Awakening: Capítulo 189


Patrocinado por: Felipe Uresti

 


-Estanque-

Aunque Amy tiene un autismo, ella era una niña con inteligencia normal y capacidad innata para sentir la emoción de otras personas, así como gustos y disgustos, lo cual la convirtió en una niña muy sensible. Comparada con los niños de la misma edad que ella, ella era más tranquila y bien comportada. Cuando estuvo viviendo en la isla desierta, ni siquiera lloró, a pesar de que carecían de comida y agua. Debido a que sabía que el hombre (Masashi) estaba tratando de resolver estas dificultades, no quiso añadirse su carga.

Pero ahora comenzó a llorar. Lei Yin, cuya audición era mucho más sensible que la de las personas comunes, fue la primera persona que la escuchó llorar. En su impresión, Amy no era una niña que puede llorar al azar. Al pensar que tuvo un accidente, Lei Yin corrió a su dirección a una velocidad asombrosa.

Cuando llegó al jardín, vio la escena junto al estanque que lo hizo muy enojado.

Vio a un adolescente de 14-15 años apuntando a Amy y riéndose en voz alta de ella. La mirada en la hermosa y linda Amy fue la razón por la que se burló de ella. Debido a que su rostro estaba pintado con varios grandes círculos azules y patrones. Los varios primos más jóvenes de Takeda, quienes estaban jugando junto con Amy, estaban retrayéndose de miedo, temerosos de hacer cualquier sonido para detener al adolescente.

Al ver el marcador azul en la mano derecha de este adolescente que se estaba riendo , Lei Yin se enfureció. Caminó silenciosamente hacia el chico y lo levantó por el cuello, y antes de que el joven reaccionara, lo arrojó al estanque de peces.

*¡Splash! * El adolescente casi se cayó sobre * el estanque. Aunque el estanque sólo alcanzaba hasta la cintura, en esta situación donde fue sorprendido con la guardia baja, era como un hombre ahogándose, constantemente luchando y gritando en el agua.

NT: Supongo que se refiere a que casi cayó sobre “el borde”….ya saben…en vez del agua el piso.

“¡Lei!” Al ver que Lei Yin había venido por ella, la pequeña niña apretó su boca y se arrojó en sus brazos y gritó en voz alta.

“No tengas miedo, todo está bien.” Lei Yin la consoló suavemente.

“¿Qué estás haciendo?” En ese momento, alguien gruñó detrás de él. Entonces, la figura alta de Kanoyama Akiji corrió al borde del estanque de peces para jalar a su hermano menor.

Después de que el joven, quien estaba completamente empapado de agua, salió del estanque, continuó tosiendo y respirando pesadamente justo como una persona que se ahogaba de verdad. Su aspecto era muy patético.

“¿Qué crees que estás haciendo?” Kanoyama Akiji corrió al frente de Lei Yin y gritó.

“Obviamente, no estoy alimentando a los peces.” Lei Yin dijo despectivamente.

“¡Bastardo!” Kanoyama Akiji apretó fuertemente sus puños, aparentemente quería comenzar una pelea.

Al ver este ominoso giro de acontecimientos, Takeda inmediatamente se puso entre las dos personas. “Hablemos, no caigan en el impulso.”

Al ver la mirada de Takeda, Lei Yin fríamente miró la cara enojada del hermano mayor del joven por un momento. Luego se volteó y regresó a su habitación.

“Cobarde, ¿quieres escapar?” Kanoyama Akiji pensó que Lei Yin era tímido, así que eludió el bloqueo de Takeda y se puso adelante de Lei Yin.

“¿Qué quieres?” Lei Yin lo miró fríamente.

“Quiero que te disculpes con mi hermano menor.” Kanoyama Akiji dijo en voz alta.

Lei Yin reveló una sonrisa pensativa: “¿Y si digo que no?”

