I am the monarch: Capítulo 19


Traductor: Aoisorabluesky
Editor: Fixer-san


El fantasma del campo de batalla (5)

La razón por la que Roan estaba rondando entre el centro y la retaguardia enfrentando a los goblins y orcos, aun mientras tenía claros objetivos de tener que acumular méritos, la razón por la que no fue a la vanguardia fue:

«Es porque están esos bastardos.»

Una existencia con el triple tamaño de un humano que tenía la fuerza para aplastar una roca de un puñetazo.

«Ogro.»

El rostro de Roan se congeló.

Aunque no recordaba sus números exactos, ciertamente había ogros en el ejército que atacó desde el este y el oeste.

Los tipos que lentamente aparecieron en la retaguardia mientras los orcos y los goblins estaban enfrentando a los humanos en la vanguardia.

Los ogros surgieron de pronto en algunos lugares frente a los soldados con una fuerza abrumadora.

«¿Seré capaz de enfrentarlos?»

Roan sacudió su cabeza.

Con sus habilidades actuales, enfrentar solo a un ogro era imposible.

Y por eso, estaba planeando dejárselo a los soldados del 7º escuadrón especial que estaban en el mismo frente.

«¿Pero por qué estás tú ahí?»

Los ojos de Roan persiguieron a Glenn que todavía estaba siendo empujado hacia el frente.

«Si ese tipo muere, Celine se pondrá triste.»

No quería verla triste.

Los pies de roan aceleraron.

— ¡Glenn!

Gritó mientras cargaba hacia el frente.

Solo entonces fue que Glenn, que estaba mirando al frente con una expresión distraída, se volteó para mirar atrás.

— ¡Roan!

Ese tipo sonrió alegremente por el alivio que sentía cuando se encontraba a alguien conocido.

Roan sonrió burlonamente por esa apariencia estúpida y honesta y rió.

«¿Qué no sabes la situación en la que estamos ahora?»

Cuando estaba criticando algo que no era una crítica para sus adentros.

El grito que no quería escuchar nunca golpeó sus oídos.

— ¡Kuoooooooong!

La sensación de su piel siendo rasgada.

Eran los ogros.

«Maldita sea.»

Roan mordió su labio inferior.

Podía ver.

La enorme cosa verde que se veía por encima de los guerreros que estaban barriendo la vanguardia.

«Deben ser por lo menos 50.»

Entonces, un ogro atravesó el escuadrón especial y cargó hacia adelante.

Una situación en donde Glenn estaba frente a ellos.

— ¡Glenn!

Roan gritó y lanzó su cuerpo.

— ¡Kuoooooooong!

Un garrote cortó el viento junto con un grito.

— Ughhh.

Glenn se congeló sosteniendo todavía su lanza con sus dos grandes brazos.

«¡Kugh!»

Los brazos de Roan apenas atraparon la cintura de Glenn.

Pam.

Ambos rodaron por el suelo.

Bang.

En ese momento, el enorme garrote aplasto el lugar en el que Glenn estaba ahora mismo.

Splash.

Fragmentos de rocas rebotan.

— Uuuuuuu.

Glenn tenía un rostro pálido del susto.

Roan golpeó su mejilla con bastante fuerza.

¡Slap!

Un ligero sonido.

— Glenn. ¡Contrólate! ¡Moriremos si seguimos así!

Juuuk.

Entonces, el ogro que golpeó el lugar vacío levantó su garrote.

Roan agarró su cuello y lo levantó forzadamente.

— ¡Corre como si fueras a morir y solo mira al frente!

Una acción como si estuviera lanzándolo.

Glenn cayó hacia atrás tambaleantemente y miró a Roan.

Roan gritó con toda su fuerza.

— ¡Corre!

A ese sonido, Glenn asintió y corrió hacia la retaguardia.

Entonces, un pesado ruido se escuchó en su oído.

Fuuuush.

«¡Kugh!»

Roan instintivamente se tiró.

¡Bam!

El garrote estrella el lugar en el que estaba ahora mismo.

«Yo también tengo que es……….»

Roan que estaba a punto de correr hacia la retaguardia se acobardó y rechinó sus dientes.

Porque los orcos y los goblins estaban bloqueando su camino.

«Maldición.»

Pone fuerza sobre su mano preparándose.

El orco que apareció de la nada y tenía sus cuatro caninos destacándose entre los labios dijo con una voz tosca.

— Humano. Tu cuello……. Grr.

Apuñala.

La lanza atraviesa el cuello del orco.

No tenía el tiempo para escuchar las palabras del orco.

Roan forzó su camino entre los orcos y los goblins.

«Si hago esto, el ogro no podrá atacarme como quiera.»

Pero desafortunadamente, esa suposición estaba mal.

¡Lanza!

El ogro aplastó con su garrote sin importarle para nada que hubiera orcos y goblins.

— ¡Maldición!

Roan golpeó a los goblins con la punta de su lanza y torció su cuerpo.

¡Bam!

El garrote aplasta cinco goblins en el suelo y los hace puré.

«Loco bastardo.»

Roan rechinó sus dientes y lanzó su lanza.

¡Spat!

La lanza cortó la muñeca del ogro.

— ¡Kuoooong!

Ese tipo agarra su muñeca junto con un grito.

Roan rápidamente subió por el garrote excluyendo a los orcos y goblins.

Entonces, una sombra aparece sobre su cabeza.

Al girarse a mirar, un enorme puño se le acerca atravesando el aire.

— Kugh.

Roan rechinó sus dientes y lanzó su cuerpo a la derecha.

¡Bam!

El puño aplasta el lugar en el que estaba.

