Awakening: Capítulo 155


Pues…..hola…..ha pasado un tiempo, ¿no? :v…….

Perdon, pero pasaron muchas cosas…..estuve de viaje…..me enfermé…..y otras cosas…..por eso no pude traducir……pero bueno, aqui estoy…….primero sacaré los 4 capítulos patrocinados….luego los regulares e.e

 

Patrocinado por:

  • Felipe Uresti (Gracias por la espera 😀 )

 


-Bala-

Aunque fue en un nepalí muy áspero, el adolescente muy claramente lo escuchó, y su corazón casi saltó.

“Kamata, anda y atrápalo.” Jiro Yamahara le ordenó a un hombre delgado aparentemente un poco como un drogadicto.

“Sí, director Yamahara.”

Al escuchar el sonido de los pasos de aquel hombre que venía hacia él, el adolescente inmediatamente quiso huir.

Pero le había prometido al hombre que no se movería. Por lo tanto, mientras el cuerpo del adolescente temblaba de miedo, eventualmente no se movió.

“Será mejor que salgas. De lo contrario, si me haces enfadar, eso será malo.” Aunque era consciente de que el adolescente no entiende japonés, él todavía un poco desquiciado se lamió sus labios y dijo.

Este hombre llamado Kamata una vez abusó de cinco mujeres hasta la muerte. Cuando la policía registró su casa, la encontraron llena de todo tipo de instrumentos de tortura, e incluso la imitación de instrumentos de tortura medievales europeos fueron incluidas en sus colecciones.

En lugar de simplemente tener sexo con mujeres, se volvió adicto a observar aquellas caras de las mujeres torturadas, especialmente la emoción que provenía de la realización de expresiones dolorosas.

Con lo que había hecho, incluso ser asesinado por desmembramiento, se lo merecía. Pero Jiro Yamahara usó su conexión para liberarlo. Por lo tanto, Kamata era absolutamente leal como un perro a Jiro Yamahara.

Pero Jiro Yamahara no lo salvó porque quería un perro fiel, lo que realmente le gustaba era la desconocida habilidad en su cuerpo.

En este mundo, hay un tipo de personas. Ellos nacieron con algún tipo de habilidad sobrehumana. Aunque cada una de sus habilidades son diferentes, las personas que saben que ellos existen los llaman Espers o Superpoderes (superpowers).

Los Espers son muy pequeños en números. En una ciudad con decenas de millones de individuos, tal vez sólo hay un puñado de tales personas. En comparación con aquellos que van alrededor diciendo que tienen superpoderes mostrándolos para estafar a la gente, estos son diferentes. Los verdaderos Espers definitivamente no tendrían la oportunidad de mostrar sus rostros en público.

Esto debido a que para el Gobierno, ellos son recursos extremadamente raros y secretos. Una vez que uno es reconocido como Esper, muy pronto será contactado por una organización especial. Después de una prueba, si el poder es considerado en tener un valor práctico, será obligatorio para ellos unirse a la Organización para uso del Gobierno. Pero si el poder es inutilizable, se les advertirá que mantengan sus labios sellados.

El poder de Kamata fue descubierto después de su arresto. Cuando él toca el cuerpo de otra persona, puede inducir que el cerebro de esa persona piense en todo, incluyendo cambios de humor o hacer que vean imágenes o escenas.

Esta no es una habilidad muy especial, sin embargo, en el interrogatorio, esta capacidad puede jugar un efecto inesperado. Ya que, sin saberlo, no importa cómo una persona se disfrace, todo lo que esa persona tenía en mente no puede engañar a otras personas. Esta fue la razón original por la que Jiro Yamahara insistió en que él debía venir.

Para Kamata, su habilidad es una habilidad de no ataque, así que, en realidad, no necesitaba participar en esta cacería. Pero debido a que otros estaban ocupados persiguiendo a los otros fugitivos, había una escasez de mano de obra, y Jiro Yamahara tuvo que dejarlo salir con él.

Finalmente, Kamata llegó a la esquina donde estaba escondido el adolescente nepalés.

Al escuchar el irreprimible horror del adolescente filtrándose con la respiración pesada, Kamata tuvo una delicia tiránica.

De repente, sintió algo cercano a él, cuando subconscientemente sacó el arma, una mano agarró firmemente su muñeca donde sostenía su arma, al mismo tiempo, sintió que su garganta estaba siendo atrapada por una mano como tenaza; Quiso hablar, pero no pudo.

“Kamata, ¿qué estás haciendo allí? ¿Ni siquiera puedes atrapar a un niño?.” Después de mucho tiempo Kamata todavía no salió, Jiro Yamahara comenzó a ponerse un poco impaciente.

