I am the Monarch: Capítulo 18


Traductor: Aoisorabluesky

Editor: Fixer-san

Nota del uploader: Como mencioné en otras de las novelas de estos traductores, debido al Huracan Irma, que les afectó a ellos, tardarán en sacar capítulos. Recemos por que estén bien :l


-El Fantasma del Campo de Batalla (4)-

«Hace un jodidamente buen tiempo.»

Un soldado veterano de 35 años, Tarem, miraba al cielo azul mientras yacía en el suelo.

«Maldición. Sufrir una completa derrota por unos humanos.»

Tocó su dura quijada y frunció el ceño.
Una larga y terrible cicatriz de espada bajo su mentón.

«Si la cicatriz fuera al menos 1cm más profunda, habría muerto.»

Aprieta.

Rechinaron sus dientes.

«Bastardos del reino Byron…….»

Sus cuatro dientes caninos brillaban con intensidad.

«Voy seguro a cobrar venganza apostando mi honor como guerrero orco.»

El guerrero orco Tariem, que vino de la aldea Crack situada al sur del reino Byron fue forzado a una absoluta derrota en la pelea contra el reino Byron el pasado invierno.
Y por eso, él y los de su tribu solo pudieron huir hacia el sur.
Cuando pensó que era el fin, conoció a ese tipo.

«Comandante Supremo de las alianzas de orcos en el norte del reino Rinse, Rak.»

Rak reunió a los monstruos y a los orcos que estaban regados por las partes nortes del reino Rinse y estaba preparándose para atacar la llanura de Pedian.
La verdad de los monstruos y los orcos atacando la llanura de Pedian que estaba en las partes nortes del reino Rinse era algo que incluso Tarem sabía.
Rak prestó una mano al excelente guerrero Tarem.

<Si atacas la llanura de Pedian junto a mí, te ayudaré en tu venganza contra esos bastardos del reino Byron.>

Una propuesta tentadora.
Tarem agarró la mano de Rak sin dudarlo.
Y fue a las partes del sur de la llanura de Pedian con los guerreros que estaba dirigiendo y algunos guerreros que Rak le prestó.

«Asaltamos las aldeas humanas en la llanura de Pedian y aseguramos comida y armas.»

Cuando se haya asegurado una cantidad abundante, regresaríamos a nuestros hogares y buscaríamos venganza de los tipos del reino Byron.
Este era el plan de Tarem.
Cuando su venganza hacia los tipos del reino Byron estaba ardiendo.

«¿Huh?»

Escuchó un extraño sonido.

Sweeee.

El sonido de algo afilado cortando el viento.
Tarem solo levantó su cabeza mientras estaba todavía acostado en el suelo.

—    ¡Ugh!

En ese momento, sus se abrieron como si los desgarraran.
Las flechas negras cubren el cielo azul.

—    ¡Maldición!

Tarem agarró su escudo y encogió su cuerpo.

—    ¡Es el enemigo! ¡El enemigo!

Gritó fuertemente.

Sonidos al levantarse eran escuchados por todas partes.
Sin embargo, las acciones de estos tipos que acababan de levantarse de sus sueños eran torpes.

¡Dispara dispara dispara dispara!

La lluvia de flechas empapa el suelo.

—    ¡Kugh!

—    Grr.

Sonidos moribundos ruedan por el suelo.
Y la lluvia de flechas continuó una vez más.
Y después de eso, un sonido que sacudió el suelo.

Dudududu.

Al extender su cabeza más allá del escudo vio a los soldados de caballería cargando entre la nube de polvo.

—    ¡Prepárense para la batalla! ¡Prepárense para la batalla!

Gritó con todas sus fuerzas, pero los orcos y los monstruos no podían pensar correctamente.

«¡Maldición! ¡Que seamos nosotros los que seamos los que suframos el ataque sorpresa!»

Tarem rechinó sus dientes y sacó su bien afilada espada de guerra china[1].

—¡Vengan! ¡Humanos! ¡Les mostraré la fuerza de un guerrero orco!

Un fuerte grito que sacude el campo de batalla.

¡Golpe golpe golpe golpe!

Los soldados de caballería cargan hacia adelante tumbando monstruos.

—¡Ugh!

Tarem mece su espada de guerra hacia los soldados de caballería que estaban pasando a su lado.

Swish. [Sonido del movimiento de una espada]

Su espada corta los cuerpos y los atraviesa.

¡Heeng!

Los soldados de caballería que estaban cargando cayeron al suelo.
Tarem dispersó el polvo blanco y cargó hacia los soldados de caballería que estaban en el suelo.

—    ¡Muere!

La punta de su espada de guerra corta atravesando el aire.

—    Kugh.

Los soldados de caballería no podían siquiera evadir y solo cerraron sus ojos firmemente.
Entonces, una lanza apareció atravesando el polvo.

¡Kang!

Un claro sonido de metal.
La espada de guerra rebota después de ser desviada por la lanza.

—    Kugh.

Tarem rechinó sus dientes y volteó su cabeza para mirar al dueño de la lanza.
Un rostro infantil y un físico pequeño.
Al menos, para Tarem, él parecía un novato.

—    ¡Un novato hijo de puta se atreve!

Tarem dio vuelta a su espada de guerra e hizo un corte feroz hacia abajo.
En ese momento, la lanza que estaba aguantada firmemente  se dobla como un chorro de agua y se desvía de su ruta.

—    ¡Hup!

Tarem tragó algo de aire por el movimiento inesperado y levantó su escudo.

¡Tang!

La lanza choca con el escudo y se escucha un pesado ruido.
La lanza que rebotó del escudo gira y vuela dirigida a la espada de Tarem.

—    Maldición.

Tarem se agachó y evadió la lanza.
Sin embargo, los movimientos de la lanza todavía continúan como una corriente de agua.

«¡Su rostro es uno de un novato pero sus habilidades son las de un soldado veterano!»

Tarem cogió un poco de aire y cargó a través.

«Solo tengo que entrar a su rango.»

La lanza era larga.
Y por eso, era efectiva a largo alcance, pero era difícil de usar en un corto alcance.

¡Spat! [Sonido de la lanza al usarse como punzón]

La lanza pasa a través después de rebanar la muñeca.

«Kugh»

Sintió un dolor intenso, pero apretó los dientes y lo aguantó.

«¡Solo tengo que acortar la distancia!»

Una carga atrevida.
Y por eso, pudo cerrar la distancia a la que él quería.
No, era incuso más cerca de lo que necesitaba.
Y eso fue porque el novato estaba cargando hacia adelante junto con él.

—    ¿Huh?

El tipo que apareció de repente frente a él.
Tarem estaba perplejo por la distancia en que él incluso hallaría difícil mecer su espada.
En ese momento, una sensación aguda se sintió en su pecho.
Y ahí estaba una espada corta del tamaño de una palma encajada.

—    Jo, joder, imposible.

Maldiciones salieron.
Tarem alzó su cabeza y miró a los ojos del lancero novato fijamente.
Ese novato soldado sonrió alegremente y volteó su espada corta angularmente.

Kugugu.

El sonido de sus huesos rompiéndose y su carne rasgándose.

—    ¡Kuaaaaaa!

Un gritó salió de la boca de Tarem.

Golpe.

El lancero novato golpeo el abdomen de Tarem con su pierna derecha.
Y la espada corta que fue encajada en su pecho fue sacada y fluye sangre.

Cae.

Tarem cayó al suelo.
La luz desaparece de sus ojos y el cielo azul se oscurece.

«¿Voy a morir?»

Entonces, una lanza afilada vuela por sus ojos.

«Joder.»

La maldición que no pudo decir rueda en su boca.

Apuñala.

La lanza perfora el rostro de Tarem con precisión.
El dueño de la lanza, el lancero novato murmuró con casualidad.

—    Llamarme novato hijo de puta. ¿A una persona que vagó por el campo de batalla durante 20 años?

Lancero novato.
No era otro que Roan.

«Estamos ganando unilateralmente.»

El flujo del campo de batalla iba de parte del equipo de subyugación.
El ejército de cinco mil monstruos estaba compuesto por orcos y goblins y aún no podían recuperarse y no podían resistir apropiadamente.

«No puedo retirarme aquí.»

Solo porque era un flujo unilateral, no quería decir que no podía acumular méritos.
También tenía que mostrar algo que se destacaría entre los demás.

«Sobre todo, este no es todo su ejército.»

Aprieta.

Roan agarró su lanza y cargó hacia adelante.

¡Tat![2] [Sonido, supongo, de los pies de nuestro protagonista corriendo, es un sonido único y mágico solo hecho por el prota :3]

Cargó atravesando el desordenado campo de batalla.

¡Spat!

La lanza atraviesa el aire y baila.
La lanza apuñala y golpea a los monstruos sin detenerse.
Ataque y defensa.
La belleza del arte de lanza que te deja hacer ambas de esas cosas al mismo tiempo.
Roan estaba moviéndose sin detenerse para que su lanza no se moviera innaturalmente.

¡Corte! ¡Apuñala! ¡Spat!

—    ¡Kygh!

—    ¡Kgh!

—    ¡Kek!

La hoja de la lanza rebana y la punta de la lanza perfora.
Para esos tipos que se estaban acercando, los golpeó y los pateó y después hizo algo de distancia, perforó sus cuellos con su lanza.

—    Wow. Mira a ese tipo.

—    ¿No es ese el novato del 13º escuadrón?

—    ¿Qué arte de lanza es ese para un bastardo novato?

Los soldados que rebanaban a los rocos y estaban tomando un respiro miraron a Roan y murmuraron.
Arte de lanza que es conciso y fluye sin detenerse.
Era difícil pensar que era el arte de lanza de un soldado novato que acababa de terminar su entrenamiento.

—    ¿No es mejor que nuestro comandante de escuadrón?

—    La última vez, vi las habilidades del comandante del 5º escuadrón, y creo que se ve justo como esto.

—    ¡Wow! ¿Viste eso? ¡Golpeó la quijada de un monstruo que estaba cargando hacia él con el final de la lanza y después que jira, aplasta su cabeza!

—    Lo vi. Lo vi. Esas habilidades no son algo que mero novato debería ser capaz de hacer.

Los soldados dicen.
Y era igual para los soldados del 13º escuadrón.
Expresiones de orgullosas aparecieron en sus caras.

«Un bastarda con suerte entró a nuestro 13 escuadrón.»
«Kukuku. Mira que tan estupefactos están los tipos de los demás escuadrones.»
«El tipo que se destaca más en el campo de batalla es Roan.»

Pero por supuesto, también estaba Pierce que estaba enfrentándose a los orcos con habilidades bastante buenas, pero ese tipo daba la sensación que más que una batalla, estuviera entrenando.
Una sensación excesivamente clara.

«Si no los matas igual que Roan, significa que no tienes mucha motivación.»

Comandante de Escuadrón Tane chasqueó sus labios como si fuera algo lamentable.
Pero en realidad, eso era porque estos tipos de orcos eran un oponente realmente fácil para él, pero no había nadie que supiera la verdad.
No, había una sola persona que lo sabía. Roan.

«Da la impresión de que vino a una excursión.»

Roan miró a Pierce que estaba masacrando a los orcos de una forma relajada y murmuró.

—    Este tipo de orcos debería ser un oponente relativamente fácil para ti.

Respiró después de deshacerse fácilmente de dos goblins que estaban cargando hacia él.

«¿Pero dónde está Glenn?»
Roan, que estaba buscando a Glenn en el campo de batalla, frunció el ceño.
Ese tipo parecía haber barrido con todo hasta la líneas frontales cuando los soldados de caballería y la infantería cargaron hacia adelante.

«¡Maldición! ¡Ahí no!»

Roan mordió su labio inferior y pateó el suelo.
Tane, que miró a Roan dejando las filas, le gritó.

—    ¡Roan! ¡Que estás haciendo!

Roan contesto sin siquiera mirar atrás.

—    ¡Voy a rescatar a Glenn!

 
[1] NT: WTF!!!!!! Debe querer describir la espada, porque aquí no hay ninguna china jajajaja NE: Bue, hasta al autor se le van incongruencias, o tal vez ese orco, ¿es un reencarnado?
[2] NT: WTF!!!!!!!!!!!! NE: Si, entiendo tus sentimientos.


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

2 comentarios

  1. Gracias por el capítulo.

    Editor o traductor chan o kun en esta parte se les perdió una palabra: “En ese momento, sus se abrieron como si los desgarraran.”

    Espero que Roan salve a su amigo~

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s