Awakening: Capítulo 220


Pues…..aquí el 6to y 7mo capítulo patrocinado de un total de 10….El Dios Patrocinador volvió a apoyar :3…..Y de nuevo, capítulo dividido en 3 partes…..ughh, resulta una eternidad traducirlos, y más luego re-leerlos para corregir errores….

Patrocinado por: Felipe Uresti


-Negociación-

En la cocina, observando a la atentamente cocinando Naoko, Lei Yin tuvo una sensación que era difícil de describir.

En su punto de vista, una mujer en delantal era la más bella.

Aunque este punto de vista indudablemente tiene algún rastro de machismo en ello, para un viejo fantasma milenario que vivió en la dinastía Song hasta el presente, algunas ideas fueron difíciles de cambiar.

Caminando hacia ella y poniendo sus manos alrededor de su esbelta cintura, Lei Yin le dijo suavemente en su oído: “¿Estás cansada?”

Naoko sacudió su cabeza y luego dijo suavemente: “Espera un momento, pronto podrás comer.”

“No cocines demasiada comida, solo haz lo suficiente para comer, ¿okay?”

“Em.” El corazón de Naoko se llenó con sensación dulce espesa. Ella sabía que él no quería que ella se esforzara demasiado, pero él no sabía que, cocinar para la persona que amaba era realmente un placer para ella.

En la mesa, observando su mirada hambrienta, el corazón de Naoko se llenó de felicidad.

‘Grandioso, finalmente ha vuelto a salvo.’ Al pensar en esto, un rastro de lágrimas silenciosamente, sin saberlo, cayó de sus ojos.

Cuando sintió mojada su cara, rápidamente inclinó su cabeza y la limpió con su manga.

Justo entonces, sintió una mano envolviendo su cuerpo, y luego, sintió su cara presionada contra su pecho (de él).

“Lamento hacerte esperar tanto tiempo.” Lei Yin dijo suavemente en su oído.

“Lei, lo siento, no quería llorar. Pero no puedo evitarlo…..” Para este momento, Naoko estaba ahogada con sollozos.

“No te preocupes, solo llora, deja salir todo.” La mano izquierda de Lei Yin estaba abrazando su cintura mientras su mano derecha acariciaba suavemente su cabello.

Naoko finalmente no pudo soportarlo más, ella apretó fuertemente su cintura (de él) con sus manos, dejando que sus lágrimas empaparan el pecho de su ropa.

La sala de estar quedó en silencio, entre el Cielo y la Tierra parecía que solo había una pareja abrazándose.

Después de una cantidad desconocida de tiempo, Naoko lentamente retrajo su cabeza y descubrió que una gran parte de su ropa (de él) ya estaba mojada. Ella no pudo evitar sonrojarse y susurró como una niña que fue sorprendida haciendo algo mal: “Lo siento, voy a buscar un conjunto de ropa para que te cambies.” Con eso, se levantó apresuradamente.

Lei Yin inmediatamente la abrazó. “Tonta, no te preocupes por eso, vamos a comer primero, ¿okay?”

Al mirar sus ojos (de él) llenos con lástima, Naoko sintió agrio su nariz y tuvo ganas de llorar.

Después de limpiar la vajilla, Naoko salió de la cocina y lo vio acostado en la alfombra con la espalda apoyada en el sofá observando la televisión, su pose favorita de relajación.

“Ven, siéntate aquí.” Lei Yin le sonrió y palmeó su pierna.

Naoko se sonrojó un poco y le dio una encantadora mirada enojada. Finalmente, ella bajó su cabeza y caminó lentamente hacia él.

Realmente estaba enamorado de su mirada tímida y encantadora. Cuando la vio sonrojarse mientras se sentaba en su pierna, Lei Yin no pudo resistir apretarla fuertemente en sus brazos.

“Naoko.”

“¿Qué? ¿Qué sucede?” Sintiendo que su hombre sopló un poco de vapor en su rostro, Naoko sintió que todo su cuerpo se debilitaba.

“Te quiero.” La mano de Lei Yin sondeó su ropa, acariciando lentamente su delicada piel. La ausencia hace que el corazón se vuelva más cariñoso, sin mencionar a la mujer frente a él que era tan tan increíblemente seductora. Al final, Lei Yin ha sido conducido más allá del límite que él puede tolerar.

