Awakening: Capítulo 158


Pues aqui el otro cap…..bueno, con esto, ya he liberado los 2 capítulos patrocinados restantes~~~

Por cierto, ayer iba a subir el 157, pero repentinamente me surgió un dolor intenso de cabeza, por lo que apenas lo terminé, pero no tuve las ganas para subirlo :l

NC: Sin duda el mejor capitulo hasta hora :3

Patrocinado por:

  • Felipe Uresti

 


-Herida-

Después de cerrar la laptop con su mano, Lei Yin caminó hacia la sala de estar.

Al ver a la ya dormida Naoko, medio acostada en el sofá, Lei Yin sonrió levemente.

Después de apagar la televisión, fue al sofá a su lado y se sentó, disfrutando de su apariencia dormida tranquila y serena.

Las características delicadas y hermosas, el cristal claro y transparente comparable al más fino jade blanco, piel de color ligeramente rosa, constituía una completamente maravillosa cara sin-la-necesidad-de-maquillaje.

Las pocas hebras hermosas de cabellos largos negros y brillantes no podían ocultar su delgado cuello blanco como la nieve. En contraste con el tamaño promedio de las mujeres asiáticas, ni siquiera es inferior a las mujeres europeas y estadounidenses, impresionantes picos gemelos fluctuaban hacia arriba y hacia abajo, junto con su respiración regular.

Detrás de ese dobladillo de camisón suelto, un par de blancas y esbeltas , causando que la respiración se detuviera, líneas de piernas perfectas fueron reveladas ante él. Y en el fondo de ese par de piernas delgadas y hermosas, hay un par de delicadeza exquisita, haciendo a uno incapaz de soportar de querer sostener esos pies de jade con las manos, para apreciarlos cuidadosamente.

Al mirar a esa belleza aturdidora completamente madura medio acostada en el sofá, Lei Yin sintió que una llama comenzó a quemar en su corazón.

No teniendo el corazón para despertarla, Lei Yin ajustó su respiración, y luego la levantó cuidadosamente.

Aunque su acción fue muy ligera, la bella durmiente todavía se despertó.

“Lei.” Naoko frotó sus ojos soñolientos con el dorso de su mano.

“Lo siento, por despertarte.” Lei Yin bajó su cabeza y la besó en la mejilla.

Naoko sacudió su cabeza. “Simplemente me quede dormida sin darme cuenta. ¿Has terminado de usar la computadora?.”

“Sí. Te dije que no me esperaras, realmente no sé qué hacer contigo.” Lei Yin descubrió que la recién despertada Naoko tiene una apariencia mas seductora que usualmente no podria verse.

“La gente sólo quiere esperar por ti.” Naoko sostuvo su cuello como una pequeña niña mimada.

Lei Yin sonrió, y no pudo evitar inclinarse para besar sus deliciosos labios rojos.

La bella durmiente con una ligera voz quejumbrosa respondió suavemente.

Después de apagar la luz, Lei Yin la abrazó mientras entraba en la habitación. Al parecer sabiendo lo que iba a pasar a continuación, el cuerpo de Naoko repentinamente se puso muy caliente y luego muy tímidamente enterró su cabeza en sus brazos.

Después de colocar a Naoko abajo, Lei Yin la siguió gateando para sentarse en la cama, y ​​luego la tomó en sus brazos.

“¿Qué dijo el médico en la cita de seguimiento de hoy?.” Preguntó Lei Yin mientras acariciaba lentamente su cabello.

“Ella dijo que estoy en un estado estable, y no hay señales de ningún deterioro del corazón, así que no te preocupes por eso.” Naoko cariñosamente acarició el rostro de su amante.

NT: Bueno, no sé cómo interpretar el “lover” aquí….que sugieren….”amante”, “querido”, u “hombre”….o solamente “amor”.

“Ir al hospital para un seguimiento es una gran cosa, deberías notificarme para ir contigo. En resumen, en el futuro, pase lo que pase, asegúrate de hacerme saber, ¿entiendes?.”

“Em, lo sé.” Ella muy dócilmente cumplió, apoyando su cabeza en sus brazos.

