Awakening: Capítulo 192


3er capítulo regular de la semana…..quedan 3 más…….

Por cierto, si leyeron en ingles esto, las paginas recolectoras dividieron este capítulo en 2, pero…….la parte 2, es la parte 2 del capítulo 196……y ¿que creen? No me di cuenta y lo traduje…..es decir……tengo la parte 2 del cap 196 :v……..

Menos mal que me di cuenta mientras leia mi traducción antes de subirlo aquí, si no, les daría spoiler, que bueno que no lo subí así :´v

NOTA: Vengo del futuro, este capítulo lo subí incompleto, ya le he agregado la mitad faltante n.n

 


-Regreso-

Cuando Lei Yin se despertó, sintió dolor en todo su cuerpo. Durante mucho tiempo no había tenido un ejercicio tan excesivo, sintió que en la lucha de la noche anterior, realmente fue capaz de divertirse.

Después de un breve lavado en el baño, sonrió cuando salió y vio a Amy todavía durmiendo como un tronco.

En ese momento, alguien golpeó suavemente la puerta. Abrió la puerta y vio que era Naoko. Sus manos estaban sosteniendo una bandeja llena con el desayuno.

“Lei, buenos días.” Naoko gentilmente le sonrió.

Recibiendo esta clase de sonrisa de una mujer hermosa en un sol brillante de la mañana, Lei Yin sintió paz en su corazón.

“¿Dónde está el tuyo? ¿No vas a comer?”

“Ya comí.” Naoko lo ayudó a enderezar la sábana mientras le respondía.

Después de poner su cama en orden, Naoko en silencio se arrodilló junto a él, observándolo desayunar.

“¿Qué hora es ahora?” Después de comer su desayuno, Lei Yin levantó su vista y preguntó.

“Cerca de las 9:30 A.M.”

Observándola lista para tomar los cubiertos, Lei Yin sostuvo su mano. “No te molestes con esto, siéntate y hablemos primero.”

Naoko obedientemente se sentó en sus brazos.

“¿Disfrutaste estas vacaciones?”

Naoko apoyó su cabeza en su pecho y dijo: “Sí, no había salido de Tokio por mucho tiempo, y esto me hizo sentir cómoda.”

Acariciando suavemente su cabello, Lei Yin dijo: “Esta vez, hay mucha gente con nosotros. La próxima vez que tengamos la oportunidad, iremos a otro lugar para jugar, sólo nosotros dos.”

“Mientras pueda estar contigo, no importa si no salimos.” Ella puso sus brazos alrededor de su cintura y se acercó aún más a él.

Oliendo su delicada débil fragancia, Lei Yin tuvo una sensación emocionante en su alma. Y no pudo evitar abrazarla fuertemente.

Un rato más tarde, después de que este momento suave y tranquilo terminara, Lei Yin preguntó: “¿Cuántos días hemos estado aquí?”

Naoko pensó por un momento y luego dijo: “Si recuerdo correctamente, deberían ser trece días.”

“Así que son casi dos semanas, deberíamos regresar en dos días.”

“Okay, después de todo, molestar a la gente por mucho tiempo no es bueno.”

Al mirar sus deliciosos labios, Lei Yin no pudo evitar levantar su barbilla y besarla. Como en el pasado, Naoko fue gentil y ligeramente tímida al responder su petición. De repente, la habitación volvió a estar tranquila.

Por la noche, Lei Yin llamó a Brin solo afuera.

En un lugar donde no había nadie más, Lei Yin sacó un pedazo de papel de su bolsillo. Luego se lo dio a Brin, junto con una bolsa de papel. “Toma esto.”

Brin estaba un poco desconcertado por las cosas en su mano. “Sr. Gennai, estos son…..”

“Hay una receta escrita en el papel. Compra la medicina de acuerdo con esa receta e inyéctasela a tu hermano. Recuerda no dejarlo probar nada de sangre o carne cruda, y nunca lo dejes ir. Necesitas atarlo en una cama, de lo contrario, habrá problemas si se escapa y mata a la gente.”

Brin emocionado dijo: “¿Puede esta droga realmente hacer que mi hermano vuelva a la normalidad?”

Lei Yin sacudió su cabeza. “El gen de tu hermano se ha transformado en mitad humano, mitad animal. No hay manera de traerlo de vuelta simplemente confiando en las drogas. Esta droga es similar a un potente sedante, y debería ser capaz de suprimir su naturaleza animal. Pero si esta droga ya no puede controlarlo…..” Hablando hasta este punto, su expresión se hizo muy seria.

