Aprovechando eso, hemos venido aquí para verte. ¿Cómo has estado recientemente?”

“Estoy bien. ¿Qué hay de tu padre y tu madre? ¿Están ellos bien?”

Naoko respondió: “Padre todavía estaba muy ocupado con trabajos, pero tienen buena salud. Hermano mayor y hermano también están bien.”

“¿Entonces qué hay de ti?”

“Estoy bien. Por favor, no te preocupes por mí.”

La anciana asintió con satisfacción. “Entonces puedo descansar tranquila. Naoko, ¿por qué no me presentas a este joven hombre?”

Naoko inmediatamente se sonrojó, totalmente temerosa de mirar a Lei Yin. Se inclinó y le susurró al oído de la anciana: “Abuela, él es el hombre que he estado esperando.”

Al escuchar la respuesta de su nieta, la anciana observó en silencio a Lei Yin. Después de un rato, repentinamente le dijo: “Por favor, cuida a Naoko.”

Lei Yin respondió seriamente: “Lo haré. Por favor, no se preocupe por ello.”

“Abuela……¡Gracias!” Al escuchar la respuesta de su abuela, Naoko quedó gratamente sorprendida. Justo ahora estaba preocupada por la percepción de su abuela hacia Lei Yin, pero ahora se sentía aliviada.

La anciana no preguntó por la carrera, familia u otros problemas de Lei Yin, sino que simplemente habló con él sobre cosas triviales de la vida. Al ver su interacción, Naoko se puso jubilosa y actuó como una pequeña niña mimada, lo cual rara vez mostraba, sonriendo sin cuidado al lado de Lei Yin.

Después de hablar durante un buen rato, un estallido de disputas vino de la tienda.

Al escuchar esta fuerte discusión, la anciana ligeramente frunció el ceño.

“Abuela, salgamos y veamos qué pasó, ¿okay?” Le dijo Naoko.

La anciana asintió y se puso de pie.

Cuando los tres entraron a la tienda, vieron a un hombre de treinta y tantos años discutiendo con Ikehakura Soshi.

En este momento, el hombre exclamó enojadamente: “¿Estás bromeando? Sé que esa cosa está definitivamente aquí, ¿por qué no lo sacas?”

“Lo siento, Señor, realmente no tenemos la cosa que dijo.”

“Eso es mierda. Sé que deben haberlo escondido.”

“Señor, por favor, sea razonable, ¿cómo podemos darle algo que no tenemos?”

Ese hombre estaba furioso. “Llama a tu jefe, quiero preguntarle personalmente.”

Ikehakura Soshi se puso algo impaciente. “La última vez que viniste aquí, te dije claramente que no lo tenemos aquí, pero no lo creíste. ¿Cuántas veces necesito decirlo?”

“Me mentiste, bastarda. ¡Solo llama a tu jefe aquí!” El hombre golpeó fuertemente la mesa con su palma.

“Yo soy la jefa aquí, ¿cómo puedo ayudarte?” La anciana se acercó y le dijo al hombre.

“¿Tú eres la jefa aquí? ¿Es tu apellido Kigo?”

“Sí, así es.”

En este momento, Ikehakura Soshi se acercó a la anciana, se inclinó y le susurró algo.

Después de escuchar lo que ella dijo, la anciana miró cuidadosamente al hombre y después de un tiempo, dijo: “Señor, ¿puede decirme por qué insiste en que esta tienda tiene lo que está buscando?”

En este momento, el hombre tiene una mirada muy complicada, como si estuviera luchando por decidir sobre algo. Después de un tiempo, miró profundamente a la anciana y dijo: “Lo siento, discúlpeme.” Cuando terminó de decir eso, se dio la vuelta y salió de la tienda de antigüedades.

Incapaz de creer que el hombre se fuera tan fácilmente, Ikehakura Soshi no pudo evitar sentirse sorprendida.

“Abuela, ¿qué es lo que el hombre está buscando?” Preguntó Naoko.

Después de retirar su mirada de la espalda de ese hombre, la anciana dijo: “Él estaba buscando la Espada Sagrada.”

“¿Espada? ¿Te refieres a la Espada del santuario en la pequeña habitación en la parte oriental de la casa?” Dijo Naoko es una sorpresa.

“Sí. Ustedes dos vengan conmigo.” Con eso, ella regresó al interior de la casa.

La anciana los llevó a una pequeña habitación cerrada que parecía un cuarto de servicio en la esquina Este de la casa

“Naoko, ¿te acuerdas de esta habitación?” En este punto, la anciana dijo repentinamente.

