Awakening: Capítulo 166


Pues aquí el 2do capítulo regular~~ Quedan 2~~

 


-Asalto-

“En aquellos días, el que contactó a tu padre de hecho fui yo. Pero también fui ordenado. En ese momento, junto con tu padre, también habían varios biólogos de renombre que participaron en la investigación.” Shintaro Ikeyama dijo algo vacilante.

“¿De que trata tu investigación?.” Eiko Kotoshi reprimió su ira y preguntó.

“Tecnología de fusión de gen heterogéno.”

“Por decirlo así, ¿tú eres el que creó el monstruo anterior?.”

“Sí. Ese fue uno de los cuerpos experimentales que escapó del laboratorio.”

“¿Cuerpo? Nombre interesante. Antes de que se sometiera a tu experimento, él debía ser llamado una persona, ¿verdad?.” El cercano Lei Yin se burló.

Shintaro Ikeyama lo miró con miedo. En relación con la golpiza de Eiko Kotoshi, su intuición le dijo que este hombre era aún más terrible.

Aunque ella probablemente lo había adivinado, el corazón de la inspectora* estaba sorprendido. Inconscientemente se había resistido a creer que su muy respetado padre estaría implicado en este experimento inhumano. Pero el hecho fue totalmente opuesto con su deseo.

NT: *Suspiro * Ya me canse de “Inspectora de Policía femenina”…..¡ahora solo será inspectora! e.e

“Entonces, ¿cómo murió?.” Preguntó Eiko Kotoshi algo débilmente.

“Se suicidó.”

“No lo creo, debes haberlo matado, para deshacerte del testigo.” La inspectora lo miró fríamente.

“Es verdad, realmente se suicidó. Puedo garantizártelo por mi honor que todo lo que he dicho es verdad.” Al verla llena de ojos de odio, el actual Alcalde de Tokio, de repente, subconscientemente se cubrió su entrepierna con su mano. Al ver este movimiento, Lei Yin casi se echó a reír.

“No hagas una garantía tan vacía. Hey, no lo golpees, deja que continúe hablando.” Al ver que estaba a punto de darle un puñetazo, Lei Yin inmediatamente interrumpió.

La inspectora le echó un vistazo y al final contuvo su puño.

“Tu padre realmente se suicidó. En ese momento, el experimento había avanzado considerablemente, pero tu padre repentinamente se volvió muy errático. Comenzó a beber y tomar drogas.”

“¿Dijiste que mi padre estaba tomando drogas?.” Eiko Kotoshi se sorprendió. Ella nunca pensó que su padre resultaría ser un drogadicto.

“Sí, sólo lo descubrimos por accidente. En ese momento, algunas personas informaron la situación de tu padre a los de “arriba”. Pero antes de que hubiera un mandato de los arriba, tu padre ya había dado un paso por delante de nosotros.”

“¿Se suicidó?.”

“No, una noche, fue al laboratorio y destruyó todos los archivos y datos de la computadora. Al final, también prendió fuego en el laboratorio, quemando todo el laboratorio. Pero él mismo no huyó y fue quemado hasta morir junto con todo el laboratorio.”

Eiko Kotoshi no podía creer que este fue el resultado, y estaba completamente sin palabras.

“Continua.” Lei Yin lo palmeó

“Debido a que tu padre había destruido todos los datos y las muestras, el plan de investigación estuvo completamente paralizado. Casi todas las personas que participaron en el plan fueron objeto de sanciones. Yo fui desterrado a una compañía de petróleo en el extranjero durante cinco años para hacer un pequeño trabajo de empleado.” En este momento, el resentimiento de Shintaro Ikeyama vino a sus ojos, parecía que él tomó este asunto de corazón.

“Y entonces no sé por qué, los de arriba repentinamente quisieron abrir este plan de nuevo, por lo que me transfirieron de regreso.”

“Parece que te la estás pasando bien. De un pequeño empleado a convertirte en el alcalde de Tokio.” Lei Yin bromeó.

