Goblin Kingdom — Volumen 1, Capítulo 55

Anterior |Índice| Siguiente


Confiable

Estado
Raza Goblin
Rango Lord; Jefe De La Horda
Habilidades <<Gobernante De La Horda>>  <<Voluntad Rebelde>>  <<Aullido Abrumador>>  <<Esgrima B+>>  <<Codicia Insaciable>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante I>>  <<Ojos De La Serpiente Azul>>  <<Baile En La Frontera De La Muerte>>  <<Ojo De La Serpiente Roja>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma De Un Guerrero Loco>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto>>  <<Sabiduría De Un Gobernante II>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior <<Hasu>> (Nvl 1); Gastra (Nvl 20); Cynthia (Nvl 20); Rey Orco <<Bui>> (Nvl 36)

Los Goblins Gaidga estaban al acecho en la oscuridad esperando ansiosamente la orden de atacar. Su afán era comprensible. Después de todo, en un momento dado, pensaron que ya habían ganado y habían capturado la aldea de Ganra, pero luego fueron expulsados. Entonces, cuando finalmente lograron escapar, lo que les esperaba era la cara de enfado de su superior, Riweka.

“Les devolvemos el golpe, maldita sea. Les devolvemos el golpe.”

Con una cara como la de Riweka, incluso la cara de un orco parecería bonita en comparación. Los goblins Gaidga no podían evitar encogerse ante una cara tan horrible. El alboroto indiscriminado de Riweka nunca ha sido cuestionado, ni siquiera ahora después de todo.

“Tenemos que escoger el momento adecuado” Sonrió.

Su cara podría describirse mejor como la de un diablo malicioso que planea algo perverso.

Los goblins Gaidga sólo podían asentir a esa cara diabólica suya.

“Los jinetes de bestias deberían avisarles que se rindan en cualquier momento.”

Actualmente era de noche.

Los goblins de Gaidga estaban amontonados mientras se mantenían vigilando la aldea de Ganra, que no era diferente a una fortaleza natural.

“¡Ni siquiera sabrán qué los golpeó!” Se rió Riweka con voz profunda.

Los goblins de Gaidga asintieron profundamente sin pronunciar una palabra. Estaban ansiosos por que el pueblo cayera. Una vez que el pueblo caiga, lo primero que vendrá será una fiesta.

Por supuesto, los goblins restantes en el lado opuesto también se dispersarán, así que tendrán que ir tras ellos, pero pueden hacerlo después de la fiesta.

“Los jinetes de bestias han enviado a su mensajero” Dijo un goblin scout. (Krailus: ¿Cómo tienen exploradores si son enormes?)

Riweka asintió profundamente cuando escuchó el informe del explorador.

“Atacaremos cuando estén fuera de la aldea” Dijo.

Los ojos de los goblins trabajaban bien en la oscuridad. Y fue por esos mismos ojos que lo vieron. En el momento en que Riweka levantó el brazo… Un canto resonó.

“Mi corazón cabalga sobre el viento (Windea)” Decía.

De repente, el aire se sacudió. Y cuatro tornados aparecieron, atacando el fuerte brazo de Riweka.

“¡Q-Qué!” Gritó Riweka mientras un goblin murmuraba, “Ha pasado un tiempo desde que tuvimos un festín, pero ¿En realidad atacas en ese momento? ¡Dónde están tus modales!”

Mientras esas palabras resonaban, y las extremidades de Riweka fueron golpeadas por los cuatro tornados, un pequeño goblin corrió a través de los goblins de Gaidga.

Entonces, corriendo como una ráfaga de viento, lo que apareció a un lado de la horda de Gaidga fueron los pequeños goblins que recuperaron la aldea de Ganra.

◇◇◆

“¡Seguid a Lord Gi Za!” Ordenó el ojos abiertos Gi Dji.

A su llamada, la horda de goblins que ya se había agrupado en células de tres hombres atacó la Horda de Gaidga.

“¡Tomen sus cabezas! ¡Tomen sus piernas!”