“Nosotros, nosotros no podemos.” Dijo Naoko temblorosamente.

“¿Por qué? No me digas que es mejor no hacer ejercicio extenuante justo después de que terminemos la comida.”

“Porque……Yo, yo estoy teniendo mi período.”

Al escuchar esto, Lei Yin sonrió irónicamente. Este es de hecho la razón más terrible.

Sin atreverse a molestarla más, él sacó su traviesa mano y luego la tomó en sus brazos, siendo amable y cariñoso.

“Lo siento, Lei.” Naoko susurró su disculpa.

“Tonta, no hay necesidad de disculparse por algo así.” Lei Yin la besó tiernamente en la frente.

“Lei…..” Sintiendo que su estado de ánimo aumentaba, Naoko lo abrazó con fuerza como si quisiera integrarse en él.

Cuando se calmó ligeramente, Lei Yin preguntó suavemente: “¿Te acostumbraste a vivir con la Señorita Sakurai?”

“Em. La señorita Sakurai es una buena persona y es buena conmigo.”

“¿Quieres saber quién es ella? Puedo decirte todo lo que quieras saber.” Lei Yin acarició suavemente su hermosa cara teñida de lágrimas.

“No, no quiero saber. Mi abuela le dijo una vez a mi madre que, hay algunas cosas que cuanto menos sepas de ellas, mejor.” Con eso, Naoko enterró su cabeza en su pecho.

“Aunque esta afirmación no es necesariamente buena o mala, tengo que admitir que tu abuela es una persona sabia.”

“Lo escuché de mi madre. Aunque mi abuela rara vez hablaba, era una persona muy inteligente. Ella una vez sirvió como una Miko en el Santuario Ise. Desafortunadamente, a la edad de 26 años, ella murió a causa de un ataque al corazón. Solo he visto su apariencia en una foto.”

Al escuchar su voz ligeramente deprimida, Lei Yin besó su cara y luego la levantó. “Después de estar sentada tanto tiempo, debes estar muy cansada, ¿por qué no nos vamos a dormir?”

“Em.” Naoko asintió dócilmente.

Después de ponerla en la cama, Lei Yin repentinamente recordó algo. Sacó una carta de su bolsillo y se la dio. “Esta es la correspondencia de esta mañana, tu nombre está escrito como destinatario.”

“¿Puedes ayudarme a leerlo?” Naoko no quería soltar sus manos de él.

“Hey, si lo abro y veo que es una carta de amor, estaré celoso.”

“Ayúdame a leerlo, ¿sí?” Naoko se rió entre dientes.

Cada vez que él escuchaba su voz juguetona y mimada, los latidos del corazón de Lei Yin se aceleraban levemente y de repente sentía un impulso. Esta vez, no fue una excepción. Dijo con una sonrisa irónica: “Si vas a seguir actuando así, seré tentado. ¿No sabes cuán difícil y doloroso que es tener algo que solo puedes ver pero que no puedes comer?”

Naoko lo miró, muy complacida consigo misma.

No teniendo forma de rechazarla, Lei Yin tuvo que abrir la carta.

Después de leer la carta, se la entregó y dijo: “Esta es la carta de la Asociación Japonesa de Jóvenes Escritores. Dijeron que aprecian los artículos que publicaste en la columna de la revista para mujeres y, por lo tanto, quieren invitarte a participar en su Conferencia anual en Nagoya. También dijeron que serán responsables del boleto de ida y vuelta y del alojamiento en el hotel. Si decides ir, puedes llamar al número escrito en la carta.”

“No, no quiero ir a ningún lado, quiero estar contigo.” Naoko enterró su cabeza en sus brazos. Esta vez, la perspectiva de estar lejos de él realmente la asustaba.

Después de pensarlo, Lei Yin dijo: “¿Qué pasa si voy contigo?”

“¿Qué dijiste?” Naoko levantó su cabeza y lo miró con sorpresa.

“Quiero decir, iré contigo a Nagoya. He estado buscando la oportunidad de salir contigo, esta es la oportunidad. Después de llegar allí, no importa si vas a la conferencia o no, de todos modos, pagaremos las entradas y el alojamiento nosotros mismos. ¿Qué piensas?” Debido a que la había hecho preocuparse por él durante tanto tiempo, Lei Yin quería aprovechar esta oportunidad para compensarlo.

