Infinite Competitive Dungeon Society: Capítulo 27


2do capítulo regular de la semana de un total de 5~~~~

¿Patrocinio? 5 dolares por cap extra aquí ===> [:D]

Traductor: Aoisorabluesky
Editor: Fixer-san

 


-Puedo Escuchar Tu Voz (4)-

Ella no lloró. Ni siquiera cuando su país cayó en la ruina, ni cuando su continente colapsó, ni cuando su hermana fue secuestrada por el Señor Demonio, ni cuando el emperador y la emperatriz se suicidaron.

Siendo la princesa heredera y el último miembro sobreviviente del Imperio, se mantuvo de pie hasta el final.

[¡Volveré a reclamar lo que es mío!]

[Mi adorable Princesa Heredera, es una pena que te marchéis. Esperaré el día que te vea otra vez.]

El Señor Demonio le susurró a la chica en mis brazos con una expresión maliciosa, entonces me miró y dijo.

[Salvador, Héroe. ¿Por qué razón has llegado a este mundo caído?]

[Agh, tienes un caso severo de síndrome de octavo grado. Estoy aquí simplemente para salvar a mi amiga.]

[…La razón por la que no te mataré ahora es-]

[Porque no puedes idiota. Me voy. La próxima vez que te vea, lo primero que haré será poner mi puño en tu cara. ¡Regreso!]

[Que arrogante, Humano.]

Ante mi grito, mis alrededores brillaron con luz y una puerta apareció en el aire. Abrí la puerta y le saqué mi dedo medio hacia el Señor Demonio que estaba tratando de verse guay hasta el final.

[¿¡Si no te gusta por qué no vienes a mi mundo!?]

 

*****

 

— … Otra vez.

Era otra mañana desagradable ¿Era porque dije que iría más suave y no lo hice?

Sin poder controlar mi cuerpo y con un dolor de cabeza intenso me senté con las piernas cruzadas en la cama e inicié el circuito Peruta. Siempre que mi cuerpo se sintiera fuera de balance, Peruta me dijo que usara el Circuito Peruta para devolverle el balance.

Mana, el cual circulaba por mi cuerpo como el centro, era extremadamente intenso, pero al mismo tiempo, tenía un movimiento extremadamente puro y dinámico. Cuando comencé a circularlo, se movió la mayor parte por sí solo.

Circulando el mana dentro de mí y aceptando el mana del exterior. Escupí las impurezas que se habían acumulado dentro de mí.

[¡Kyaa, príncipe guay!]
[El mana es tan brillante. Me está absorbiendo~]
[¡Alguien que lo sujete!]

Golpeé mi oído unas veces y me estiré. Hoy era fin de semana, así que me dirigí a la mazmorra justo después de desayunar. Era el día en que desafiaría al Hombre Rata Oscuro con solo dos personas. Mi compañero era solo Shina.

—    ¿Estás segura? Dejaste a los miembros de tu grupo detrás. Además, es peligroso.

—    Está bien. Estamos progresando poco en el piso 17. Además, todos los miembros del grupo están ocupados hoy.

Shina respondió como si lo hubiera tenido preparado de antemano. En una mano, ella sostenía un escudo redondo, y una espada larga en la otra. Como era de esperar de un líder de grupo, su equipamiento lucía bien.

Ella sería mi tanque para hoy. Ella era estable y tenía los sentidos para esquivar la habilidad del Hombre Rata Oscuro. Era la mejor opción como compañero.

—    Para ser honesta, estoy un poco preocupada, pero sé que estaré bien contigo, oppa!

—    Sep. Como dije, lo único que tienes que hacer es retrasar al Hombre Rata Oscuro un poco.

—    Entiendo. ¡Cuida bien de mí!

Intercambiando mensajes con ella de rato en rato, nos volvimos lo suficientemente cercanos para que ella me llamara oppa. Normalmente ella era madura, pero también sabia como actuar malcriada y cariñosa. En general era una chica muy agradable. Aunque, por supuesto, ¡No era rival para mí Yua!

Con la pelea del jefe frente a nosotros, ella se puso su Túnica Resistente a Rayos. Yo tenía mi Set de la Reina Wraith puesto también.

Aunque el Grito de Guerra del Lord Orco era una habilidad fantástica, incluso si podía ignorar el ataque del Hombre Rata Oscuro, un solo ataque de relámpago oscuro me mataría. Por eso, no era particularmente útil en la pelea contra el Jefe del Piso 15.

