Awakening: capítulo 180


5/5 capítulo patrocinado~~~ Mañana los regulares~~~

Patrocinado por:

  • Felipe Uresti

-Buscando personas-

Afortunadamente, esto era Verano por lo que incluso si ellos fueron empapados en el agua de mar no lo sentirían demasiado frio. Con la ayuda de los chalecos salvavidas, el chico que agarró el borde del bote salvavidas continuó nadando hacia adelante.

Después de nadar por cerca de dos horas, todos finalmente nadaron a la orilla.

Después de llegar a tierra, el ejercicio vigoroso junto con días de hambre hizo que la mayoría de los estudiantes se postraran en la playa. Aunque sus cuerpos estaban tan cansados, sus corazones estaban llenos de alegría.

Aunque esto era verano, si usabas ropa mojada y el viento te soplaba, sería muy fácil que atraparas un resfriado. Si esta isla fuera realmente una isla deshabitada, y si ellos caían enfermos, seguramente morirían. Por lo tanto, por razones humanitarias, Lei Yin dijo en voz alta: “Si no quieren morir, rápidamente quítense la ropa mojada. Cualquiera que tenga un encendedor que inmediatamente busque algunas ramas secas y encienda un fuego.” Luego se quitó su ropa, por supuesto, eso incluía sus pantalones.

Al ver sus aspectos de serpiente muerta, Lei Yin fue demasiado perezoso para decir algo de nuevo. Jaló a Amy hacia la zona arboleada de la playa y encontró algunas ramas de tamaño variado, así como heno, en los alrededores. Luego cavó un hoyo poco profundo bajo un área sotaventa. Después de eso, apiló las ramitas más pequeñas entrecruzadas en ese hoyo, y luego sacó el encendedor, el cual trajo del puente, y encendió el heno en medio de las ramitas. No mucho después de eso, un pequeño fuego se iluminó.

Después de decirle a Amy que agregara algunas ramas de vez en cuando, regresó a la playa.

Al ver a aquellas personas todavía inmóviles como cadáveres, su irá se prendió. Se dirigió en la mitad de ellos y dijo en voz alta: “Todos ustedes escuchen cuidadosamente, esta isla es probable que sea una isla deshabitada. Si atrapas un resfriado aquí, simplemente no hay medicina que te pueda salvar.”

“¿Qué dijiste? ¿Dices que es una isla desierta?” Uno de los chicos se obligó a ponerse de pie.

Los otros se asustaron y también se pusieron de pie.

“Muy probablemente, ya que hasta ahora no he visto ninguna luz.”

Al escuchar sus palabras, las otras personas inmediatamente miraron su entorno y vieron que de hecho estaba oscuro a su alrededor.

“¿Esta isla está realmente deshabitada? Entonces, ¿qué debemos hacer ahora?” Gritó una chica incontrolablemente.

“Tal vez la gente de la isla están todas dormidas, por lo que todas las luces estaban apagadas. No debería haber una isla desierta.” Alguien dijo en auto-consuelo.

Hacia estos humanos hablando, Lei Yin continuó diciendo en voz alta: “Lo diré otra vez, si no quieren morir, entonces inmediatamente encuentren algunas ramas secas para generar fuego. Y quítense su ropa mojada.”

Estos estudiantes al final comenzaron a ponerse de pie y cada uno de ellos fue a buscar algunas ramas.

Lei Yin maldijo en su corazón: ‘miserables desgraciados.’

Después de un tiempo, después de recolectar algunas ramitas secas, las personas empezaron a acurrucarse en varios círculos para encender un fuego. Pero debido a que la mayoría de ellos no tenían experiencia en encender un fuego en la naturaleza, muchas personas le pidieron a Lei Yin que encendiera el fuego.

Lei Yin se sintió enojado y divertido al mismo tiempo cuando vio que algunos de los estudiantes querían usar madera gruesa para contener las astillas. Pero él era demasiado perezoso para decir algo, en cualquier caso, las ramas eran muchas, así que dejó que hicieran un lío para sí mismos.

En este momento, uno podía ver la diferencia entre los jóvenes y los viejos. Aunque ambos tuvieron hambre por tres días, impulsados ​​por el instinto de sobrevivir, los jóvenes habían recuperado mucha energía, mientras que el espíritu de la pareja de ancianos parecía ser muy pobre, aparentemente listos para desmayarse en cualquier momento.

En ese momento, Amy se acercó a Lei Yin y le susurró unas cuantas palabras.

Después de escuchar sus palabras, frunció el ceño, sacudió su cabeza y luego dijo: “No puedes.”

“Lei, por favor, ellos lucen muy lamentables.” La pequeña niña lo miró preocupadamente.

Observando sus ojos suplicantes, Ley Yin pensó por un momento, y al final, asintió con impotencia. La pequeña niña inmediatamente lo abrazó con deleite.