“¿Qué hay de tus calificaciones? No has asistido a clase por más de dos meses. Si nos vamos, eso afectaría tu estudio.” Naoko dijo preocupantemente.

“Relájate, no tengo que preocuparme por mis calificaciones. Siempre y cuando pase el examen final, aún puedo continuar mi estudio de forma normal.”

“¿En serio?” Ella sabía que los antecedentes de su amor eran muy profundos, pero todavía tenía cierta preocupación y solo quería confirmarlo.

“Quédate tranquila, no habrá ningún problema.”

“Si no va a haber un problema, en Nagoya, quiero llevarte a ver a mi abuela, ¿okay?” Al escuchar que él realmente podía ir con ella, el rostro de Naoko estaba rojo de emoción.

“Sí, creo que es hora de que vea a su yerno con sus propios ojos.” Él recordó que ella tenía una abuela en Nagoya que opera una tienda de antigüedades.

Con una cara sonrojada, Naoko retiró su rostro nuevamente dentro sus brazos.

Lei Yin sonrió, bajó su cabeza y besó su cabello, y luego enterró su cabeza en su cuello, sumergiéndose en su dulce fragancia.

Después de un rato, Naoko lo regañó encantadoramente cerca de su oreja: “Todo es tu culpa por decirme que irás a Nagoya conmigo, haciéndome incapaz de dormir.”

“Hey, soy el más incómodo aquí. Aunque tengo una gran belleza que huele dulce en mis brazos, solo puedo ver y no puedo mover mis manos.” Dijo indignado Lei Yin.

Una ráfaga de dulce sentimiento llenó el corazón de Naoko. Ella lo regañó gentilmente diciendo “Odioso”, y luego trató de acurrucarse en su cuerpo como un gato en sus brazos.

 

*****

 

“¿Qué? ¿Quieres salir?” Al escuchar lo que Lei Yin dijo, Kazumi se levantó sorprendida.

“No me malinterpretes, esta vez iré con Naoko.”

Al escuchar esta explicación, Kazumi finalmente se sintió aliviada. “Odioso, ¿por qué no lo dijiste antes?”

“Hermano de Kazumi, ¿qué hay de tus notas?” Take Asasei era una buena estudiante, lo primero que le vino a su mente fue el problema de calificación.

“Soy muy cercano de cada uno de los conferencistas. Estuvieron de acuerdo en que siempre y cuando pueda aprobar el examen final, puedo continuar mi estudio como de costumbre.” Lei Yin dijo tonterías.

“¿Eso es todo?” El rostro de Take Asasei estaba llena de envidia.

Aunque Kazumi no creía en sus tonterías, a ella no le preocupaban las pequeñas cosas como calificaciones. Ella acababa de lograr esperar hasta que regresara, sin embargo, estaba a punto de irse nuevamente. Aunque esta vez solo sería por una semana más o menos, y no debería haber nada peligroso, aún se sentía un poco triste.

“¿Cuándo irás?” Preguntó Kazumi.

“En tres días. ¿Por qué no vas con nosotros?”

“No puedo, no quiero ver alguna escena con clasificación-R allí. Además, a diferencia de alguien de aquí, soy una buena estudiante que asiste a clases regularmente.” Dijo Kazumi con una sonrisa.

“Hey, incluso si hay esa escena, no será presentada frente a ti.”

“Okay. Ustedes diviértanse, solo recuerden comprar algunos recuerdos.”

Después de dejar el departamento, Take Asasei dijo con envidia: “Tu hermano es realmente bueno con Naoko, oh, si solo pudiera encontrar un buen novio que me tratara así.”

Kazumi no habló. En esta etapa, ella básicamente ha aceptado el hecho de que Naoko-sensei se convertirá en su cuñada. Pero cada vez que pensaba en el aspecto de esa pequeña tonta cuando veía a su hermano, su corazón se llenaba de un dolor inexplicable.

“Kazumi, vámonos. De lo contrario, llegaremos tarde.”

“Okay.”

Después de que las dos cerraron la puerta del departamento, caminaron hacia la librería para hacer su trabajo a tiempo parcial.

Esta noche, no había mucha gente en la librería, así que pueden relajarse un poco. Pero, aun así, habría algunas chicas bonitas que vendrían aquí de vez en cuando.

