Súper Gen Divino – Capítulo 1: Gen Divino


En unas escarpadas rocas junto a un arroyo de montaña, un joven vestido de negro sostenía un oscuro y brillante caparazón, el cual desprendía un lustre metálico, parecido a un cangrejo pero que también recordaba a un escarabajo astado.

En su otra mano, el joven sostenía una daga. Con rapidez y agilidad, cortó las garras del escarabajo y abrió la cáscara, revelando la blanca y suculenta carne.

Sin dudarlo, el chico vestido de negro, chupó la carne de las pinzas, como lo haría con las de un cangrejo, masticándola antes de tragársela.

«Cazado Escarabajo de Caparazón Negro. No se ha obtenido ningún Espíritu de la Bestia. Al consumir carne de Escarabajo de Caparazón Negro hay oportunidad de obtener 0-10 puntos genéticos.»

«Consumida carne de Escarabajo de Caparazón Negro, no obtuvo gen.»

Un extraño sonido resonó en la cabeza de Han Sen, junto a una cadena de información que apareció en su mente.

Nombre Rango Estado Longevidad
Han Sen Ninguno Sin Evolución 200
Genes necesarios para evolucionar: 100
Genes obtenidos:
Normales Primitivos Mutados Divinos
79 0 0 0
Espíritus de la Bestia poseídos:

  • Ninguno

“Con este ya son más de treinta, los escarabajos de caparazón negro que no me han dado ningún punto genético, parece que he consumido en exceso su carne de tal forma que ya no puede mejorar mi cuerpo. A este ritmo, ¿cuándo podré completar mi primera evolución y obtener mi rango?”

Hace cien años, la tecnología humana había llegado a alturas increíbles alcanzando incluso la capacidad de la manipulación del espacio-tiempo. Sin embargo, cuando trataron de usarla, se sorprendieron al darse cuenta de que no fueron transportados al pasado ni al futuro.

Tampoco fueron capaces de llegar a otro planeta. Al final del agujero de gusano, lo que había era un mundo totalmente diferente.

Era algo inimaginable para los humanos. En este mundo, toda la tecnología perdía su energía.

Las subfusiles eran de menor utilidad que los cuchillos; y las bombas y armas nucleares no podían estallar en este mundo, siendo tan útiles como un montón de chatarra metálica; la mayoría de máquinas y equipos electrónicos tampoco podían funcionar.

Muchos tipos de terribles criaturas vagaban por este nuevo mundo, haciendo que los humanos, los cuales una vez estuvieron en la cima de la cadena alimenticia debido a su intelecto superior y habilidad tecnológica, estuviesen en el fondo de la cadena en este nuevo mundo.

Sin embargo, una vez que los humanos mataron a las bestias relativamente más débiles del mundo y se comieron su carne, se asombraron al descubrir que sus propios cuerpos cambiaban tremendamente, mejorando y evolucionando a ritmos inexplicables para la ciencia.

Lo que era más sorprendente era que en este mundo, a medida que los cuerpos humanos evolucionaban, su longevidad también aumentaba, impactando a toda la humanidad.

En los siguientes cien años, más y más humanos entraron en este mundo conocido como El Santuario de Dios. Poco a poco fueron comprendiendo las reglas de este mundo, matando criaturas y evolucionando sus cuerpos. A medida que sus cuerpos se fortalecieron, su longevidad aumentaba. En teoría, si uno continuaba mejorando su cuerpo, la inmortalidad no sería una imposibilidad.

En un mundo donde la tecnología era totalmente inútil, lo único que podía ayudar a los humanos eran las técnicas de lucha primitivas. Una vez arrojadas a un lado y descuidadas por la sociedad, las antiguas artes marciales produjeron un efecto inimaginable en este nuevo mundo.

Varios nuevos tipos de artes marciales fueron redescubiertas y tras más de cien años de mejora y transmisión, nuevas escuelas de artes marciales fueron creadas, así como nuevos tipos de artes marciales.

Aparte de las antiguas artes marciales, El Santuario de Dios también tenía un tipo de poder que proporcionaba a los humanos una gran ayuda. Eran los Espíritus de las Bestias.

Cazando criaturas en El Santuario de Dios, existía una oportunidad de obtener Espíritus de las Bestias. Los humanos al usar los Espíritus de las Bestias, los cuales tienen muchas formas, podían invocarlos directamente para luchar junto a ellos, y algunos otros podían transformarse en armaduras y armas.

