Súper Gen Divino – Capítulo 17: Un Encuentro Inesperado


Desafortunadamente para el escorpión, el pie de Han Sen también estaba cubierto por la armadura, así que su aguijón no pudo penetrarla, produciendo sólo un fuerte ruido.

Han Sen dio un pisotón con su pie, aplastando al Escorpión Venenoso Cristalino.

«Cazado Escorpión Primitivo Venenoso Cristalino. No se ha obtenido Espíritu de la Bestia. Al consumir carne del Escorpión Primitivo Venenoso Cristalino hay oportunidad de obtener 0-10 puntos genéticos primitivos.»

Han Sen recogió el cuerpo y lo metió en una bolsa, echándosela a la espalda antes de continuar su aventura en la cueva.

Con la protección de la armadura negra divina, Han Sen era como un dios asesino, exterminando a todos los Escorpiones Venenosos Cristalinos que se iba encontrando por el camino. Tras casi una hora, Han Sen había matado a unos cien escorpiones, llenando la bolsa hasta el borde.

Han Sen iba tarareando una canción mientras caminaba y recogía los escorpiones tras pisarlos y arrojándolos a la bolsa.

Cuando su mamá necesitaba ganar dinero para mantener a la familia, era él quien se quedaba en casa para cuidar de Han Yan. Han Sen le cantaba canciones infantiles, haciendo que tararease cuando se sentía complacido.

“¿Jin Bi?” Mientras Han Sen tatareaba, de repente escuchó a alguien gritar su apodo, alarmado se giro hacia la dirección de la voz.

Vio a una mujer de más de 20 años de edad encima de un amplio saliente en las rocas, mirándolo sorprendida.

“¡Qin Xuan!” Han Sen gritó alarmado, no esperaba ver a esa mujer allí, haciéndole desear darse la vuelta y escapar inmediatamente.

Tras apuñalarla, su figura le había dejado un mal y espantoso recuerdo en su mente.

“No te vayas. Tu animosidad con Shen Tianzi no me concierne, y tampoco puedo permitirme tener problemas contigo.”

Entonces fue cuando Han Sen reaccionó. Ahora era Jin Bi y no el Demonio Destructor de Culos, además Qin Xuan estaba sola y no tenía nada que temer.

Han Sen se detuvo girándose para mirar a Qin Xuan, sólo para verla con un zapato quitado, su pierna, blanca como la nieve, tenía una mancha negra, hinchándose mucho, era obvio que había sido picada por un Escorpión Venenoso Cristalino.

Han Sen quedo conmocionado. Qin Xuan, quien quería evolucionar usando genes divinos, llevaba muchos años en el Refugio Armadura de Acero, reclamando el puesto número uno. A saber cuántos magníficos artículos tenía.

Si alguien le dijera que no poseía ningún Espíritus Divino de las Bestias, Han Sen jamas se lo creería. El número de espíritus mutados que poseía tampoco sería demasiado pequeño.

Debido a que estaba herida, y con el aspecto que tenía, aunque el veneno no la mataría, reduciría su capacidad de lucha, e incluso afectaría su movilidad.

“Debo recordar que ella también es mi medio enemiga. Aunque le apuñalé el trasero, ella me dio una bofetada que me dejó herido gravemente. Si puedo aprovechar esta oportunidad para obtener algunos beneficios, puede considerarlo como un pago por estos meses de dolor.” Han Sen se detuvo a pensar en ello, con sus ojos fijándose en su cuerpo.

Como si leyera su mente, Qin Xuan agitó su mano, sólo para ver aparecer un espíritu Mariposa Púrpura volando, transformándose en una daga morada.

“¿Sabes el nombre de esta daga?” Qin Xuan sonrió mientras lo decía.

“No, no lo sé.” Han Sen estaba sorprendido. Al ver la Mariposa Púrpura, era muy brillante, señal de que era especial, al menos un nivel mutado, posiblemente incluso un nivel divino. Qin Xuan tras invocarlo, obviamente, sólo dejó que Han Sen lo mirara y no que lo agarrara.

“Esta daga es la transformación de la Mariposa Venenosa del Corazón. Contiene un veneno mortal. ¿Te gustaría comprobar si tu armadura puede detener esta daga venenosa?” Dijo Qin Xuan sonriendo.

Han Sen se sonrojó de vergüenza, afortunadamente la armadura le cubría de tal manera que Qin Xuan no pudo darse cuenta. “Piensas demasiado. No somos enemigos, ¿por qué iba a hacerte daño?”

La armadura divina quizás no sería capaz de detener la daga. Han Sen no iba a correr ese riesgo y además no eran enemigos. A parte de abofetearlo, ella no hizo nada más para hacerle daño.

Fue culpa de Shen Tianzi y de sus hombres quienes lo acosaban constantemente y le impedían la oportunidad de conseguir algo.

Qin Xuan se rió mientras sostenía la daga antes de decir tranquilamente. “No puedo caminar de forma normal. Si me sacas sana y salva, te recompensaré generosamente.”

“¿Por qué viniste aquí tu sola?” Han Sen no pudo evitar hacer esa pregunta.

Han Sen sentía mucha curiosidad. Ella no había cazado ninguno de los escorpiones en el camino hasta aquí, así que, ¿cuál era su propósito para venir aquí?.

“Originalmente vine a matar a los Escorpiones mutados Venenosos Cristalinos, pero no esperaba que fueran tan astutos, aprovecharon la oportunidad de que mi incensario con ámbar gris estaba a punto de agotarse para agruparse y atacarme, haciendo que no pudiera escapar de la cueva. Después de que mi incensario se agotara, dejaron de temerme, así que tuve que huir hasta aquí, pero no pude evitar que me picaran, lo que me hizo incapaz de seguir huyendo.”

Tras decir esto, Qin Xuan miró a Han Sen y le dijo:”Tú y Su Xiaoqiao hacen negocios por dinero. Si te aseguras de mi seguridad, puedo darte una gran suma.”

“¿Te picó un Escorpión mutado Venenoso Cristalino?” Han Sen miró a Qin Xuan con asombro.

“Si hubiera sido un escorpión primitivo, no tendría que pedirte ayuda.”

Han Sen estuvo considerando en silencio. Ahora sabía que Qin Xuan usaba un incensario de ámbar gris para ahuyentar a los escorpiones. Ella pensaba que Han Sen también usaba un método similar y no sabía que Han Sen ya había matado a todos los escorpiones de afuera. Si lo supiera, ella se marcharía sola y no le pediría su ayuda.

“¿No mataste al Escorpión mutado Venenoso Cristalino?” Preguntó Han Sen.

“Lo maté, pero desgraciadamente no conseguí ningún espíritu de la bestia. Su cuerpo tuve que dejarlo también junto al resto de escorpiones. Sin el ámbar gris, con todos los escorpiones allí nadie puede recogerlo.”

Han Sen volteó sus ojos y dijo: “Puedo sacarte, pero no quiero el dinero, sólo aceptare un espíritu mutado de la bestia como pago.”

“¿No eres demasiado codicioso?” Qin Xuan miró fijamente a Han Sen.

“Para la señorita Qin Xuan, un espíritu mutado de la bestia no es demasiado. No me digas que salvar tu vida no vale un espíritu mutado de la bestia.” Dijo Han Sen, sin querer echarse atrás.

“Eres exactamente como Su Xiaoqiao te describió, sólo te importa el dinero. De acuerdo, mientras me saques sana y salvo te daré un espíritu mutado de la bestia.”

“La señorita Qin Xuan es tan amable.” Han Sen dijo antes de caminar hacia las profundidades de la cueva.

 

 


Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s