Ellas mayormente venían, no para leer libros, sino para ver al tipo en un auto deportivo que a menudo aparecería en esta librería.

Con una mirada guapa y alta estatura, este chico rico y guapo que manejaba un auto deportivo es la versión moderna del príncipe azul en los ojos de muchas chicas.

Después de unos meses, cada vez más y más chicas que venían a esta librería sabían de la existencia de este tipo apuesto. Tantas chicas deliberadamente vestidas atractivamente venían a la librería a mirarlo, esperando atraer su atención. Pero debido a esto, estas hermosas chicas también atrajeron a otros chicos que venían aquí con motivo similar.

Ogata Yasuda no sabía eso porque a menudo venía aquí a buscar a Kazumi, la facturación de la librería mejoró en más del 5%. El gerente de esta librería estaba muy feliz.

“Quiero hablar contigo sobre algo.” Cuando Kazumi, usando el uniforme de librería, estaba guardando los nuevos libros, la voz de una joven mujer repentinamente vino de un lado.

Kazumi se dio vuelta y vio que esa persona era en realidad Mingyi Jizi.

En cuanto a esta chica arrogante y rebelde, Kazumi la ha clasificado como una de esas criaturas irracionales. Así que ella dijo secamente: “Lo siento, estoy trabajando justo ahora, por favor no me molestes.”

Los ojos de Mingyu Jizi destellaron un rastro de ira, pero ella rápidamente controló su enojo y dijo: “Pero tu gerente no lo cree.”

Kazumi se sintió un poco extraña y se volteó para mirar el mostrador. Solo para ver al hombre medio calvo, gordo y de mediana edad, constantemente hacía un gesto de “ve” hacia ella, lo que significaba que ella debería hablar con ella. Al ver esto, Kazumi no pudo evitar desanimarse. Ella comenzó a pensar si debería o no permanecer en esta librería haciendo un trabajo a tiempo parcial.

Esta vez, Mingyu Jizi continuó: “No te retendré por mucho tiempo, vayamos a la sala de espera de allí.”

Sabiendo que, si ignoraba a esta ‘princesa’, continuaría molestándola, Kazumi pensó por un momento y al final la siguió a la sala de clientes.

Después de tomar su asiento, Mingyu Jizi dijo: “No quiero ir por las ramas, quiero que dejes a Ogata Yasuda. Puedes abrir tu precio. Siempre y cuando sea razonable, te lo daré.” Ella sacó un talón de cheques de su bolso y lo dejó sobre la mesa.

Kazumi sintió un dolor de cabeza, ‘¿por qué estas personas ricas siempre están pensando en cosas tan auto-justicieramente?’

“¿Demasiada tímida para decirlo? No importa, puedes escribir cualquier cantidad que desees en este cheque en blanco. Si siento que es razonable, lo firmaré.” Mingyu Jizi arrojó el talón de cheques frente a ella.

La boca de Kazumi se torció ligeramente y luego dijo: “¿Realmente estás decidida a pedirme que deje a ese tipo, en lugar de tratar que ese tipo desaparezca de mis ojos?”

Mingyu Jizi dijo fríamente: “¿Crees que creeré eso? Si no recurres a algún tipo de método, ¿a Yasuda realmente le antojaría una mujer como tú? Te aconsejo que pares mientras estás a tiempo. ¿Alguna vez se te ocurrió que eres una mujer con un trasfondo familiar ordinario? Incluso si Yasuda realmente quiere estar contigo, no habrá ningún buen resultado. No ves nada más que su dinero solamente, pero puedo asegurarte que no tienes posibilidad de casarte con él. La sociedad de clase alta en este mundo no es tan simple como crees. El padre de Yasuda y su familia no permitirán que su futuro heredero se case con una mujer de origen común como tú. Para convertirse en su esposa, la mujer debe ser una pareja perfecta para él. Para ser honesta, siempre lo he considerado el candidato ideal para futuro esposo. El que es digno de él soy solo yo. Por lo tanto, te aconsejo que cortes cualquier tipo de relación con él, toma el dinero y vete.”

Kazumi no habló, solo la observó en silencio. Después de un rato, repentinamente dijo: “¿Tienes 10 yenes?”

