Goblin Kingdom: Capítulo 49


Anterior |Índice| Siguiente


Hacia el oeste

[Raza] Goblin

[Nivel] 5

[Rango] Lord; Jefe De La Horda

[Habilidades] <<Gobernante De La Horda>>  <<Voluntad Rebelde>>  <<Aullido Abrumador>>  <<Esgrima B+>>  <<Codicia Insaciable>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante I>>  <<Ojos De La Serpiente Azul>>  <<Baile En La Frontera De La Muerte>>  <<Ojo De La Serpiente Roja>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma De Un Guerrero Loco>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto>>  <<Sabiduría De Un Gobernante II>>

[Protección Divina] Diosa Del Inframundo, Altesia

[Atributos] Oscuridad, Muerte

[Bestias Subordinadas] Kobold Superior <<Hasu>> (Nvl 1) Gastra (Nvl 1) Cynthia (Nvl 1) Rey Orco <<Bui>> (Nvl 36)

[Estado Anormal] <<Encanto Del Santo>>

Cynthia y Gastra jugaron con mi cola que era como un juguete para los gatos mientras yo la balanceaba.

Los dos lobos grises, Cynthia y Gastra, se han hecho más grandes recientemente. Ahora miden unos 50 centímetros de largo. Y aunque está mal, son lo suficientemente grandes para montar.

Incluso sus niveles han subido también. Empezaron en uno, y ahora ya tienen veinte. (Krailus: En el Estado sigue diciendo Nvl 1)

No puedo dejar que actúen como bebés para siempre.

De vez en cuando, cuando Hasu, el kobold superior, pasaba, terminaban luchando entre ellos. Pero como no era nada serio, sólo un amistoso juego rudo, yo los cuidaba tranquilamente.

Supongo que en todo caso, deben haber estado decidiendo los rangos. Después de todo, todas son razas similares a los perros. Quiero decir, los kobolds y los lobos son todos perros después de todo, ¿No?

Han pasado tres días desde que llegó el mensajero y hemos estado reparando el pueblo desde entonces.

Durante ese tiempo, ordené a los orcos que ahora viven en la base del gran árbol al norte que recogieran los cadáveres aquí en el pueblo. Fueron de gran ayuda.

La mitad de las trampas que fabricamos también han vuelto a ser funcionales. Además, el 10% de las vallas también han sido reparadas.

También iniciamos una adquisición a gran escala de recursos alimentarios. Mientras lo hacíamos, averigüé el rumbo que seguiríamos.

El plan es dejar el mínimo número de goblins con los humanos en el pueblo, mientras nos dirigimos al oeste. Una vez allí, planeo convertir la aldea de Ganra en mi base de operaciones mientras intento que Gaidga y las otras tribus estén bajo mi gobierno.

Por supuesto, no mencioné esa parte al mensajero.

Nuestro último destino será la adquisición de la Fortaleza Del Abismo, el hogar de los goblins. Allí es donde edificaré mi reino. Después, supongo que me llevaré conmigo a los humanos prometedores y a los kobolds también.

Una vez que ponga en marcha este plan, el pueblo quedará desatendido durante mucho tiempo.

En ese momento, el que protegerá a los humanos será…

Mi mirada se movió hacia los lobos grises que jugaban con mi cola. Cynthia estaba acostada boca arriba, siendo juguetona como siempre, mientras que Gastra parecía haberse aburrido de jugar, y estaba acostado, bostezando.

Se parecen cada vez más al kobold superior, Hasu. No diré exactamente de qué, pero debería tener cuidado.

“Protege a los hum… No. Protege a Reshia. Protégela bien, ¿De acuerdo?”

Froté la pequeña cabeza de Gastra mientras pronunciaba esas palabras. Y él le ladró, diciendo, ¡Woof! Bien. Aunque no sé si lo entendió o no.

En cualquier caso, tendré que dejar algunos goblins raros para dirigir el pueblo.

La pregunta es… ¿A quién debería dejar atrás?

Podría dejar una clase noble, pero considerando a los humanos, probablemente debería dejar un druida.

Qué pregunta tan problemática.

“Rey, ¿Llamaste?” Dijo Gi Za al entrar en la casa del rey.

“Sí, hay algo que quiero preguntarte sobre las tribus” Le contesté.

Con las manos cruzadas y una bata sobre el cuerpo, parecía un erudito. Me pregunto por qué es un goblin.

“¿Qué se diferencia de nosotros, goblins normales, a los de las cuatro tribus?” Continué.

“¿Qué es diferente, dices? Cierto…” Mientras meditaba la pregunta, se sentó ante mí con los ojos cerrados. “Bien, creo que lo he mencionado antes, pero las cuatro tribus son Gordob, Gaidga, Paradua y Ganra. Cada una de estas tribus lleva consigo la sangre de los goblins antepasados”

Una historia que he oído antes. En cualquier caso, es una introducción a su estilo de lucha, así que lo mantuve en mi mente mientras seguía escuchando.