Naoko respondió: “Por supuesto que lo recuerdo. Además, también recuerdo que me advertiste que nunca me acercara a esta habitación, bajo ninguna circunstancia, y mucho menos entrar.”

La anciana no habló de nuevo. En cambio, sacó una llave y usó la llave para abrir la puerta.

Después de que ella abrió la puerta, la anciana dijo: “Ven conmigo.”

La habitación estaba oscura. Aparte del piso, la única fuente de luz venia de una pequeña ventana. Ya que nunca estuvo abierta durante mucho tiempo, la habitación estaba llena con un débil olor a humedad.

La anciana caminó lentamente hacia la pared izquierda y buscó torpemente el interruptor de la luz. Después de un rato, escucharon el sonido de “pop” y la luz fluorescente montada en la parte superior se iluminó.

“Afortunadamente, la luz todavía funciona.” La anciana dijo mientras regresaba.

Lei Yi barrió su mirada alrededor de la habitación. Vio un marco de metal sobre una mesa en el centro de la habitación. Encima de este marco de metal había una larga caja de madera. Por el color de la caja, la cual ha perdido su brillo, estaba claro que la caja era bastante vieja.

Había pocos jades curvados y algunos ajenjos encima, pero lo más impresionante era la imagen de hechizos que cubrían todo a su alrededor. Combinados, todos estos se sentían muy extraños.

La anciana le dijo a su nieta. “Naoko, cuando eras joven, no quería que supieras sobre esto. Pero ahora que has crecido, tengo algo que decirte. ¿Recuerdas esa caja?” La anciana señaló la caja sobre la mesa.

Naoko respondió: “Recuerdo que había una espada larga dentro de esa caja. Cuando era una estudiante de primer grado en la escuela primaria, debido a que la vieja caja estaba llena de moho y estaba a punto de romperse, me diste una nueva caja y me dijiste que pusiera esa espada larga dentro de la caja nueva.”

“¿Sabes por qué te dije que cambies la caja, en lugar de dejar que otras personas o yo personalmente vayamos a cambiarla?”

“No lo sé. En ese momento, no pensé demasiado sobre eso.”

“Ahora voy a decirte la razón. Es porque, a excepción de niños inocentes, nadie más puede tocar esa espada. De lo contrario, sería peligroso para quien lo toca.”

“¿Peligroso? ¿Por qué?” Naoko pensó que sus palabras eran demasiado serias.

La anciana explicó pacientemente: “El dueño de esta espada es un buen amigo de tu abuelo, quien dejó esta espada con nosotros. En ese momento, el hombre dijo que esta espada absolutamente no puede ser tocada, ya que esta es una espada malvada.”

“¿Espada malvada?” Naoko sintió que estaba escuchando una historia de fantasmas.

“Puede que no lo creas, pero esta es de hecho una espada malvada. De acuerdo con el mejor amigo de tu abuelo, cualquier persona que sostenga esta espada morirá miserablemente. Además, de vez en cuando, causaría una terrible masacre. Al principio, tampoco lo creía, pero cuando sucedió algo extraño más tarde, no pude evitar creerlo.”

“¿Qué tipo de cosa extraña?” Naoko inconscientemente sostuvo el brazo de Lei Yin.

“Inicialmente, no pusimos la espada aquí, sino en el lado Oeste. Un día, tu abuelo vio a un trabajador a cargo de la limpieza, siempre observando la espada con una mirada extraña. Al principio, tu abuelo pensó que estaba equivocado, pero luego, descubrió que la acción del hombre se volvió cada vez más extraña. Algunos otros trabajadores incluso le dijeron que vieron que ese hombre hablaba consigo mismo. Tu abuelo pensó que tenía algunos problemas mentales, por lo que lo despidió. Pero una noche, ese hombre regresó y secretamente intentó escabullirse para robar algo. Pero no pasó mucho tiempo antes de que los otros trabajadores lo atraparan. En ese momento, ese hombre gritó en repetidas ocasiones: “Dame esa espada, dámela.” Cuando la policía se llevó a ese hombre, inesperadamente, de repente se volvió loco e incluso mordió la oreja de un policía. Al final, el doctor concluyó que el hombre tenía un caso severo de esquizofrenia y lo puso en el hospital psiquiátrico. Tu abuelo pensó que podría tener algo que ver con la espada, así que guardó la espada dentro de la caja y la selló en esta habitación para siempre.