“¿Qué?” Mingyu Jizi no entendió qué quería hacer con eso.

“Ah, cierto, eres una gran señorita, así que no deberías tener este tipo de pequeño cambio. ¿Qué hay de 100 yenes? ¿o 500 yenes? ¿lo tienes?”

Aunque era inconsciente por completo de lo que quería hacer, Mingyu Jizi sacó una moneda de 500 de su bolso.

“Dámelo, ¿okay?” Dijo Kazumi.

Mingyu Jizi, sin pensarlo mucho, le dio la moneda.

Después de que ella tomó la moneda, Kazumi asintió y dijo: “Ok, trato. A partir de ahora, Ogata Yasuda es tuyo. Más tarde, mantenlo apretado en una correa, no lo dejes correr alrededor, especialmente aquí.” Con eso, se levantó, lista para irse.

“Espera un minuto, ¿qué quieres decir?” Pensando que estaba siendo engañada, Mingyu Jizi la miró enojada.

“¿Aún no entiendes? Justo ahora te vendí a Ogata Yasuda por 500 yenes. Puedes hacer lo que quieras con él. Sin embargo, te daré un consejo, lo mejor es atarlo con cadenas o encerrarlo en una jaula. En resumen, no lo dejes suelto.” Después de explicarle pacientemente, Kazumi se dio vuelta y se alejó.

Mingyu Jizi se enfureció y gritó: “¡Gennai Kazumi, dentente! O, Ogata…..” Ella no podía creer que el que estaba de pie en la puerta mirándola afuera era su “futuro candidato a esposo”.

‘¿Por qué él está aquí? ¿No fue al banquete del tío Maeyama?’ Mingyu Jizi tenía miedo mientras miraba la extraña e indiferente mirada de Ogata Yasuda.

“O-Ogata-senpai, ¿cómo es que viniste aquí?” Mingyi Jizi tenía una reacción rápida, ella inmediatamente le sonrió y dijo.

Ogata Yasuda dijo fríamente: “Qué bueno que me fui antes de la fiesta, de lo contrario, me habría perdido una escena tan maravillosa.”

Mingyu Jizi rápidamente explicó: “Ogata-senpai, escúchame…..”

“No hay necesidad de explicar, he escuchado todo lo que acabas de decir. No sé cuándo comenzaste a tener la calificación para entrometerte en mis asuntos.”

“Perdón por interrumpir, como una extraña, no tengo ninguna calificación para hablar, pero ¿pueden ustedes dos mover su pelea afuera? Este es un lugar de lectura, los dos, por favor, conduzcan con dignidad.” Kazumi repentinamente dijo en voz alta.

“¡Perra, cierra tu boca!” Mingyu Jizi no podía esperar para precipitarse a rasgar su boca podrida.

Escuchando lo que Mingyu Jizi acaba de decir, Ogata Yasuda frunció el ceño y dijo fríamente: “La que necesita callarse eres tú.”

“Ogata-senpai, no seas confundido por esta mujer, ella es una mujer intrigante.”

“Te dije que te callaras, ¿no lo escuchaste?”

Al ver que su pelea estaba poniéndose cada vez más feroz, Kazumi inmediatamente tomó una decisión muy irresponsable: Ignorarlos.

Incluso si asustaban a todos los clientes o arruinaban este lugar, no tenía nada que ver con ella. Gran cosa, si ese gordo muerto la despedía, podría buscar otro trabajo a tiempo parcial en otro lugar. Pensando en esto, salió del salón de espera sin decir nada.

Al ver que Kazumi se alejaba, Ogata Yasuda inmediatamente se detuvo frente a ella y le dijo: “Kazumi, escúchame, no escuches a esta mujer. Realmente me gustas.”

Kazumi volteó su rostro para mirarlo y repentinamente le palmeó su hombro y luego dijo: “Hermanito Ogata, te he vendido a esta hermosa hermana. Más tarde, tienes que escucharla, ¿ok? Recuerda, no vengas aquí buscándome, ¿entiendes?” Con eso, ella lo evitó y salió.

Mirando su espalda, Ogata Yasuda se sintió enojado y divertido al mismo tiempo. ‘¿Por quién me toma esta mujer?’

 

 

 

 

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n **


Anterior capítulo | TOC Siguiente capítulo

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s