Awakening: Capítulo 207


2do patrocinado~~~~

Patrocinado por: Felipe Uresti

 


-Restaurante-

“¡Ding!” Un timbre de puerta sonó, una chica rubia de unos estantes llenos de autopartes se acercó.

Le dijo al joven hombre que acababa de entrar por la puerta: “Bienvenido, ¿qué puedo hacer por usted?”

“Quiero hablar con tu jefe, Robin. ¿Está él aquí?”

“Él está reparando un automóvil dentro del garaje. Espere un momento, le informaré.” Con eso, ella le sirvió un vaso de agua.

“Gracias.” El joven hombre se sentó en el sofá dentro de la sala de recepción.

No mucho después de eso, un joven estadounidense cuyas manos estaban manchadas de aceite vino del interior junto con esa chica rubia.

Al ver al sonriente joven asiático sentado en el sofá, Robin quedó aturdido por un momento, y luego corrió hacia él con una agradable sorpresa.

Al ver que el jefe estaba a punto de abrazar al hombre, la chica rubia no pudo evitar recordarle amablemente: “Robin, todavía tienes aceite en tus manos.”

Al escuchar esto, Robin inmediatamente retiró sus manos para no tocar la ropa de su amigo.

“¿Cuándo viniste?” Dijo emocionado Robin.

El asiático sonrió y dijo: “Vine a los Estados Unidos para manejar algo. En el camino, decidí visitarte.”

“Espera un momento, tomaré un baño rápido y luego te llevaré a comer.”

“¿Afectará tu trabajo?”

“No, no lo hará. Siéntate aquí primero. Mary, ayúdame a saludar a mi buen amigo.” Con eso, Robin salió corriendo de la habitación, queriendo tomar un baño rápido y cambiarse de ropa.

Al verlo feliz como un niño, la chica rubia no pudo evitar sonreír.

Pronto, después de tomar un baño rápido y cambiarse en su ropa casual, Robin salió. “Mary, por favor maneja la tienda por mí. Lei Yin, vámonos.”

“Okay.” Respondió la chica rubia llamada Mary.

El joven asiático sonrió en silencio desde un costado, no lo había visto en mucho tiempo, él ahora es más maduro. Ya no se teñía el pelo con colores extraños y no le gustaban los trajes extravagantes. Él también está mucho más tranquilo ahora. Parece que el tiempo realmente puede cambiar muchas cosas.

Conociendo la aversión de su amigo por la ostentación, Robin no lo llevó a un restaurante elegante, sino a un lugar al que previamente lo llevó, un restaurante italiano de tamaño mediano que tiene un sabor distintivo.

Escuchando música italiana llena de sabor y degustando un plato de espagueti con salsa de tomate, además de una botella de vino, los dos jóvenes de diferentes nacionalidades y colores se sintieron muy despreocupados y cómodos.

“¿Cómo ha estado el negocio de tu tienda recientemente?” Después de tomar un sorbo de vino tinto, Lei Yin preguntó.

“No está mal. Tengo algunos amigos que me ayudaron jalando a muchos invitados para que vinieran.” Dijo Robin mientras comía.

“¿Todavía visitas la iglesia?”

“Una vez a la semana más o menos, a veces, cuando ayudo al Padre a comprar, iría allí dos o tres veces.”

“¿Qué pasa con el Padre, la hermana Jill y los demás?”

“La cintura del Padre está un poco mal bajo el clima recientemente, después de todo, él es viejo. Intenté hablar con él para reducir el número de veces que salió a predicar, pero también sabes que es un hombre muy obstinado y no escucharía mi consejo. En cuanto a la hermana Jill y las otras enfermeras, están bien. ¿Y tú, cómo has estado recientemente?”

Lei Yin sonrió. “Al menos, todavía estoy vivo, ¿verdad? Eso es suficiente para mí. Brindemos por estar vivos.” Con eso, levantó su vaso lleno de vino tinto.

