Súper Gen Divino – Capítulo 29: Pájaro de la Tormenta


Os traemos otro capítulo de nuestro Demonio favorito, ¿como saldrán Sen y su cajero automático del bloqueo de los mamuts?

No os voy a prometer que saquemos más esta semana, pero si os prometo que lo intentaremos. A ver si en las vacaciones de navidad podemos ir algo más ligero.


“Sen, ¡estás en forma! Debes haber completado el máximo de puntos genéticos mutante.” Lin Beifeng dejó de trepar cuando no pudo soportar más el dolor de sus brazos, mientras que Han Sen aún tenía fuerzas de sobra.

“Aguanta. Hay una saliente ahí arriba, podemos llegar allí y descansar.” Han Sen dijo a Lin Beifeng.

“Sen, no puedo más. ¿Volvemos a bajar?”

“Quédate aquí. Subiré primero y luego te jalaré con una enredadera.” Han Sen comenzó a trepar, y era tan rápido que parecía que caminaba por el suelo, lo que desconcertó a Lin Beifeng.

Han Sen tardó un poco en llegar a la saliente y usar la enredadera para jalar de Lin Beifeng. La saliente tenía el tamaño de una mesa. Los dos se apretujaron en la saliente y miraron a su alrededor. El acantilado era muy escarpado y no había forma de subir si no era por las enredaderas, la cuales sólo cubrían una parte del acantilado.

“Sen, esperemos aquí dos días y quizá las bestias mamut se vayan si no nos ven. El acantilado es demasiado escarpado y yo no estoy tan en forma como tú. Realmente no puedo subir.” Dijo preocupado Lin Beifeng.

“Bueno, descansa aquí y yo iré a ver si hay alguna salida. Si lo hay, volveré por ti. Si no, entonces podríamos esperar a que las bestias mamut se vayan.” Dijo Han Sen y se preparó para trepar.

“Sen, ¿no me abandonarás?” Lin Beifeng agarró la ropa de Han Sen como una niña.

“No te preocupes. ¿Cómo podría abandonarte cuando me debes tanto dinero?” Han Sen acarició a Lin Beifeng en el hombro y se fue.

Debido a que había practicado Demonio Libertino, Han Sen era particularmente bueno escalando. Como ahora era mucho más fuerte, tampoco le suponía mucho esfuerzo.

Han Sen trepó unos pocos cientos de metros y solo veía nada más que el acantilado. Las enredaderas seguían subiendo y él se preguntaba dónde estaban sus raíces.

Han Sen se sentía un poco cansado y estaba pensando en bajar. Pero tras buscar de nuevo, percibió otra roca que sobresalía encima él.

“Subiré a esa roca de arriba y echaré un vistazo. Si no hay salida, bajaré a comer y beber. Tal vez podríamos correr más rápido que las bestias mamut.” Decidió Han Sen y siguió subiendo.

La piedra estaba más lejos y era más grande de lo que Han Sen se había imaginado. Era la mitad del tamaño de una cancha de baloncesto. Cuando se subió a la roca, los ojos de Han Sen se abrieron de par en par.

En la roca había un nido hecho con ramas de árboles y enredaderas. Parecía un enorme nido de golondrinas que casi ocupaba la mitad de la roca. Un huevo de al menos tres pies de alto estaba en el nido.

“¡Vaya, qué huevo tan grande! ¿Qué tan grande será la criatura que lo puso?” Han Sen se estremeció. La criatura no estaba por aquí ahora, pero no se atrevió a pensar lo que pasaría si regresaba.

Ser grande no significa necesariamente que fuese avanzado. Las bestias mamut eran criaturas enormes pero meramente primitivas.

Sin embargo, la habilidad de hacer un nido y poner un huevo en el acantilado demostraba que la criatura no era una criatura promedio. Podría ser una criatura divina.

Si el huevo pertenecía a una criatura divina, Han Sen no querría desaprovecharlo.

Después de algunas vacilaciones, Han Sen se acercó al huevo e hizo un agujero en la cáscara del huevo con la punta de su daga. Saco una pajita de su bolsillo, la metió en el agujero y empezó a chupar.

De repente, un dulce jugo llenó la boca de Han Sen.

«Consumido Huevo Divino del Pájaro de la Tormenta, no se obtuvo ningún gen divino»

Aunque no ganó ningún punto genético divino, el solo hecho de que el huevo era de una criatura divina alegró a Han Sen.

Era un huevo enorme, con sólo diez puntos genéticos divinos, no le sorprendió que no hubiera ganado ni un punto con sólo un bocado. Y como ya tenía algunos puntos genéticos divinos no podía conseguir los diez puntos, así que sólo podría obtener seis o siete si tenía suerte.

Pero los puntos genéticos divinos eran tan difíciles de conseguir que incluso unos pocos más ayudarían.

Han Sen estaba chupando desesperadamente el líquido con la pajita con la que solía usar para beber de su bolsa de agua para no tener que moverse cuando se ocultaba de las bestias. También era inesperadamente práctico para chupar el jugo de huevo.

El huevo era tan grande que cuando Han Sen finalmente escuchó el indicio de que había ganado un punto genético divino, estaba tan lleno que no podía beber más. Han Sen sacó la paja, y luego selló el agujero con barro. Guardando la pajita de nuevo, descendió usando la enredadera.

“Sen, ¿por qué tardaste tanto? ¿Hay una salida?” Viendo a Han Sen regresando de lo alto, Lin Beifeng, quien había estado muy preocupado, preguntó inmediatamente en voz baja para no alertar a las bestias mamut que estaban abajo.

“No. Es tan escarpado como un espejo, y no tenemos adónde ir.” Han Sen sacudió su cabeza.

“Entonces no tenemos otra opción que esperar a que el rebaño se vaya.” Dijo Lin Beifeng decepcionado.

“Está todo bien. Todavía nos queda algo de comida y agua.” Han Sen realmente se iba a tomar su tiempo ahora, ya que no podía terminar de beber el huevo crudo en poco tiempo y no se iba a ir antes de eso.

Se acurrucaron en la piedra para pasar la noche, y a la mañana siguiente Han Sen subió para comer más huevos. Se aseguró de que no había ninguna criatura en el nido antes de subir y rompió el sello para beber del huevo.

“Sen, ¿por qué estás subiendo otra vez?.” Lin Beifeng le preguntó cuando Han Sen regresó.

“Hay bestias divinas arriba y yo estaba celebrando una comilona allí. ¿Quieres que vayamos juntos?” Han Sen se rió.

“Puedes quedártelo.” Lin Beifeng lo miró y no creyó ni una palabra de lo que dijo. Incluso si realmente hubiera bestias divinas, era más probable que Han Sen fuera su alimento.

 

 


Anuncios

7 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s