Infinite Competitive Dungeon Society: Capítulo 29


4to capítulo regular~~~~~ Mañana el último~~~~

Traductor: Aoisorabluesky
Editor: Fixer-san


-Puedo Escuchar Tu Voz (6)-

[¡Guao, un elemental de relámpago!]
[¡Es la primera vez que veo uno!]
[Que hermosa. Se robó mi corazón.]
[Corazón… ¿Ladrón?]
[¡Ah, ella es el elemental contratado de un Elementalista!]

Podía escuchar la charla de los elementales a mí alrededor. Sus almas radiantes estaban iluminando el mundo en una forma que nunca había visto antes. El noble escenario me cautivó completamente, dejándome sin palabras.

Todo esto pasó en el instante en que me percaté que era un Elementalista. Aunque las longitudes de onda de los elementales no coincidían con la mía, solo saber cuántos elementales había en el mundo me llenaba de una emoción indescriptible.

[Amo no tiene que mirar a los otros elementales. Amo me tiene a mí.]

—    Jaja. Que confiable. ¿Pero que no eres débil todavía?

[E-Eso es… ¡Me haré más fuerte pronto!]

No pude evitar sonreír a la vista de Peika parada sobre mi hombro y declarando sus intenciones con su abanico plegable levantado alto. Sabía que Peika era un elemental fuerte y que ella continuaría haciéndose más fuerte. Ella era un elemental único con conciencia de sí misma y nombre. También tenía secretos de los que no estaba al tanto. Sin embargo, Peika ahora mismo todavía era débil.

Todos los elementos eran así. Eran existencias que se hacían más fuertes por comunicación continua con su amo contratado. Ningún elemental era fuerte desde el momento en que formaba el contrato. Bueno, había, por supuesto, excepciones.

En general, al pasar tiempo juntos, las almas de los elementales y del Elementalista se volvían similares, y así haciendo al elemental más fuerte. La velocidad y límite de crecimiento, el cual difería para cada elemental, determinaba la fuerza de un elemental. Sin embargo, todos comenzaban desde la misma línea de partida.

—    Llevémonos bien, Peika.

[¡Déjamelo a mí! ¡Soy la elemental de relámpago Peika!]

Mientras estaba disfrutando mi charla con mi adorable compañera, de repente recordé lo que había planeado para hoy.

«Una última parte.»

El Hombre Rata Oscuro solo. Temblé ligeramente. Las circunstancias de hoy eran bastante diferentes a las de ayer. Olvida al Hombre Rata Oscuro, sentía que podía derrotar incluso al Jefe del Piso 25 solo. ¡Con la fuerza de Peika y el Control de Elemental…!

[La contribución de Kang Shin-nim es la mayor. Escoja su recompensa.]

[1. Chaleco de Cuero del Hombre Rata Oscuro
2. Poción Mediana
3. Gorro de Cuero del Hombre Rata Oscuro
4. 600 Oro
5. Guantes de Cuero del Hombre Rata Oscuro.]

¡Ahí! Apreté mis puños. Si la parte de equipamiento que quería no caía, tendría que luchar contra el jefe otra vez. Menos mal, traer a otras cuatro personas hizo el truco. Escogiendo los guantes de cuero del Hombre Rata Oscuro, sonreí.

—    Guao, Príncipe Heredero-nim ya escogió un ítem, pero todavía quedan dos ítem de set.

—    Príncipe Heredero-nim es verdaderamente sin igual en las peleas de jefes.

—    Es un Elementalista. Son personas que gente como nosotros no puede llegar a comprender.

—    ¿Cómo es que nunca escuché que Príncipe Heredero-nim sea un Elementalista?

—    Debe haber estado escondiéndolo.

—    ¿Por qué?

—    No sé. Como dije, los Elementalistas son personas que no podemos comprender.

Mientras los miembros de mi grupo estaban escribiendo su propia novela, confirmé los seis equipamientos del set del Hombre Rata Oscuro. Ya que las armas no contaban en el set, nunca escogí la Garra del Hombre Rata Oscuro. El Set de la Reina Wraith tenía seis partes, pero parecía que el Set del Hombre Rata Oscuro tenía siete.

