Hail the King: Capítulo 56.7


Buenas chicos, les traigo su agraciado capítulo semanal ❤
Cualquier cosita por favor me avisan en los comentarios ~


~ Refuerzos ~

La expresión en el rostro de Fei cambió. Él saltó a una colina más alta y echó una mirada. A lo lejos, en el horizonte, por donde el azulado cielo y las verdes planicies se encontraban, se podían ver numerosas banderas plateadas bastante elongadas. Las banderas revoloteaban en el viento y se veían como hermosos dragones plateados volando. Luego, el suelo comenzó a temblar y la caballería plateada comenzó a cargar en la dirección de Chambord como una inmensa ola.

“Por lo que puedo ver y sentir, al parecer hay al menos unos seiscientos hombres en esta formación…… ¿Es ayuda del Imperio Zenit o serán refuerzos del caballero plateado?”

Fei observó cuidadosamente. De todas formas, al poco rato se dio cuenta que la plateada caballería que apareció de la nada no estaba reduciendo la velocidad en lo absoluto en lo que vieron a los enemigos derrotados, en cambio, comenzaron una masacre sin piedad bajo el sonido de las fuertes cornetas. Donde fuese que las herraduras de hierro aplastaran, sangre y carne salía volando al aire. Los sables y las lanzas penetraron a los enemigos, era como dejarque un montón de tigres hambrientos entrara a la jaula de las ovejas. Los mil enemigos que seguían con vida simplemente gritaron y lloraron, pues a estas alturas ya no tenían la fuerza para luchar de vuelta; fue una completa aniquilación.

“Phew…… genial, al parecer es ayuda envíada desde el Imperio Zenit.” Fei se sintió más tranquilo. Él pensó en algo y luego bajó la colina. Rápidamente regresó a la tienda del mago, solo que se detuvo al sorprenderse por encontrar algunas señales de forcéo. Era obvio que el mago de cuatro estrellas había despertado e intentó salirse de sus ataduras, desafortunadamente, no tuvo mucho éxito. El enfermo metodo que usó Fei terminó siendo bastante útil. El pobre mago estaba diezmado analmente, y su sangre estaba manchando el piso. Parecía que el palo de madera se había movido cuando el mago comenzó a luchar, por lo que se desmayó nuevamente debido al dolor insufrible.

Fei levantó al desmayado mago del piso y caminó hacia la tienda colapsada donde se encontraba el caballero de la máscara plateada. Fei puso al mago junto al cadaver del caballero enmascarado y luego cortó un gran pedazo de tela de la tienda con la ayuda de su espada. Tras eso, Fei envolvió al mago y el cadaver juntos en un gran paquete y lo dejó a su lado.

Tras hacer eso, él se paró en las planicies y vió a la ayuda enviada por parte del Imperio Zenit. En ese momento, la caballería con sus brillantes armaduras seguía rotando y cabalgado para poder limpiar el lugar de los enemigos que quedaban. Durante esto, de repente, veinte caballeros se separaron del grupo y comenzaron a avanzar en la dirección de Fei.

Fei estaba a punto de preguntarles algo, pero se dio cuenta que ellos no estaban reduciendo la velocidad cuando lo vieron; sino que se solo se rieron en lo que apuraron a sus caballos y gritaron con arrogancia. Las lanzas en sus manos se levantaron y brillaron como una luz asesina bajo los rayos del sol. Las puntas de sus lanzas todavía goteando la sangre derramada de los enemigos que fallecieron antes, las mismas que ahora estaban apuntadas hacia Fei.

“¡Mierda! ¿Acaso estos imbeciles me confundieron con uno de los enemigos derrotados?”

Fei quedó muy sorprendido. En lo que estaba por alzar su voz y explicarse a sí mismo, el caballero con la armadura más lujosa quien se encontraba liderando la carga de repente se río, giró su cuerpo y lanzó la lanza hacia Fei haciendo uso del impulso del caballo. La lanza de dos metros de largo silbó por el aire en lo que avanzaba en la dirección de Fei.