El Lamento del Espíritu Vengativo del Set de la Reina Wraith tenía un efecto de infligir confusión y miedo a los enemigos de los alrededores. Con ella, podía encargarme de todos los secuaces hombre rata mientras el Hombre Rata Oscuro estaba embobado.

Por lo tanto, cada vez que luchaba contra el Hombre Rata Oscuro, me quitaba el Set del Lord Orco que me gustaba y usaba el Set de la Reina Wraith que me hacía sentir un poco extraño al usarlo. Tampoco podía evitar tener escalofríos por lo ligero que era este set de armadura.

Sin embargo, Shina parecía estar prestando atención a otro lado del Set de la Reina Wraith.

—    Guao, te ves tan guay, oppa.

—    ¿M-Mm?

—    Juju, va bien con tu rostro atractivo oppa. Como de la realeza.

—    R-Realeza… me halagas demasiado.

Debido a que estaba siendo llamado Príncipe Heredero, sería malo si yo mismo me confundía con ser en verdad de la realeza. Con una sonrisa amarga, sostuve la Glaive del Lord Orco.

—    Muy bien, puedes halagarme después de la pelea.

—    ¡Entiendo! ¡Vamos!

Estábamos parados lado a lado y abrí la puerta de una patada. Dentro, habían 40 hombres rata y el hombre rata oscuro. Era igual que siempre.

Grité con todo lo que daban mis pulmones.

—    ¡PELEEN CONMIGO!

[¡Usaste la habilidad «Provocar»! ¡Ganaste la atención de tus enemigos!]

—    ¡Kigik!

—    ¡Kugagak! ¡Mátenlo!

—    ¡Humano macho!

Desde arriba, le daría a cualquiera que estuviera observando la desagradable sensación de un puñado de ratas corriendo. Mientras yo apretaba mi lanza con fuerza y me preparaba para usar Golpe Heroico, grité hacia Shina.

—    ¡Encárgate del Hombre Rata Oscuro!

—    ¡Sí!

El Hombre Rata Oscuro estaba entre los hombres ratas corriendo hacia mí, y Shina corrió hacia él para tomar el aggro. Ciertamente, el Hombre Rata Oscuro cambió de objetivo, lanzándole golpes con sus garras.

Por alguna extraña razón, los hombres rata tenían baja defensa comparada con su alto ataque. Su defensa mental era incluso más débil. Estaba claro ver que eran fácilmente provocados por una habilidad de rango bajo. Modificando la trayectoria de mi lanza mientras avanzaba, incluí tantos hombres rata como fuera posible en mi ataque.

—    ¡Golpe Heroico!

Cubierto en luz blanca, mi lanza arremetió hacia adelante y masacró a cerca de una docena de hombres rata en su camino. Entonces envolví mi mana alrededor de mi arma y comencé a perforar las gargantas de los hombres rata.

—    ¡Kueek!

—    ¡Humano!

—    ¡Jaaap!

Continué usando Provocar, asegurándome de que ninguno de ellos iba hacia Shina. Al perforar las gargantas de los hombres rata uno a uno, me aseguré de que estaban muertos.

—    ¡Kyak! ¡Está usando su habilidad!

—    ¡Llanto del Espíritu Vengativo!

[¡Kiyaaaaaa!]

Aunque quería guardarla ya que solo podía usarla una vez al día, Shina ya había sido golpeada por el relámpago. Ella podría esquivar los siguientes ataques si esquivaba el relámpago inicial, pero no ella no tenía otra opción más que morir si era golpeada. No a menos que yo usara el llanto del Espíritu Vengativo.

[¡Usaste Llanto del Espíritu Vengativo! ¡Todos los enemigos están confundidos! ¡Todos los enemigos tienen miedo!]

—    ¡Kigigik! ¡Humano, demasiados humanos!

—    ¡Miedo, oscuro miedo!

Los alrededores se habían vuelto caóticos. Algunos de los hombres rata comenzaron a luchar entre ellos, mientras otros caían y temblaban de miedo. El Hombre Rata Oscuro también canceló su habilidad y estaba luchando contra los hombres rata cercanos con su ojos enrojecidos.

—    No tenemos mucho tiempo. ¡Haz tanto daño como puedas! —Grité mientras me encargaba de varios hombres rata con Tempestad. Shina parecía haberse recuperado de la parálisis gracias a la Túnica Resistente a los Relámpagos, ya que estaba recuperando el aliento y concentrando su mana en su espada. Su mana era del mismo color que sus ojos.

—    ¡Toma esto! ¡Picadura de Avispón![1]

—    ¡Kueeek!

