Emperor of Solo Play: Capítulo 14


Traductor: Aoisorabluesky
Editor: Fixer-san


Una cueva en el Mt. Bima (1)

Todos los nuevos jugadores de El Señor de la guerra sentían algo de duda según pasaban el tutorial.

¿Debería estar jugando este juego? ¿Es demasiado tarde para pedir un reembolso?

Tales pensamientos rápidamente desaparecían según iban entrenando en la Mazmorra de Entrenamiento.

La forma en que pensaban cambiaba después de luchar contra varios tipos de monstruos en la Mazmorra de Entrenamiento y llegar al nivel 10.

— Podría ser que soy muy talentoso en esto.

Se vuelven confiados.

No tienen más opción que volverse confiados.

En realidad, una persona promedio no ganaría a mano limpia contra un perro grande. Incluso si le das un cuchillo a un hombre adulto y le pides que ataque y mate a un perro, no será capaz de hacerlo.

Pero durante la Mazmorra de entrenamiento, los jugadores se enfrentan a lobos, tigres, anacondas y todo tipo de monstruos que no podrías ver ni siquiera en un zoológico. No solo eso, los jugadores siempre pueden dejar una grabación en video de sus peleas. Con un poco de edición, se convertían en los protagonistas de una película.

Como tal, era obvio que se volverían confiados. Ese era también otro de los objetivos de la Mazmorra de Entrenamiento.

¡Era entrenamiento!

Era un sistema construido para incrementarla confianza de los jugadores durante las batallas.

Al alcanzar el nivel 10, estos jugadores confiados aprendían nuevas habilidades, y los ricos salían al campo equipados con todo tipo de artículos caros.

El campo también era un espectáculo. Bosques y montañas, inexplorados por manos humanas. En este vasto mundo, los jugadores se convertían en los enanos y elfos que vieron en el Señor de los Anillos. Tenían completa seguridad de que sus aventuras se convertirían en historias heroicas.

Pero tan pronto como entraban a las batallas de campo, se convertían en Hobbits. No el valiente, sino el que está en peligro. ¹

Cuando empezaban a pelear contra monstruos en bosques y montañas, aprendían la diferencia entre la Mazmorra de Entrenamiento y las de verdad.

— ¡Uwak!

Era un grupo de 3.

Era un típico grupo de principiantes con un espadachín, un mago y un sanador. Uno ni siquiera podía diferenciar sus clases al mirar sus ropas.

— Eres retrasado ¿Cómo es que te caíste?
— ¡Oi! ¡Lánzale tu magia! ¡Tenemos que salvar esa mierda!
— Aguanta, lo estoy lanzando. Además, si lo lanzo ahora, él también va a ser golpeado.
— ¡Solo hazlo!

El primer monstruo que enfrentaban en el campo era un monstruo llamado Lobo de Madera Muerta.

Era un monstruo de nivel 15, uno que parecía un lobo tallado de un árbol seco. Tenía un cuerpo más largo que el de los lobos normales, pero su tamaño completo no era particularmente grande.

Tampoco era tan fuerte. Estaba entre los más débiles de nivel 15. Como uno podría esperar de su delgada y marchita apariencia, tenía una débil defensa. Era algo que los jugadores podían matar fácilmente con las armas que recibían de la Asociación de Subyugación. Además de esto, eran extremadamente débiles a la magia de fuego. Un mago de atributo fuego de nivel 10 podía matarlo fácilmente con dos lanzamientos de la magia Bola de Fuego.

Fue incluso apodado saco de madera. El nombre provenía obviamente de saco de arena, excepto que era madera debido a su apariencia.

Aun siendo solo de nivel 10, un grupo de 3 debería poder matarlo fácilmente. El plan del grupo era tener al espadachín entreteniéndolo desde el frente mientras esperaban que el mago preparase su Bola de Fuego.

Pero un problema ocurrió cuando entraron en batalla.

El espadachín lanzo su cuerpo hacia el Lobo de Madera Muerta como estaba planeado y bloqueó los ataques del lobo con su escudo de madera. Entonces preparó su postura para su próximo ataque. Hasta entonces, todo iba perfectamente.

El problema ocurrió cuando el espadachín accidentalmente tropezó con una roca. Tan pronto como cayó, el Lobo de Madera Muerta se lanzó sobre su pecho.

Estaba en una posición de montado.

No era fácil sacudirse a un oponente montado. No solo necesitabas poder, sino también técnica. ¿Pero cuantas personas habrían tenido tal experiencia antes?

— ¡A-ayúdenme! ¡Sálvenme!

¡Gruñe, Gruñe! Justo en frente, el Lobo de Madera Muerta soltó un áspero rugido, hiriendo al espadachín con sus dientes y garras. Los dos observando desde el lado entraron en pánico y no sabían que hacer.