“En cuanto a sus rasgos” Dijo Gi Za. “Bueno, es diferente para cada tribu.”

Eso es precisamente lo que quería saber. Eso es que estas supuestas tribus se han convertido en una especie de facciones. Con algo así, no sería extraño que lograsen un camino evolutivo peculiar.

Gi Za continuó.

“La más fuerte de las cuatro tribus es Gaidga, que ostenta una fuerza sobrehumana, mientras que la tribu Paradua maneja las bestias jinete.”

¿Bestias jinete?

“¿Qué son las bestias jinete?”

“Si nunca has visto una, será difícil de explicar, pero son bestias de cuatro patas. Los goblins de Paradua los montan como Lord Gi Gi haría con una de sus bestias.”

Así que son jinetes en otras palabras.

“La tribu Gordob sobresale en criar y usar bestias mágicas. En cuanto a la tribu Ganra, son los más hábiles con sus dedos entre las tribus. Incluso entre las tribus, son los únicos que pueden hacer y usar arcos.”

“¿Así que la Tribu Gordob son todos domadores de bestias?”

“Yo tampoco estoy muy bien informado. ¿Qué tal si le preguntas a ese mensajero?”

Eso es difícil, pero… Cierto. Si es necesario, debería preguntar.

En cualquier caso, parece que las cuatro tribus tienen fuerza, monturas, arcos y bestias, ¿Huh?

Los quiero.

Un frente de poderosos goblins. Una fuerza móvil de goblins que cabalgan bestias. Goblins que podían luchar a distancia. Y goblins que poseen habilidades especiales. Si pudiera tener todo esto, entonces construir mi reino no sería sólo un sueño.

Finalmente, finalmente las piezas necesarias para luchar contra los humanos se han reunido.

Todo lo que queda es adquirirlas. ¡Debo adquirirlas!

Y cabalgar… Si… Si incluso los goblins normales como nosotros pudiéramos luchar al montar, entonces… Me gustaría adquirir esa habilidad.

Si… Y esto es hipotético, ¿Pero qué si… Tal cosa fuera posible… Entonces no sería posible que un goblin que ha perdido sus piernas luchara una vez más?

Gi Ga Rax.

Las esquinas de mi boca se retorcieron en una sonrisa.

Espérame. (Krailus: Tampoco es que pueda irse…  PORQUE LE FALTA UNA PIERNA AJAJAAA)

◇◆◆

Entre las emociones que poseen los humanos, la empatía fue la más singular comparada con las otras razas.

Quién sabe si es afinidad o no, pero desde el ataque de los orcos, Lily no había tenido que ayudar demasiado a los otros humanos. La necesidad de ello había disminuido mucho.

“Hermana mayor” Gritaron Bern y Neumann, que tenían una espada atada a sus cinturas.

Lily no podía evitar hacer pucheros insatisfecha cuando escuchó sus palabras.

“¿¡No te dije que dejaras de llamarme ‘hermana mayor’!?” Soltó.

“Ahh, lo siento. Yo, eh, resbalé” Dijo Bern mientras se rascaba la cabeza.

Neumann sólo podía reírse del error de su amigo.

Con Lily habiéndoles salvado, 15 aldeanos en total, estas personas naturalmente llegaron a confiar en ella.

Antes, Lily tenía que ser la que se encontrara con los goblins incluso para las cosas más insignificantes, pero desde el ataque de los orcos, la gente se ha vuelto menos tímida.

Bern y Neumann son los únicos entre los aldeanos que saben usar la espada. Pero el alcance de sus conocimientos se debe únicamente a la experiencia adquirida cuando fueron reclutados en el pasado. La diferencia entre ellos y Lily, que es una aventurera que se gana la vida con su espada, es como el día y la noche.

Por eso, a pesar de que Bern y Neumann eran mayores que Lili por cinco años, respetaron enormemente la esgrima de Lily.

“¿Cómo está Palone? ¿Y Mill está bien? No se lastimó por jugar todo el tiempo, ¿Verdad?” Preguntó Lily.

Palone es la esposa de Bern. Actualmente está embarazada. En cuanto a Mill, es el hijo mayor de Bern. Pero sigue siendo un bebé. Va a cumplir cinco años este año.

“No, aunque esperamos pronto. Desafortunadamente, aunque sea la segunda vez, no hay mucho que un hombre pueda hacer para ayudar. En cuanto a Mill, es el mismo de siempre. Siempre jugando con los maestros goblins. Le dije que era peligroso, pero no me escuchó” Dijo Bern, claramente perplejo. Su amigo Neumann sólo podía darle palmaditas en los hombros.

“Todo saldrá bien” Dijo Neumann.