Unos años más tarde, tu abuelo falleció. Después de eso, ¡una extraña cosa sucedió de nuevo! Un nuevo trabajador de repente mostró un comportamiento similar al del trabajador anterior. Él también fue visto a menudo hablarse a sí mismo y algunas personas incluso lo vieron vagando frente a esta sala. Temerosa de que pudiera haber un accidente, inmediatamente lo despedí, justo como lo que tu abuelo hizo. Para la noche siguiente, había arreglado unos pocos trabajadores para proteger afuera. De hecho, esa misma tarde, el trabajador en secreto regresó e intentó entrar a esta habitación. Los trabajadores rápidamente lo sometieron y lo entregaron a la policía.”

“¿Se volvió loco como el hombre anterior y mordió a otro policía?”

“No, pero en la estación de policía, el hombre se suicidó en la celda.” Al escuchar esta respuesta, Naoko se puso extremadamente miedosa y encogió aún más su cuerpo dentro los brazos de Lei Yin.

La anciana entonces continuó: “Debido a estos accidentes, examiné la caja con cuidado y descubrí que la caja estaba podrida por el moho. No sé si es debido a esto, pero solo por si acaso, hice de acuerdo con las instrucciones del amigo de tu abuelo, la cual era encontrar un niño, ese eres tú, para de esta forma, cambiar la caja. En ese momento, temía que te sucediera algo, así que observé tu acción con inquietud. Cuando saliste de la habitación de forma segura, fui inmediatamente al templo cercano e invité a un maestro aquí para que pudiera poner un hechizo en esa caja para sellar al espíritu maligno. Aunque, en ese momento, no sabía si sería efectivo o no, pero desde entonces, no ha habido más accidentes. Si no fuera porque esta espada pertenece al buen amigo de tu abuelo, hace tiempo que la habría tirado.” Después de decir esto, la anciana no pudo evitar suspirar.

Después de escuchar lo que su abuela había dicho, Naoko dirigió una mirada aprensiva hacia esa caja. Nunca pensó que la espada que ella había sostenido unos años atrás era en realidad un objeto tan aterrador.

Pero entonces, ella de repente pensó en algo. “Abuela, ya que esta espada nunca ha salido de esta habitación durante años, ¿cómo podría ese hombre saber sobre ella?”

La anciana dijo: “No tengo claro esto tampoco. La razón por la que te llamé aquí es para decirte que, si algo me sucede en el futuro, quiero que entierres la espada debajo del árbol del templo cercano. Tu abuelo y yo hemos ayudado a su amigo a cuidar esta espada durante muchos años, debería ser suficiente. No quiero que esta espada te haga daño a ti ni a otras personas.”

Al escuchar sus palabras, Naoko de repente se tensó. “Abuela, no me asustes, no te va a pasar nada.”

La anciana dijo con una sonrisa: “No estoy diciendo que algo me pasará, pero ya estoy vieja. Casi 100 años. Así que depende de ti lidiar con esto. Pero debes recordar no abrir la caja.”

NT: LOL…..y por la descripción de la abuela, no parece tenerlo….

Naoko finalmente se sintió aliviada. “Sé qué hacer, abuela.”

En este momento, Lei Yin, quien ha estado en silencio todo este tiempo, de repente dijo: “¿Puedo ver esa espada?”

NT: Después de innumerables novelas sobre artefactos raros, luego de ver que Lei no habló en todo el capítulo…..yo pienso e intuyo que se la quedará y partirá los traseros de todos los estadounidenses :v

 

 

 

*Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n **


Anterior capítulo | TOC Siguiente capítulo

Anuncios

8 comentarios

    • Mmmmmm, lo que pasa es que….tantas veces que lo repite, que ya ni sé que ponerle, da mucha diabetes esa palabra más en la boca de Naoko xD…….y tú cómo lo traduces?

      Me gusta

      • dependiendo del contexto en que se usa, cariño, mi amor, amante, dulzura, :V todo depende del contexto pero en ese estaba mejor “Amante” :v

        Me gusta

        • “su cariño” Nel, no encaja………..

          “Su amante” wtf, ¿acaso la està engañando?

          Su “amor”……esa es la que uso.

          “Dulzura”…..suena raro si lo transpaso al texto……

          Casi todo suena feo, y yo que pensaba que me darias algun nuevo sinonimo -_-

          Me gusta

          • dije dependiendo del contexto, y su amante esta bien o improvisa y usa “Su prometido”, “Su novio” :v sea inteligente we :v

            Me gusta

          • Novio no va con ello kbron!!!! Prometido…..tal vez,, pero como dije, no encaja………mejor ponte a preparar tus “capítulos” de “x” novela

            Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s