“¡Entendido!”

El guerrero bestia Gi Gi llamó al sigiloso Gi Ji. Gi Gi cabalgó sobre su avestruz de dos cabezas, blandiendo un hacha en su espalda mientras golpeaba a los goblins de Gaidga que superaban el doble de su altura.

Al mismo tiempo, el sigiloso Gi Ji se ocultó mientras hacía gritar a los goblins de Gaidga en agonía.

Entonces tratando con los caídos goblins de Gaidga se encontraba el mago del viento, Gi Do, que se ocupaba de ellos con su magia.

Y por último, viniendo a limpiar estaban los goblins normales. Entraban cuando todo el mundo estaba debilitado, y desgarraban las heridas ya abiertas de los goblins de Gaidga, destruyéndolos a través de sus puntos vitales.

“¡Flechas! ¡A por sus cabezas!”

El viento llevaba la voz de Gi Za, y los goblins de Ganra que los acompañaban soltaron una descarga de flechas en las cabezas de los goblins de Gaidga.

“¡Segunda descarga!”

Al oír la voz de Ra Gilmi, otra oleada de flechas se desató, haciendo que lo que parecía ser una lluvia de flechas cayera sobre los goblins de Gaidga.

Aunque los músculos de los goblins de Gaidga eran duros, y no podían ser penetrados por las flechas normalmente, sus puntos vitales eran todavía juego limpio. Después de todo, no importa cuánto se esfuerce, lugares como los ojos o el interior de la boca no pueden ser entrenados.

Así que los goblins de Ganra enfocaron sus flechas en esos puntos vitales. Los goblins de Gaidga trataron de detenerlos, pero el ojos abiertos Gi Dji corrió hacia delante, y golpeó a sus pies.

Luego, con los goblins normales a cuestas, se amontonaban innumerables pequeñas heridas encima de pequeñas heridas, eventualmente infligiendo el suficiente daño como para derribar a los goblins.

La situación no parecía nada favorable para los goblins de Gaidga. Y para empeorar las cosas, el líder que debería haber estado liderando a los goblins de Gaidga ya se había retirado en el primer ataque. El flujo de la batalla ya no podía cambiar.

“¡N-No se acerquen a mí!”

Mientras estaba cuidando a los goblins normales, la habilidad de Gi Zu se activó.

El usuario de lanza Gi Zu, que había recibido la protección divina del dios loco, activó su habilidad <<Perro Loco>>.

“¡GURUuUAAaGUAAa!”

El puño del goblin de Gaidga se balanceó hacia él, esperando una matanza. Pero para su sorpresa, Gi Zu lo detuvo. Luego, con un empujón, envió al goblin Gaidga volando de vuelta.

“¡I-Imposible!” Dijo el goblin de Gaidga en voz alta, incrédulo.

Pero mientras estaba atrapado en un estupor, Gi Zu se le acercó y le golpeó con su lanza.

La lanza penetró su hombro y sus huesos, dejando al goblin de Gaidga incapacitado para la batalla.

“C-Corran…” Dijo un goblin de Gaidga.

Un grupo que es manejado sólo por miedo al comandante se derrumbará fácilmente una vez que el comandante se haya ido. Y tan pronto como uno de ellos empiece a correr, el resto vendrá después. De esa manera, este pelotón de goblins de Gaidga se desmoronó y huyeron por sus vidas.

“¡No hay necesidad de perseguir!” Ordenó Gi Za mientras detenía a los goblins de perseguir. “Hemos hecho suficiente. Vayan a ver a los heridos.”

Después de expulsar a los goblins de Gaidga, Gi Za reunió a los goblins de Gaidga que no pudieron huir y aún respiraban en una pieza.

“Cinco están levemente heridos… No está tan mal.”

Mientras asintió, satisfecho, habló con los goblins de Gaidga.

“Escuchen bien. A partir de ahora, todos ustedes responderán a mis preguntas. Si no…”

Señaló a Gi Dji con sus ojos, y él golpeó a uno de los goblins de Gaidga en el pie con la espada larga en sus manos.