“Confié en mi propio esfuerzo para conseguir esta posición. ¿Sabes cuánto dinero gasté en esos codiciosos senadores por mi logro actual?.” Shintaro Ikeyama estaba furioso.

“¿Sabes con quién estás hablando?.” Lei Yin lo miró sonriente.

“Yo, yo lo siento, fue descuidado, por favor perdóname.” Shintaro Ikeyama recordó repentinamente su situación.

Lei Yin lo ignoró, pero le dijo a Eiko Kotoshi: “Hey, no tienes más preguntas, ¿verdad? Tenemos que salir de aquí inmediatamente.”

Aparentemente en trance, la inspectora se levantó lentamente.

Al ver a Lei Yin acercarse más y más a él, el rostro entero de Shintaro Ikeyama estaba asustado mientras decía: “Ya te he dicho todo, ¿qué vas a hacer?.”

“Quédate calmado, no voy a matarte, no soy tan irrazonable como cierta mujer. Ya que fuiste tan cooperativo, debería recompensarte con algo.” Con eso, Lei Yin lo hizo desmayarse golpeándolo.

“¿Realmente quieres matarlo tanto?.” Lei Yin vio a Eiko Kotoshi quien seguía mirando fijamente a Shintaro Ikeyama.

Eiko Kotoshi no dijo nada, pero sus ojos llenos de odio lo dijeron todo.

“Desafortunadamente, ahora no es el momento adecuado, porque en este juego, él es un papel de apoyo indispensable. Si lo matas ahora, estarás en problemas, además, la obra no será capaz de desarrollarse.”

“¿Qué quieres decir?.”

“Cuando salgas, lo entenderás. Está bien, vámonos.”

Eiko Kotoshi le echó una mirada, y luego miró al tirado en el suelo Shintaro Ikeyama, y al final siguió a Lei Yin afuera de la habitación.

Después de que lo siguió durante unos 100 metros, Eiko Kotoshi encontró que este hombre no usó la ruta anterior donde ella entró, sino que tomó otro canal * que era nuevo para ella mientras corrían.

NT: Aquí lo de “canal”….pueden tomarlo como “conducto” o “pasaje”…..en esencia, creo que se entiende a que se refiere.

“¿A dónde estamos yendo?.”

“Tonterías, por supuesto que estamos saliendo. ¿O quieres pasar la noche aquí?.”

Aunque su corazón estaba molesto, ella pacientemente preguntó: “¿Cómo sabes dónde está la salida?.”

“Lo siento, no voy a decírtelo.”

Si podía, realmente quería patear sus pies.

Las dos personas corrieron una tras la otra, y pronto llegaron a una habitación con el tamaño de la mitad de una cancha de baloncesto. Esta habitación también estaba llena con todo tipo de equipos.

Cuando llegaron en frente de una puerta de hierro, Lei Yin repentinamente se lanzó hacia la inspectora, poniéndolo a él y ella en el suelo, y la sostuvo en el suelo mientras seguían rodando.

Al pensar que fue atacada, Eiko Kotoshi inmediatamente quiso liberarse, pero justo entonces, una explosión de balas se extendió desde el frente y golpeó el lugar donde ambos se encontraban previamente.

Lei Yin sostuvo a la inspectora y se escondió detrás de una gran máquina, evitando el silbido de las balas.

Después de que los disparos se detuvieron, desde el frente vino la voz del hombre de mediana edad llamado Eguchi. “¿Quién eres exactamente?.”

Lei Yin lo ignoró, sacó una pistola de su cintura y entonces le preguntó a Eiko Kotoshi: “¿Tienes una pistola?.”

Ella asintió y sacó su pistola P5 para que él lo viera.

Lei Yin dijo en voz alta hacia el frente: “¿Eres el encargado de aquí?.”