Robin se burló de él por sonreír. También recogió su copa, hizo un brindis y bebió de un trago.

“Esa chica que llamaste Mary, ¿tiene novio?” Preguntó repentinamente Lei Yin.

“Todavía no, ¿por qué? ¿Te gusta?” Robin sonrió inesperadamente.

“No yo, eres tú. Creo que es una buena chica, ¿siquiera lo pensaste?”

“Para ser honesto, no estoy de humor.”

“¿Por la hermana Jill?”

Robin no lo negó. Sonrió un poco. “Que te guste una persona es algo muy fácil de hacer, pero olvidar a la persona que te gusta es muy difícil. A veces, también creo que soy un tonto. Sé que es imposible para que yo y la hermana Jill estemos juntos, pero cada vez que la veo, no puedo evitar empezar a darme el lujo de pasarlo por alto.”

“El tiempo, el tiempo diluirá todo. Tómate tu tiempo, tienes mucho de todos modos.”

“Todavía te gusta sermonear.”

“Extraño. ¿Por qué tanta gente me dice lo mismo?”

Robin se rió. “Parece que si no te conviertes en sacerdote, sería un desperdicio.”

“No, no soy apto para un trabajo tan serio.”

“¿Cuándo te vas?”

“Mañana.”

“¿Tan pronto?” Robin se sorprendió.

“Hay algo que necesito hacer. Solo me detuve para verte.”

Robin mostró una expresión decepcionada: “Raramente nos encontramos, nunca pensé que sería tan pronto para decir adiós. Mañana, iré a despedirme de ti *.”

NT: Aquí decía….Send out……estuve buscando algo bueno, pero al final, solo logré pensar algo como “despedirte de ti”, ya que la traducción literal sería “enviarte afuera”….

“Somos dos tipos grandes, no es necesario ser tan sentimentales. No te preocupes, cuando esto termine, encontraré un momento para visitarte nuevamente. Esta noche, no pienses demasiado, beberemos hasta que estemos borrachos.” Con eso, Lei Yin levantó su copa una vez más.

Sabiendo que él es un hombre de palabra, Robin tuvo que darse por vencido y levantó su copa.

Los dos hombres hablaron hasta altas horas de la noche, bebiendo botella tras botella de vino. Al final, los dos se marcharon cuando el restaurante estaba a punto de cerrar, Robin estaba severamente intoxicado.

Afortunadamente, vivía en su casa anterior por lo que Lei Yin pudo traerlo de vuelta usando sus recuerdos (del lugar).

Después de ponerlo en la cama, observó al rubio ya inconsciente.

“Espero que aún podamos encontrarnos en esta vida.” Dándole una palmada en el hombro, Lei Yin jaló la sábana para cubrirlo. Después de echarle un vistazo, Lei Yin cerró la puerta y se fue.

“Maestro, ¿encontraste el barco?” Después de que Lei Yin tomara un baño, Rei Li preguntó.

“Sí, es un bote que se usaba para contrabandear personas a los Estados Unidos. Pero el barco no puede navegar inmediatamente porque los contrabandistas quieren evitar el viento descendente. Además, necesitan hacer un mantenimiento del casco y comprar algunos suministros. Por lo tanto, tenemos que esperar hasta la próxima semana antes de que podamos zarpar.”

“Así que, ¿tenemos que quedarnos aquí por una semana?”

“Si nada cambia, entonces sí. ¿Qué hay de tus piernas?”

“Está bien ahora.” Después de días de huir de Atlanta a Boston, sus heridas finalmente sanaron.

“Eso es bueno. ¿Dónde está Chang’an?”

“Salió a comprar comida.”

Conociendo la cautela de Chang’an, se sintió a gusto, sin preocuparse de que Chang’an fuera reconocido.

La situación general parecía segura ahora.