El goblin de Gaidga gritó, y los otros no pudieron evitar tener sus rostros encogidos al ver la agonía de un amigo.

“¿Hay otras hordas que atacarán la aldea?”

Vencidos por el miedo, los goblins Gaidga temblaron al agitar sus cabezas.

“¿Están conspirando con los goblins de Paradua?” Preguntó Ra Gilmi.

Los goblins de Gaidga se perdieron un momento, pero poco después, agitaron la cabeza.

Sin embargo, Gi Za no estaba muy satisfecho con el comportamiento de Gilmi.

“Preferiría que no hicieras preguntas innecesarias” Dijo Gi Za fríamente.

“No, era necesaria” Replicó Ra Gilmi.

Gi Za chasqueó su lengua. Pero no siguió con el asunto.

Y por eso es que Gilmi intentó hacer otra pregunta.

“El que decide si la pregunta es necesaria o no somos nosotros” Dijo Gi Za, molesto cuando Gilmi contestó con un “Pero…” en un intento de argumentar.

Mientras los dos se miraban el uno al otro, repentinamente, el avestruz de dos cabezas de Gi Gi apareció justo en medio de ellos.

“No está permitido pelearse… ¿Cierto?” Dijo.

“Correcto. Pelear no es bueno. El rey se lleva bien incluso con los humanos” Agregó el sigiloso Gi Ji.

El guerrero bestia, Gi Gi, y el sigiloso Gi Ji habían venido a intervenir.

Era bien sabido que estos dos se llevaban bien.

“No estamos peleando, sólo estamos teniendo una diferencia de opinión… Y ahora que lo pienso, estuvo mal que interrogue solo.”

Habiendo sido indirectamente mandado a seguir el ejemplo del rey, Gi Za no tenía palabras. Al mismo tiempo, también comprendió que no había ninguna razón para que él causara aquí un conflicto con sus amigos. Y desde que le fue dicho por su superior -en términos de cuánto tiempo han estado sirviendo al rey- no podía responderle nada.

“No, también dije demasiado. El que está a cargo es Lord Gi Za.”

Gilmi inclinó la cabeza.

Incluso si era Gilmi, seguía siendo un recién llegado. Entonces, su intromisión fue ciertamente irrespetuosa hacia Gi Za.

Además, era muy consciente de que no estaba siendo él mismo. Fue porque vio a Alihaluha de Paradua. En el momento en que lo vio, su corazón se aceleró, haciendo que perdiera la compostura.

“Mientras tanto, llevémoslos ante el rey” Sugirió Gi Za. A lo que Gilmi y Gi Gi asintieron de acuerdo. “Eso será lo mejor”, “Cierto” Decían respectivamente.

Con todos de acuerdo, Gi Za se llevó a los prisioneros con ellos.

Gi Za designó a Gilmi para que dirigiera el camino de regreso. A medida que avanzaban, Gi Za echó un buen vistazo a las huellas de la guerra que había tras ellos.

“… Aunque no fue una victoria fácil” Murmuró.

◇◇◆

La batalla por el Bosque del Gigante Torcido entre nosotros y los Gaidga ya es nuestra.

La llegada de los jinetes de Paradua es ciertamente dolorosa, pero su llegada no significa que hayamos perdido.

Y más que cualquier otra cosa…

“Te tomaste tu tiempo” Dije mientras miraba el regreso del grupo de goblins que había salido.

Los goblins de Ganra que estaban con ellos tenían expresiones de emoción en sus caras mientras se llevaban a los prisioneros con ellos.

Esta victoria debería disminuir su miedo a los Gaidga.

“Qué estricto. ¿Las negociaciones fracasaron?” Preguntó Gi Za maliciosamente mientras las esquinas de su boca se retorcían.

“Al parecer, sólo vinieron a declarar la guerra” Dije.

Si había tal cosa como una sonrisa malvada, entonces esa sonrisa que estaba actualmente pegada en nuestras caras sería justo eso.

