Súper Gen Divino – Capítulo 14: Los Elegidos


Han Sen se sorprendió al ver tan locuaz a Han Hao. No pensó que habría tanta coincidencia para que Han Hao también fuera enviado al Refugio Armadura de Acero.

Han Sen calculó el tiempo. Era tres meses mayor que Han Hao, por lo que debería haber realizado su ceremonia de la mayoría de edad de 16 años no hace mucho tiempo, recibiendo el derecho de entrar a El Santuario de Dios.

Si por cualquier motivo, una persona era transportada a El Santuario de Dios antes de los dieciséis años, recibiría daños irreversibles en su cuerpo, por lo que la Alianza dictaminó que se debería tener 16 años para poder entrar, independientemente de su origen.

“¿A donde vamos? Chiflado” Han Sen miró a Zhang Danfeng y le preguntó. Contrariamente a su atractiva apariencia, Danfeng era un salvaje cuando luchaba y así fue como se ganó ese apodo.

“Arena Estelar de Artes Marciales” Zhang Danfeng no pudo ocultar su emoción “Mi ídolo Tang Zhenliu va a dar un combate de exhibición allí. Es un ‘elegido’ del pasado año, además su combate con sables es salvaje.”

Danfeng dijo eso mientras su imaginación volaba, se podía ver en su cara cuánto anhelaba ver la actuación. En un mundo en el que actores, cantantes, estrellas de videojuegos y de deportes habían dejado los escenarios, los más populares eran ahora los artistas marciales.

En El Santuario de Dios, todos los años en una fecha fija, cada refugio abría sus arenas de artes marciales al mismo tiempo y quien fuera capaz de alcanzar cierto rango podía inscribir su nombre en el monolito de la arena.

Cada año, los 100 mejores en el santuario podían dejar sus marcas en los monolitos. Pero solo los ganadores de cada arena tenían la oportunidad de participar en la batalla de los más fuertes entre las personas de la misma zona. Si uno era capaz de alcanzar los diez primeros puestos en esa batalla, se le concedía el título de ‘Elegido’, su nombre sería inscrito en todos los monolitos para que todos los vieran.

Estas diez personas, serían las estrellas más candentes y famosas del año.

En los últimos años, el primer lugar del Refugio Armadura de Acero había sido siempre para Qin Xuan. Sin embargo, su nombre nunca apareció en el monolito de los ‘elegidos’, probablemente debido a un pobre desempeño, lo que la hizo incapaz de entrar entre los diez primeros.

Tang Zhenliu terminó en quinto lugar en la batalla del año anterior en la primera zona, su rapidez y sus salvajes habilidades con el sable lo hicieron famoso en todas partes. Ganándose la envidia y el amor de la juventud, haciéndolo aún más querido que aquellos que estaban en un rango más alto que él.

Un combate de exhibición de Tang Zhenliu normalmente costaría una gran cantidad de dinero por asistir, no era algo que el pueblo llano se pudiera permitir.

Aunque Han Sen sabía que Tang Zhenliu era muy famoso y popular, se sorprendió cuando llegó a la arena estelar de artes marciales. El estadio tenía una capacidad de cien mil personas y ya estaba lleno hasta los topes.

Muchos incondicionales fans portaban pancartas con mensajes, gritando por Tang Zhenliu.

Cuando finalmente salió al escenario, hubo incluso algunas fans femeninas, que estaban tan emocionadas que debido a los gritos y la tensión, se desmayaron en el acto.

“Si puedo alcanzar a estar en el monolito de los ‘elegidos’ como Tang Zhenliu, aunque sea en el último lugar, me quedaría satisfecho para toda mi vida.” Dijo Zhang Danfeng con envidia.

“Tendrás tu oportunidad, Chiflado” Han Sen observó a la alocada y juvenil muchedumbre que habían venido a ver a Tang Zhenliu y comentó mientras sonreía.