Al ver los ojos de Masashi, Takeda supo que era una señal muy peligrosa, así que se apresuró a bloquear de nuevo a Kanoyama Akiji.

“Primo Kanoyama, en este asunto, Akito también está equivocado, después de todo, Amy fue intimidado por él en primer lugar. Además, él no fue herido. Simplemente déjalo pasar, es mejor que lo lleves a la habitación a cambiarse de ropa, de lo contrario, será malo si se resfría.”

“Hidetoshi, ¿qué te pasa? ¿por qué estás ayudando a los extraños en lugar de a mí?” Al escuchar las palabras de Takeda, Kanoyama Akiji se enfadó.

“Esto no es una cuestión acerca de quién ayuda a quién, esto es sólo una pequeña cosa, no hay necesidad de hacerlo grande. Solo déjalo pasar.”

“¿Qué cosa pequeña? Ese tipo lanzó a Akito en el estanque y casi lo ahogó. ¿Y todavía piensas que esto es algo pequeño? Hey, ¡no trates de escapar! Akiyama, Masato, no lo dejen escapar.” Kanoyama Akiji llamó a sus amigos para detener a Lei Yin ya que vio que Lei Yin estaba a punto de irse.

Sus compañeros de clase se miraron por un momento y luego corrieron al frente de Lei Yin para tratar de detenerlo.

Pero Yoshikawa bloqueó sus caminos y dijo: “Este es el asunto de la FamiliaTakeda. No tiene nada que ver con ustedes. No se metan en esto.”

Él y Takeda eran muy conscientes de las graves consecuencias de irritar a Masashi. Era muy raro que Masashi se contuviera como hoy, así que Yoshikawa no quería que este asunto se saliera de control. Después de todo, él era conocido de Kanoyama Akiji.

Al ver esto, Kanoyama Akiji quiso correr hacia adelante, pero Takeda inmediatamente puso sus brazos alrededor de él y dijo en voz alta: “No se metan en problemas, él es mi buen amigo y un huésped invitado, denme cara y déjenlo ir, okay.”

“Hidetoshi, si no me dejas ir, ya no voy a ser cortés.” Siendo bloqueado por su primo, Kanoyama Akiji no pudo evitar sentirse ansioso.

NT: Baia, aquí tenemos las primeras palabras de las típicas novelas wuxia donde el MC les parte las tostadas a los Young masters de las sectas enemigas :v

Justo en ese momento, una voz de un hombre repentinamente sonó: “¿Qué está pasando aquí?”

Varias personas voltearon sus cabezas para mirar, esa voz vino de Takeda Yifu. Fue seguido por Takeda Cangshi y Takeda Nadeshiko, así como un hombre y mujer de mediana edad.

Al ver a Kanoyama Akito empapado, la mujer de mediana edad en kimono gritó y corrió. “Akito, ¿cómo puedes estar así?”

Ese joven señaló a Lei Yin y dijo: “Él me arrojó al estanque.”

Aquella mujer de mediana edad inmediatamente se levantó y le preguntó a Lei Yin: “¿Por qué hiciste eso?”

“Pregúntale a tu hijo sobre los detalles, de todos modos, incluso si te lo digo, no creerías mi historia.” Lei Yin sabía que en términos de disputas, las mujeres mayores eran casi invencibles, así que no quiso hacer ninguna disputa innecesaria .

“¿Qué quieres decir con esto?” Ella lo miró con ferocidad.

Yoshikawa se acercó y dijo: “Tía Kanoyama, es así, justo ahora Akito dibujó garabatos en la cara de la pequeña niña, así que mi amigo hizo tal movimiento por impulso. Por favor cálmate.”

Aunque ella vio que la cara de la pequeña niña en los brazos de Lei Yin estaba llena de dibujos, Kanoyama Akina dijo en voz alta: “¿Quién puede probar que fue Akito quien lo hizo? E incluso si él lo hizo, eso es sólo una pelea de niños. Pero tú, como adulto, realmente lanzaste a un chico al estanque, ¿no te sientes avergonzado?”