“¡Ding!”

La expresión de Fei se tornó fría. Él levantó su brazo izquierdo y el 【Escudo azul con púas】 gentilmente tocó la punta de la lanza; la furiosa lanza fue re-direccionada y salió volando. Fei inmediatamente supo que el caballero que lanzó la lanza no era si quiera un guerrero de una estrella. El nivel de ataque que puso no era si quiera una amenaza para un bárbaro de nivel 12.

“Tu…… ¿Te atreves a resistirte? ¡Vayan y háganlo engrudo!”

El caballero de la armadura lujosa no esperó que su ataque con más precisión fuese a terminar así con tal facilidad por un ‘enemigo derrotado’ quien estaba cubierto en sangre. Tras una breve sorpresa, él sintió que su prestigio estaba siendo desafiado.

“¡Ding!” Él se enojó en lo que desenvainaba su espada desde su cintura y gritó tras apuntarle a Fei nuevamente. Luego, tanto él como el resto de la caballería que se encontraba detrás, comenzaron a cabalgar rápidamente después de que los caballos sintieran el estímulo de las espuelas en las botas plateadas.

Ellos querían mandar a volar al enemigo que tenían en frente de ellos.

“Esperen…… ¡Deténganse! Soy de Chambord, ¡No soy un enemigo!”

Fei no tuvo otra alternativa más que gritar y explicarse.

Quien iba a saber que el caballero de la armadura lujosa quien estaba liderando la carga no le gestionó al caballo ni al resto del grupo que bajaran la velocidad tras escuchar el grito de Fei. Él agachó su cabeza y aceleró el caballo aún más. Los caballeros detrás de él hicieron lo mismo, todos tenían sonrisas muy animadas y burlonas en sus rostros, y la forma en la que veían a Fei no era muy diferente a la forma en la que miraban a un idiota o una persona muerta.

“Mierda, esto no está bien…… estos bastardos me quieren matar a propósito.”

El corazón de Fei se hundió en lo que se daba cuenta que algo no estaba bien. Tras darse cuenta de la sonrisa burlona del caballero y tras ver la expresión que tenían los demás, Fei supo que las palabras no iban a resolver ningún problema. Él miró con desdeño a los caballeros en lo que posicionó su 【Escudo azul con púas】 justo sobre su hombro y chocó con agresión y directamente contra la caballería.

“Hijos de p*ta, ¡Veamos quién es más fuerte!” La provocación de ellos había causado que Fei se enojara.

Rápidamente, el hombre y los veinte caballos colisionaron.

“Boom, boom, boom, boom, boom!”

Una serie de sonidos sordos sonaron como si estuvieran machacando un firme muro defensivo. Llenos de incredulidad, ellos fueron empujados completamente de sus caballos y cayeron al piso al instante, generando una serie de gemidos y gritos. El líder de ellos fue quien terminó especialmente peor que los demás ya que terminó como una pelota de futbol y salió rodando sin parar. Su lujosa armadura ahora estaba cubierta en sangre y tierra, su casco se había perdido y su rostro había quedado tan sucio que ahora se veía como un vago que llevaba años sin ducharse.

Los veinte caballos habían terminado dados vuelta en el piso y ahora estaban luchando por pararse.

Fei se dio media vuelta y se quedó parado sin decir palabra alguna, él solo miró a modo de burla al caballero y al resto de la caballería quienes estaban luchando por no quedarse en el piso. Su expresión llena de desdén, pues se sentía como si un dragón estuviese observando a un par de perros que se habían atrevido a desafiarle. Esto hizo que el caballero y el resto de su equipo se sintieran tan resentidos que casi vomitaron sangre.