Lo que tenía ahora era el Gorro de Cuero del Hombre Rata Oscuro, el Chaleco de Cuero del Hombre Rata Oscuro, el Cinturón de Cuero del Hombre Rata Oscuro, los Pantalones de Cuero del Hombre Rata Oscuro, y finalmente, las Botas de Cuero del Hombre Rata Oscuro. Ya que era poco probable que la camisa estuviera hecha de cuero, sospeché que el último sería una chaqueta de cuero. Estaba a punto de descubrirlo.

—    Buen trabajo todos. Me voy ahora.

—    Gracias, Príncipe Heredero-nim. ¡Como era de esperar de un Héroe!

—    Un Elementalista, estoy tan celoso. ¡Espero verte en el piso 20 también!

«Eso probablemente no pasará. Para cuando estés en el piso 17, ya hace rato habré dejado el piso 20.» —Por supuesto, no dejé que mi pensamiento escapara de mi boca. Deseándoles buena suerte, deje la habitación del jefe. Por el otro lado estaba Loretta, a quien estaba viendo por primera vez hoy.

—    ¿C-Cliente?

—    Sí.

—    Um, en tu hombro…

¿Eh? ¿Puedes ver a Peika? Aunque los Elementalistas podían dejar a otros ver a sus elementales, yo no lo había hecho. Esto solo podía significar que ella era una Elementalista cuya longitud de onda coincidía con Peika o…

[¡Raza Hada! ¡Es la primera vez que veo a un miembro de la raza Hada!]

Peika gritó sorprendida cuando vio a Loretta. Con mi suposición confirmada, asentí mi cabeza. La raza Hada, una raza mística que estaba representada por los bien conocidos elfos, hadas, hobgoblins y enanos. Aunque los elementales podían ser considerados hadas verdaderas, eran diferentes de los elfos o los enanos que se habían establecido en el mundo material.

Los miembros de la raza Humana no podían usar mana, o los selectos miembros que podían tenían que aprenderlo por sus propios esfuerzos. Sin embargo, los miembros de la raza Hada nacían con la habilidad de usar el mana. Aunque tenían sus propias deficiencias, en términos de habilidades mágicas no tenían igual.

De ellos, los Elfos tenían la mayor afinidad hacia el mana y los elementales. Ya sea que pudieran formar contratos con ellos o no, ellos nacían con Ojos de Elemental, que les permitía ver a los elementales.

Al parecer Loretta era una Hada, una elfa[1] es más. Imaginé que un elfo tendría orejas largas y puntiagudas, pero ya que dijo su forma era una marioneta que creó, debe haber escondido sus características raciales.

¿Pero cómo podía ver elementales a través de su marioneta? Ah, ya veo. Era una habilidad arraigada en su mente, no su cuerpo.

… ¿Espera, como es que yo sabía todo esto? ¿Era parte del conocimiento grabado en mí cuando me convertí en Elementalista?

—    ¡Cliente, te convertiste en un Elementalista! ¡Guao, eso sí es inesperado!

—    Eso… no suena como un cumplido.

—    Quiero decir que, hace unos años, ¡Eras solo cerebro de músculo y cuerpo de músculo! Si alguien hubiera dicho que te convertirías en un Elementalista… un perro del infierno que pasara se reiría.

—    ¡De todas formas no quisiera estar en un lugar donde un perro del infierno pasaría al azar!

[¿Tú, ridiculizaste a Amo?]

Cuando Peika miró a Loretta y preguntó, Loretta sacudió su cabeza con una sonrisa.

—    Elemental-nim, cliente y yo compartimos una relación especial. Solo estábamos teniendo una conversación amigable.

[Hmph, no me agradas. Sin mencionar, que te estas escondiendo tras una marioneta.]

Con un hmph, Peika resopló y se dio la vuelta. Mientras yo lentamente acariciaba la cabeza de Peika, le hablé a Loretta.

—    Regresaré. No debe tomar mucho tiempo.

Loretta parecía haber entendido a lo que me refería ya que una leve sonrisa titiló en su boca.

—    Buena suerte. Rezaré por tu bienestar.

—    Gracias.