NT: Yo: ……como está mi insulina Doc…… Dr: Por los cielos, ya van varios resultados altos….me temo…diabetes …..Yo: ;-;

Llevando a la pareja de ancianos profundamente en el bosque, Amy sacó una bolsa de plástico de su cuerpo y se los dio a ellos. Al ver el interior de la bolsa llena de dos trozos de pan blanco, los dos ancianos quedaron aturdidos.

El cercano Lei Yin explicó la fuente del pan. Entonces él les dijo algo disculpadamente: “Tal vez piensen que soy egoísta, pero definitivamente no puedo dejar que Amy tenga hambre. Estas dos últimas rebanadas de pan les son entregadas por Amy, espero que puedan mantenerlo en secreto.” Después de eso, puso la bolsa en sus manos y luego arrastró a la pequeña niña fuera del bosque.

La pareja de ancianos los vio irse.

“Niña, ¿no tienes miedo de morir de hambre?”

“No, porque Lei pensará en una solución.”

“Bueno, es tu elección, no llores cuando tengas hambre.”

La pequeña niña sonrió inocentemente.

Si todavía estuvieran en el barco, no importaba cuan decidida Amy le rogara, Lei Yin nunca estaría de acuerdo en hacerlo. Pero ya que ya estaban en una isla, tenía una considerable confianza en encontrar suficiente comida, incluso si esta isla era una isla desierta y deshabitada.

Para sobrevivir en la naturaleza, la primera cosa que hacer era prevenir que te enfermaras. Con el fin de no ser mordido por mosquitos virulentos, Lei Yin entró solo en el bosque. Después de un rato, trajo de regreso algún tipo de planta similar a las hojas de tabaco. Luego aplastó esas hojas sobre una piedra, después de eso, tomó el jugo resultante y lo extendió sobre la piel desnuda de Amy.

“Lei, ¿qué es esto?” La pequeña niña miró extrañamente su acción.

“Los jugos de estas plantas pueden prevenir las picaduras de mosquitos. Aunque el olor no es tan bueno, tienes que tolerarlo, ¿okay?”

La pequeña niña asintió suavemente.

Al verla tan obediente así, Lei Yin besó su pequeña cara.

NT: O.O

Después de esparcir el jugo sobre sí mismo, llevó el resto de las hojas a esos estudiantes. “Aplasten estas hojas y apliquen el jugo en su piel. Esto puede prevenir picaduras de mosquitos.” Él dijo estas palabras redundantes en cada círculo de estudiantes. En cuanto a si lo usaron o no, ese no era su problema.

Para la “acción entrometida” de Lei Yin, muchos estudiantes aún seguían agradecidos. Después de todo, si no fuera debido a él, pudieron haber muerto de hambre en el barco.

Sin embargo, algunos de los estudiantes lo tomaron a mal. En sus pensamientos, la razón de por qué ellos se volvieron así fue porque escucharon su llamado para buscar una tierra. Al final, hizo que su bote golpeara el arrecife para que fueran obligados a llegar a esta isla desierta. Tal vez en un día o dos, si esperaban pacientemente en el barco, alguien vendría a rescatarlos, en lugar de estar en una condición miserable como ahora. En sus ojos, la razón del por qué cayeron en esta situación fue debido a que el chico era simplemente el dios de la peste.

Lei Yin ignoró completamente los que mostraron ese tipo de mirada. Después de distribuir las plantas repelentes de mosquitos, volvió a su posición original.

Después de un rato, esa pareja de ancianos regresó. Cuando vieron a Lei Yin, le sonrieron. Lei Yin se alivió secretamente y les devolvió la sonrisa. Además de ellos, nadie sabía el significado de la sonrisa.

A la mañana siguiente, los estudiantes propusieron salir a buscar si había otras personas en esta isla. Para esta propuesta, Lei Yin tuvo una opinión opuesta.

“¿Qué quieres?” Un muchacho que había mantenido su resentimiento durante mucho tiempo le gritó fuertemente.

“Incluso si quieren irse, primero necesitan encontrar comida y agua potable. En su condición física actual, ¿hasta dónde creen que puedan ir?” Pensando que compartían la misma universidad que él, Lei Yin no quiso que ellos tiraran tontamente sus vidas.

Un estudiante salió a pararse en la parte delantera. “Es por eso que necesitamos salir a buscar a otras personas. Si hay otras personas en esta isla, podemos ser salvados. No quiero quedarme aquí y morir. Apoyo la proposición de Murai.”

Lei Yin indiferentemente se encogió de hombros. “Haz lo que quieras, en cualquier caso, ya te lo dije.”

“Vamos.” Esos estudiantes cabecillas lo miraron fijamente y luego caminaron hacia el bosque.