Otros tipos de Espíritus de las Bestias podrían ayudar en la transformación corporal, permitiendo que los seres humanos se transformasen en bestias aterradoras o que volasen como pájaros hasta lo más alto del cielo, o excavando profundamente en la tierra como insectos y gusanos.

Ya fueran las antiguas artes marciales o los Espíritus de las Bestias, Han Sen no tenía ninguna de las dos.

Incluso en una sociedad tecnológica, las tecnologías más avanzadas siempre serían aprovechadas y utilizadas por una minoría.

Han Sen pasó por el sistema educativo integrado, un sistema por el que todos deben pasar antes de llegar a la edad de dieciséis años, aprendiendo todas las artes marciales básicas que se conocían.

En cuanto a los Espíritus de las Bestias, eran productos caros. Ni siquiera los Espíritus de las Bestias de bajo nivel eran algo que el pobre Han Sen pudiera permitirse.

Sin artes marciales fuertes o la ayuda de los Espíritus de las Bestias, incapaz de permitirse ni siquiera armas de aleación de alta calidad hechas por el hombre, Han Sen tuvo un punto de partida terrible en El Santuario de Dios. Siendo sólo capaz de matar criaturas de bajo nivel para mejorar su cuerpo.

Sin embargo, a medida que uno comía más y más carne de baja calidad, sus efectos sobre el cuerpo disminuirían, haciendo que Han Sen, quien en este punto había entrado a El Santuario de Dios durante más de tres meses, no pudiera completar su primera evolución corporal.

No es que Han Sen no intentase matar a las bestias más fuertes, sino que incluso las más débiles como la bestia Dientes de Cobre casi lo mataba, haciendo que tardara casi un mes en recuperarse.

En ese momento, Han Sen había matado a casi todas las criaturas de bajo nivel que lo rodeaban, comiendo su carne. Sin embargo, no sirvieron de nada. Si no arriesgaba su vida para cazar criaturas de alto nivel, sería imposible que su cuerpo evolucionara.

Justo cuando Han Sen estaba decidiendo si debería matar o no a una bestia de Dientes de Cobre, vio por la comisura de su ojo a una criatura que se movía por el arroyo.

Inicialmente Han Sen pensó que era un Escarabajo de Caparazón Negro, pero inmediatamente notó que algo estaba mal, los Escarabajos de Caparazón Negro tenían el caparazón negro, sin embargo el de éste era de un color dorado brillante.

Han Sen volteó su mirada hacia la criatura que subía trepando. Realmente era un Escarabajo de Caparazón Negro, sin embargo, éste era diferente. Su cuerpo era tan grande como una pelota de baloncesto, tenía un tinte dorado, como una estatua tallada en oro, especialmente sus ojos, eran tan claros como cristales de oro. Si uno no se fijaba cuidadosamente, no habría pensado que era un ser vivo.

“¿Por qué es tan extraño este escarabajo de caparazón negro?” Han Sen se quedó inmóvil mientras vigilaba al escarabajo que parecía tallado en oro.

Han Sen no sabía cuantos escarabajos había matado en todo este tiempo, pero tenía una gran comprensión de la criatura. Su visión era mala, pero sus capacidades auditivas eran muy sensibles. Mientras no se moviera, aunque estuviera justo delante del escarabajo, no lo habría notado.

Han Sen vigilaba inmóvil al escarabajo, pero lo que no esperaba es que se dirigiese hacia él.

Cuando el escarabajo llegó junto a Han Sen, sin dudarlo y con una velocidad vertiginosa, Han Sen agarró el caparazón y con la daga cortó habilidosamente las débiles articulaciones. Con un corte lateral fluido, cortó limpiamente las 6 garras del dorado Escarabajo de Caparazón Negro.

Mientras el escarabajo luchaba por girarse sobre su estómago, aprovechó la oportunidad para clavar la daga en la marca blanca de su estómago, haciendo que el escarabajo dejara de moverse.

«Cazado Escarabajo de Caparazón Negro Divino. Se ha obtenido Espíritu de la Bestia Divina.»

«Consumiendo carne de Escarabajo de Caparazón Negro Divino, hay oportunidad de obtener 0-10 puntos genéticos divinos.»

 


Nota del Traductor:

He añadido un estilo a los mensajes que recibe Han Sen cuando caza bestias, come carne de bestias, etc además voy a usar un color distinto para cada una de los 4 tipos de bestias: Normales, Primitivas , Mutadas y Divinas
Espero les guste.


 

Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s