“Será complicado. Ya han pasado más de tres meses desde que entré y aunque usé algo de dinero para comprar carne de bestia primitiva y un espíritu primitivo de la bestia, matar a una bestia mutada sigue siendo demasiado duro para mí. Si fuera capaz de obtener un espíritu mutado de la bestia, entonces sería mucho más fácil. Pero ese tipo de espíritu de la bestia no lo suelen vender.” Dijo Zhang Danfeng negando con su cabeza.

Han Sen pensó con pesar internamente. “En El Santuario de Dios, lo único que uno podía sacar era los espíritus de la bestias. Tristemente en el mundo exterior, uno sólo podía usarlos pero no intercambiarlos, si no, Han Sen habría conseguido algunos espíritus de las bestias mutados y se los habría dado a Danfeng.”

“Jaja. Tu suerte no es tan buena como la mía. Poco después de entrar en El Santuario de Dios, obtuve un espíritu mutado de la bestia además es de tipo arma. Desgraciadamente no estamos en el mismo refugio o los llevaría a todos a cazar, facilitando las cosas para todos.” Dijo Han Hao con orgullo.

“Mamón. ¿En serio? ¿Acabas de entrar hace unos días y ya tienes un espíritu mutado de la bestia? Confiesa, ¿lo conseguiste tú mismo o lo compraste?” Preguntó Zhang Danfeng con los ojos de par en par.

“Por supuesto que lo maté yo mismo” Dijo Han Hao en voz alta.

Han Sen se rió en secreto. Han Hao siempre tuvo un problema desde joven, ya que siempre levantaba la voz cuando quería mentir. Ese espíritu de la bestia era probablemente algo por lo que sus padres habían pagado una gran cantidad de dinero.

Un espíritu mutado de la bestia era caro y se necesitaban unos cuantos millones para comprarlo. Un mejor espíritu de la bestia costaría decenas de millones. No le extrañaba que su tía quisiera la casa vieja. Un gasto tan grande era algo que podría arruinarlos económicamente.

Originalmente la empresa se vendió por mucho dinero, sin embargo, solo lo gastaban y no tenían ingresos, por lo que probablemente no les quedaba mucho.

Tang Zhenliu era realmente poderoso sobre el escenario, aunque era un combate de exhibición, sus veloces y rápidos golpes de sable eran algo que no todo el mundo podía percibir con claridad y que nadie podía igualar.

Después de analizarle durante un tiempo, Han Sen dedujo que Tang Zhenliu definitivamente se había entrenado en artes hipergénicas. Por eso, sus habilidades con el sable no eran ordinarias y no eran algo que pudiera igualar.

El resultado final fue obviamente una victoria para Tang Zhenliu. De repente, Tang Zhenliu invocó su espíritu de la bestia y comenzó su actuación. Se transformó en un dragón de tres metros, destruyendo una roca de tamaño humano con un solo cabezazo, sorprendiendo a todos en las gradas.

“Bestia divina. Si tan sólo tuviera uno de esos, mi vida valdría la pena.” Zhang Danfeng miró a Tang Zhenliu con sus ojos llenos de emoción.

“¿No veo que sea tan bueno? En mi opinión, no es mejor que la del hermano Bi. El suyo es la verdadera definición de guay.” Dijo Han Hao animadamente como si fuera el dueño del espíritu de la bestia.

“Solo después de que luchen sabríamos quien es mas fuerte.” Tang Zhenliu, era el ídolo de Danfeng, así que estaba obviamente molesto al escuchar las palabras de Han Hao. “No sé cuán fuerte es ese Hermano Bi, pero robó su espíritu de la bestia a otros, eso no lo haría un héroe. Aunque su espíritu de la bestia fuese realmente fuerte, su actitud deja que desear. ¿Cómo puedes compararlo con Tang Zhenliu?”

Han Sen se irritó bastante. “Chiflado… Ah… Chiflado… ¿Nunca entenderás el dolor de la gente de los bajos estratos de la civilización? ¿Cómo podía dejar pasar una oportunidad tan buena? Además, Shen Tianzi es mi enemigo.”

Al principio Han Sen dudaba si contarles o no que él era el hermano Bi, pero mirando las circunstancias, revelarlo no sería ayuda alguna para Danfeng o los otros.

 

 


Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s