“Usa diez veces la dosis en él para que pueda fallecer sin sentir ningún dolor.”

Los ojos de Brin estaban rojos. “¿Realmente no hay otra manera?”

“Con el nivel médico actual, el cambio genético no puede ser revertido. Son como células cancerosas que son imposibles de convertirse en células normales. El mejor tratamiento es matar o quitar el tejido lesionado. Además, aunque puedas suprimir con éxito la parte animal de él, él puede que ya no piense como una persona ordinaria. Al final, lo que es mejor para él es lo que decidirás tú. Para él, tal vez la muerte es un alivio. Hay algo de dinero en la bolsa para que le compres el medicamento.” Con eso, lentamente se alejó.

Brin miró su espalda. Después de un rato, se agachó en el suelo y lloró como un niño.

Cuando regresó a la casa de Takeda, Amy y unos cuantos primos más jóvenes de Takeda estaban jugando a “atrapar a la luciérnaga” en el jardín.

Al escuchar una risa franca e inocente de un par de niños, Lei Yin se sintió un poco deprimido porque la cuestión del hermano de Brin todavía estaba pesada en su mente.

Como si sintiera algo, Amy instintivamente volteó su cabeza hacia atrás justo cuando Lei Yin entraba desde afuera. Ella inmediatamente se precipitó y lo abrazó con gran emoción.

“Lei, juega conmigo a ‘atrapar la luciérnaga’, ¿okay?” La pequeña niña dijo cariñosamente.

“Ok, pero debes dejar que Naoko juegue con nosotros.” Lei Yin tocó su cabeza y dijo.

Al escuchar el nombre Naoko, Amy repentinamente frunció su pequeña boca y dijo: “No.”

Lei Yin suavemente pellizcó su cara. “¿No me prometiste ayer que te llevarías bien con ella?”

Al escuchar sus palabras, la pequeña niña mostró una expresión de angustia.

Al verla fruncir el ceño como un adulto, Lei Yin casi no pudo evitar reír en voz alta.

Después de pensar por un momento, ella al final algo a regañadientes dijo: “Okay entonces, pero tienes que ayudarme a atrapar un montón de pequeños insectos, ¿ok?”

“Es un trato.” Con eso, Lei Yin extendió su mano derecha hacia ella.

Después de hacer un gran espectáculo de chocar los 5 con él con un rostro serio, lo cual era muy raro, Amy entonces sonrió otra vez.

El carácter gentil y la mirada hermosa de Naoko podría decirse que era letal para todas las edades. Aparte de Amy, los varios primos más jóvenes de Takeda pronto les gusto esta atractiva y de buen carácter hermana mayor. Todos ellos se reunieron alrededor de ella, pidiéndole que ayudara a atrapar la luciérnaga. Pero la pequeña niña felizmente se envolvió alrededor de Lei Yin, pidiendo su ayuda. El jardín pronto se puso muy vivido.

Después de jugar por un tiempo, Takeda y Yoshikawa vinieron desde el exterior, cada uno sosteniendo dos sandías.

“Hey, tenemos sandías aquí.” Takeda alzó sus sandías y exclamó.

Sus varios primos más jóvenes inmediatamente se reunieron a su alrededor.

Lei Yin le dijo con una sonrisa a Naoko: “A veces, varios diablillos en el jardín son buenas cosas, al menos es bastante animado.”

Naoko sonrió, se volteó y los miró. En este momento, Lei Yin no vio la pizca de tristeza en sus ojos.

Cuando él entró en el vestíbulo junto con las otras personas, el teléfono de Lei Yin sonó repentinamente.

Después de mirar la identificación de la persona que llamaba, Lei Yin deliberadamente se alentó y contestó el teléfono.

“Lo sé, volveré a hablar contigo.”

Después de colgar el teléfono, Lei Yin reveló una expresión reflexiva.

No importa dónde estuviera, los ojos de Naoko lo seguían silenciosamente. Por lo tanto, su expresión de esta vez también cayó en sus ojos.

Después de esperar para que él la alcanzara, Naoko le jaló su mano y le preguntó en voz baja: “Lei ¿qué pasó?”