Pero perder la sede y muchos años de esfuerzo así hizo que Rei Li se volviera cada vez más infeliz. Al final, no pudo evitar golpear su puño sobre la mesa. “Maestro, realmente no estoy dispuesto a aceptar esto. ¿Simplemente vamos a dejar que esas pandillas de tortugas nos engañen así?”

Lei Yin entrecerró sus ojos hacia él. “¿Entonces qué es lo que quieres?”

“Yo…..” Por un momento, Rei Li no supo qué decir. Él también sabía quién es la parte contraria. Además, finalmente han logrado escapar todo el camino hasta aquí con grandes dificultades. Es solo que, había un fuerte sentimiento de resentimiento en su corazón que siempre ha sido difícil de disipar.

Al ver la cara sombría de Rei Li, Lei Yin de repente mostró una mirada ponderante.

“¿Estás realmente enojado?” Él le hizo esta frase suavemente.

Rei Li lo miró y luego asintió ferozmente.

“¿Tienes miedo a morir?” Lei Yin sonrió extrañamente.

“Soy el líder de la pandilla número uno del submundo, si tengo miedo a morir, no entraría en este mundo en primer lugar.” Dijo Rei Li en voz alta.

“Quizás realmente moriremos.”

“Maestro, ¿qué vas a hacer?” Rei Li finalmente notó la rareza en la cara de su maestro.

“Lo llamado ‘entrenar las tropas durante mil días solo para usarlas por un día’. Black Dragon también ha hecho a este tipo de personas durante años, es hora de que ellos hagan algo. Honestamente, después de haber sido perseguido como una rata por tanto tiempo, también estoy muy disgustado. ¿Cuándo, yo, este padre, me convertí en una tortuga de corazón débil? Ya que esta vez fue otra persona la que se metió con nosotros primero, si queremos jugar, tenemos que ir a lo grande. Sin embargo, tienes que pensarlo muy claro, si jugamos, es muy probable que terminemos perdiendo todo, incluso tanto que seremos perseguidos todos los días. En este momento, tú estás a cargo de Black Dragon, por lo que decide si jugamos esto o no.”

Mirando en blanco a los ojos sin fondo de su maestro, Rei Li pareció capaz de ver dos llamas indistintas que se elevaban lentamente desde el abismo. Quince años atrás, él había visto este tipo de mirada una vez. Lo que sucedió en ese momento todavía podía ser claramente recordado por él.

Para extraños, él es un hombre extraño. Debido a que le gustaba manejar los asuntos no de acuerdo con el sentido común, muchas personas del submundo pensaban que era un bicho raro. Pero solo él, él mismo sabía mejor que esto era solo una influencia sutil de su maestro hacía él. Además, solo él sabía mejor que nadie que su maestro es el verdadero monstruo. Su maestro parecía ser una mezcla de contradicciones. No importa en qué posición se encuentre su maestro, su maestro trataría de mantener un perfil bajo y una posición discreta. Pero a veces, o en algún momento especial, su maestro haría cosas increíbles.

Apretando fuertemente su puño, Rei Li golpeó de repente la mesa, abruptamente rompiendo una esquina de la mesa.

“¡Su abuela! Si yo, este padre, debo morir, quiero un funeral espectacular, y quiero que esos hijos de tortugas sean enterrados junto a mí. ¡Juguemos!” Rei Li se levantó y rugió.

El sonido en la habitación alertó a los tres miembros del grupo oscuro y, sosteniendo sus pistolas, corrieron de inmediato a la habitación para ver qué sucedía.

Pero pronto se sorprendieron porque vieron a los dos hombres, uno viejo y otro joven, riéndose ruidosamente como dos maníacos.

Al ver esta escena extraña, estos tres miembros del equipo oscuro se miraron entre sí, completamente inconscientes de lo que estaba pasando entre estos dos, maestro y discípulo.

 

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n **


Anterior capítulo | TOC Siguiente capítulo

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s