“Aunque, de acuerdo a la ley, la condena penal sobre la delincuencia juvenil es más ligera que los adultos. No hubo diferencias en los efectos sobre la familia de las víctimas. En las noticias, a menudo se decía que, en los últimos años, los crímenes juveniles en Japón están aumentando constantemente. Parece que la razón principal es la falta de buena crianza de los hijos.” Lei Yin puso un tono de comentarista social.

Kanoyama Akina era como un gato siendo pisado en su cola, ella gritó en voz alta. “¿Qué quieres decir con esto? ¿Estás tratando de decir que nuestro Akito carece de crianza?”

Al ver que la boca de Lei Yin se torcía ligeramente, Yoshikawa supo que él definitivamente diría palabras duras, por lo que rápidamente se acercó a ella y dijo: “Tía Kanoyama, ambos estaban equivocados, y ya que este es el festival de Giyon, deje que el pasado sea pasado.”

En ese momento, Takeda Yifu abrió su boca: “Yoshikawa tiene razón. Ahora estamos celebrando el Gion Matsuri, no hay necesidad de hacerlo grande, simplemente déjalo pasar. Cambia rápidamente la ropa de Akito.”

“Pero, hermano…..”

Takeda Yifu agitó su mano y dijo: “Mejor se rápida, de lo contrario, sería malo si Akito se resfría por eso.”

Kanoyama Akina miró fijamente a Lei Yin por un rato y luego apartó a su hijo.

Después de decir eso, Takeda Yifu le lanzó a Lei Yin una mirada no tan amistosa antes de que se volteara y regresara al pasillo.

NT: Tonto…..lo lamentarás….has sellado tu destino~~~

Hacia su mirada no amistosa, Lei Yin se burló en su corazón: ‘¿Quién demonios eres? Cuando vagué por el mundo, al abuelo de tu abuelo ni siquiera le había crecido todavía cabello.’

Antes de que se fuera, Kanoyama Akiji miró a Lei Yin y le dijo: “Cuentas con suerte. Será mejor que ruegues por que no te encuentres conmigo en la calle.”

Lei Yin no se molestó siquiera en mirarlo, lo tomó completamente como invisible, alejándose a su lado mientras sostenía a Amy.

Al sentir que estaba siendo muy despreciado por él, Kanoyama Akiji estaba furioso y quiso precipitarse y aplastarlo, pero rápidamente fue jalado por Takeda.

Al final, Takeda y Yoshikawa lograron llevar a Kanoyama Akiji y a sus amigos al salón, para que no renovaran el conflicto.

Después de regresar a la habitación, Naoko inmediatamente tomó un tazón de agua del baño.

Lei Yin se sentó junto a Amy, mojó la toalla en el tazón, y frotó suavemente las marcas en su cara.

Pero debido a que la tinta estaba basada en aceite, Lei Yin todavía no pudo borrarlos completamente, incluso después de que los limpió repetidamente. Por lo tanto, Lei Yin le dijo a Naoko: “Anda a buscarme algo de agua tibia, así como una barra de jabón.”

“Okay.”

Debido a que la piel de Amy era muy tierna, Lei Yin no quiso usar un agente disolvente como una solución química para lavarla y tuvo que usar una toalla con agua tibia para frotarla lentamente.

Después de casi una hora más tarde, Lei Yin finalmente fue capaz de borrar los garabatos uno por uno en su rostro.

Después de que terminó, vio que el rostro de la pequeña niña estaba rojo por la frotadura de la toalla, y no pudo evitar sentirse angustiado. Lamentó no haber arrojado al niño a una cloaca en vez de a un estanque.

“Niña, ¿sientes dolor en tu cara?”

La pequeña niña lo miró y luego sacudió su cabeza, y silenciosamente apoyó su cabeza en sus brazos.

Lei Yin acarició su cabello con su mano derecha.