Al mirar sus ojos un poco preocupados, Lei Yin sostuvo su mano y dijo: “No te preocupes. No es un gran problema, no te preocupes por eso.”

Al ver que no estaba tratando de consolarla, Naoko se sintió algo aliviada.

“Siempre te gusta preocuparte por las cosas; No sé qué hacer contigo.” Lei Yin sujeto su cintura mientras caminaban hacia el vestíbulo.

Mientras caminaba, Naoko apoyó su cabeza en su hombro.

En el almuerzo del día siguiente, Lei Yin le dijo a Takeda: “Nos hemos quedado por muchos días aquí, es hora que volvamos.”

Takeda, quien estaba comiendo su almuerzo, inmediatamente levantó su vista y dijo: “¿Por qué quieres ir tan pronto?”

“No demasiado pronto, hemos estado aquí por casi medio mes. Quiero volver a ver a mi familia.”

Takeda dudoso dijo: “Esto no es debido a mi primo Kanoyama ¿no?”

“Eso es una tontería, si es por eso, me habría ido antes. ¿Por qué iba a esperar hasta ahora? Lo he discutido con Naoko, vamos a regresar mañana en avión.”

Takeda parecía muy decepcionado. “¿Por qué no te quedas unos días más? Todavía hay muchos lugares divertidos en Kioto que ustedes todavía no han visto.”

“Por favor, no digas que nunca tuve la oportunidad de venir aquí. El próximo verano, me voy a quedar aquí hasta que me fuerces a salir. Como reciprocidad, ¿no tienes interés en quedarte en mi lugar?”

Takeda curvó sus labios. “Bah, ¿qué hay de bueno en Tokio? Cuando terminen las vacaciones de verano, tenemos que volver allí de todos modos. ¿Por qué debería adelantar este sufrimiento? Por cierto, ¿has reservado tus tickets? Yoshikawa y yo te llevaremos al aeropuerto.”

“Los tengo. Es el avión de mañana por la mañana.”

 

*****

 

Cuando Lei Yin, Naoko y Amy salieron del Aeropuerto Haneda, ya eran las tres de la tarde.

Después de que Naoko abrió la puerta de su departamento, vio, además de Aiko, a otras dos chicas en la sala de estar. Una era Asami, y la otra, aunque ella no lo reconoció, debía ser una de las compañeras de clase de Aiko.

“Hermana, has vuelto.” Al ver entrar a Naoko en la casa, Aiko se sintió muy complacida, se levantó del sofá y caminó hacia ella.

Después de bajar su pequeño equipaje en el suelo, Naoko sonrió y dijo: “Acabamos de llegar del aeropuerto. Hola.” Ella dijo la última palabra hacia las dos estudiantes universitarias. De los varios amigos cercanos en la preparatoria, solo Asami ingresó en la misma universidad que Aiko. Mientras que Ryoko y Ai cada una fueron admitidas en diferentes universidades. Aunque se separaron, estas pocas chicas a menudo jugaban juntas de vez en cuando.

Seguida de cerca detrás de Naoko estaba Lei Yin, quien cargaba una mochila grande en su espalda y tomaba la mano de Amy con su mano derecha. Dentro de esta gran mochila, además de la mayoría de su equipaje, también había varios recuerdos de Takeda y Yoshikawa que compraron cuando paseaban por las atracciones locales mientras Lei Yin y los otros estaban allí.

Al ver que él también vino con ella, Aiko inconscientemente reveló una mirada compleja.

Después de bajar esa gran mochila, Lei Yin le dijo: “Aiko, mucho tiempo sin verte, ¿cómo has estado?”

Temiendo mirarlo a los ojos, Aiko bajó su cabeza y dijo: “Estoy bien, ¿Qué hay de ti?”

“Nada mal.” Dicho eso, saludó a Asami y a la otra chica que no reconoció.

Al mirar su cara, el cual parecía familiar y algo desconocido, un estallido ondulatorio apareció de repente en el corazón de Aiko.

Recordando, aparte de verlo una vez en el Hospital donde su hermana se quedó temporalmente, ella no lo había visto por casi seis meses. Pero escuchó que estaba estudiando en la Universidad Teikyo.

Después de no haberlo visto durante medio año, las líneas en su rostro parecían más maduras. Si se ponía un traje, nadie sabría que todavía era un estudiante universitario de primer año.

En ese momento, escuchó que su buena amiga le preguntó: “Gennai Masashi, ¿esta pequeña niña es tu hermana?”