Mientras tanto, mientras yo conversaba con Gi Za, Gilmi y los otros que habían traído a los prisioneros fueron tratados como héroes por los Ganra mientras la multitud los llenaba de vítores.

Mientras conversaba con Gi Za, nos sentíamos aliviados al saber que a ambos nos iba bien.

Nota Del TL:

Al principio traduje Riweka como Rebecca, pero no hubo mención del género del goblin. Y por lo que sabemos hasta ahora, las mujeres guerreras goblins parecen ser raras, así que como no se mencionó el género, asumo que es un hombre. En cuyo caso, Riweka es más apropiado… Al menos, nunca he oído hablar de un tipo llamado Rebecca.


Les dejo un recordatorio de los goblins subordinados del MC

[Goblin] Gi Ga
El goblin de ese grupo distanciado que estaba con el protagonista cuando derrotó a un orco. Actualmente es una clase noble, la más alta entre los subordinados del protagonista. Prefiere usar la lanza.

[Goblin] Gi Gu
El antiguo líder del pueblo. Fue presionado por el protagonista en su forma de goblin noble, y se sumó a sus subordinados. Usa la espada larga, y es relativamente inteligente para un goblin raro. Se convirtió en un goblin noble en el capítulo 39.

[Goblin] Gi Gi
Conocido como un guerrero bestia, un goblin con la habilidad de domar bestias.

Evolucionó mientras cazaba ciervos lanza con el protagonista.

Prefiere usar el hacha. Su clase de goblin es rara.

[Goblin] Gi Go
Un goblin con muchas heridas en el cuerpo. La comida de su horda fue robada por los lobos grises, así que tomó la decisión de seguir al protagonista. Es el más experimentado entre los goblin raros. Su arma es una katana curvada. Actúa como un samurai.

Recientemente se convirtió en un noble, y recibió la protección divina del Dios de la Espada, Ra Baruza.

[Goblin] Gi Za
El goblin druida raro que recientemente se unió a ellos. (El TL debería cambiar esta descripción xD)

[Goblin] Gi Ji
Un goblin raro. Él evolucionó en el capítulo 37 después de cazar con Gi Ga. Tiene la habilidad <<Fusionar>> que le hace ideal para la exploración.

[Goblin] Gi Do
Druida. Usa magia de viento.

[Goblin] Gi Dji
Goblin Raro. De la facción de Gi Gu. Es conocido por sus <<Ojos Bien Abiertos>> que le permite ver la debilidad de su oponente.

[Goblin] Gi Da
Goblin Raro. De la facción de Gi Ga. Habilidades notables son <<Conocimiento De La Lanza>> e <<Irrazonablemente Obstinado>>.

[Goblin] Gi Zu.
Goblin Raro. El goblin favorecido por el Dios Loco (Zu Oru). Tiene la habilidad <<Perro Loco>>.

[Goblin] Gi Zo
Druida. Mago de agua.

[Goblin] Gi De
Domador de bestias.

¡Hasta el próximo!

Traductor: Krailus

Editor: Reika


Anterior |Índice| Siguiente

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

7 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
R0h4ndy
R0h4ndy
hace 4 años

Nunca me Aprenderé los nombres

Krailus
Krailus
Respondiendo a  R0h4ndy
hace 4 años

xD Yo me confundo con Gi Ji y Gi Dji.

Otakueagle01
Otakueagle01
hace 4 años

Muchas gracias por el capítulo, si k h iniciado la guerra entre los clanes Goblins, pero al final el protagonista es quien se le con un reino establecido y ansioso por continuar.
Saludos

santiago de vargas
santiago de vargas
hace 4 años

gracias por la traduccion

Bryan Ssc
Bryan Ssc
hace 3 años

Le quieren robar la waifu a Gilmi ?

MaDarKid
MaDarKid
hace 3 años

Gracias x el capitulo 😀

Ariel Eduardo Chávez
hace 3 años

Al final, parece que la guerra contra los orcos fue más difícil que esta simple riña entre goblins :v

7
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x