Después de un rato, Naoko, como si estuviera soñando, susurró: “Lei, te lo ruego, pase lo que pase, no me dejes ¿okay?.”

“Tonta, ¿cómo repentinamente dices eso? No dejes que tu imaginación se ponga salvaje.”

“Sé que soy tonta, tal vez es porque soy demasiada feliz, así que tengo más y más miedo de perderte.”

“Nunca, te lo prometo.” Lei Yin lleno de amor y afecto, la besó en su frente.

“Lei, consiénteme.” Naoko lo miró tontamente.

“Tonta.” Lei Yin sonrió y le dio un beso.

“Lei…..” Con su estado de ánimo subiendo, Naoko ya no pudo contenerse, aferrándose a él. Realmente no sabía cómo amarlo, ella deseaba poder disolverse en su cuerpo, convirtiéndose en una parte de él.

Después de abrazarla por un tiempo, Lei Yin sostuvo sus elegantes pies de jade y jugó con éllos.

Incluso después de experimentar innumerables siglos, Lei Yin raramente veía a una mujer tan perfecta como Naoko.

Primero, independientemente de su personalidad suave y sumisa, solo su apariencia es suficiente para hacer que la mayoría de las mujeres sientan envidia y celos.

Mientras que un hombre normal, Lei Yin cree que nadie puede resistir el encanto de Naoko vestida en una minifalda, la cual casi puede envenenar la mente de la gente.

Si un hombre la ve directamente, primero se sentiría atraído por su erecto y sobresaltado pecho, así como por sus delgadas piernas y luego por su bello rostro. Pero si es por detrás o por el lado, la primera línea de visión de los hombres suele centrarse en sus pies.

Muslos delgados y redondeados, la línea hermosa de las piernas, la fibra gruesa conveniente para los tobillos de su pierna, y luego los pies blancos como el jade. Si se combina con un par de estrechos zapatos de tacón alto, puede absolutamente causar que todos los hombres se calienten en cuestión de segundos.

Lei Yin no tenía fetiche de los pies, pero también era incapaz de bajar su pie (de ella).

Aunque Lei Yin es un hombre que experimentó la era donde las mujeres se ataban sus pies, en su opinión, el tipo de pies atados es realmente devastador para el estado mental y físico de la mujer.

NT: Bueno, no sé que es exactamente “foot-binding”, pero mi amiga me dijo que en China la belleza era tener los pies “chicos” ajustandolos….así que creo que Lei se refiere a que era un desperdicio en esos tiempos para la mujer.

Aunque Naoko no ató sus pies, parecían ser muy delgados y encantadores. No hay callos, ni uñas afiladas y ni deformaciones en los dedos de sus pies. Sólo, al igual que los otros lugares, piel delicada, clara, suave y maravillosa al tacto, así como las uñas de los pies que destilan una luz brillante como una perla.

Sabiendo que a él le gustaba jugar con sus pies, Naoko trató muy fuerte de mantener sus pies. Por lo general, trataba de no usar un apretado, zapato de tacón alto, todos los días después del baño, mantenía su muslo y sus pies con crema hidratante, y luego trataba de tomar tiempo cada día para ir a la clase de gimnasia. Además, también participó en clases de cocina para aprender a cocinar nuevos platos. Ella hizo todo eso, sólo para dejar feliz a su amor. Todas estas cosas eran conocidas por Lei Yin, por lo tanto, hacia esta maravilla que siempre se esfuerza tanto por complacerlo, su corazón se llenó con lastima.

No podía evitar sino también sostener su otra pierna con sus manos para apreciarla lentamente, Lei Yin bajó su cabeza para besar los hermosos ojos de jade en su pecho.

“Naoko, eres tan hermosa. Si hay ángeles en este mundo, creo que eres uno de ellos.”

“Desde cuándo…..¿te convertiste en un mentiroso?.” Naoko lo miró coquetamente, su respiración se volvió rápida.

“Tonta, estoy diciendo la verdad.” Lei Yin levantó uno de sus pies de jade a sus labios y la besó. No había olor inusual, sólo un toque de fragancia hidratante.