Después de un tiempo, Jiro Yamahara vio que Kamata finalmente salió caminando hacia atrás.

“¿Lo tienes?.” Preguntó Jiro Yamahara.

De repente, la mitad expuesta de Kamata cayó al suelo, su boca estaba llena con sangre. Entonces, una silueta rápidamente saltó justo después de que Kamata cayó. En su mano, estaba sosteniendo el arma de Kamata.

El altamente entrenado Jiro Yamahara reaccionó muy rápido, al ver que Kamata cayó al suelo, supo que había ocurrido un suceso imprevisto.

Cuando vio el arma en la mano de ese hombre, primero saltó a la base de la flor de la carretera para cubrirse.

Lei Yin no le dio ningún respiro. Después de que él saltó, Leí Yin inmediatamente tendió el arma y corrió.

Cuando Jiro Yamahara sacó su pistola, con un sonido de disparo, una bala atravesó la abertura entre la base de la flor y golpeó su muñeca aparentemente lista para pelear.

El hombre de mediana edad gritó, y el arma en su mano accidentalmente cayó al suelo.

Cuando quiso tomar la pistola, una bala golpeó maravillosamente el arma en el suelo, poniendo repentinamente esa pistola a 10 metros de distancia.

“Bestia” Jiro Yamahara maldijo mientras se levantaba para correr a la cercana esquina de la calle.

Pero Lei Yin ya se había precipitado hacia él en línea recta.

En ese momento, Jiro Yamahara quien no había sido capaz de esquivar repentinamente se dirigió a la dirección donde Lei Yin se acercaba a él y tendió su mano izquierda.

El sonido de un disparo sonó, una bala voló directamente hacia el pecho de Jiro Yamahara.

Esta vez, Jiro Yamahara no fue capaz de esquivar, pero la bala en realidad no entró en su cuerpo.

Ya que la bala se detuvo a medio metro de distancia enfrente del cuerpo de Jiro Yamahara.

Al igual que la escena de efectos especiales en las películas, sin ninguna razón, la bala sólo se detuvo. Pero la bala no era estática, todavía seguía avanzando en un movimiento giratorio, pero no importa cómo, su posición todavía no había cambiado, todavía seguía fija allí.

‘¿Telequinesis?’ Viendo una escena tan extraña, una palabra entró en la mente de Lei Yin.

En el largo curso de renacimientos, esta no fue la primera vez que experimentó un Esper.

En el pasado, un ESP fue tratado como hechicería y Espers a menudo eran desterrados de la comunidad. Ahora la situación no era muy diferente. La única diferencia es que, en el mundo moderno, una capacidad de ESP está más claramente definida, y no tratada como un monstruo o un misterio. Hace dos años, cuando se encontró por primera vez con Jiro Yamahara, Lei Yin sabía que tenía habilidades ESP, pero no tenía claro acerca de su poder exacto. Ahora estaba relativamente seguro.

Lei Yin vio que la velocidad de rotación de la bala suspendida en el aire se debilitó lentamente, parecía que no pasaría mucho antes de que el hombre pudiera liberar su mano.

Pero Lei Yin no le dio a su oponente esta oportunidad. “Bang, bang.” Con estos dos disparos, dos balas volaron casi al mismo tiempo. Luego, como la bala anterior, las dos balas se detuvieron a medio metro de distancia de Jiro Yamahara. Las tres balas casi trazaron una línea recta, lado a lado ellas rápidamente giraban.

Aunque el resultado fue el mismo que antes, el hombre de mediana edad no pareció dar su libre actuación * hacia Lei Yin con facilidad.

NT: Aquí supongo que se referirá a que no expuso todo su poder.

Uno podía ver las venas azules expuestas en su frente, y una línea de sangre salió de su nariz.

“Tío, parece que tu edad no es adecuada para hacer un ejercicio tan extenuante.” Lei Yin dijo con burla.

Jiro Yamahara levantó su cabeza muy difícilmente, al ver la apariencia del hombre que lo puso en una posición muy angustiada, dijo con un tono de sorpresa y enojo: “Eres tú, este bastardo.”

“Todavía me recuerdas, por decirlo de alguna manera parece que todavía no llegas a una etapa senil.”

“Bestia, no te dejaré ir.” Jiro Yamahara lo miró lleno de odio.

Jiro Yamahara al principio quiso huir, pero por su reacción (de Lei Yin), era simplemente imposible. La bala se acercó antes de que pudiera salir del camino, por lo tanto, tuvo que apoyarse para enfrentarlo de frente. Sólo podía esperar que estas pocas balas se detengan tan pronto como fuera posible.