Influidos por la mentalidad del rebaño, después de vacilar, los otros estudiantes comenzaron a seguirlo. Después de que estas personas se fueran, Lei Yin le dijo al único chico que quedaba: “¿Por qué no fuiste con ellos?”

El chico delante de él era el estudiante que apoyó su propuesta de autoayuda en el bote.

El chico lo miró y dijo: “Creo que lo que dijiste es correcto.”

Lei Yin sonrió. “No hay una decisión absolutamente correcta en este mundo, tal vez ellos realmente encontrarán a otras personas. Olvídalo, no menciones esto. ¿Cuál es tu nombre?”

“Mi nombre es Akira Hiroshi, estudiante de primer año del Departamento de Derecho en la Universidad Teikyo.” El chico con su cara ligeramente pálida se presentó.

“Mi nombre es Gennai Masashi. Bien, hemos sido presentados. Ahora vamos a buscar comida y agua.”

“¿Pero dónde encontramos comida y agua dulce?” Akira Hiroshi reveló una expresión incómoda.

Lei Yin se rió. “Parece que rara vez juegas en la playa. En comparación con la comida, estoy más preocupado por el agua dulce.”

 

*****

 

Viniendo junto a él a las aguas poco profundas, Lei Yin recogió casualmente una vieira * blanca del agua y se lo entregó: “Mira esto, esto es comida, y hay muchos. No sólo la vieira, también hay ostras, almejas, y caracoles. Siempre y cuando no sean venenosas, puedes comer cualquier tipo de mariscos o caracoles. Por supuesto, si puedes atrapar un pez, eso sería mejor.” Akira Hiroshi empezó a entender lo que él quería decir, pero rápidamente recordó otra pregunta: “Pero esta cosa sigue viva, no podemos comer este tipo de cosas crudas ¿podemos?”

NT: Al parecer, es un molusco de conchas casi circulares, desiguales de unos 12 cm de diámetro, su carne es comestible.

“No te detendré si quieres comer esta cosa cruda, sólo voy a ponerlo encima de la fogata hasta que se cocine y luego lo comeré.”

Akira Hiroshi recordó la luz de la fogata de esta mañana, y luego vio los ojos juguetones de Lei Yin. No pudo evitar sentirse un poco idiota.

“El problema de la comida está resuelto, la única cosa a considerar es cómo conseguir suficiente agua limpia. ¿Qué hay de esto? Tú eres responsable de recoger suficientes mariscos para que cinco personas coman, y yo iré a buscar el agua.”

“Muy bien.”

Si fueran sólo él y Amy, sólo podía usar la evaporación de agua de mar para obtener suficiente agua fresca para que dos personas bebieran. Pero ahora, con la pareja de ancianos, así como Akira Hiroshi, tenía un total de cinco personas en su grupo. Usar este método para recolectar agua fresca era demasiado lento, por lo que tuvo que encontrar otras fuentes de agua dulce. Este lugar es una isla y no un desierto, por lo que buscar agua no debería ser demasiado difícil.

Después de sacudir a Amy para despertarla, él le dijo: “Niña, voy a encontrar agua fresca para beber. Espera aquí hasta que vuelva. Recuerda, no te alejes, ¿entiendes?”

La pequeña niña apresuradamente jaló su mano. “Lei, quiero ir contigo.”

“No, hay muchos insectos en el bosque, ¿no tienes miedo?”

Al escuchar que había muchos insectos en el bosque, la niña mostró un ojo asustado.

Lei Yin continuó diciendo: “Espérame aquí, volveré pronto. Y recuerda, no te alejes, ¿sabes?”

“Em.” La pequeña niña al final asintió su cabeza.

Después de acariciar suavemente su rostro, Lei Yin recogió el receptor de señal de aspecto de olla que tomó del bote. Este receptor estaba montado en la parte superior del techo para recibir señales de TV. Nadó de regreso al barco anoche sólo para tomar estas cosas. Iba a utilizar esto para obtener agua fresca de la evaporación del agua de mar, pero ahora sólo lo utilizaría como un recipiente de agua.

En la playa, había un montón de mariscos. Tres horas más tarde, Akira Hiroshi había recogido un montón de vieiras, así como ostras, lo suficiente para que seis o siete personas comieran. Se quitó su camisa y puso todas ellas dentro, y luego los llevó a la fogata de Lei Yin.

Cuando llegó, no vio a Lei Yin. Sólo estaba la linda niña y la pareja extranjera.

Después de poner esa pila de mariscos cerca de la fogata, le dijo a la niña: “¿Tu hermano no ha vuelto todavía?”

Al ver que la pequeña niña no le respondió, recordó que ella no podía entender japonés.

Se dio la vuelta para ver a esa pareja de ancianos y vio que estaban mirando sin parpadear a los mariscos en el suelo.

Akira Hiroshi supo que tenían hambre. En realidad, él también lo estaba. Por lo tanto, puso inmediatamente esos mariscos en la fogata uno por uno para asarlos.