“Espero que lo haga, espero que lo haga…” Dijo Bern de vuelta.

Viendo a los dos así, Lily entrecerró los ojos.

“Ahora que lo pienso, ¿Se han acostumbrado a este pueblo?” Preguntó ella.

Ha pasado casi medio mes desde que llegaron a este pueblo.

“… Bueno, no podemos bajar la guardia, pero no está mal” Dijo Bern.

“No nos obligan a pagar impuestos como los humanos. Tampoco nos hacen luchar” Agregó Neumann.

Aparentemente, el rey goblin no tenía intención de recaudar impuestos. La expectativa de Lily de una vida miserable en la que eran tratados como esclavos estaba completamente fuera de lugar.

El rey fue generoso.

Su única exigencia era que produjeran lo que él quiere. Eso es todo.

Lo que el rey quería era comida y los métodos para conservarla.

Siempre que hablaba con el rey goblin, Lily se equivocaba hablándole como si fuera la realeza. Una extraordinaria por cierto.

El mundo fuera del bosque estaba en peligro.

Allá afuera, el caos corría desenfrenado con muchos de los jefes en constante guerra entre ellos. Y los amos malvados eran como los granos de la arena, demasiado numerosos para ser contados.

Sabía lo asquerosos que eran los humanos. Precisamente por eso no podía entender a los goblins.

Derrotar monstruos era sentido común.

Los monstruos son criaturas sin otra forma de vida que el mal.

O al menos eso es lo que debería haber sido. Sin embargo, estos últimos días le han estado diciendo que ese “sentido común” no era más que una “postura pública”.

Si es así, ¿Qué debería hacer?

Pensó en su respetada empleadora.

Probablemente ya han enviado un grupo para recuperar a Reshia.

“Santa” Reshia Fel Zeal.

La graduada más joven de la Torre de Marfil. Un prodigio. La joven seguidora de Zenobia. Una candidata a cardenal para la iglesia. Una mujer bendecida con poder y autoridad sin importar su voluntad.

No sabe si la propia Reshia estaba al tanto, pero la influencia de Reshia fue tal que fue suficiente para mover a una nación.

Ahora mismo sigue bien.

Pero una vez que ese goblin haga al hombre su enemigo… ¿Adónde se girará Reshia? (Krailus: Esa… Es una excelente pregunta)

Y la propia Lily también… ¿Adónde iría? Tenía que prepararse.

Pero sólo un poquito, pensó. Le gustaría seguir viviendo en esta paz milagrosa.

“¡Woof!” Ladró Gastra mientras balanceaba su cola.

Ella lo levantó.

“Tú también te has vuelto más pesado” Dijo.

¿Quién diría que esos feroces lobos grises podrían ser tan adorables?

Mientras pensaba eso, ella silenciosamente rezó.

Desearía que estos días continuaran para siempre.

Mientras Gastra frotaba sus mejillas sobre ella, suspiró.

◇◇◆

Mientras el viento de la tarde acariciaba suavemente mis mejillas, el canto de los grillos campanilla se escuchaba tanto cerca como lejos.

Aunque no tengo sentido para las estaciones, puedo decir… Que las estaciones están cambiando.

Mientras miraba distraídamente a la luna, sentí una presencia cerca de mí.

“¿Mirando la luna?” Preguntó Reshia.

Sólo levanté la cola en respuesta.

“Si eres tan perezoso, serás odiado por las mujeres, ¿Sabes?”, dijo.

“Desafortunadamente… No estoy destinado a estar con una” Sonreí irónicamente.

“Bueno, lo que sea. ¿Puedo sentarme a tu lado?”

“Haz lo que quieras. Este pueblo pronto les pertenecerá a todos ustedes.”

“Aún no, querrás decir. Eso está un poco mal, ¿No?”

Bueno, eso es verdad.

Nosotros mirábamos la luna distraídamente.

“¿Cómo está Gi Ga?”

“Nunca he tratado goblins antes, pero su vida debería estar bien.”

Su vida… ¿Huh?

“… ¿Te arrepientes?” Preguntó ella.

“Nah… No lo hago.”

Si me voy a arrepentir, no habría pensado pelear desde el principio.

Sólo falta mi determinación, eso es todo.

El dolor en este pecho mío es porque no puedo aceptar vivir a pesar de que otros se sacrifican por mí.

Algo así debería haber sido obvio desde el principio. Pero no puedo evitar que me rompan el corazón por eso.

Esta forma de vivir… Es como si estuviera maldito, incapaz de vivir sin lastimar a mis cercanos.

Pero tengo que aguantar…

Tengo que aguantar y seguir adelante. De lo contrario, no tiene sentido.

“Me pregunto por qué eres tan fuerte… Cualquiera lloraría si estuviera triste. Cualquiera huiría cuando tuviera dolor. Nadie te despreciaría por hacerlo. Nadie tiene ese derecho” Dijo Reshia.