Mientras Shina estaba atacando al confundido Hombre Rata Oscuro, continué encargándome de los secuaces hombre rata. Con ellos luchando entre sí o temblando del miedo, estaban completamente indefensos. Cuando maté al último hombre rata, el efecto del Llanto del Espíritu Vengativo se acabó, y el hombre Rata Oscuro usó su habilidad otra vez.

—    Kigigik, ¡voy a cocinarte hasta que te achicharres!

—    ¡Creo que quisiste decir quemado, idiota!

[¡El Hombre Rata Oscuro usa Explosión del Trueno Oscuro!]

¡Aquí estaba! El momento en que el relámpago negro comenzó a explotar desde todo su cuerpo, Shina y yo saltamos hacia atrás. ¡Muy bien, lo esquivamos!

—    ¡Kugagaga!

El Hombre Rata Oscuro disparó continuamente relámpagos en su locura. Por supuesto, no estábamos solo observando desde la distancia. Bebí una Poción de Mana y preparé mi Golpe Heroico, mientras Shina bebía una Poción de Vida.

—    Fiiu, esto es difícil. ¿Siempre has estado luchando así?

—    Sí, bueno. ¡Aquí viene!

—    ¡Kugagagak! ¡Humanos!

—    ¡Comete esto!

Viendo al Hombre Rata Oscuro cargando hacia adelante el momento en que su habilidad terminó, lancé mi lanza hacia adelante. Cuando sentí la energía condensada en mi arma, sentí una sensación sin precedentes de satisfacción. Al mismo tiempo, tuve el sentimiento de que mi lanza lo golpearía donde yo apunté.

[¡Golpe Crítico!]

—    ¡Kugagagak!

La Glaive del Lord Orco perforó completamente al pecho del Hombre Rata Oscuro, saliendo por su espalda y encajándolo en la pared. Sangre se vertía a chorros desde el pecho del Hombre Rata Oscuro mientras colapsaba en el suelo. Estaba o muerto o a punto de morir.

—    I-Increíble. Perforar la defensa de un Jefe de Piso. Ah…

—    ¡Shina! ¡Apúrate!

—    ¡Ah! ¡Sí!

Shina y yo cargamos hacia el Hombre Rata Oscuro. Aunque retorcía su cuerpo, renuente a morir, el ataque de Shina y el mío lo acabaron fácilmente.

—    ¡Jaaap! ¡Muere!

—    ¡Eit!

—    ¡K-Kiiii!

Escuchando ese último chillido espeluznante de su aliento moribundo, Shina y yo choque palmas. Lo logramos.

[Consumiste un Cristal de Trueno. Su resistencia a los relámpagos aumenta ligeramente. Su afinidad con los relámpagos aumenta. Su magia aumenta en 5. Al parecer tomar más no tendrá ningún efecto.]

—    Oh.

Terminé de consumir el Cristal de Trueno hasta el límite mucho más rápido de lo que anticipé. También era inesperado que aumentaría mi magia en 5. Mientras estaba revisando mi estado con satisfacción, Shina, quien obtuvo las botas de Cuero del Hombre Rata Oscuro, me miró con una mirada de disculpa.

—    ¿De verdad que está bien, oppa? Escuché que las botas de cuero son una parte rara.

—    Ya lo tengo. Solo necesito dos más para completar mi set.

—    I-Increíble.

Uno de ellos vendría de cazar al Hombre Rata Oscuro solo, así que solo tenía una oportunidad más. Una vez que tuviera esa parte… Lucharé solo contra el Hombre Rata Oscuro, todavía no tenía confianza, pero no tenía otra elección.

—    ¡Buena suerte, oppa! ¡Aunque no estoy segura de que es lo que estás haciendo, sé que oppa puede hacer lo que sea!

—    Jaja ¿Estás tratando de animarme? Gracias.

—    Llámame si me necesitas otra vez. ¡Siempre estaré disponible!

—    Muy bien, hasta luego.

Di mi adiós a Shina que estaba actuando linda con sus ojos centelleantes.

«Muy bien, obtendré la última pieza del Set del Hombre Rata Oscuro antes de que se acabe el día. Entonces, lo desafiaré solo mañana.» —Murmuré, tratando de aliviar mi ansiedad.

 

 

 
[1] NC: Anteriormente traducido como “Perforación de Avispón” [cap 20]


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

Anuncios

6 comentarios

  1. Más que un sueño siento que es premonición de lo que le depara. O quizás recuerdos de viaje en el tiempo hohoho.
    Gracias por los capítulos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s