Inspeccioné el Set de la Reina Wraith una última vez y me aseguré que tenía todo tipo de pociones listas en mi cuerpo. Finalmente, acaricié la cabeza de Peika.

[¡No soy una niña!]

Aunque Peika gritó e infló sus mejillas, no negó mi caricia. Que linda. Ya sabía lo que ella pensaba con la conexión que compartíamos.

De pie frente a la puerta que acaba de cerrar. Con mi lanza en mano, la abrí de una patada.

—    ¡Kugaga! ¡Humano, un humano!

—    ¡Humano verse delicioso!

—    ¡Los convertiré a todos en bistec de rata!

[¡Usaste la habilidad, Provocar! ¡Atraes a los enemigos cercanos hacia ti!]

«No es que lo vaya a comer.» —Pensando en cosas bastante inútiles, cargué hacia adelante, haciéndome un camino hacia adelante con mi lanza.

—    ¡Peika, te lo dejaré a ti!

[¡Entiendo!]

Mientras mecía mi lanza en el mar de hombres rata, Peika calmadamente voló. Entonces, como si se burlara de los hombres rata que estaban tratando de bloquear su camino, los pasó volando sin prisa hacia el Hombre Rata Oscuro.

Aunque el aturdido Hombre Rata Oscuro trató de atacarla, ella era un elemental de relámpago. Al igual que un elemental de viento era ágil, un elemental de agua era suave, un elemental de tierra era robusto, y un elemental de fuego era caliente, ella, siendo un elemental de relámpago, era rápida y precisa.

—    ¡Pequeña mosca, kugagak, voy a aplastarte!

[¿Mosca? ¿¡Te atreves a comparar este noble elemental de relámpago con una mosca!? ¡Te mataré!]

Podía sentir mana siendo sacado de mí. Peika lo había tomado para manifestar su relámpago de elemental. Aunque el Hombre Rata Oscuro tenía su relámpago negro, al parecer el ataque de relámpago de elemental funcionó, ya que soltó un grito adolorido. Bien, parece que podía dejarle el Hombre Rata Oscuro a ella.

Sintiendo una infinita confianza en mí elemental, bebí una Poción de Mana de menor grado, y me concentré otra vez en los hombres rata frente a mí. Continué usando Provocar para atraerlos hacia mí, entonces usé Llanto del Espíritu Vengativo.

—    ¡Kiyaaaa!

[Usaste Llanto del Espíritu Vengativo. ¡Todos los enemigos en la cercanía tienen confusión y miedo!]

Los hombres rata reunidos pusieron expresiones vacías y comenzaron a rodar por el suelo o a atacarse entre ellos.

—    ¡Elementales!

[¡Príncipe está llamando!]
[¿Qué hacemos? ¿Qué hacemos?]
[Ratas feas, iu.]

—    ¡Vengan a mi lanza! ¡Juntos, exterminaremos a estas ratas feas!

[¡Juuu, yo primero!]
[Juee~]

Lo que preparé fue Tempestad. Ante mi llamado, los elementales cercanos soltaron pequeñas luces como para afirmar sus existencias y volaron hacia mi lanza. Junto al flujo de mana de Circuito Peruta, una corriente espiral se formó alrededor de mi lanza y los elementales comenzaron a dar vueltas naturalmente junto con la corriente.

[¡Divertido! ¡Se ve divertido!]
[¡Yo también, yo también!]
[¡Ponme a mí también!]

Sin importar cuan leves fueran las luces, cuando se reunieron en masa, la lanza estaba irradiando con luz brillante. Si Golpe Heroico brillaba con un resplandor blanco puro, entonces los incontables elementales en mi lanza brillaban con un color arcoíris de festival.

Frente a una vista tan hermosa, casi olvido atacar. Sin embargo, pronto recordé la situación en la que estaba debido a que los elementales estaban lentamente gastando mi mana.

—    Aquí voy, Tem-

No, este era diferente a Tempestad que Peruta me había enseñado. Mi técnica como lancero y mi fuerza como Elementalista. Era una técnica que personificaba mi identidad.

—    Aquí voy, ¡Tempestad Elemental!

 
[1]NT: :3


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

Anuncios

7 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s