Después de diez minutos, bajo la alta temperatura, las vieiras y las ostras abrieron lentamente su boca, revelando la carne que estaba comenzándose a cocinar. Akira Hiroshi escuchó constantemente el llamado de su estómago hambriento. La pareja de ancianos tenía la misma expresión que él, todos querían recogerlos inmediatamente para comer.

Unos minutos más tarde, Akira Hiroshi pensó que debían estar listos. Por lo tanto, tomó la vieira más grande con una ramita, y luego, después de que se enfrió ligeramente, delicadamente tomó la carne de adentro usando una rama de árbol fino y lo puso apresuradamente en su boca.

Al ver su expresión, la pareja de ancianos también copió sin rodeos su método y recogió la carne para ponerlo en sus bocas.

Al ver a las tres personas comiendo mientras abanicaban constantemente sus manos para enfriar la carne, la niña no pudo evitar reírse

Akira Hiroshi le entregó la vieira ya abierta. Pero la pequeña sacudió su cabeza y no la aceptó.

Al pensar que ella todavía tenía que saber cómo comer, Akira Hiroshi personalmente se lo demostró de nuevo. Luego le ofreció otra vieira, pero la pequeña niña aun sacudió su cabeza.

La expresión del estudiante de primer año de derecho estuvo confundida. Al ver su expresión, supo que ella sabía cómo comer la vieira, pero ¿por qué no comía?

Esa mujer extranjera también lo encontró extraño. Así que ella le preguntó el por qué.

Al escuchar la respuesta de Amy, la mujer estuvo muy conmovida. Resultó que la pequeña niña quería esperar a que regrese Lei Yin y luego comer junto con él.

Mirando su pequeño rostro serio, el instinto de maternidad de la mujer no pudo evitar resoplar, así que la abrazó fuertemente en su pecho.

Al ver a la mujer extranjera estallar en lágrimas mientras abrazaba a la niña, Akira Hiroshi estuvo confundido. ¿Todos los extranjeros actúan extrañamente así?’

Pero no hubo tiempo para que él pensara ya que su estómago había vuelto a llamar, por lo que inmediatamente recogió una ostra y continuó comiendo.

En ese momento, una ráfaga de pasos desordenados de repente vino de los bosques.

‘¿Alguien está viniendo?’ Akira Hiroshi se levantó de inmediato y trató de ver.

Poco después, vio a mucha gente venir del bosque. Eran los estudiantes que fueron a buscar gente.

En comparación a cuando ellos comenzaron en la mañana, parecían más frágiles y débiles. Algunos incluso se apoyaban con los troncos de los árboles, esforzándose por caminar.

Al ver sus apariencias, Akira Hiroshi supo que no encontraron lo que buscaban. Sin embargo, cuando se fueron en la mañana hasta ahora, el tiempo no fue tan largo. Por lo tanto, no debieron ir demasiado lejos. La razón de por qué vinieron tan temprano probablemente fue porque no pudieron soportar el calor.

Los varios chicos que caminaban en la parte delantera vieron a Akira Hiroshi, pero pronto, todos sus ojos se centraron en la pareja extranjera que estaba comiendo vieiras.

“Bastardo, en realidad están comiendo escondidos aquí.” El estudiante líder rugió ruidosamente y corrió hacia ellos.

Varios otros muchachos igualmente hambrientos también se precipitaron hacia ellos.

Al ver la apariencia enojada de los chicos, Akira Hiroshi supo que ellos lo habían malinterpretado. Por lo tanto, dijo en voz alta: “No malinterpreten, estas vieiras…..” Pero antes de que terminara de hablar, un estudiante le dio un puñetazo y cayó al suelo.

“Bestia, en realidad guardaste estos alimentos para ti.” Influenciado por el hambre, el estudiante líder, que había perdido su capacidad de pensar, agarró a Akira Hiroshi por el cuello.

En este momento, varios otros estudiantes masculinos acudieron a la fogata para agarrar esas vieiras.

Pero debido a que las conchas estaban muy calientes, inmediatamente gritaron y arrojaron esas vieiras al suelo.

Para entonces, la gente saliendo de los bosques también supo que había alimentos en la parte delantera, por lo tanto, todos vinieron corriendo.

Durante un tiempo, este grupo de estudiantes de una bien conocida universidad de Tokio fue como una multitud, constantemente empujándose unos a otros para recoger los mariscos del suelo. La escena de repente se volvió extremadamente confusa.

En esta situación de “empuje constante”, esa pareja anciana extranjera fue empujada al suelo.

Amy nunca había visto una escena tan loca, y lloró de miedo.

Pero en ese tiempo, nadie se dio cuenta de la pequeña niña llorando, todo el mundo había sido atrapado en una batalla loca por la comida.

 

 

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n **


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s