“Por favor, no cometas un error, esta palabra “bestia” es tu nombre de propósito especial, y no me atrevo a reconocerlo como mía. Además, tengo la misma idea que tú, tampoco estoy dispuesto a dejarte ir.” Con eso, Lei Yin le dio el resto de las balas hasta que el arma estaba completamente vacía.

Teniendo todavía que detener una ola de balas, la condición de Jiro Yamahara cuando la última ola de balas llegó ante él fue difícil de describir.

A pesar de que logró atrapar dos balas adicionales, estas dos balas eran diferentes a las anteriores, ya que estas balas estaban a sólo una palma de distancia de su pecho.

Las balas que giraban rápidamente se detuvieron en frente de su pecho con una velocidad de giro variable. Además del cambio de tez, el rostro de Jiro Yamahara estaba severamente distorsionado por el exceso de esfuerzo. Por otra parte, no sólo su nariz, ahora incluso sus oídos y ojos comenzaron a expulsar sangre, tenía un aspecto asquerosamente terrible.

“Tío, cuando llegues al inframundo, recuerda enviar mis saludos a tu madre.” Después de arrojar la pistola, Lei Yin se precipitó hacia adelante con zancadas.

Al ver a Lei Yin viniendo de frente, Jiro Yamahara, por primera vez, tuvo una mirada alarmada en sus ojos.

Cuando Lei Yin estaba a dos o tres pasos de él, Jiro Yamahara gritó repentinamente, todas las venas azules en su cara se inflaron, entonces, aquellas cinco balas cayeron repentinamente al suelo.

En este momento, Lei Yin también pasó a llegar en frente de él.

Como si imaginara cosas, cuando se acercó a menos de un metro de distancia de Jiro Yamahara, sintió como si hubiera una pared invisible frente a él, bloqueando su movimiento para que ya no pudiera avanzar ni siquiera un centímetro.

Al ver que fue capaz de bloquear con éxito la bala antes de que su energía se agotara, y por lo tanto, pudo detener el camino de Lei Yin, una mirada emocionada brilló a través de los ojos de Jiro Yamahara. Aunque ahora estaba en una situación muy mala, tratar con una persona ordinaria, todavía no sería un gran problema para él.

Pero una cosa supuso mal, Lei Yin definitivamente no era una persona común como imaginaba.

Se sorprendió al descubrir que el hombre se acercaba lentamente hacia él.

‘¿Qué está pasando aquí?’ Jiro Yamahara se sorprendió y tuvo miedo de mirar a este hombre mirándolo con desprecio mientras seguía acercándose.

Justo como estimó Lei Yin, los Espers no eran invencibles. De lo contrario, él ya habría terminado * cuando luchó con esos Espers en aquellos días. Basado en el poder de Telequinesis de Jiro Yamahara, él puede fácilmente levantar un kilogramo de materia con su mente, pero eso no significaba que podía levantar similarmente una tonelada de materia. Al igual que la fuerza física del ser humano, las habilidades ESP también tenían sus límites.

NT: Supongo que aquí se refirió al “terminado” por algo como “perdido” o similar…..

Y de acuerdo a su comprensión, debido a que la habilidad ESP es parte de la habilidad mental especial, usualmente no se puede usar con frecuencia, y una vez usada, toma mucho tiempo recuperarse.

Así que, en este caso, donde Lei Yin está usando su pleno poder interno, Jiro Yamahara ya no podía reprimir su acción.

Al ver que la mano de Lei Yin casi apretaba su cuello, Jiro Yamahara una vez más volvió a gritar, incrementando la intensidad de su control. Pero al mismo tiempo, de sus rasgos faciales, el derramamiento de sangre de repente aumentó demasiado, pareciendo aún más aterrador.

Pero esta vez, Lei Yin no había sido suprimido como esas balas. Se detuvo brevemente y luego movió la mano que estaba a punto de pellizcar el cuello de Jiro Yamahara al pecho.

Los ojos de Jiro Yamahara revelaron una mirada desesperada. Quería abrir su boca para pedirle misericordia, pero debido a que estaba usando una fuerza excesiva, fue incapaz de decir alguna palabra. Sólo pudo mirar impotentemente como esa mano lentamente entraba en su pecho y en su corazón.

“Pa” Un sonido ligero fue oído cuando Lei Yin sacó su mano del pecho del hombre de mediana edad, y el campo de fuerza invisible a su alrededor de repente desapareció. Entonces, Jiro Yamahara lentamente cayó al suelo, con la cara llena de incredulidad.