Naoko se sentó en silencio junto a él y la miró tiernamente (a Amy, no a Masashi).

Después de un rato, de repente, un golpe vino de la puerta. Naoko abrió la puerta para echar un vistazo. La persona resultó ser la hermana de Takeda, Takeda Nadeshiko.

Takeda Nadeshiko era una chica muy seria. Takeda dijo que ella estaba usando el verano para refrescar su estudio, por lo tanto, incluso si ellos habían vivido aquí durante varios días, Lei Yin y Naoko rara vez tuvieron la oportunidad de reunirse con ella.

Como con Takeda, ella también estaba usando un Kimono en casa. Después de que la puerta se abrió, ella primero se inclinó hacía Naoko y después le dijo a Lei Yin: “Compañero de escuela Gennai ¿tienes un momento para hablar?”

Lei Yin asintió su cabeza.

Arrodillándose delante de Lei Yin, Takeda Nadeshiko dijo: “Quiero tomar este tiempo para pedir disculpas a la niña en nombre de mi primo Akito. Por el comportamiento travieso de mi primo, me disculpo sinceramente.”

En cuanto a este ritual de disculpa en nombre de otras personas, aunque Lei Yin sintió que era algo redundante, todavía abrió su boca para responder: “Eres muy considerada.”

Takeda Nadeshiko estaba a punto de hablar cuando la voz de Takeda repentinamente entró por la puerta: “Masashi, ¿estás ahí?”

Naoko se levantó inmediatamente para abrir la puerta.

Cuando Takeda entró, inmediatamente vio a su hermana, que, al igual que él, estaba algo sorprendido. Takeda Nadeshiko inmediatamente le dijo a Lei Yin: “Compañero de clase Gennai, si no hay nada más, me iré.”

Después de esperar a que saliera, Takeda le preguntó a Lei Yin: “¿Qué quería mi hermana?”

Lei Yin respondió: “Nada, sólo se disculpó en nombre de tu primo.”

“Ya veo, no es de extrañar que antes en el pasillo la vi susurrar con mi hermano, ellos realmente estaban hablando sobre este asunto. ¿Qué hay de Amy? ¿Se han borrado esos dibujos?”

“Han sido limpiados.” Lei Yin dijo mientras tocaba la cabeza de la pequeña niña.

Al ver que la cara de Amy estaba toda roja, Takeda dijo ligeramente disculpándose: “Masashi, lo siento mucho, nunca pensé que el niño Akito haría algo tan excesivo.”

“Esto no tiene nada que ver contigo. Además, hemos vivido aquí por muchos días, es casi hora para que nosotros regresemos a Tokio. Planeo regresar mañana en avión.”

Takeda inmediatamente se levantó con ansiedad. “No, ustedes no pueden irse. No hiciste nada malo. No puedes regresar por esto.”

“No es realmente sobre esto. Después de vivir aquí por varios días, es natural que nosotros volvamos.”

“En resumen, no puedes.”

Al verlo tan fuertemente opuesto a esto, Lei Yin simplemente extendió su mano y dijo: “Hey, sólo te estoy cuidando de aquí. He ofendido a tu tía, primos, a casi toda tu familia. Si me quedo aquí, será difícil para ti.”

“No me importa eso. En cualquier caso, incluso las palabras de ese anciano eran sólo pedos en lo que a mí respecta, mucho menos las suyas (su tia, tio, etc.). Si insistes en irte, huiré de casa contigo. A lo mucho, me vas a dar comida y alojamiento en Tokio.”

Al ver su apariencia de rufián, Lei Yin supo que era inútil decir algo, así que se encogió de hombros y dijo: “Prepárate, en cualquier caso, yo sólo soy un extraño. Si tu viejo va a reprender a alguien, él sólo te regañará a ti.”

Para verlo finalmente aceptar quedarse, Takeda sonrió repentinamente.

 

 

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n **


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s