“No, su guardián está ocupado con trabajo, así que me llamó para cuidarla temporalmente. Amy, ven y saluda a la tía Asami.”

“Hey, eso no es gracioso.” Asami lo miró y puso sus ojos en blanco hacia él.

“Quédate tranquila, ella solo sabe inglés.”

“¿Qué? ¿ella no es japonesa?” Asami se sorprendió un poco al ver a la pequeña niña con un origen asiático muy obvio.

“Este asunto es algo complicado. En términos simples, aunque su nacionalidad es suiza, su abuela es coreana, por lo que su padre es una mezcla de sangre. Luego su padre tomó a una mujer de Singapur quien la dio a luz. Por lo tanto, luce relativamente más cercana a los asiáticos.”

Cuanto más la veía, más Asami y la otra chica sentían que la niña era linda, y no podían evitar tocar su cara.

Amy se escondió inmediatamente detrás de Lei Yin.

“Parece tener miedo de nosotras.” Comentó Asami.

“Ella solía tener autismo; Aunque ahora está mucho mejor, todavía tiene cierta resistencia a los extraños. Pero, mientras ella te conozca, todo estará bien.”

“Una pena.” Al oír que tiene autismo, la otra chica no pudo evitar mostrar preocupación materna.

Naoko le dijo a Lei Yin: “Después de un largo viaje en avión, Amy debe estar cansada. Voy a ordenar su habitación, espérame aquí, ¿okay?”

“Lo sé, continua.”

Después de que Naoko se fue, Aiko no pudo evitar preguntar: “¿Esta pequeña niña va a quedarse aquí?”

Lei Yin asintió su cabeza. “Tengo que irme de viaje hoy, así que quiero que Amy se quede aquí por un par de días. Cuando regrese, la traeré de vuelta a mi casa.”

“¿Acaso no acabas de bajarte de un avión?”

“Sí, hay algo de lo que debo ocuparme.”

Con eso, se arrodilló ante la pequeña niña y le dijo: “Niña, sé obediente y escucha las palabras de Naoko, ¿okay? Pronto volveré a recogerte.”

“Lei…..” Los ojos de la niña lentamente se humedecieron.

“No llores, volveré pronto. Recuerda escuchar a Naoko, ¿entiendes?”

Amy asintió y abrazó fuertemente su cuello.

Después de un rato, Naoko bajó del segundo piso. “Masashi, la habitación de Amy ya está lista, puedes llevarla a descansar.”

“Okay.” Lei Yin recogió a la pequeña niña y siguió a Naoko arriba.

Después de que se alejaron, la compañera de clase de Aiko preguntó: “Aiko, ¿quién es ese tipo? Su inglés es muy bueno.”

Aiko miró la gran mochila que colocó en el suelo y dijo: “Él es el prometido de mi hermana.”

 

*****

 

Dirigido por un hombre con un traje negro, Lei Yin llegó frente a un pequeño avión tripulado.

Ese hombre dijo: “Sr. Gennai, este es el avión como solicitó; Hemos llenado su combustible. Además, La Directora Sakurai quería que te dijera que, si quieres una aeronave más grande, siéntete libre de decirlo, ella definitivamente satisfará tu pedido.”

“No es necesario, este tamaño de avión está bien. Por favor, dele las gracias a la Señorita Sakurai.”

“Entregaré su mensaje.”

Después de sentarse en el asiento del piloto, Lei Yin cuidadosamente miró los varios instrumentos. Afortunadamente, este era un avión del tipo antiguo, de lo contrario, no sabría cómo operarlo ya que la última vez que piloteó un avión fue hace 20 años.

Aunque tardo un poco en prenderlo, después de que lo llevò a la pista para desplegar, el avión finalmente ascendió al cielo.

Mirando desde abajo, el hombre dejó escapar un suspiro de alivio.

Si algo le sucedía a ese hombre, él tendría una muerte trágica.

 

 

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n **


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

 

Anuncios

10 comentarios

  1. Gracias por los caps!
    Parece que alguien quiere un hijo pero tiene miedo de la opinión de Lei Yin o de que pensaran todos los demás, ya sabemos cómo piensa Naoko

    Me gusta

  2. Gracias por el capítulo siempre esperando que salga uno nuevo todos los días…
    Espero y todo vaya mejor con los proyectos y tus estudios ozKaR suerte

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s