Al agacharse y tocar la arteria del cuello del hombre de mediana edad, Lei Yin determinó que ya estaba muerto, luego se puso de pie.

Desde su renacimiento a este cuerpo, esta lucha fue la más agotadora.

En general, Jiro Yamahara no tenía gran enemistad con él, sólo desagrado mutuo. Si Lei Yin estuviera solo sin nadie más, no importa qué tipo de oponente, no le importaría un poco. Sin embargo, para evitar que Jiro Yamahara apunte a su familia o amigos, él debía, por lo tanto, eliminar a este potencial testigo.

Por temor a que los disparos anteriores condujeran a otras personas aquí, Lei Yin inmediatamente arrastró el cuerpo del hombre de mediana edad que una vez detuvo las balas en medio del aire a la intersección anterior.

Allí, vio a sus dos hombres conduciendo un coche viniendo a recogerlo.

“Buenas noches, Sr. Gennai. Este hombre es…..” Dos hombres con trajes vieron a Lei Yin arrastrando un cadáver, ellos no pudieron evitar estar algo sorprendidos.

“Ustedes dos pónganlo en el maletero y llévenlo lejos para limpiarlo más tarde.” Con eso, Lei Yin dejó el cuerpo de Jiro Yamahara y luego caminó hacia el escondite de Ji Teba.

Después de que los dos hombres se miraran uno al otro, inmediatamente levantaron el cuerpo dentro el maletero.

“Ji Teba, está bien ahora, puedes salir.” Lei Yin usó la lengua nepalí para llamar contra la oscuridad.

Después de un tiempo, una figura delgada lentamente salió, el adolescente Nepalí todavía estaba agitado.

“Esos, esos dos hombres, ¿qué pasó con ellos?.” El adolescente tenía miedo de mirar a los dos hombres de pie que se encontraban a diez metros de distancia delante de él.

“Está bien ahora, vamos a salir de aquí.” Con eso, Lei Yin arrastró el cadáver de Kamata de espaldas hacia el coche.

El adolescente nerviosamente lo siguió.

Después de que los dos cadáveres habían sido colocados dentro del maletero, Lei Yin les dijo a los dos hombres: “Ustedes dos encárguense cuidadosamente de estos dos cuerpos, recuerden nunca dejar que otras personas lo sepan. Cuando hayan terminado de tratar con estos cadáveres, lleva a este niño a un lugar seguro y dejen que tenga un buen descanso.”

“Sí, Sr. Gennai.”

“Sí, casi lo olvidó, este niño puede tener implantado un dispositivo de seguimiento o algo así, primero deben encontrar una manera de desactivar el dispositivo en su cuerpo antes de llevarlo a un lugar seguro.”

“Llamaremos inmediatamente al experto para manejarlo. Por favor, quédese tranquilo Sr. Gennai.”

Lei Yin asintió y luego se giró hacia la adolescente nepalí y dijo: “Anda con ellos, te cuidarán. Dentro de un día o dos, iré a buscarte.”

“¿No vendrás conmigo?.” El adolescente dijo nerviosamente.

“No, tengo que volver, o mis amigos podrían dudar de mí. Estate seguro, ellos te cuidarán bien.” Lei Yin lo consoló.

Aunque indispuesto a dejar su lado, el adolescente sólo pudo entrar a regañadientes en el coche.

Después de mirar que el coche se alejara lentamente, Lei Yin perezosamente estiró su cintura, y luego lentamente caminó a lo largo de la intersección.

Aparentemente luego de mucho tiempo que no vagaba por la calle, Lei Yin caminó mientras pensaba cosas.

Si se encontrara con un oponente como Jiro Yamahara, sería capaz de lidiar con ese oponente con certeza. Pero si hubieran varios de ellos acercándose a él de inmediato, entonces se volvería más peligroso.

Aunque la prisa produce desperdicio, con el fin de evitar que un día sea emboscado por Espers, debía pensar en una forma de mejorar la fuerza interna de su cuerpo tan pronto como fuera posible.

Mientras Lei Yin seguía caminando, un taxi repentinamente se detuvo en frente de él.

Luego, una chica de pelo largo salió del taxi.

Después de mirar cuidadosamente a Lei Yin por un tiempo, esa chica de repente se precipitó.

“Senpai, realmente eres tú.” Dijo la chica con una agradable sorpresa.

Lei Yin, quien estaba pensando en cosas, repentinamente escuchó un sonido familiar. Levantó la vista y vio de pie frente a él a una chica usando un vestido verde claro. Esa chica era Rumi.

NC: y con estos volvemos a las andadas yeey  bueno son varios caps así que agradecerles a los donadores, nos vemos despues 😀

 

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n **


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s