“Tu……” El líder de los caballeros apuntó su dedo a Fei. “Maldito bastardo imprudente, ¿Cómo te atreves a atacar a los caballeros del Imperio Zenit? Ahhhhhhhhhh, estas muerto…… ¡Te matare!” Aunque él estaba gritando con arrogancia y furiosamente, ninguno de ellos se atrevió a cargar contra Fei. Su dominante acto de haber noqueado a más de una docena de caballos a toda velocidad hizo que se cagaran en los pantalones.

Fei no tenía que decir.

“¿Eres un cerdo estúpido? Lo primero que hiciste fue lanzarme tu lanza y quisiste aplastarme solo porque tenías más hombres…… Si no me defendía, ¿Tenía que quedarme ahí en silencio y dejar que me mataras?…… Entonces, de acuerdo a tu lógica, es razonable que tú me mates, ¿Pero si te bloqueo entonces son un hombre muerto?”

Los malos modales y el pobre acto de estos refuerzos de repente le quitaron todo el interés que tenía Fei en este acto de ayuda por parte del Imperio Zenit. Él levantó su paquete de tela que contenía al mago y el cadáver del caballero enmascarado y comenzó a cambiar de vuelta hacia Chambord sin decir ninguna palabra.

“No te vayas si te atreves, bastardo……”

Aunque el caballero de armadura lujosa estaba bastante asustado, él no se calló. Tras ver como su oponente se retiraba, su coraje se volvió a encender, apuntando a Fei nuevamente, maldiciendo y provocándole.

Fei se detuvo y dio media vuelta; la expresión en su rostro era tan fría como el mismo ártico.

“Si dices una palabra más, ¡Te mataré!”

En ese momento, Fei de verdad tenía intenciones de matarlo. Debido a que eran ‘ayuda’ enviada por parte del Imperio padre de ellos – El Imperio Zenit – Fei no quería armar un gran escándalo por estos estúpidos caballeros. Pero quien iba a pensar que iban a volver a tener ánimos y que lo iban a provocar de nuevo. Después de que Fei dijo eso, su 【Espada de la tormenta】flasheó con una luz dorada. Si esos cabaleros decían cualquier cosa, él les iba a mostrar cómo se veía el infierno.

De repente, una gigantesca sed de sangre e intento asesino fue emitida violentamente desde el cuerpo de Fei.

Incluyendo las continuas muertes en el mundo de Diablo y el mundo real, nadie sabía cuántos monstruos, demonios y enemigos habían muerto bajo el sable de Fei. Fei había estado parado en, literalmente, montañas de cadáveres y mares de sangre en los últimos días. La sensación se había consensado en su cuerpo de tal manera que ya casi era una substancia tangible. Ahora, su intento asesino era tan alto y tan filoso como un cuchillo al momento de desmantelar el coraje y la moral del enemigo.

Los caballeros se callaron en el instante; el líder, quien era el más arrogante de todos, quedó mudo completamente. El sudor helado goteaba desde su frente en lo que sentía la amenaza de muerte de su oponente en sus ojos fríos. Él supo que lo que Fei acababa de decir no era solo una amenaza, él no tenía duda alguna de que si decía algo más, de verdad iba a morir.

“¡Pooh! ¡Cobarde!” Fei los insultó y los despreció antes de darse media vuelta y comenzar a caminar con el enorme paquete en sus manos. Él sabía que todos en el muro de defensa habían visto su muerte falta por lo que podía imaginar lo triste y preocupados que todos iban a estar, especialmente Ángela y Brook. Fei sabía que todo iba a estar en caos, por lo que se tenía que apurar para poder reconfortar a todos.


Capítulo Anterior | TOC | Capítulo Siguiente

Anuncios

6 comentarios

  1. Muy buen capitulo!!! Ya sabemos quienes van a ser los nuevos enemigos del prota…. Ejem, perdon, carne de cañon para que nuestro prota pase al siguiente nivel xDDD
    Muchas gracias por la traducción, apoyo 100% a esta novela!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s