“No…..está tan sucio allí.” Gritó Naoko incontrolablemente, sus mejillas parecían como una flor de melocotón y sus ojos llorosos lo miraban.

Al ver su pasión surgir, la mano izquierda de Lei Yin continuó  jugando con sus pies, su mano derecha lentamente se extendió a lo largo de su pierna blanca como jade en el interior de su camisón.

Sintiendo que la delgada capa de algodón estaba húmeda, Lei Yin le susurró al oído: “Sabes, estoy tocando tus pies, pero ya te has excitado así.”

“Odioso……no digas eso.” La respiración de Naoko era cada vez más pesada, en este momento ella comenzó a sentir que su físico se hizo excesivamente sensible, así como sintiéndose avergonzada y enojada sin fin.

Lei Yin repentinamente recordó algo, así que se inclinó cerca de su oreja y dijo: “Deja que intente algo nuevo.” Con eso, reunió su fuerza interna en su mano derecha, y luego la soltó ligeramente a través de su mano, estimulando lentamente el punto sensible en su genital con su fuerza interna.

Pronto, Naoko sintió un débil rastro familiar de aire caliente que la invadía constantemente como una serpiente.

“¿Qué……cómo…..?.” Después de un tiempo, nunca experimentando este fantástico placer que constantemente se intensificaba y se extendía por todo su cuerpo, Naoko sintió que estaba a punto de colapsar.

Después de adaptarse al flujo de estimulación de bajo nivel, Lei Yin aumentó lentamente la tasa de flujo de estimulación en su punto sensible.

En poco tiempo, Naoko pensó que se iba a volver loca. Este tipo de sensación placentera infinitamente creciente la hizo gemir incontrolablemente, el sonido también se hacía cada vez más fuerte. Durante un tiempo, toda la habitación resonó con el gemido de una mujer madura la cual podría hacer que alguien se ruborice e incremente los latidos de su corazón.

“Lei…..” Naoko casi lloriqueando gritó un nombre.

“¿Lo quieres?.”

Naoko, llena de vergüenza, asintió su cabeza y luego lo miró con ojos suplicantes.

“¿Qué quieres?.” Lei Yin mientras seguía estimulando con su fuerza interna, su mano derecha también comenzó a tocar rápidamente.

Naoko repentinamente pronunció un grito triste como un reno herido.

“Lei…..no…..me intimides así…..” Al ser estimulada de varias maneras, el físico naturalmente sensible de Naoko ya no pudo soportar la estimulación y lloró.

No teniendo el corazón para seguir molestándola, Lei Yin besó tiernamente las lágrimas en sus ojos. Y luego suavemente le quitó su camisón, así como las completamente empapadas bragas de algodón.

“Lei…..” Naoko, con su cuerpo desnudo perfectamente delicado, lo miró distraídamente con ojos llorosos.

“Querida, relájate.” Lei Yin besó sus labios rojos y luego apagó la lámpara de escritorio. Sus manos comenzaron a caminar hacia adelante lentamente, burlándose suavemente de ella.

Pronto, la oscuridad repitió una vez más el gemido incontrolable y delicado de Naoko.

 

*****

 

Por la mañana, la medio despierta Naoko subconscientemente abrazó a un lado, pero sólo atrapó aire vacío.

‘¿Se fue?’ Naoko se sintió muy perdida al mirar la almohada vacía.

Sin embargo, cuando escuchó el sonido del agua que corría desde el baño, sonrió.

Extendió su mano para apoyar su cuerpo, pero descubrió que su cuerpo no tenía ni un poco de fuerza. Levemente levantó la sabana de la cama para mirar dentro, vio que la cima de la sabana era un desastre, toda su cara inmediatamente se sonrojó.

A pesar de que no se habían visto durante varios días, el tipo malo realmente fue demasiado lejos anoche. Si no fuera por su continua imploración, no sabría cuándo terminaría.

Naoko tímidamente respiro su olor (de él) en la almohada alegremente.

Después de un rato, el fluido del agua se detuvo. Sabiendo que él saldría pronto, Naoko no supo cómo enfrentarlo, y tuvo que cerrar sus ojos fingiendo dormir.