— ¡Kuooooooong!

El ogro gritó como si se hubiera enfurecido por haber golpeado el suelo vacío y miró a Roan.

— ¡Bloquéenlos!

— ¡Maten!

Entonces, el escuadrón especial se le acercó sosteniendo sus armas.

Sin embargo, solo por eso no podía estar aliviado.

«Cosas molestas.»

Roan miró a los orcos y goblins que ya seguían su espalda y mordió su labio inferior.

¡Spat!

La lanza se sacude y la punta dibuja una flor en el aire.

Apuñala. Corta. Apuñala.

Por la hoja y la punta de la lanza, los orcos y goblins se convirtieron en fríos cadáveres y cayeron al suelo.

«Kugh.»

Al hacer forzadamente esas habilidades de lanza continuamente, su palma dolía.

Sin embargo, no podía detener sus movimientos.

Roan giró su cuerpo y cortó la muñeca del ogro profundamente.

Corta.

— ¡Kuoooooong!

Dejó escapar un grito adolorido.

Levanta.

El ogro estaba tratando de aplastar a Roan con su enorme pie.

Entonces, el escuadrón especial se le acercó y cortó su piel con espadas y lanzas.

— ¡Kuooooooong!

Pisó junto con un grito e hizo movimientos de forcejeo.

El ogro no podía pensar bien por los ataques de los corajudos soldados.

«Ahora.»

Roan rechinó sus dientes y después de evadir el pie del ogro, fue bajo su entrepierna.

Podía ver la grande y preciada cosa del ogro entre los pedazos sueltos de cuero. ¹ 1 NT: WWWWWWWTTTTTTTTTTTTTTFFFFFFFFFFFFFFFFF!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

«Muere.»

Apuñala.

La lanza Roan perfora la parte importante.

— ¡Kuaaaaaaaaaaaa!

Un grito diferente hasta ahora.

El ogro agarró su entrepierna con ambas manos y se arrodilló.

Bum.

Un pesado sonido se escuchó y una nube de polvo se levanta.

Roan rápidamente salió de su entrepierna y después de apuñalar su lado, la levanta hacia el cielo.

Puck.

La lanza se encaja en la nuca del ogro.

— ¡Kuoooooooooong!

El ogro deja escapar un grito y lanza su puño.

«¡Kugh!»

Roan cayó hacia atrás soltando la lanza pero lo atacó de nuevo.

En el medio de eso, los otros soldados dispararon flechas sin parar.

¡Dispara disparadisparadispara!

Flechas que se atoran en su dura piel.

— ¡Kuong!

La fuerza de los gritos se vuelve más débil.

Roan agarró su lanza con fuerza y colocó el final de la lanza en su pecho.

Al mismo tiempo, forzó la lanza hacia dentro con todas sus fuerzas.

Kugugugu.

La lanza estaba atorada en su nuca entre la dura carne y piel.

— Kuog,

El ogro ni siquiera tenía la fuerza para mecer sus puños y se estaba haciendo más lento.

Apuñala.

Al final, la lanza de Roan perfora perfectamente el cuello de ogro.

— Grr.

Un sonido moribundo.

El enorme cuerpo del ogro cae.

Bum.

Nube de polvo se levanta con un pesado sonido.

Roan agarró la lanza resbaladiza por la sangre del ogro que moja sus manos.

Suug.

Al extraer la lanza, el cuerpo del ogro se estremece.

Al mirar al campo de batalla, ya se estaban encargando de los demás ogros.

«Tuve suerte.»

Roan miró al ogro que estaba caído bajo sus pies y tomó un largo respiro.

Si el escuadrón especial no hubiera aparecido cargando hacia aquí, su vida pudiera haber estado en peligro.

Entonces, una voz alegre de escuchar fue escuchada.

— ¡Roan!

— ¡Hemos venido!

Los soldados del 13º escuadrón incluyendo al comandante de escuadrón Tane y el vicecomandante de escuadrón Lander.

Vinieron cargando a través de los goblins y los orcos con un vigor feroz.

— ¡Kuegh!

— ¡Kugh!

Los bastardos caen sin tener oportunidad de resistir.

— Roan. ¿Estás bien?

Pete golpea sus hombros y pregunta.

Roan recupera su aliento y asiente.

Tane que vino un poco tarde sonrió y golpeó su pecho.

— Tu eres el que iba a morir salvando a Glenn.

Roan sonrió amargamente y preguntó.

— ¿Qué pasó con Glenn?

A sus palabras, Tane señaló a la parte de atrás del escuadrón con su mentón.

— Ah………..

Glenn estaba ahí.

Y Oliver estaba defendiendo la zona para que nadie se quedara detrás otra vez.

— Por cierto……

Tane habló después de mirar al ogro caído.

— ¿También mataste al ogro?

Roan sonrió amargamente y sacudió su cabeza.

— No. Simplemente lo acabe cuando ya estaba en sus últimas.

A sus palabras, Pete dio una palmada en su espalda.

¡Puk!

— ¡Lo vi todo mientras venía hacia aquí! ¡Tú perforando la entrepierna del ogro y encajándola en su nuca! ¡Tú eres el que atrapo esto!

Entonces detrás de él, se escuchó una voz poco familiar.

— Tiene razón. Es cierto que el ogro fue matado por ese soldado.

El dueño de esa voz era Richard, el que dirigía 7º escuadrón especial. Miró a los ojos de Roan fijamente.

— ¿Cuál es tu nombre?

— Es Roan.

Richard asintió y preguntó con una voz llena de fuerza.

— Roan. ¿No quieres cambiarte a nuestro 7º escuadrón especial?

 

 


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s