“… Es porque soy un monstruo” Dije de vuelta. “No perdonaré ninguna debilidad de mí mismo. Fuerza… Sólo la fuerza… Me hará esculpir en este mundo como prueba de mi vida. Hasta entonces… No derramaré lágrimas. Y tampoco huiré.”

¿Soy hombre? ¿O soy un monstruo?

Tengo la memoria y los pensamientos del hombre, pero el cuerpo de un monstruo anormal.

Lo decidí entonces cuando elegí vivir esta vida. No necesito la debilidad del hombre.

“¿Incluso si alguien estuviera ante ti?” Preguntó Reshia.

“Sí… Así es.”

Con sus ojos abatidos de esa manera… Reshia, ¿Qué está pensando?

Esta chica sabia que es alabada como santa y atada por las cadenas del destino… ¿Qué piensas?

¿De tu destino? ¿Tu vida? ¿Tu voluntad?

“Nunca quise ser una santa” Dijo. “Quiero correr. ¡Quiero ser sólo Reshia!”

Mientras se ponía de rodillas, miró hacia mí, y apoyó su mano sobre mi pecho.

El sonido de la destrucción entró en mis oídos.

“Con esto no queda nada que te ate… Incluso puedes matarme si quieres” Dijo.

Mientras sus ojos miraban hacia arriba, su mirada se encontró con la mía. Ardor llenó sus ojos y sus mejillas manchadas de rojo.

El aliento que respiraba despertó una fuerza dentro de mí.

— Quiero matar y comerme a esta mujer.

— ¡Quiero comer, violar y matar a esta mujer! ¿Por qué vacilas? ¿¡No te está dando su cuerpo!?

Mientras esa fuerza retorcía mis pensamientos, la miré.

“Entonces deberías luchar. Contra Zenobia. Contra el hombre… Por eso… Es la voluntad del hombre.”

Cuando recordé la expresión tranquila de la diosa sanadora al ver la cara de Reshia, no pude evitar fruncir el ceño.

“Lo dije, ¿Verdad?” Dijo Reshia. “Nadie es tan fuerte. La gente es débil.”

Sus ojos amatista, humedecidos y entristecidos… Me dispararon.

“Por favor, mátame” Dijo. “Si no lo haces, algún día… Seguramente te mataré.”

Porque ése es mi destino, murmuró bajo esa voz suya asustada y temblorosa.

“Me niego” Contesté. “Sólo estás huyendo. Si eres humano, ¡Muéstrame la voluntad que corresponde a la del hombre!”

“Rey…” Dijo ella. “Qué estricto.”

Una angustiosa sonrisa pintó sus labios.

A su vez, yo sólo podía acariciar su cabeza.

“Mañana, me dirijo al oeste. Cuando vuelva, volveré como el rey de los goblins. Hasta entonces… Por favor cuida de Gi Ga y los demás.”

Me limpié el polvo cuando me levanté.

“…Ah”

Sentí que Reshia me miraba a la espalda cuando me levanté, pero me fui sin decir nada.

Me convertiré en rey.

Por el bien de los que se han sacrificado…

Por el bien de aquellos que morirán de aquí en adelante…

Hasta entonces… No buscaré a nadie.

◆◆◇◇◆◆◇◇

[Estado Anormal] Encanto Del Santo liberado.

◆◆◇◇◆◆◇◇

Nota Del Autor:

El protagonista no quería abandonar a los heridos, así que Reshia tuvo que quedarse atrás.


Un capítulo bien calmado.

Y el MC rechazó la oportunidad de estar con Reshia. Que cabrón, aunque yo prefiero a Lily.

¡Hasta el próximo!

Traductor: Krailus

Editor: Reika


Anterior |Índice| Siguiente

12 comentarios

  1. Honestamente, ¡¿Qué le pasó a este tipo?! 0_o Antes le importaban un pepino los goblins y ahora hasta le duele el solo pensar en sus sacrificios. Respuesta: Se está convirtiendo en un buen rey B-)
    PD: Yo quiero ver al “mal” triunfar en esta novela ¿Héroes? ¿Dioses? ¡Púdranse todos! B-|

    Me gusta

  2. No… Pasara nada durante este Acto… Pero en el segundo… Sera una batalla con un amargo final… Se los aseguro, todo el mundo odiara al “héroe “

    Me gusta

  3. Muchas gracias por el capítulo, esto demuestra el conflicto k Reshia por seguir a nuestro protagonista, esto mejora, pero todo época debe terminar, estoy seguro k algo ocurrirá mientras conquista, somete y adquiere a las otras tribus y crea realmente su ejército.
    Saludos y muchas gracias por el capítulo.

    Me gusta

Responder a Krailus Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .