Hail the King: Capítulo 56


Buenas a todos~ Les traigo el capítulo semanal c:

Eh, quiero decirles de antemano que este capítulo va a estar dividido en muchas partes, pues es extremadamente largo. Y, si no me equivoco, el arco 1 estaría terminando al final de este cap. Eso c:

Ah, recuerden, por favor cualquier falta de ortografía o idea mal implementada por favor avísenme c:


~ El colapso ~

Las formaciones reorganizadas estaban en caos nuevamente y cada uno de los enemigos estaba gritando y luchando para poder ser el primero en escapar.

El puente estaba temblando con más intensidad a medida que los segundos pasaban y Fei era el único que se encontraba parado en el medio del puente; este mismo con las grietas más grandes. Además, aunque esa fuese su situación, él se encontraba muy calmado en el lugar en lo que planeaba su siguiente jugada.

Él sacó una【Poción normal de curación】y una【Poción de estamina】antes de tragarse el contenido bajo toda la capa de polvo y piedras en el lugar. En ese momento, toda su fatiga se fue y sus heridas comenzaron a recuperarse inmediatamente.

Tras un instante, Fei nuevamente había vuelto a su mejor estado. Con la excepción de los agujeros en su armadura y su hacha rota, su cuerpo no tenía ningún problema o herida, ni si quiera una cicatriz había quedado.

Las pociones del mundo de ‘Diablo’ eran simplemente demasiado mágicas.

Al mismo tiempo, los hombres fornidos en el lado norte del puente habían quedado en shock. Sorpresivamente se dieron cuenta que el Rey Alexander se encontraba parado justo en medio de las grietas, pero aun así seguía ahí sin moverse por alguna razón…… Todos pensaron que Fei estaba agotado y no tenía más fuerza para moverse; si el puente colapsaba, caer al río iba a ser muy peligroso por lo que todos estaban aterrados por Fei.

“Rayos…… Rápido, ¡Salven al Rey!”

Pierce corrió hacia adelante en la dirección de Fei como si no hubiera mañana.

Los otros reaccionaron de la misma forma, se olvidaron completamente de sus heridas sangrando y arriesgaron sus propias vidas para avanzar y salvar a Fei.

“¡Regresen! ¡Están locos!”

Al mismo tiempo, Drogba había mantenido una extraña calma; él agarró a Pierce y lo atrajo de vuelta velozmente. En ese momento, él rugió, “Si todos vamos ahí, nuestro peso combinado va a hacer que el puente colapse aún más rápido…… Tenemos que enviar a alguien que sea rápido en llegar y que traiga al Rey”

“¡Yo iré! ¡Soy el más rápido!” Después de que Pierce reflexionara por un segundo, volvió a subir su tono de voz en lo que gritaba y salía corriendo de nuevo.

“Hehe…… no eres tan rápido como yo.” Una expresión astuta apareció en el rostro de Drogba. Él le pegó a Pierce detrás de su cabeza con el mango de su hacha y noqueó a Pierce en el instante. Luego, comenzó a avanzar hacia Fei en lo que se reía, como si hubiese ganado una gran recompensa. Él le gritó a sus compañeros, “Ustedes no tienen por qué venir, yo ayudaré al Rey. Hahaha, les encargo ese idiota de pelo blanco”

Tras haber dicho eso, él cargó aún más rápido como si fuese un cheetah. El puente tenía cada vez más grietas y poco a poco había comenzado a colapsar. Drogba utilizó una agilidad que no era proporcional a su inmenso torso y llegó a donde se encontraba Fei en tan solo un par de segundos. Él no dijo ninguna palabra, pues su plan era solo agarrar a Fei por la cintura, ponerlo en sus hombros y luego correr por su vida hacia el lado norte del Río Zuli.

“¿Qué mierda……? ¿Drogba? ¿Qué estás haciendo aquí?”

Fei se estaba concentrando en perfeccionar su próximo plan pero fue sorprendido por la enorme figura que apareció entre todo el polvo.

“Su Majestad, el puente está por colapsar, ¡Tenemos que regresar!”

Fei estaba a punto de decir algo, pero la parte del puente que estaba bajo sus pies comenzó a vibrar agresivamente. La piedra más grande que sostenía el puente finalmente colapsó y cayó al río. Muchas criaturas marinas abrieron sus bocas sangrientas con la anticipación de comerse a quienes estaban a punto de caer……

“¡No hay tiempo para eso!”

No había forma de devolverse, pues la parte del puente que los unía a Chambord ya se había caído. Ante esta situación, Fei agarró la mano de Drogba y utilizó el 【Salto】del bárbaro. Él pisó el suelo del puente a medio colapsar con mucha fuerza, causando así que toda el área en la que él se encontraba también comenzara a caerse. Sin embargo, antes de caer, Fei ya había saltado y se encontraba en pleno aire con Drogba en sus manos en lo que se dirigía a un lugar seguro.

Sin embargo, la dirección en la que Fei saltó no era en dirección a Chambord. Sino que él saltó al sur, donde se encontraban los enemigos.

“¡Boom!”

Fei aterrizó con Drogba firmemente en la parte del puente que estaba decenas de metros lejos del agujero. Esta parte del puente no había colapsado.

Finalmente, el polvo que cubría el cielo desapareció y eventualmente el intenso temblor que había causado el colapso del puente terminó.

Todos pudieron ver como el puente se encontraba semi destruido – Ahora el puente tenía una brecha de entre dieciséis y diecisiete metros en la sección del medio, la parte más delgada, del antiguo puente semi artificial. Era como si un dios lo hubiese partido en dos.