— Mierda ¿Qué hacemos?
— ¡No sé!

No había ni que decir que el grupo no tendría un final feliz si continuaban cazando sin un espadachín.

Y así, muchos jugadores principiantes experimentaban lo que era una batalla de campo real al costo de 48 horas.

Pero había algunos que no tenían ni la mínima necesidad de pagar tal costo.

Hyrkan.

Enfrentándose a un Hombre Lobo Azul en su camino hasta el Mt. Bima, cualquiera pensaría que era inevitable que pagara tal precio.

Siendo un nigromante, había incluso puesto todos sus stats en fuerza. Tampoco tenía ningún artículo especial. Lo único que adquirió en nivel 10 fue una nueva magia de maldición. No tenía el dinero para combinar sus artículos. Cualquier diría que tenía que experimentar la dura realidad de El Señor de la Guerra.

No solo eso, pero el Hombre Lobo Azul también era uno de los más fuertes entre los de nivel 15.

Uno podía notar que no era algo con lo que podías meterte solo por su apariencia. Era de 180cm de alto con unos largos y colgantes brazos. En estos brazos había cuatro garras que eran tan afiladas como cuchillos. A través de su pelaje azul, podías ver sus ojos rojos y boca llena con sus protuberante y extremadamente afilados dientes. Era suficiente para hacer que los jugadores de alto nivel se acobardaran del miedo.

De hecho, era tan fuerte como lucía.

Por esto, le fue dado un apodo, ¡El Mata Principiantes!

Incluso un grupo de 3 tendría dificultad lidiando con él.

Pero Hyrkan, que se había topado con tal monstruo, tenía una expresión llena de sonrisas.

«Que bien, uno decente justo desde el principio. La piel de los hombres lobos azules es dinero y sus huesos… Intentaré usarlos como ingredientes para Fragmento de Esqueleto.»

Los Hombres Lobo Azules eran una de las raras apariciones en el campo.

Gracias a su apodo, Mata Principiantes, el Hombre Lobo Azul era un nombre que los jugadores buscaban al menos una o dos veces. Videos de cazas hombres lobos azules garantizaban un cierto número de vistas.

Ya que Hyrkan se encontró con un monstruo tan lucrativo justo desde el principio, no había forma de que no estuviera feliz.

— Abrir Cámara.

En este momento, la idea de perder no cruzó por la mente de Hyrkan.

Si hubiera puesto todos sus puntos de stat en poder mágico e inteligencia, podría haber sido difícil, pero los había puesto en fuerza.

En El Señor de la Guerra, la fuerza afectaba las capacidades físicas del cuerpo, como los caballos de fuerza a los carros.

En otras palabras, no había razón para que Hyrkan quedara por debajo en fuerza o velocidad.

Por supuesto, ya que no puso ninguno de sus puntos en aguante, dolería bastante si el hombre lobo lo golpeaba.

Pero para Hyrkan, tal cosa era su vida diaria.

De una forma o de otra, los espadachines invertían sus puntos en aguante. Los del tipo Tanque ponían la mayoría de sus puntos de stats en aguante, mientras que el tipo atacante, que luchaba en la vanguardia, también invertía algunos puntos en aguante.

Pero esto se aplicaba a jugadores que estaban jugando el juego normalmente.

Hyrkan, que tenía que alcanzar a los jugadores que empezaron el juego un año antes, no podía permitirse detenerse a hacer lo que otros harían normalmente.

Además, había ventajas en haber llegado un poco tarde – el legado de los primeros jugadores. Uno podía observar los videos de métodos de caza de monstruos para reducir los riesgos de batalla y conseguir artículos que de seguro serían útiles.

Hyrkan usó una técnica de batalla tan extrema para hacerse un nombre por sí mismo. No estaba preocupado, asustado o nervioso por su falta de aguante.

Más importante, Hyrkan tenía un ayudante.

Hyrkan lanzó el Fragmento de Esqueleto que estaba sosteniendo. Tan pronto como hizo contacto con el suelo, se hizo más grande y tomó la forma de un Guerrero Esqueleto. Sosteniendo un afilado cuchillo de hueso, el Guerrero Esqueleto mostró hostilidad hacia el Hombre Lobo Azul tan pronto como apareció.

Abrió su boca y dejó escapar un rugido enmudecido, mientras dos llamas azules ardían dentro de las órbitas de sus ojos.

El Hombre Lobo Azul no se acobardó en frente de la ardiente mirada del Guerrero Esqueleto. En vez de eso, fortaleció sus rojos ojos. En una batalla de espíritu, no se echaría para atrás.

¡Gruñe!