Lei Yin con un débil olor de gel de baño caminó hacia la cabecera y se sentó. Al mirarla, a pesar de todo, con una cara ruborizada, se sintió en paz. Cuando escuchó la respiración a veces lenta y rápida de Naoko, Lei Yin supo que estaba despierta.

Sonriendo gentilmente, como anoche, la abrazó en sus brazos

“Tonta, ¿cuándo vas a dejar de fingir que estás dormida?.” Lei Yin dijo con una sonrisa en su oído.

“¿Cómo lo supiste?.” Susurró Naoko con un rostro enrojecido.

“Escuchando tu respiración.” Realmente amaba su mirada tímida, Lei Yin no pudo evitar tratar de besarla.

“No, no me he cepillado los dientes.” Naoko giró levemente su cabeza.

“Tonta, no tengo miedo de eso, ¿de qué tienes miedo?.”

“No, esta sucio.” Suplicó Naoko.

“Realmente no sé qué hacer contigo, ¿quieres tomar una ducha juntos?.” La mano de Lei Yin lentamente acarició su suave trasero hacia arriba.

“Pero ¿no te habías acabado de bañar?.” La respiración de Naoko empezó a acelerarse.

“Justo ahora me bañé, pero ahora te ayudaré a bañarte, ¿cómo es eso lo mismo?.” Lei Yin sonrió maliciosamente.

NT: Sabias palabras…..

NC: Obvio es un erudito milenario que esperabas….

“Chico malo…..” Estando abrazada en sus brazos para levantarse, Naoko golpeó su pecho encantadoramente.

Después de almorzar, al observar a Naoko completamente absorta en cortar la Pera de un lado, Lei Yin tuvo la sensación de apreciar una hermosa pintura. Pero creía que el trabajo de nadie era mejor que el que tenía ahora.

“¿Realmente no necesitas que me quede contigo?.” Después de cortar la fruta, Lei Yin frotó su cara (de ella) con su mano izquierda.

Naoko sacudió su cabeza, entonces sonrió gentilmente y dijo: “Todavía tienes clases y tu universidad está muy lejos de aquí. Es suficiente si puedes venir a verme cada semana.”

“Dejar a una prometida tan hermosa para leer esos libros de texto obsoletos, no importa qué beneficio haya, es simplemente demasiado tonto. Por lo tanto, de ahora en adelante, a menudo vendré a verte. No te preocupes, trataré de ir despacio un poco.” Lei Yin puso su dedo índice (de ella) en su boca (de él) y suavemente la mordió.

Naoko se inclinó de costado para poner su cabeza en su regazo y luego miró su rostro aturdida.

“Lei, ¿por qué eres tan bueno conmigo?.”

“Eres realmente una tonta.” Lei Yin inclinó su cabeza para besar sus lágrimas.

 

*****

 

Cuando Lei Yin regresó a la universidad, ya eran las cuatro de la tarde.

Esto no fue un problema para el completamente profesional en saltar clases de Lei Yin, pero la cena iba a ser en una hora.

De repente, su celular sonó. Miró los números mostrados arriba y luego recibió la llamada.

“¿Es Takeda?.”

“Bastardo, ¿dónde has estado? ¿Por qué tu teléfono está apagado siempre? ¿para qué cree que es tu teléfono? Te he estado buscando todo el día.” Takeda gritó por el teléfono.

Debido a que no quería que lo molestaran, Lei Yin tenía el hábito de apagar su teléfono cada vez que se reunía con Naoko. La queja del joven enojado era sólo un golpe de viento para él.

“Di, ¿qué pasó? No me digas que me buscas sólo para encontrar a alguien que te lleve a cenar.” Lei Yin dijo bostezando.

“Cabrón, esto es acerca de tu hermana. Tu hermana fue herida, y ahora está en la enfermería de la universidad.”

“¿Dónde estás? Estaré justo allí.” Lei Yin inmediatamente corrió a la clínica mientras hablaba por teléfono.

NC: bai bai pobre el tipo que se metió con la hermana de  leí yin, se ve que arderá en el infierno :V

 

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n **


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

11 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s