“¿Quién eres tú? ¿Por qué viniste aquí y te entrometiste en los negocios de otras personas?.” Preguntó el hombre.

“Quizá mi vida es demasiado aburrida.”

“¿Realmente te atreves a burlarte de mí?.” Una fila de balas inmediatamente vino de nuevo.

Para este acto puramente impulsivo, Lei Yin no hizo ninguna respuesta. Se limitó a mirar el reloj de su muñeca, y luego se dijo: “El tiempo está casi acabado.”

La inspectora apretó firmemente su arma mientras escuchaba el sonido de los pasos de Eguchi acercándose cada vez más.

Desde el punto de vista de potencia de fuego, Eguchi tenía una ventaja relativamente grande en comparación con su pistola. Pero había dos de ellos, por lo tanto, deberían tener la oportunidad de ganar. Eiko Kotoshi analizó la situación en su corazón.

Pero pronto se dio cuenta de que el dominante era uno de ellos, ya que, sin saber cuándo, vio a Lei Yin sacar una ametralladora portátil de su pequeña mochila en su espalda.

Aunque tiene la misma potencia de fuego que Eguchi, Lei Yin no disparó de inmediato, aparentemente estaba esperando algo.

Cuando Eguchi estaba a menos de 100 metros de su escondite, de repente, escuchó una enorme explosión totalmente inesperada. La fuerte ola de choque hizo que Eiko Kotoshi casi no pudiera quedarse quieta.

Eguchi también se sorprendió mucho, pero no reaccionó a ello, solo escuchó el sonido de la explosión. Quizás debido a lo relativamente distante, la intensidad de la onda de choque fue ligeramente más débil que antes.

“Bastardo, ¿qué has hecho?.” Eguchi gritó en voz alta.

“Relájate, no soy tan idiota como para volar este sótano, ya que todavía estoy aquí. Solo exploté la mansión del alcalde de Tokio. Si no hago esto, me temo que no atraerá a suficientes reporteros.”

“¿Qué?.” Eguchi repentinamente se sorprendió.

Justo entonces, Lei Yin repentinamente extendió su mano que sostenía la ametralladora hacia Eguchi y apretó el gatillo.

Aunque él sólo disparó por el sentimiento, debido a la potente potencia de fuego, Eguchi tuvo que esquivar a un lado.

En este momento, Eguchi no tenía tiempo para lidiar con estas dos personas. Tenía que irse antes de que los reporteros llegaran aquí. Por lo tanto, siguió disparando hacia la dirección donde se escondía Lei Yin, mientras corría hacia atrás.

Después de que Eguchi se fue, Lei Yin y Eiko Kotoshi inmediatamente siguieron corriendo.

Corriendo por casi trescientos metros, llegaron a una habitación que era más grande que las dos habitaciones anteriores. El área total del sótano era mucho más grande de lo que Eiko Kotoshi previamente había estimado.

En este momento, Lei Yin repentinamente se detuvo.

“¿Qué sucede?.”

“No hables.”

Eiko Kotoshi descubrió que sus ojos eran un poco extraños.

Estaba muy tranquilo alrededor de ellos, la inspectora incluso podía escuchar claramente su propia respiración. Bajo la influencia de este hombre, ella también levantó su arma y miró algo nerviosa alrededor a las varias entradas de canal conectadas a esta habitación.

Después de un tiempo, escuchó un estallido de sonido de jadeo que se volvió más claro cada segundo.

‘¿Alguien está viniendo?’ Rápidamente dirigió su arma hacia la dirección del sonido.

Repentinamente, Lei Yin le dio su ametralladora.

“Toma esta pistola, en un minuto puede que no tenga tiempo para cuidarte, estás por tu cuenta.”

“¿Qué quieres decir?.”

“¿Aún no lo entiendes? Debe ser ese tipo llamado Eguchi quien los dejó salir.”

“¿Te refieres al cuerpo experimental?.”

“Del sonido de eso, lo sabrás.”

“¿Podemos huir?.” Eiko Kotoshi frunció su ceño.

“Una posibilidad muy pequeña. Debes conocer acerca de sus velocidades, los seres humanos ordinarios no pueden superarlos.”

“Pero si “eso” está en el túnel, usando el ambiente estrecho, junto con los disparos continuos, deberíamos tener la oportunidad de matarlos.” La inspectora dijo calmadamente.

“Una muy buena idea, por lo tanto, en un minuto lo harás de acuerdo a tu método.”

Cuando Lei Yin habló, los sonidos de jadeos bestiales se fueron acercando cada vez más y más. Incluso podía oler el olor de la sangre que salía de sus bocas.

“¿Qué vas a hacer?.” Eiko Kotoshi no podía entender por qué él le dio su ametralladora.

“Quiero pelear un duelo con ellos.” Lei Yin dijo con una sonrisa.

“Tu mente está enferma.” La inspectora lo miró como si estuviera viendo a un paciente mental.

“No importa qué, esto es asunto mío. Deja ya de decir tonterías, déjame aquí.” Lei Yin no tenía tiempo de explicárselo.

Después de darle una mirada profunda, Eiko Kotoshi tomó la ametralladora, mordió sus labios y luego corrió hacia el canal de en frente.

“Oye, no te mueras, ahora quiero deberte favores *.” Después de entrar en el canal, la policía femenina repitió una frase.

NT: No entendí muy bien, pienso que dice eso diciendo que no muera (obviamente)…aquí en ingles por si alguien sabe: I do now want to owe you favors…..aunque también pienso que debió ser “No quiero deberte favores”…

Al escuchar sus palabras, Lei Yin sonrió. Parecía que ella debe haberse equivocado, él nunca pensó que moriría joven.

En la entrada del canal, Eiko vio a Lei Yin de pie en la mitad del camino, no sacó una pistola, sino que sacó un grueso sable largo.

‘Él realmente descartó la pistola por un sable, ¿ese tipo tiene realmente un problema en la cabeza?.’

Pero en ese momento, ella ya no tenía el lujo de ser sorprendida, ya que vio desde el canal izquierdo a cinco personas con cabezas de monstruos los cuales sólo pueden venir de películas de terror precipitándose hacia la habitación.

Bajo la iluminación de la luz de la bombilla, ella pudo ver claramente que ellos eran bastante similares al monstruo que parecía un lobo que ella encontró previamente. Sus cuerpos estaban cubiertos con pelos castaños, caras severamente distorsionadas, puntas de los dedos largas y agudas, con largas uñas negras.

Tres de ellos tenían largos pelos rojizos. Aparte de la diferencia de los colores de cabello, sus dientes caninos estaban expuestos en los labios exteriores.

Aunque estos cinco monstruos parecidos a lobos llevaban pantalones andrajosos y andaban sobre dos patas, era difícil imaginar que se transformaron de humanos ordinarios.

Mantuvieron una cierta distancia cada uno del otro. Cuando vieron a Lei Yin de pie en medio, los ojos de esos monstruos se volvieron rojos. Rastros de saliva lentamente cayeron de la esquina de sus bocas.

Al ver que estos cinco monstruos aparecieron al mismo tiempo, incluso una persona tranquila como Eiko, no pudo evitar volverse pálida.

Al principio, Lei Yin no entendía por qué el monstruo anterior sólo chupaba sangre humana sin comer la carne. Lógicamente hablando, una bestia nunca se conformaría con solo chupar la sangre. Entonces se dio cuenta, ese monstruo todavía podía retener cierta conciencia humana, por lo que inconscientemente se negaría a comer carne humana. Sin embargo, la parte animal de su cuerpo lo forzó a probar la sangre, por lo tanto, sólo chuparía la sangre humana.

Pero ahora los cinco monstruos en frente de él parecían incomparablemente hambrientos, tal vez incluso masticarían huesos humanos.

 

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n **


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s