El Hombre Lobo Azul soltó un grito y saltó hacia el Guerrero Esqueleto.

¡Silbido, Silbido!

Agitó sus brazos al azar. El Guerrero Esqueleto no cargó hacia el Hombre Lobo Azul ni mantuvo una corta distancia tampoco. En su lugar, se alejó bastante, evadiendo sus ataques, como si todo ese espíritu que acaba de mostrar fuera solo pretensión.

Era la enseñanza de Hyrkan.

Como en el boxeo, era mejor mantener una medida de corta distancia y contraatacar cada vez que se evitaba un ataque. Sin embargo, esto era algo cercano a un arte. Era algo que ambos lados tenían que trabajar juntos para filmar en las películas.

Era indudablemente difícil.

Como tal, no había necesidad de ponerse en peligro y quedarse dentro del rango de sus contraataques.

¡Grande!

¡Lejos!

Solo tenía que evadir los ataques sin tener en mente los contraataques.

El Guerrero Esqueleto no necesitaba contraatacar. Ese era el papel de Hyrkan, quien apareció silenciosamente después del choque de ellos.

«Muy bien.»

Frente a Hyrkan, que estaba escondiendo su presencia, la espalda del Hombre Lobo Azul podía verse. Tan pronto como Hyrkan pudo verla, corrió.

Rocas, raíces de árboles o sus troncos no impidieron el avance de Hyrkan en lo más mínimo. Era un depredador persiguiendo a su presa.

Para cuando el Hombre Lobo Azul notó la presencia de Hyrkan, ya era demasiado tarde.

¡Apuñala!

El afilado cuchillo de Hyrkan recibido de la Asociación de Subyugación ya había perforado su columna y sus costillas.

En el momento en que fue apuñalado,

¡Gruñe!

El Hombre Lobo Azul se dio la vuelta con grito adolorido. Mientras se volteaba, meció sus brazos como un látigo. Era una reacción instintiva para atacar a quien fuera estuviera detrás de él.

Habiendo esperado tal reacción, Hyrkan ya había soltado el cuchillo y había bajado su cuerpo bajo la cintura del Hombre Lobo Azul. Y mientras bajaba su cuerpo, cargó hacia la pierna izquierda del Hombre Lobo Azul, apuntando a la articulación de la rodilla, haciendo que el Hombre Lobo Azul cayera.

¡Tum! [Ruido sordo de un golpe, ruido al caer.]

Perdiendo el equilibrio, el Hombre Lobo Azul cayó hacia atrás. Su cabeza golpeó el suelo, y sus ojos rojos se sacudieron. Al mismo tiempo, el cuchillo que estaba encajado en su espalda con ayuda de la fuerza del impacto con el suelo penetró su pecho.

Entonces, como si hubiera estado esperando por este  momento, el Guerrero Esqueleto saltó sobre el pecho del Hombre Lobo Azul.

El Guerrero Esqueleto apuñaló su pecho con su cuchillo de hueso.

¡Apuñala!

El cuchillo no entró muy profundo ni tampoco encajaba con el espíritu triunfante que el Guerrero Esqueleto estaba mostrando.

El Guerrero Esqueleto sacó su cuchillo de hueso y apuñaló repetidamente el cuerpo del Hombre Lobo Azul como si no estuviera satisfecho.

¡Apuñala, apuñala!

Frente a este continuo asalto del Guerrero Esqueleto, el Hombre Lobo Azul un grito nunca antes escuchado.

¡Kuuhung!

Con este grito, el Hombre Lobo Azul usó su brazo derecho para golpear al montado Guerrero Esqueleto.

¡Pak! [Golpetazo]

El Guerrero Esqueleto salió volando sin esfuerzo. No podía evitarse ya que era demasiado liviano.

Al derribar al Hombre Lobo Azul, Hyrkan se distanció y se preparó para su siguiente movida. Después de ver que el Guerrero Esqueleto volar y su MP caer desde la esquina derecha de su ojo, sacudió su cabeza impotentemente.

«Tienes que apuñalarlo una vez y retroceder… parece que tendré que enseñarle como hacer la posición de montado apropiadamente.»

Después de remover el obstáculo de su pecho, el Hombre Lobo Azul se puso de pie.

Y cuando lo hizo,

¡Sish! [Zumbido, deslizamiento]

Se tambaleó por un momento, entonces se sostuvo de derecho así mismo. Pero aun así, estaba en un estado bastante lamentable.

De la daga perforando su pecho y las tres heridas hechas por el Guerrero Esqueleto, sangre brotaba como un grifo roto.

Si esta fuera la realidad, ya habría estado muerto.

Pero era diferente en el juego. Lo mismo iba para los jugadores. Ningún monstruo muere solo porque tenían un agujero en el pecho. Incluso si les aplastabas la mitad de la cabeza, seguirían vivos. La única forma de matarlos instantáneamente era cortándoles la cabeza por completo. Aun así, esto no funcionaba en todos los monstruos.

Daño de esta escala solo contaba con daño significativo.

«Bien, ya comenzó a sangrar.»

La pelea estaba más o menos acabada. Moriría solo si la alargaba.

¡Excepto!

Hyrkan tenía que ser cuidadoso de no darle tiempo para recuperarse. Los monstruos poseían algo llamado modo recuperativo. Cuando entraban a este modo, regeneraban sus heridas y HP a un ritmo sorprendente. Era importante asegurarse de que nunca entrara a este estado.

Un monstruo entraba al modo recuperativo cuando no recibía daño por un cierto periodo de tiempo.

En otras palabras, tenían que atacarlo continuamente.

Pero no había necesidad de arriesgarse a sacar la daga de su pecho. En este punto cuando el nivel del monstruo era bajo, había un método más eficiente.

En algún momento durante la pelea, Hyrkan había levantado una piedra, la cual fue tirada a su cabeza.

¡Smack! [Golpe contra la cabeza]

Con un sonido increíble, la cabeza del Hombre Lobo Azul se sacudió. Mirando esto, Hyrkan sonrió.

«Ha sido un tiempo desde que hice lo de tirar piedras. Solía encantarme hacer esto.»

Un consejo.

Una cantidad considerable de daño se puede hacer a los monstruos de bajo nivel solo con tirarle piedras.

Para daño continuo, hay una forma incluso mejor. Durante los asaltos, era lo básico de lo básico, usar armas arrojadizas para prevenir que los monstruos entraran a su modo recuperativo.

El Hombre Lobo Azul miró a Hyrkan y abrió su boca.

¡Kwaaang!

El Hombre Lobo Azul se enfurece

Era un grito lleno de rabia.

Hombro Lobo Azul. No habían pasado siquiera unos pocos días desde que apareció en El Señor de la Guerra, pero en su corta vida, esta debe haber sido la primera vez que una roca lo golpeaba.

Por supuesto, no era por esto que estaba enfurecido. Justo como la alerta decía, entró en un periodo de cólera. Solo porque sí.

«Parece que recibió bastante daño.»

Monstruos en modo rabia tenían un comportamiento simple.

Para descargar su rabia, mostraba hostilidad solo hacia sus enemigos. No estaba al tanto de sus alrededores, ya que estaba preparado para dar sus huesos para obtener la carne. En términos de juegos, su aggro podía ser contralado completamente.

El Hombre Lobo Azul se lanzó hacia Hyrkan.

Se veía terrorífico mientras corría enrabiado con sus ojos girando y desangrándose.

Pero la sonrisa de Hyrkan nunca desapareció.

«No deberías.»

¡Chasquido!

«Mírame ¿Sabes?»

¡Chasquido!

Tan pronto como chasqueó sus dedos dos veces, el guerrero esqueleto que había estado parado en su flanco voló hacia el Hombre Lobo Azul como una bala y entregó su cuchillo de hueso profundo en un costado.

¡Apuñala!

Aun así, el Hombre Lobo Azul continuó cargando hacia Hyrkan. Parecía como si estuviera usando su último suspiro para darle un golpe a Hyrkan.

¡Sish!

El Hombre Lobo Azul meció su brazo con suficiente fuerza para aplastar la cabeza de Hyrkan. Hyrkan esquivó fácilmente el ataque inclinándose hacia atrás. Maniobras evasivas como esta solo aparecían cuando Hyrkan estaba completamente relajado.

«Esta va a ser una buena escena.»

En ese momento, la sonrisa en su rostro se puso rígida antes de desaparecer.

— ¡Mierda!

Incluso dejó escapar una maldición.

Hyrkan finalmente se dio cuenta.

«¡La máscara Hahoe! <strong>² ¡Mierda, me olvidé usar la máscara Hahoe!»

Se dio cuenta que cometió un grave error.

 

 

Notas:

[1] NT: Esta es una obvia referencia a los dos hobbits, o sea el gordito pendejo ajajajaja NE: O sea se refiere a Sam Gamyi, el que hizo el viaje junto a Frodo Bolsón, no estoy muy de acuerdo con la opinión de que sea un pendejo porque sin él nunca hubiera sido posible destruir el anillo y Frodo habría muerto.
[2] NE: Solo para recordarles, su Gremio anterior se llamaba Máscara Hahoe y por lógica todos llevaban mascaras de este tipo. Si no recuerdan que son, busquen imágenes con Google o vuelvan a leer las notas en el capítulo 1.

 


Anterior capítulo |TOCSiguiente capítulo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s