La corriente bajo el puente zumbó sin parar en lo que velozmente fluía y seguía su dirección habitual. Ahora, la brecha se había convertido en una barrera natural; tras el colapso, los enemigos no tenían forma de llegar a Chambord. Solo los guerreros estrellados iban a poder cruzar con la ayuda de cuerdas y ganchos claro está, pues soldados ordinarios no iban a poder hacerlo aunque tuvieran alas.

Fei y Drogba se encontraban parados justo en la orilla de la brecha. Detrás de ellos se encontraba la zona de muerte de segura que medía un poco más de dieciséis metros, pues la corriente y las bestias marinas no eran ningún chiste.

En frente de ellos se encontraban miles de enemigos. Sus sables brillando con sed de sangre y todos con miradas asesinas.

Para estos dos, esto…… esto definitivamente era un camino sin salida; no había forma en la que pudieran salir de esta situación con vida – a menos que Chambord pudiese encontrar alguna forma de traer a Fei y a Drogba de vuelta claro está, o si pudiesen matar a todos los enemigos que tenían en frente…… pero ambas cosas eran imposibles.

En el mundo de defensa, los corazones de todos se hundieron.

Las expresiones y rostros de todos los soldados y ciudadanos se pusieron pálidas, además, no podían decir palabra alguna. El guerrero de tres estrellas Lampard frunció el ceño; a su lado se encontraba la hermosa Ángela, quien se mordió los labios con tanta fuerza que la sangre comenzó a fluir sin parar. Lágrimas de cristal comenzaron a caer por sus mejillas como gotas de lluvia, por otro lado, Emma sollozaba silenciosamente en los brazos de Ángela.

En la costa sur del Río Zuli, el caballero con la máscara plateada pisoteaba con furia. Pues, tras el colapso del puente, el plan de conquistar Chambord se había arruinado en tan solo unos segundos. La inmensa brecha entre los dos lados los había bloqueado completamente, como si fuese la misma voluntad de dios. Era… insoportable.

El caballero enmascarado apuntó a Fei y a Drogba. Su sentimiento de superioridad, su confianza y aquel sentimiento de tener todo bajo su control… todo había desaparecido. Su cuerpo por completo comenzó a temblar incontrolablemente como si estuviese tenido un ataque en el lugar; ni si quiera podía hablar normalmente. Él gritó frenéticamente y perdió toda su elegancia y control en el momento.

“Mátenlos…… ¡MÁTENLOS!”

Sus subordinados tuvieron que restregarse los ojos para poder asegurarse que era la misma persona. Por muchos años, ninguno de ellos había visto a su comandante ponerse tan loco como un psicópata sin inyecciones. Sin su control habitual, su apariencia de maniático era peor que la de un mendigo muriéndose de hambre.

Mientras tanto, en el puente a medio colapsar.

Landes se sintió aliviado después de que el polvo desapareciese. En esta situación, los dos oponentes podían morir en sus manos. No había forma de que pudieran regresar o forma de escapar; no importa que tan poderoso uno pudiese ser, incluso un guerrero de tres o cuatro estrellas iba a poder superar a miles de soldados.

Landes tenía confianza, “Haha, malditas pestes, ahora sí que están muertos…… ¡Muertos! Voy a destruir cada uno de sus huesos y luego cortaré cada una de sus extremidades. ¡Los haré rogar por su propia muerte!”

Landes lentamente se acercó a Fei y a Drogba con una asquerosa sonrisa en su cara.

Detrás de Landes, las tropas enemigas comenzaron a avanzar lentamente también bajo la presión del equipo de supervisión. La sensación fría y sangrienta le llegó de golpe a Fei y a Drogba, esto causó que la atmosfera en el lugar se volviera extremadamente depresiva y apagada.

Personas ordinarias ya se hubiesen echado a llorar en tal situación, pero –

“Phew…… Parece que ambos vamos a morir aquí. ¿Te arrepientes?” Fei ni si quiera miró a los enemigos que se acercaban, él solo se giró y le sonrió a Drogba, “¿estás asustado?”

“Morir al lado del gran guerrero, el Rey Alexander, es el honor de la familia Didier…… ¡Didier Drogba no va a lamentar esto!” Tras decir eso, el fornido quien tenía heridas por todo su cuerpo sostuvo su hacha con fuerza y con determinación se paró en frente de Fei. Él observó a los enemigos y luego rugió, “Hahaha, he matado mucho por hoy…… malditos bastardos sin cojones, si quieren herir a mi Rey, ¡van a tener que pasar por sobre mi cadáver!”

El rugido fue tan fuerte como un trueno.

Incluso Landes, quien era un guerrero de tres estrellas, se sintió un tanto intimidado por el grito de una persona que era mucho más débil que él. Esto causó que él detuviera sus pasos en el lugar. El resto de los enemigos, por otro lado, reaccionaron aún peor; cientos de ellos se pusieron nerviosos y retrocedieron un par de pasos.

En ese momento, la sangre de Fei comenzó a hervir nuevamente.

Antes de que todo esto ocurriera, Fei se había preguntado as í mismo repetidas veces, “¿Por qué debería luchar con tanto esmero? Soy solo un pasajero que terminó en este mundo. Guerras, muerte, luchas, sangre… todas estas cosas eran irrelevantes para mí. Si me quisiese ir, con el mundo de ‘Diablo’ como mi amuleto, podría sobrevivir en cualquier parte…… ¿Por qué debería luchar tan desesperadamente?”

……


Capítulo Anterior | TOC | Capítulo Siguiente

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s